ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

2012, la vuelta al mundo sin contaminar

Se volvieron locos los suizos; promueven dos proyectos muy loables, pero económicamente imposibles.

Uno de ellos es un avión que este año dará la vuelta al mundo probablemente sin necesidad de aterrizar, pero lo hará muy pero muy lentamente. El otro es un gigantesco catamarán que ya está navegando. En ambos casos no se trata de ganar dinero sino más bien de lo contrario, si es que se puede calificar de perder dinero un intento para desarrollar energías renovables y combatir la contaminación que nos abruma.

 

 

Comencemos por el avión solar uno de cuyos promotores es el nieto de Piccard, el primero en llegar a la estratósfera. Cuando el abuelo Auguste Piccard aterrizó luego de una histórica ascensión en globo superando las máximas alturas alcanzadas en 1931, declaró a la prensa que La pregunta a la que nos enfrentamos hoy no es cómo el hombre será capaz de poblar otros planetas, sino cómo nos organizaremos para hacer la vida en éste más valiosa”.


A Bertrand Piccard, un médico también suizo, no le interesa tanto la estratósfera como las energías renovables y se dispone a recorrer los cinco continentes a bordo de un avión que no necesita aterrizar, pues se surte con energía solar. La filosofía en cambio, es idéntica a la del abuelo Auguste: “las grandes exploraciones del siglo XX fueron conquistas: los polos, el Everest, la profundidades de los océanos, la luna. Las del XXI, en mi opinión, deberán consistir en preservar mejor y en mejorar la vida en nuestro planeta“.

Junto con el ingeniero y piloto profesional André Borschberg, lanzó el proyecto Solar Impulse en el 2004 y en el 2010 ya tenían pronto un prototipo que realizó un vuelo de 26 horas continuadas con la conducción del piloto Markus Scherdel. Todo ocurrió en el aeródromo suizo de Payerne, donde los socios y amigos dieron rienda suelta a su alegría, pues con ese extraordinario éxito era más fácil conseguir patrocinadores.

Eso sí, los suizos no dejan de sorprenderte con la viveza bien utilizada (y no tengo que explicarte qué pasa con la viveza mal aprovechada). Este vuelo alrededor del planeta tendrá lugar en el 2012, pero el itinerario no está fijado, pues los países interesados en que se los sobrevuele, deberán expresar (y concretar) su deseo de apoyar un proyecto tan ecológico. Y eso es válido, tanto para los gobiernos para las empresas. Apoyo y capital son imprescindibles en esta aventura.

Según informa Víctor Bos Calderó en un artículo premiado por una revista especializada en ciencia (http://eurekadivulgadores.wordpress.com/articulos/agotamiento-petroleo ), la NASA fue la precursora al fabricar unos aviones solares llamados Helios, Centurion, Pathfinder y Pathfinder-Plus, en los cuales trabajaron durante décadas. Los cuatro fueron prototipos para la investigación del vuelo de larga duración y alta altitud. Los tres últimos pertenecen al programa HALSOL (High Altitude Solar). El vehículo original fue desarrollado por AeroVirontment.inc en 1983 cuyo derivado fue el Centurion. En 1993 el vehículo fue modificado y surgió el Pathfinder. Cinco años más tarde se volvieron a hacer modificaciones y surgió el Pathfinder-Plus- Helios fue un prototipo no tripulado igual que los otros. Preteneció al projecto ERAST (Environmental Research Aircraft and Sensor Technology) pero desgraciadamente se estrelló en el pacífico en el año 2003 después de batir el record mundial de hélice a 97.000 pies (28.682,9 m).

La cuestión es que también puedan volar de noche. El avión de Piccard y Borschberg tiene cuatro motores y la envergadura de un Airbus 320. Es todo un reto conseguir fabricar un avión autónomo que funcione de día y de noche y que haga la vuelta al globo con pocas escalas teniendo sólo 70 Km/h de velocidad crucero.  Solo puede transportar un tripulante y su peso es de 1500 kilos, es decir, más o menos lo mismo que un auto de lujo.

Dirás que ningún auto de lujo  cuesta 90 millones de dólares, pero tampoco ningún auto puede darle la vuelta al mundo y atravesar océanos sin reponer combustible . Que sea tan grande como el mayor de la serie Airbus, es un gran inconveniente, pero de momento no hay otra forma de alimentar los cuatro motores. Los paneles solares con 16.000 células fotoeléctricas y las baterías necesarias consumen gran parte de esos 1.500 kilos de peso.

El Solar Impulse ya realizó varios vuelos todos exitosos, aunque siempre dependiendo del buen tiempo y condiciones muy favorables para el despegue y el aterrizaje, pero se elevó hasta 7.000 metros de altura donde no hay nubes que impidan la absorción de los rayos solares. Es bastante alto, pero no tanto como los impresionantes 9.700 metros de altura que alcanzó el Helios … pero este avión no podía llevar tripulación.

Propulsión con hidrógeno

Víctor Bos exploró también qué se está haciendo con la propulsión a hidrógeno. Dice que la Boeing ha fabricado ya un modelo de avioneta con un motor ecológico más potente que el solar y poco ruidoso, y que va propulsada con hidrógeno: el Boeing Phantom que se basa en un motor eléctrico propulsado por una pila de hidrógeno. El hidrógeno hace una reacción redox con el oxígeno, en otras palabras, los dos elementos crean energía eléctrica y, a diferencia de los motores de combustión modernos que como residuo expulsa dióxido de carbono, las pilas de hidrógeno como residuo dejan agua. Sin embargo, no tienen la suficiente potencia para alimentar el motor cuando se eleva y por eso le hace falta una batería de litio. El avión de 6,5 m de largo, 16,3 metros de envergadura y 870 Kg ha volado con un piloto a 1000 metros de altura y ha tenido una autonomía de 20 minutos. Aunque se cree que no se podrá aplicar en aviones comerciales a corto o medio plazo, sí que se considera que se podrá eliminar la pila de litio haciendo un avión completamente propulsado por hidrógeno.

Uno de los proyectos a largo plazo de Airbus es fabricar un avión supersónico propulsado con hidrógeno en sustitución del Concorde. El nuevo avión se llama Son of Concorde: tiene que tener una capacidad de 300 pasajeros y una velocidad crucero de Mach 5 (5 veces la velocidad del sonido) más del doble de la velocidad del Concorde. Todavía no se ha pactado ninguna fecha de entrega pero se ha llegado al acuerdo de invertir dos años de investigación con la colaboración de Japón según el pacto entre Japón y Francia que refleja el artículo de la BBCNews del 15 de junio de 2005. Este proyecto quiere resolver los grandes déficits del Concorde francés como el elevado ruido que provocó que muchos aeropuertos le denegaran el aterrizaje o el elevado precio de sus billetes debido a la gran cantidad de carburante que utilizaba y el reducido número de plazas del avión. A escala medioambiental también pretende frenar la emisión de NOX (óxido de nitrógeno) que destuye la capa de ozono. El Son of Concorde sólo emitirá cinco gramos por vuelo (en comparación con el Concorde que emitía unos 40 y un Boeing 747 unos 20).

http://www.youtube.com/watch?v=KXnYfruKaZM&feature=related

EL BARCO SOLAR MÁS GRANDE DEL MUNDO

A su vez, el diario El Mundo informa que en  estos días el barco solar más grande construido hasta ahora, bautizado como “Planet Solar”, recaló en Doha tras cumplir 48.000 kilómetros de travesía, informó hoy el equipo que secunda este proyecto.

El gran catamarán, que en agosto se convirtió en la primera nave marítima propulsada exclusivamente por energía solar en cruzar el mar de China, permanecerá anclado en un muelle de Doha hasta mediados de enero, cuando partirá con dirección a Abu-Dhabi.

En este emirato será el invitado de honor de un certamen llamado “Cumbre Mundial sobre el Futuro Energético”, que tendrá lugar entre los días 16 y 19 del próximo mes. “Planet Solar” zarpó hace poco más de 14 meses de Mónaco con el objetivo de dar la vuelta al mundo de este a oeste, y después de haber cruzado el océano Índico.

La tripulación del barco aprovechará que Doha es un centro importante de estudios en Oriente Medio para realizar presentaciones en centros educativos y reunirse con investigadores, con los que abordará el objetivo de su recorrido, que no es otro que poner de relieve la posibilidad de que “la ecología y la economía trabajen en sinergia”, indicaron los organizadores de la vuelta al mundo.

Este proyecto fue iniciado por el suizo Raphaël Domjan en la región de Yverdon-les-Bains, cerca de Payerne, localidad donde otro programa similar de origen suizo se desarrolla con éxito: el del avión “Solar Impulse”, el primer prototipo que ha sido capaz de volar día y noche únicamente con la energía captada por los paneles solares que recubren sus inmensas alas.

Del mismo modo, “Planet Solar” está recubierto de 572 metros cuadrados de células fotovoltaicas que impulsan una estructura de 35 metros de largo por 23 de ancho, y con un peso de 95 toneladas.