ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado, Uruguay

Tacuarembó, impacta el museo de Gardel

Sacate las dudas, el Museo de Gardel te apabulla de información y visitar Tacuarembó se impone.


Y no la vayas de patriotero,  Gardel nació en Uruguay pero reconocido como debía estarlo por su patria adoptiva, gestionó nacionalidad en Argentina. Como debe ser entre rioplatenses, se pueden tener ambas nacionalidades.

Esto que parece tan sencillo y tan regional pone de punta hasta la indignación a los partidarios de que Gardel nació en Europa. Es por esa discusión eterna, digna de mejor temática, que los 10.000 visitantes que cada año recibe el Museo de Gardel en Valle Edén, Tacuarembó, quedan impactados por la información con la que toman contacto. Porque lo frecuente es que en Argentina y el resto del mundo, los amantes del tango están mucho más influenciados por la versión de algunos argentinos, quizá mayoría.

Así lo informa una pormenorizada nota  publicada en El País (ver abajo), en la cual se da cuenta que a este museo fue a parar la documentación de Gardel hallada en Venezuela por un Embajador de aquél país en Uruguay.  A Gardel se le había exigido definición de ciudadanía para actuar, y el cantante estampó lo que nunca ocultó: que nació en Uruguay pero tenía nacionalidad argentina. ¿Se puede pedir prueba más objetiva? Sí, más objetiva todavía es la declaración de nacionalidad cuando se trata de una escritura donde un dato falso arriesga la pérdida de la propiedad. Así, en la escritura del llamado “Chalet de Gardel” en Punta Gorda, Montevideo, el que cada vez canta mejor reiteró lo de siempre: uruguayo por nacimiento, argentino por vocación. Repitió la formalidad al comprar al caballo “Yatasto”. ¿Necesitás más? Andá al museo y de paso conocé la zona.

Así que te estamos invitando a ir a Tacuarembó, sumergirte en el Valle Edén y quedarte un buen rato examinando la documentación del Museo de Gardel. Podría ocurrir que tu esposa o tu esposo sean como una prima mía, que decía que no le gustaba Gardel “porque se peinaba todo para atrás”. Decile que no se preocupe, pues estás armando un paseo de varios días por una zona de Uruguay que es más grande que Jamaica y que Chipre, donde hace millones de años unos volcanes escupían lava basáltica hasta que se agotaron y el viento y las aguas pluviales produjeron cerros achatados que caracterizan su paisaje.

Entre tanto cerro, también debían aparecer quebradas y ¡qué quebradas! Por acá las llaman grutas porque es tanta la vegetación que les brinda techo y sombra. Es el caso de la Gruta de los Cuervos y la de Los Helechos, ambas por referencia a algunos de sus habitantes de flora y fauna. Con un poco de ayuda de locatarios se llega a algunas pequeñas cascadas si lo que te gusta es la aventura natural.

De lo contrario, después de pasear por la ciudad de Tacuarembó y ver sus estupendos museos, deberías conocer la Laguna de las Lavanderas, el Balneario Iporá, la ciudad de Paso de los Toros a orillas del Río Negro, el pueblo San Gregorio de Polanco con sus casas pintadas por artistas y sus playas sobre el lago artificial. Si pasás por el arroyo Salsipuedes, no dejes de meditar sobre nuestro salvajismo cuando, ya independientes, perseguimos a muerte a los últimos indígenas, los mismos que habían ayudado a Artigas.

En fin, creo que ya estás listo para leer el interesante artículo sobre el Museo de Gardel, pero antes corresponde contarte de otra particularidad de Tacuarembó: tiene excelentes webs promocionales; las citamos abajo pues algunos materiales tienen esa procedencia.

Documentación en museo de Gardel impacta a miles de turistas cada año

Tacuarembó, por José Esteves

Al ingresar al museo, la voz de Carlos Gardel invade el lugar. Es como si el mismísimo Zorzal estuviera cantando allí. Los visitantes recorren el lugar mientras suenan sus clásicos tangos y renace la polémica: ¿Es aquí donde nació Gardel?

Más allá de las dudas que los 10.000 visitantes al año del museo Carlos Gardel puedan tener acerca de la nacionalidad del cantor de tangos, quienes ingresan al lugar salen marcados por la teoría uruguaya. “Acá tenemos la historia testimonial de Carlos Gardel, su vida artística y una sala de videos donde se muestra toda su historia”, indicó la guía del museo Claudia Deandrea.

A 22 kilómetros de la capital de Tacuarembó se encuentra el museo Carlos Gardel, enclavado en el edificio de una antigua pulpería en donde supo cantar “El Zorzal Criollo”, en pleno Valle Edén.

A menos de una legua de allí estaba el casco de la estancia “Santa Blanca” del coronel Carlos Escayola, donde Carlitos nació el 11 de diciembre de 1887, según la documentación que llevaba cuando murió en Medellín. Fue hijo de María Lelia Oliva, una adolescente de 13 años, y su entonces cuñado y futuro marido, el coronel Escayola.

PAISAJE AGRESTE. Para llegar al museo se debe recorrer la ruta 26, con sus cerros que parecen montañas y un panorama inigualable.

A la llegada a Valle Edén el paisaje sorprende: una zona de quebrada con ambientes naturales poco comunes: monte nativo y arroyos de agua cristalina y fondo de piedra invitan a recorrer la zona.

El museo, fundado hace 12 años, está en excelente estado de conservación. “Está en el lugar donde estaba una pulpería en donde Carlos Gardel venía a cantar, se dice que sus primeras canciones criollas las hizo acá cuando estuvo viviendo durante cinco años consecutivos”, informó la guía.

El museo tiene tres estructuras edilicias construidas en piedra. Allí funcionaba, a fines del siglo XIX, el almacén y bar de la zona. El centro social de una zona marcada por la impronta férrea del referente político y militar: Escayola.

Al acondicionar las estructuras para el museo, se planificó una distribución ordenada que acompañe al visitante en su recorrida: en el primer edificio se exhibe todo el material testimonial sobre la vida de Carlos Gardel, en el segundo toda su carrera artística y el último local es una sala de cine donde se proyectan documentales sobre su vida y también las películas que hicieron crecer su fama.

Claudia Deandrea destacó que han recibido a “muchos turistas que quedan impresionados por los documentos, desde el registro de nacionalidad en Buenos Aires, su pasaporte que resalta su nacimiento en Tacuarembó, entrevistas en periódicos, información sobre el árbol genealógico de Gardel que descarta que sea francés”.

La documentación existente en el museo Carlos Gardel respalda la teoría uruguaya. Testimonios del propio cantante en entrevistas con el diario Imparcial, el 4 de octubre de 1933, donde Gardel dice tener 46 años de edad y ser nacido en Tacuarembó.

Los diarios La Tribuna Popular, El Imparcial y El Telégrafo subrayan su nacionalidad uruguaya, e inclusive en el museo se encuentra la carta de ciudadanía legal argentina, su patria artística. Ese documento -encontrado por el ex embajador de Venezuela en Uruguay, Juan Enrique Moreno- destaca que Carlos Gardel tiene nacionalidad argentina adquirida por nacionalidad original uruguaya nacido en Tacuarembó el 11 de diciembre de 1887. Ese documento fue solicitado por Carlos Gardel para actuar en Venezuela. Las investigaciones realizadas desde hace 50 años a la fecha, más la concreción del museo en Valle Edén han servido para afianzar la teoría uruguaya de que “El Mago” es de Tacuarembó. “Tacuarembó ha tomado un posicionamiento espectacular, con un museo que tiene 10.000 visitas anuales; llegan ciudadanos de todo el mundo, desde japoneses, chinos, norteamericanos, sudafricanos y de toda Latinoamérica”, informó Carlos Arezo, director de Cultura de la Intendencia de Tacuarembó, dueña del lugar y encargada del mantenimiento, personal y de la recaudación. La entrada cuesta $ 20.

“Eso demuestra que Carlos Gardel es un gancho importante, las ventanas del mundo se abren y cuando uno ingresa al museo sale marcado por la influencia de toda la documentación esbozada”, manifestó el jerarca comunal.

ARGENTINOS. “Los argentinos vienen, observan y quedan impactados por toda la documentación, material que no tiene la difusión que se merece”, expresó Arezo. Agregó que “al museo han llegado investigadores argentinos, colombianos, venezolanos y españoles que han dado una perspicaz opinión sobre el tema y quedan sorprendidos por el material documental que tenemos”. Sostuvo que “el objetivo es dignificar la verdad histórica, por eso las investigaciones y la realización de la Fiesta Gardeliana todos los años”.

La historia, fotos, videos y la voz de “El Zorzal” esperan a los visitantes de domingos a sábados de 9.30 a 18 horas.

http://www.welcomeuruguay.com/tacuarembo

http://www.tacuy.com.uy/gardel/gardel/index.html

http://www.tacuarembodigital.com.uy/turismo.html

http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_20923_1.html