ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Sacá al gaucho que tenés adentro y apurá al flete

Esta es una cabalgata de dos días, desde la sierra hasta el mar. Por el camino atravesarás cañadas, esquivarás ñandúes y espantarás aperiás.

No importa que hayas nacido en Belvedere y que tu mayor aproximación a un caballo la hayas tenido en la calesita del Parque Rodó. Yo te aseguro que si tenés pasaporte uruguayo, te subís a uno de estos pingos y te sentís como siempre hubieras jineteado, un poco dolorido al final de cada jornada y no te digo dónde, pero con el corazón hinchado de patria y tradición. Y si no sentís nada de eso, hermano, devolvé el pasaporte, la credencial y empezá a pronunciar la “Y” como esa “I” particularmente aguda del resto de nuestra América. Te dieron ciudadanía porque no te conocían.

Esto es el 9 y 10 de noviembre, de manera que deberías anotarte de apuro. Más abajo tenés los datos. Lo organizan mis amigas de “Huellas Cabalgatas”, que tendrán su interés económico, pero que también se juegan una linda patriada con estas expediciones.

Esta vez me sorprendieron, porque proponen una ruta nueva que te lleva desde la sierra hasta la costa, desalambrando potreros, abriendo nuevos senderos, trepando, bajando y mojando, sin hacer mucho ruido para no alborotar a los teros. El lugar de encuentro es el 9, a las 8.30 en el local feria de La Querencia, en el kilómetro 41 de la ruta 60, la que denominamos panorámica y en ese lugar es panorámica y medio.

Allí tendrás que estar, luego de anunciarte y arreglar las cosas como Huellas Cabalgatas manda, con tu caballo y tu apero o solo con las ganas, porque ellas también te pueden proveer de cabalgadura y todo lo demás. ¡No te vayas a olvidar del mate! La salida exacta es desde el Abra de Castellanos, escogida no para que descubras qué diablos es un abra, sino porque es un lugar muy especial.

El punto de llegada es al otro día a la hora 18, en la Ruta Interbalnearia en el kilómetro 85, donde está el “Área Indígena”. ¿No la conocés? ¿No sabías que existía? Bue, es un pecado que puede corregirse. Te vamos a hablar de ella y no hay porqué llegar a caballo… aunque es más lindo. La pernoctada no es en carpa esta vez, es en las cabañas Bella Mar, otra cosa que deberías conocer, en el Balneario Solís.

Si venís con tu caballo, el costo es de 4.670 pesos y si te tienen que poner uno, la cosa asciende a 6.100, lo que en lo personal no me parece nada mal, por todo el servicio, una noche de alojamiento y todas las comidas. El paisaje, la fauna y la flora los pone gratis la patria, la simpatía y eficiencia las ponen mis amigas y su personal. De los servicios del hotel hay garantías probadas.

Mirá, lo mejor es que esta cabalgata la describan ellas mismas: Saldremos de la ruta 60 a las 8.30 para adentrarnos en un camino de tropa rumbo al suroeste, atravesando montes y quebradas. Sobre el  mediodía, almorzaremos sobre el Arroyo de la Mina para luego seguir por la tarde y tomar el propio Abra de Castellanos, uno de los Abras que atraviesa las Sierras de las Animas. (23 kilómetros)

Al atardecer trasladaremos a los jinetes hasta las Cabañas Bella Mar donde nos alojaremos. Antes podemos estirar las piernas y relajarnos con un baño en la piscina. Sobre la noche cenaremos allí con clima folklórico de cantos y guitarras.

El domingo temprano, tras un buen desayuno y unos mates, partiremos rumbo al establecimiento donde dejamos nuestros pingos para seguir la travesía. Comenzaremos bordeando los Cerros de la Virgen y disfrutando de la espectacular vista de estas Sierras. Al mediodía nos esperará un delicioso almuerzo gourmet, especialmente pensado para un grupo de jinetes entusiastas, en una hermosa chacra privada de Solís. Por la tarde recorreremos  en una visita guiada por el Area Natural Protegída “Indigena”, donde la flora y fauna autóctona ha sido conservada y podremos sorprendernos con cientos de capinchos y ñandues en su habitat natural, junto a una diversidad de árboles nativos.  (17 kilómetros).

Ahí termina la cabalgata y los jinetes serán trasladados al punto partida para encontrarse con sus autos. Si te gustó, entrás a http://www.huellascabalgatas.com, donde encontrarás el formulario para inscribirte y todos los datos que necesites.

Ahora le voy a dedicar este parrafito a las Cabañas Bella Mar, porque te confieso que no las conocía. Su web es http://www.bellamar.com.uy/ubicacion.html . Están en el Balneario Solís, a 200 metros de la costa, diez minutos de Piriápolis y 25 kilómetros de Punta del Este. Funcionan como un apart hotel y además de la playa, deberías llevar tus aperos de pesca y conseguirte un detector de metales. Lo primero, porque la zona tiene buen pique y lo segundo porque dicen que por ahí se hundió el Bergantín Caledón en 1809, lleno de oro y princesas de Singapur que todavía vagan por los médanos. También cerca está el Castillo Pittamiglio con sus misterios y te queda cerca del Area Indígena para que vayas con tus hijos, o aproveches para sembrar uno.

Ahora hablemos del Area Indígena (http://www.areaindigena.com/)  Su verdadero nombre es “ Área Natural Protegida INDÍGENA” y tiene la particularidad de que no es nada solventado por el Estado o los municipios, sino una operación enteramente privada que cuenta con ecosistemas variados: pradera, monte indígena y  humedales. Aquí los visitantes pueden conocer nuestros valores naturales, descubrir las particularidades de la Flora y Fauna autóctona, y así despertar su interés en la protección de las mismas.

Andá mirando las fotos y te hacés una idea. Hay bichos autóctonos de los que pidas, montones de carpinchos y ñandúes que se te acercan mansitos porque nadie los fastidia. No los alimentes con porquerías, es la única precaución cuando se trata de interactuar con especies en su ambiente. No hay animales que entrañen peligro, y por eso es un paseo especial para hacer en familia.

Te lo tenés que zapatear de una punta a la otra, correteando senderos, atravesando puentecitos, caminando en una senda elevada por arriba de los humedales y ¿qué más que pueda no ocurrírsete? Quizás una respetuosa visita al Ceibo Abuelo, una enormidad de ceibo con 3,10 metros de circunferencia en el tronco. Para que te hagas una idea, los ceibos robustos pueden tener solo 70 centímetros de diámetro. Así que podría ser el abuelo de todos los ceibos, aunque puede haber otros. En todo caso, este merece ser reverenciado.

Saludalo de mi parte cuando vayas.

ACLARANDO: Nos parece relevante apoyar este modelo de turismo aventura, porque estimula nuestras criolleces, es muy saludable, abre tranqueras y trae linda gente de otros países hacia el nuestro. Naturalmente no tenemos ningún compromiso con Huellas Cabalgatas e invitamos a todos los demás operadores a que nos hagan llegar material como estas avispadas chicas lo hacen.

 

Guillermo Pérez Rossel