ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Se puede orar por celular, lo patológico a un paso

 

Ya se puede orar por mensaje de texto. ¿Dónde las comodidades de la tecnología comienzan a transformarse en patología?

Nuestro colaborador Alberto Moroy no es ni remotamente, de los que se cierran ante las innovaciones, por el contrario forma parte de esa dinastía de homo sapiens que cuando alguien inventó el fuego, llegó apurado con una patita de bisonte para cocinar.

Los grandes inventos cambian el mundo; ese es su propósito. Pero los inventores no pueden frenar a quienes a partir de una tecnología, desarrollan patologías que el planeta no presenciaba desde que a la rueda y al fuego los usaron para torturar gente. Hoy todo es más sutil… pero no menos demencial.

Por Alberto Moroy

En la portada, dos franciscanos en Estados Unidos, integrantes de “Text a Prayer Intention to a Franciscan Friar”  un programa que permite a las personas enviar sus plegarias vía mensaje de texto. Según Newswire, el grupo más grande de franciscanos en Estados Unidos, Holy Name Province, espera que el sistema alcance a personas en todo el mundo.

Esta nota es como una catarsis, me cuesta “digerir” lo que veo en el entorno familiar y fuera de él, en relación al uso de celulares e Ipad para los más chicos, a toda hora y en todo lugar. En los medios de transporte, en la calle, manejado y en general en cualquier parte. Se pueden ver a estos cultores de la comunicación, que en la mayoria de los casos no pueden dejar de mirar la pantalla, mientra limitada. Si es cierto que el cerebro  elimina las conexiones poco utilizadas para asegurar que la capacidad cerebral este disponible para otras utilizadas de forma frecuente, en el llamado “Poda sináptica”… ¡estamos en problemas!

Interesante, por lo descriptivo

Imagen de previsualización de YouTube

Antes de continuar, les explico que cuando no habia telefonos celulares, me comunicaba por radio en las bandas de VHF, BLU Y BC. En 1983 tenia telefono full duplex en el auto (comunicación radial similar al teléfono), mediante un “autopach” en mi casa. Cuando apareció el telefono celular me pareció una maravilla, solo que en los primeros habia que cargar con una mochila de bastante peso (ver abajo) y laboralmente nadie quería usarlo.

Así fui pasando por diferentes modelos, cada vez más chicos. En cuanto al uso de la PC ya hace casi 25 años que las uso y por los 90 tuve mi primer laptop. Con esto les quiero trasmitir que no soy un negado a la tecnología. Desde el año 2000, no tengo telefono celular, ni necesidad de usarlo. No obstante, me parece una maravilla tecnológica de gran productividad para uso comercial, y/o familiar,  no tanto para pedir que me hagan una milanesa con fritas cuando  estoy llegando.

Asi evolucionaron los telefonos celulares

Se puede decir que en Uruguay las comunicaciones y el mate se consumen a toda hora. Raro que todavía no exista un porogo (Calabaza del mate) o termo con teléfono incorporado. Dicho de otra forma, la capacidad de los jóvenes y no tanto a pasarse el dia conectados esperando recibir información o trasmitiéndola mediante mensajes de texto, es notable. A simple vista queda en claro que la capacidad productiva, la lingüística, la de sociabilidad en familia, o de pensamientos abstractos, es directamente  proporcional al tiempo perdido Bastaría sumar las horas mensuales de conexión para darse cuenta en qué gastamos la vida.

¡Para tomar conciencia!

Imagen de previsualización de YouTube

¿Que es la Nomofobia?

Mientras que la Monofobia es el miedo a la soledad. La Nomofobia es un término moderno para definir el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil. El término, es una abreviatura de la expresión inglesa “no-mobile-phone phobia”, y fue acuñado durante un estudio realizado por la Oficina de Correos del Reino Unido encargado al instituto demoscópico “YouGov” para estimar la ansiedad que sufren los usuarios de teléfonos móviles.

El estudio se llevó a cabo en Reino Unido en 2011 y contó con una muestra de 2163 personas, revelando que casi el 53% de los usuarios de teléfonos móviles en el Reino Unido tienden a sentir ansiedad cuando “pierden su teléfono móvil, se les agota la batería o el crédito, o no tienen cobertura de la red. No muy distinto a lo que sucede por acá.

El déficit de atención ¿será parte de este paquete tecnológico?

El déficit de atención se define como la ausencia, carencia o insuficiencia de las actividades de orientación y mantenimiento de la atención, así como la deficiencia del control y de participación con otros procesos psicológicos. Según expertos en el tema, este trastorno no afecta la inteligencia de las personas que lo sufren, sin embargo, el rendimiento académico y personal de la persona lo hace ser un proceso lento y en algunos casos complicado de mantener.

Las características principales de este trastorno son: Cambio radical del humor. Dificultad para comenzar, continuar y terminar una actividad. Habitualmente, dejan todo para el último momento. No se pueden quedar quietos por largos períodos de tiempo ejecutando. la misma actividad. No prestan atención a los detalles. Son desordenados en la hora de distribuir el tiempo.

 Dicen los expertos

La relación entre el déficit atencion  y la alteración del ánimo hay una marcada co-morbilidad. Esto quiere decir que quien padece uno tiene mayor riesgo de sufrir el otro (No esta probado), pero casi todos tenemos ejemplos reales. La dependencia que genera el teléfono móvil se puede convertir en trastorno emocional.  No terror, pero sí inquietud y angustia es lo que sienten algunas personas cuando están en algún evento social y se dan cuenta de que no tienen cobertura.

Esta ansiedad aumentaría por varios motivos, como sentir la presión por tener que estar en constante contacto con sus amigos y por no tener la capacidad de desconectarse, sin dificultades debido a la dependencia emocional con su celular. En Chile el 74% de los encuestados declaró que trata de apagar su celular al menos que sea necesario, el 86% duerme al lado de éste y el 61% siente que le falta algo cuando no tiene su celular cerca ¿Y en Uruguay?

Si varios de estos signos están presentes, es necesario buscar una ayuda.

–Aislamiento y soledad

–Alteraciones del estado de ánimo

–Problemas de comunicación

–Problemas en el lenguaje, ya que se detienen a escribir bien, sino que lo más importante es la velocidad

–Aumento de sensibilidad en relación al juicio y valoración de los demás, lo que aumenta la inseguridad.

–Agresividad

–Menor rendimiento escolar o laboral. SE pueden pasar horas chateando en lugar de estudiar, hacer otras actividades, y de relacionarse cara acara con sus pares o familia.

–Al estar hablando con alguien o en un grupo de personas, se pierde la atención en la conversación. Esto trae consecuencias en sus vínculos.

Signos de alerta de adicción al celular

Cambio de actitud: cuándo habla por celular se siente de una manera diferente que cuando lo hace cara a cara, por ej. no se siente tan tímido.

Está siempre con el celular, no lo deja para nada, lo lleva al baño, cuando está comiendo, cuando sale, etc

Está todo el tiempo pendiente del celular, chequeando si llegaron mensajes, o mandando mensajes, a pesar de estar con amigos y/o familiares.

Cambio de hábitos en el sueño: cuando se despierta a la noche, o ni bien se levanta a la mañana chequea el celular. SE queda hasta muy tarde, perdiendo horas de sueño, chateando por el celular.

Nerviosismo cuando el celular no está disponible.

Los mas Jóvenes, y no tanto  “Hablo, no pienso, luego escribo. Los chicos ya no usan un vocabulario sofisticado ni construcciones complejas”.  Esto no es causa del chateo; es algo previo, ya que la escuela a veces no cumple su función y el chico no puede distinguir la frontera entre la oralidad y la escritura. Escriben como hablan”, y como resultado de sus innovaciones, terminan por no entender lo que escriben. Si el que produce el mensaje tiene esa dificultad, ¿qué le espera al receptor?

A veces recibo mensajes con abreviaturas que no entiendo”, dice Fernando, de 19 años, estudiante de Comunicación Social, y confiesa que en esos casos debe enviar otro mensaje para pedir una aclaración; no sé si son preguntas o afirmaciones”, dice, en relación con la omisión de signos de puntuación. No es lo mismo «te gusto» que «¿te gustó?» (La Nación)

“Poda sináptica” ¿Ocurrirá esto por falta de conexión al mundo terrenal?

Imagen de previsualización de YouTube

Por si se les complico el  idioma portugués

http://curiosoando.com/que-es-la-poda-sinaptica

 Difícil de asumir

Alrededor del 75% de los jóvenes de entre 12 y 17 años tiene un dispositivo móvil. En el 2004 menos de la mitad de ese grupo de edad poseía teléfonos. En el 2009, el 20% de los niños de entre seis y 11 años de edad tenía un teléfono celular, Y todavía hay más: la propiedad de teléfonos móviles ha aumentado dramáticamente durante los últimos cinco años: concretamente un 80.5% en niños de entre 10 y 11 años de edad. ¿Hoy cuantos?

¿Los niños no deberian usar electrónicos portátiles antes de los 12 años?

La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría establecen que los bebés de 0 a 2 años no deben tener ningún contacto con esta tecnología, de 3 a 5 años restringirlos a una hora por día, y de 6 a 18 años a 2 horas por día.

1. El rápido crecimiento del cerebro. Entre 0 y 2 años, los cerebros se triplican en tamaño en el niño, y continúan en un estado de rápido desarrollo hasta los 21 años de edad. El desarrollo temprano del cerebro está determinado por los estímulos ambientales, o la falta de los mismos. La estimulación del desarrollo cerebral causada por la exposición excesiva a las tecnologías (teléfonos celulares , Internet, iPads , TV), se ha demostrado que se asocia con la función ejecutiva y simultáneamente con déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y disminución de la capacidad de autorregularse, por ejemplo, rabietas.

2. Retraso de desarrollo.. Uno de cada tres niños ahora entran a la escuela con retrasos de desarrollo, afectando negativamente la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje. El movimiento de los niños, en cambio, mejora la atención y la capacidad de aprendizaje. El uso de la tecnología bajo la edad de 12 años es perjudicial para el desarrollo infantil y el aprendizaje, según estudios de especialistas.

3. Epidemia de obesidad La obesidad y los video-juegos se correlacionan con el aumento de la obesidad. Los niños a quienes se permiten dispositivos en sus dormitorios tienen 30 % más de incidencia de la obesidad. Uno de cada cuatro canadienses y uno de cada tres niños estadounidenses son obesos. El 30 % de los niños con obesidad desarrollan diabetes, y las personas obesas tienen un mayor riesgo de accidente cerebro vascular y ataque cardíaco temprano, lo que acorta la esperanza de vida. “En gran parte debido a la obesidad, los niños del siglo XXI pueden ser la primera generación de la cual muchos no van a sobrevivir a sus padres”, advirtió el profesor Andrew Prentice.

4. Trastornos del sueño. El 60 % de los padres no supervisa el uso de la tecnología de sus hijos, y al 75 % de los niños se les permite la tecnología en sus habitaciones. El 75 % de los niños de 9 y 10 años son privados de sueño en la medida en que sus calificaciones se ven afectadas negativamente, según estudios del Boston College en 2012.

5. Afecciones mentales El uso excesivo de tecnología digital está implicado como un factor causal en el aumento de las tasas de depresión infantil, ansiedad, trastornos de vinculación, déficit de atención, autismo, trastorno bipolar, psicosis y comportamiento del niño problemático. Uno de cada seis niños canadienses tienen una enfermedad mental diagnosticada y sometidos a medicación psicotrópica riesgosa, según el Dr. Waddell.

6. Agresión Contenidos de los medios violentos pueden causar agresión infantil. Los niños pequeños están cada vez más expuestos a la creciente incidencia de la violencia física y sexual en los medios de comunicación actual. Programas de TV retratan sexo explícito, asesinatos, violaciones, torturas y mutilación. En los EE.UU. se ha clasificado violencia en los medios como un riesgo de salud pública debido a un impacto causal sobre la agresión infantil, según estudios de Huesmann en 2007, cita Rowan.

7. Demencia digital Contenidos de los medios de comunicación de alta velocidad pueden contribuir a déficit de atención, así como la disminución de la concentración y de memoria , debido a la poda de pistas neuronales de la corteza frontal cerebral, según estudios de Christakis 2004 y Pequeño 2008 . Los niños que no pueden mantener la atención no pueden aprender.

8. Adicciones Los padres atribuyen cada vez más a la tecnología, el aislamiento de sus hijos. Por su parte ante la falta de apego de los padres, los niños se unen a los dispositivos, lo que puede resultar en la adicción. Uno de cada 11 niños de 8-18 años son adictos a la tecnología.

9. Emisión de radiación y cáncer  Ya en 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó los teléfonos celulares (y otros dispositivos inalámbricos) como un riesgo de categoría 2B (posible carcinógeno), debido a la emisión de radiación (OMS 2011).En diciembre de 2013 el Dr. Anthony Miller de la Universidad de la Escuela de Salud Pública de Toronto recomendó, basándose en una reciente investigación, que la exposición a señales de radio debe ser reclasificado como 2A (probable carcinógeno), no como 2B (posible cancerígeno)

Interesante

http://www.zonein.ca/

Conclusión

Sin duda esto sucede a nivel global, medir las consecuencias futuras parece difícil sobre todo para los simples observadores como yo  Algo esta claro, los resultados estan a la vista, pocos son los que califican laboralmente con vocabulario reducido, sin razonamientos conceptuales, o con cualquiera de las patologías antes mencionadas, bien descriptas en el primer video. Pocas veces hemos visto como usufructúan esta situación los fabricantes de tecnologías y quienes dan el servicio de Internet  La dependencia es tal que hasta el status, no presente en otras adicciones, juega un rol importantísimo como la ostentación de riqueza; toda vez que no se puede llevar a encima el auto o la casa, aparece el reloj o el celular como la prolongación portátil de la billetera.