ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Asia

El viento del diablo en el motín de los Cipayos 1857-1858

porta (3)

Una muerte peor que la muerte para los hindúes, pues si los pulverizaban, no podían reencarnarse. Musulmanes e hindúes se negaban a usar fusiles británicos porque debían morder cartuchos lubricados con grasa de cerdo o de vaca sagrada y eso era una herejía insoportable.

Alberto nos lleva esta vez a uno de los períodos más vergonzosos de la historia de nuestra especie, capaz de cometer crueldades inenarrables para asegurarse la obediencia de los conquistados.

Por Alberto Moroy

Mientras en junio de 1857 Montevideo era asolada por la fiebre amarilla dejando 800 muertos, a 15.800 km al N.E., en Meerut, la India, ciudad fundada en 273 a.C., se producía la rebelión armada de los Cipayos contra la explotación británica en su territorio.

El viento del diablo

En la portada notable cuadro de Vasily Vereshchagin pintor ruso, que refleja fielmente el momento que los británicos en la india  ajusticiaban a los cabecillas de los Cipayos sublevados, poniéndolos en la boca de los cañones «Un hombre desaparecía así en una nube de fragmentos sanguinolentos y humo» decía un testigo. Era un castigo no solo impresionante sino también meditado, ejemplarizante. Era peor que cualquier otra muerte, pues creían que ingún hindú podría reencarnarse después de que sus restos fuesen esparcidos de esa forma. Lo llamaban “El viento del diablo”.

f01 (8)

Preludio de una ejecución de las llamadas “El viento Blanco”

La historia siempre la escriben los ganadores, esta no parece ser diferente, resulta casi un cuento Naif los argumentos del porqué  se desarrolló  este conflicto con miles de muertos, sabiendo que los hindúes ya estaban hartos de los británicos por su manejo despótico en lo social económico y religioso. En todo caso, la conducta de los invasores tenía un perfil original… pero no era diferente a la que ejercían otros países europeos.

Antecedentes, control británico sobre la india

En función de sus características, el control británico sobre el subcontinente indio consta de dos etapas. La primera ocurrió bajo la égida de la Compañía Británica de las Indias Orientales”, cuyo principal objetivo fue controlar el comercio de especias de la región y las riquezas que este ofrecía. Fundada por John Watts y George White en 1600, la Compañía Británica de las Indias Orientales tenía como principal objetivo controlar el comercio en el Lejano Oriente. Al principio, su presencia en el subcontinente fue reducida por el dominio mogol y la presencia de potencias europeas rivales, a quienes derrotó en la batalla de Plassey en 1757. Con su dominio asegurado, la Compañía se asentó en las regiones de Bombay, Bengala y Mandrás, desde donde siguió incrementando su poder.

Battle of Plessey

Imagen de previsualización de YouTube

Surgimiento del imperio británico después de la derrota de Napoleón

El Imperio británico emergió como potencia militar en Europa tras la derrota de Napoleón Bonaparte, mientras que el inicio de la Primera Revolución industrial orientó su economía hacia las grandes compañías dedicadas a la producción en masa .Bajo esta revolución, la cantidad de productos disponibles rebasó el número de consumidores y materias primas disponibles. Para evitar un desastre, las empresas británicas comenzaron a buscar nuevas fuentes de recursos, además de mercados extranjeros en donde colocar las mercancías excedentes. La Compañía Británica de la Indias Orientales fue una de estas empresas.

La Independencia de EE.UU y su competencia en China significo para Gran Bretaña un importante perdida en su balanza comercial La Guerra del Opio fue el conflicto que mantuvieron China y Gran Bretaña entre los años 1839 y 1842. El desencadenante del mismo fue la introducción en China de opio cultivado en la India y comercializado por la “Compañía Británica de las Indias Orientales” Esta droga constituía una importante fuente de ingresos para los británicos y servía para equilibrar su balanza de pagos con China al compensar el gasto de las ingentes cantidades de té chino que importaba Gran Bretaña

A partir del siglo XVIII, los ejércitos y agentes comerciales del Imperio británico se adentraron en territorios “menos civilizados”, fruto de una agresiva política colonialista e imperialista. Uno de sus dominios más importantes en este periodo sería la India, que se convertiría en sinónimo de la dominación británica en el Oriente.

Los cipayos

Eran los soldados nativos de la India que, en los siglos XVIII y XIX, cumplían funciones para Gran Bretaña, Portugal y Francia. Se trataba de personas nacidas en la colonia que eran reclutadas por los ejércitos europeos. Abajo En la un grupo de zapadores sikh (ingenieros de combate) del ejército indio durante el motín indio de 1857.

Leva de nativos cipayos

Para compensar su inferioridad numérica, la Compañía empezó a reclutar nativos para su ejército. Estos nuevos reclutas, conocidos como cipayos (soldado en persa), podían agruparse en función de sus creencias religiosas: por un lado, estaban los musulmanes, devotos a Alá, mientras que en otro extremo se encontraban los hindúes, seguidores de numerosos dioses. Además del salario, un indio promedio se convertía en cipayo por el respeto que conllevaba servir en el Ejército, además de la promesa de tierras y una pensión transcurridos 15 años de servicio. Al principio, las relaciones entre soldados cipayos y británicos fueron relativamente cordiales, pero a medida que avanzó el siglo XIX, la situación cambió debido al desprecio de los oficiales británicos por las costumbres y creencias religiosas de sus soldados indios. Para 1850, la tensión entre la Compañía y los cipayos estaba en su punto de quiebre.

Motín de los Cipayos 10 de mayo de 1857,

Los soldados indios del ejército indio británico, compuesto en su mayoría por musulmanes procedentes de Bengala, se amotinaron en Meerut. Los rebeldes marcharon hacia Delhi (70 km.) para ofrecer sus servicios al emperador de Mughal quién aceptó que lo nombraran emperador de la india, esto hizo que pronto en gran parte del norte y centro de la India surgiera una insurrección, la que fue llamada “La rebelión de los Cipayos”. La insurrección se convirtió rápidamente en una bola de nieve y devino la rebelión anti-colonial más importante del siglo XIX contra un imperio europeo. En muchos lugares, los cipayos fueron apoyados por un enorme movimiento rebelde de la población civil. En ambos bandos se cometieron atrocidades.

Notables fotos de época  de la rebelión de 1857

https://www.merepix.com/2013/07/rare-photos-indian-sepoy-mutiny-rebellion-uprising-1857.html

Muy buenas fotos ref. comercio del opio

https://www.alamy.es/imagenes/comercio-de-opio.html

“Complicado relato”

Según dicen en 1857 el ejército británico introdujo en India el fusil  Enfield modelo 1853, en el que para cargar los cartuchos debían romperse por un extremo  y para hacerlo debían morderlos a fin de romper el envase de pólvora. Los mismos cartuchos estaban engrasados con grasa de cerdo y de vaca para preservarlos. Para los musulmanes el cerdo es un animal impuro y para los hindúes la vaca es un animal sagrado, se negaron a utilizar los nuevos fusiles y los oficiales británicos los encerraron. (*) Al día siguiente, los regimientos de caballería 10º y 20º de Bengala en Meerut, se sublevaron contra sus oficiales. Liberaron a los prisioneros y  atacaron los enclaves europeos de la zona, matando a todo europeo.

(*) Solo ochenta y cinco de ellos  acababan de ser condenados a trabajos forzados por haberse negado a utilizar armas lubricadas con grasa animal

f1

Fusil-mosquete Enfield Patterm / Cartuchos

Para quienes le gustan las armas

https://www.militaryfactory.com/smallarms/detail.asp?smallarms_id=154#overview

1853 Enfield Rifle Musket

https://www.youtube.com/watch?v=mzrKOKULCxU

1848 y 1856. La doctrina del lapso fue una política de anexión

https://en.wikipedia.org/wiki/Doctrine_of_lapse#History

f2

f3

Zapadores sikh  / El Batallón Nusseree (más tarde el 1er fusil Gurkha), 1857

f4

Los gurkas

Los gurkas

El regimiento se crió inicialmente en 1817 como la Legión Cuttack como parte del ejército de East India Company. Esta era una unidad de indios nativos del área de Cuttack City of Odisha e inicialmente se usaba para mantener el orden en la región, antes de mudarse al norte de Bengala en 1823, cuando se la conoció como la “Infantería Ligera Rungpoor”. Durante la Rebelión india de 1857, el regimiento permaneció “leal” a los británicos y dos de sus miembros fueron galardonados con la Orden del Mérito de la India.

f5

Guerra del opio. Batalla naval. 1841 / Adictos al opio en un fumadero de China

f6

Procesando opio y almacenes de guarda Patna orillas del Ganges / Las rutas del opio

f7

Compañía Británica de las Indias Orientales Londres / Ocupación británica (rojo) en la India

 

Compañía británica de las indias orientales

https://es.wikipedia.org/wiki/Compa%C3%B1%C3%ADa_Brit%C3%A1nica_de_las_Indias_Orientales

f8 (99)

f9 (68)

Mangal Pandey / Bahadur Sha II Shah en 1858, justo después de su juicio en Delhi

Mangal Pandey: El Mártir de una Nación

Imagen de previsualización de YouTube

f10 (57)

Oficiales británicos de caballería / Soldado indio apoyando a los británicos

f12  (1)

Cipayos en la horca / Teniente Coronel James George Smith Neill / Edward Vibart,

 

La revancha Británica

Aquello terminó de enloquecer a los británicos, puesto que los amotinados ni siquiera se habían molestado en limpiar el lugar de la masacre. Consecuente con los sentimientos de sus hombres, el Teniente Coronel James George Smith Neill ordenó que cada amotinado capturado fuera enviado a la casa y obligado a limpiar un trozo de la misma, tras lo cual sería inmediatamente ahorcado. Pero como se consideró que ser ahorcados era un tratamiento demasiado humano para los amotinados, a muchos se les obligó a limpiar los restos humanos con la lengua, y cuando fuese posible serían atados a la boca de un cañón y despedazados con el consiguiente disparo.

“Las órdenes eran disparar a todo el mundo” -escribió el joven oficial Edward Daniel Hamilton Vibart

El asedio conoció su punto culminante el 14 de septiembre de 1857, cuando las fuerzas británicas atacaron la ciudad asediada. Los ingleses no sólo masacraron a los cipayos rebeldes y a los yihadistas, sino también a los ciudadanos comunes de la capital mogola. En un único barrio, Kucha Chela, unos 1.400 ciudadanos no armados fueron eliminados. “Las órdenes eran disparar a todo el mundo -escribió el joven oficial Edward Daniel Hamilton Vibart -. Se trataba literalmente de asesinatos.  Yo vi muchas escenas terribles y sangrientas estos últimos tiempos, pero espero no ver nunca más alguna como la que presencié ayer. El padre de Vibart, el comandante Edward Vibart (foto arriba), sirvió en la 2da Caballería de Bengala, y fue ejecutado el 1 de julio de 1857 mientras los rebeldes lo mantenían prisionero después de su captura durante la masacre de Kanpur el 27 de junio. Pasado un año, la rebelión de los cipayos terminó en 1858 con su derrota y la partida de Bahadur Sha al exilio, lo que implicó el final del Imperio mogol.