ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

El camino más peligroso del mundo

Si sos de los que ni se le animan a la Rueda Gigante del Parque Rodó, salteate este post inmediatamente.

¡Por supuesto que está prohibido transitar este camino! Pero eso solo lo hace más atractivo para cierta gente. ¡Mirá que hay locos en el mundo! Locos y sinvergüenzas, pues hay empresas de aventuras que ofrecen guías para hacer el Caminito del Rey y ocultan que es un delirio, que ha muerto mucha gente y que el gobierno no autoriza (pero tampoco fiscaliza mucho) que la gente se mate por diversión.  Así lo denuncia el Diario Sur de Málaga (http://www.diariosur.es/20130520/local/malaga/empresas-aventuras-ofrecen-guias-201305200032.html).

En 2001 se cortaron los accesos tras registrarse cuatro muertes en un año, pero no hay forma de detener a los audaces. “¡Atrévete!”  “Un recorrido ideal para el viajero que quiere descubrir uno de los paisajes montañoso más bellos de la provincia de Málaga y tener asegurada una gran aventura». «Todo lo que necesitas es agua … zapatos cómodos para caminar, protector solar y un buen sentido del humor», se puede leer en otra, denuncia el diario malagueño.

Ni una mención al riesgo, nada sobre la gente que muere ahí, tampoco ninguna advertencia de que si las autoridades te descubren tendrás que pagar una multa de 6.000 euros y da gracias que la puedas pagar, pues a los que caen, no le cobran. El diario consultó a Ferruco Sacci, un escalador experimentado que cayó desde 80 metros de altura al romperse el cable de sujeción y se salvó de milagro. ¿Quiénes pusieron los clavos que sujetan esos cables? ¿Cuánto hace que los pusieron y en qué condiciones están? Nada de información, el descontrol es absoluto.

Imagen de previsualización de YouTube

Lo podés “vivir” en este video, pero agarrate de la silla porque aún así da vértigo.

¿Y por qué no arreglan el camino y lo hacen seguro para aprovechar el turismo que trae? En una primera estimación, la reparación insumía 9 millones de euros y los españoles, que son parecidos a nosotros (más bien al revés), cuando se trenzan en un debate para hacer mejor las cosas, el resultado es que todo queda trancado. En el 2009 la evaluación ya había aumentado a 18 millones de euros y comenzaba una crisis durante la cual es peligroso para un político andar proponiendo gastos como éstos cuando hay tanta urgencia en otras inversiones.

¿Y si la plata la pone un inversor privado? Así sería facilísimo, pero vos también sabés como se demorarían las concesiones y el costo político que tendría para quienes la promuevan. Así que todo sigue como está, aunque con versiones de que casi comienza, que casi comenzará, etc.

Así que esto es como un delirio… pero no lo es menos la escalada del Himalaya o de las montañas de la frontera argentino-chilena, donde no pasa año sin que mueran una o varias personas a las que nadie obligó a estar allí. Locos hay en todos lados.

¿Cómo entender a esta linda danesa que junto con su pareja se coló bajo una reja para poder hacer el peligroso camino y, como se ve en la otra foto, logró salir tan hermosa y entera como entró. (http://thecopenhaven.blogspot.com/2013/08/our-trip-to-europe-part-5-spain-el.html)

El Caminito del Rey es un paso en las paredes del desfiladero de los Gaitanes, en El Chorro, entre Álora y Ardales, en Málaga. Tiene 3 kilómetros de largo, un ancho de apenas un metro (cuando todavía existe) y la distancia hasta el fondo es de 100 metros. Casi todo el recorrido carece de barandilla y en algunos lugares solo quedó la barra de metal que sujetaba la senda. En otros, ni eso.

En la wikipedia dicen que si a pesar de todo vas a arriesgarte, que no olvides llevar un arnés para engancharte a los cables de la pared (cuando los hay), “un disipador para vías ferratas” que no tengo la menor idea de qué es y un casco para protegerte de las piedras que caen con frecuencia desde lo alto.

El caminito lo construyó la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, que necesitaba un acceso para facilitar el paso de los operarios de mantenimiento, así como para transportar materiales y vigilar las obras. Lo empezaron en 1901 y lo terminaron en 1905; la represa se te4rminó en 1921 y a partir de ese momento era innecesario, por lo cual dejaron de hacerle mantenimiento.

En 1921 el rey Alfonso XIII fue a la inauguración de la represa del Conde del Guadalhorce, para lo cual debió cruzar el camino, aunque hay quien dice que cuando lo vió (aunque estaba nuevito) dijo ¡qué lindo, que lo cruce otro! e inauguró de lejos, pues tiene derecho a darse esos gustos no habilitados para el obreraje.  Sea como sea, fue luego de su presencia inaugural, que al camino comenzaron a denominarlo “Caminito del Rey”.

 

Guillermo Pérez Rossel