ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Hoteles algo insensatos

Nadie duda que son originales, su éxito dependerá de que consigan huéspedes.

Por De Viaje, El Nuevo Día de Puerto Rico (GDA)

Una travesía por las páginas web de turismo arroja experiencias interesantes en el renglón de los alojamientos u hoteles temáticos. Son estancias, no necesariamente de valor histórico o extraordinario lujo, sino creadas para provocar sensaciones interesantes. Una de estas es el hotel Bubble Tree (Atrapp Rêve), que te propone dormir en una burbuja de plástico, bajo un cielo estrellado, pero en condiciones confortables y seguras. Según su promoción, “es una experiencia romántica, cósmica, poética”. Este hotel está en el Camino de la Ribassière, #13 190, en Allauch, Marsella, Francia Tél : +33 (0)4.91.72.10.89.

Según su promoción, “es una experiencia romántica, cósmica, poética”. Este hotel está en el Camino de la Ribassière, #13 190, en Allauch, Marsella, Francia Tél : +33 (0)4.91.72.10.89.

De otra parte, en España, está el Alojamiento Vagón rural, en Murcia, que te ofrece la posibilidad de cambiar el “bungalow” que podríamos encontrar en un entorno rural por un vagón de tren de los años 50 totalmente rehabilitado. Se trata de una pequeña suite con cocina americana, salón con sofá y televisor, baño y dormitorio doble. (www.escapadarural.com/casa-rural/murcia).

De otra parte, también está la oportunidad de dormir en una estación de tren. Para ello habría que llegar a Teruel, también en España, donde la Parada del Compte ha rehabilitado una estación de los años 40 y la convirtió en un hotel 4 estrellas con habitaciones modernas que transportan al huésped a diferentes “lugares”. Cada una tiene nombre de una ciudad, y su decoración alude al destino escogido para dormir.

Y siguiendo los rieles del ferrocarril, tenemos en Guadix las Cuevas Pedro Antonio de Alarcón, donde vivían las familias de los trabajadores de la Renfe. En esta misma zona se encuentran las Cuevas la Granja que el turismo rural de Andalucía promueve como alojamiento apto e interesante.

Ahora bien, nada como dormir como pajarito en una cabaña en la copa de un árbol. Ya hay varios en el planeta, en Finlandia, por ejemplo, en un bosque que hace frontera con el Círculo Polar. Otro es la propuesta de Cabanes als Arbres, en Sant Hilari Sacalm (http://www.cabanesalsarbres.com/es), en Girona, España.

Aquí, para respetar al máximo el entorno de La Selva, no hay electricidad ni agua corriente. El inodoro es biodegradable y el desayuno sube en una cesta hasta la cabaña.

Algo menos aventurero pero que también es una experiencia, es alojarse en las cabañas de “teito” que encontramos en la Braña La Code con capacidad para hasta 6 personas, algo muy parecido a lo que es una casa rural, ideal para ir en grupo. Están en Somiedo, Asturias. (http://www.lacode.es/)

Si no queremos arriesgar, podemos recurrir a un hotel temático. Para cinéfilos, en el centro de Madrid “Dormirdcine” que tiene sus habitaciones y espacios comunes llenos de referencias cinematográficas. Y en Lugo el Hotel Mi Norte tiene cada habitación decorada siguiendo los escenarios de los clásicos del cine.

Finalmente está El Milano Real (http://www.elmilanoreal.com/ ) cerca de la sierra de Gredos, para viajeros que aún estando en España quieren ver el mundo. Sus habitaciones hacen referencia a otros países árabes, nórdicos, ingleses o japoneses. Sobre esta cultura se asienta La Luna Blanca, en Torremolinos, (http://www.hotellalunablanca.com/), un auténtico hotel japonés en el que se puede vivir por unos días como si estuviésemos en ese país oriental.