ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Isla Gorriti, la de los piratas

Es un tesoro que falta desenterrar con todas sus historias de piratas y naufragios.

Alberto Moroy llegaba navegando en su velero cuando era muchacho y la Tuttie o su antecesora cargaba pocos audaces para ir a un lugar sin servicio alguno. Ahora la cuidan ecológicamente, pero en algún momento proyectaron fuegos artificiales que hubieran hecho un estropicio animal y forestal. ¡Mirá que somos impredecibles a la hora de aprovechar nuestros recursos naturales! Lo cierto es que Isla Gorriti fue recalada de piratas, corsarios y bucaneros, cementerio de muchas embarcaciones históricas entre las cuales se cuenta la que fue nave insignia del Almirante Nelson. ¡Pero si es como para salir con una pala a contar pasos desde el primer esqueleto que encuentres en busca de los tesoros de que hablaba Salgari! Apróntense a disfrutar otra de las muy documentadas historias de Alberto, pero primero dos parrafos del editor… no resistí la tentación.

La foto de portada es justamente del Agamenón, la nave insignia de Nelson en su flota del Mediterráneo. Se asegura que ya era una ruina cuando los ingleses la destinaron a la conquista del Río de la Plata. Terminó varada en las rocas de Isla Gorriti luego de ser despojada de todo lo que tuvo de valor, menos su formidable historia. Ver http://www.puntadelestehistorico.com.uy/interior.php?p=12. Si uno ve en Estocolmo la cantidad de gente que va a ver las réplicas de naves históricas, ¿cuánta gente atraería una réplica del Agamenón en la isla o cerca del puerto? Cualquiera que practique submarinismo tiene oportunidad de hallar restos de naufragios como efectivamente lo logró Ruben Collado y armó un  museo de corta duración en el Shopping, luego muy bien desarrollado en Colonia. Otro museo marino funciona cerca de La Barra y un heroico artesano vende en verano réplicas supuestamente exactas de galeones y bergantines que anduvieron por acá. Todo privado, todo contra la corriente, sin estímulos; a poco más que eso se reducen los esfuerzos por dar valor a la rica historia de la zona.

Cuando Magallanes vino al Río de la Plata, era tal el temor que despertaban los charrúas que se morfaron a Solís (fue una gran mentira histórica), que no se animó a desembarcar en la costa para acopiar agua y vituallas. Dice su cronista Pigafetta, que bajaron en una isla y cargaron montones de unos “patos que caminaban muy erguidos”. Así que tuvieron dieta de pingüinos con un sabor seguramente espantoso. Pero observen qué curioso, no menciona a los lobos ni elefantes marinos, hoy en día tan frecuentes en la Isla de Lobos, lo que haría pensar que bajaron en Isla Gorriti, si no fuera porque no es parada habitual de los pingüinos. Capaz que los pinguinos tampoco se le animaban a los charrúas.

Por Alberto Moroy

La foto es parte del bosque de la isla Gorriti en Punta del Este que seguro pocos conocen. Este articulo trata de despertar la conciencia ciudadana en relación a que se puede hacer si se “pisa el acelerador” con la puesta en valor de la isla. Su historia reclama a gritos que la gente la conozca, su entorno y proximidad con Punta del este y sus circunstancias la ubican geográficamente en un sitio ideal para crear un parque temático de inusitada riqueza cultural, habida cuenta que la historia de esta parte del continente, hizo de sus costas, un puerto de recalada.

Analogía y comentarios

Hace bastantes años, en oportunidad de hacer un viaje a Salvador Bahia, pase un dia en Angra dos Reis (180 Km antes de Rio de Janeiro), por ese entonces con un entorno paradisíaco, rodeado de islas y un pueblito encantador, con poca gente, cuyos origen se remontan al Brasil colonial. El programa para ese dia era almorzar en una de sus islas y/o visitar el pueblo (hoy 119.000 habitantes). De mas esta decirles que almorzamos sobre la playa de una isla que no tenia mas de una manzana de superficie, atendidos por varios mozos, mientras nadábamos en su aguas templadas y cristalinas. A la tarde recorrimos el pueblo. Acá se comenzó a hacer algo por el estilo, pero todavía falta mucho, mucho.

En su periplo de 15 dias el barco (línea C) pasaba por detrás de la isla de Lobos de ida y vuelta, sin parar en Punta del Este. Años mas tarde tuve bastante aficción por la vela y muchísimas veces recalé en la isla Gorriti. Por ese entonces la historia nos resbalaba, jamás me detuve a recorrerla con ojos inquisidores, del barco a la playa y apenas una recorrida por los alrededores. Supongo que esto sigue pasando, al menos con los que navegan, los demas se ven obligados a atravesarla si quieren llegar al parador de Caras en playa Honda.

En una ocasión fondeados del lado que mira a la de la Mansa, mientras buceaba, cerca del muelle, tuve la oportunidad de ver dos cañones de hierro completamente amalgamados con óxido y mejillones. Deberían estar ahí desde el año 1806 cuando los ingleses destruyeron las baterías o en el año 1817 cuando las tropas antiguistas la habían abandonado, tirando los cañones al mar.

Unos años antes, mi hermano encontró una esfera de hierro que pesaba como 25 Kg. Se la mostraron a Prefectura y ahí quedó, nuca supo que era. Hoy a la distancia, lo mas probable es que fuese una bomba de las llamadas “Paixhans” rellenas de metralla y usadas por los franceses en el bergantín “Pandour” en la batalla de La Vuelta de Obligado, sobre el río Paraná (Arg.).

Lo raro es que el vapor francés “Fulton” que intervino en esa época para llevar a las familias de Maldonado a la isla, el 3 de febrero de 1846, no estaba artillado con este tipo de bombas.

Vapor Gordon de epoca/ granada “Paixhans” rellenas de metralla

Gorriti actual

Hoy tenemos la suerte que los cruceros recalen en esta, sin dudas esto es asi por sus propios méritos y por los de quienes trabajan para que asi sea. No obstante la isla Gorriti que podria ser un mayor polo de atracción para estos viajeros. Está mejor que antes, pero a este ritmo le faltan varias décadas ¿No habra que prestarle mas atención?

Su historia por estar en un lugar estratégico, es impresionante ¿Cuantos la conocen? Tenemos en claro el ejemplo de la ciudad de Colonia, que a nivel turístico no seria igual si su historia no fuese palpable? Muchas veces he visto en Colonia a grupos de estudiantes dirigidos quizás por algún antropólogo haciendo excavaciones arqueológicas ¿Se hace esto en forma rutinaria en Gorriti? ¿A alguien se le ocurrió vaciar el lago y ver si en su fondo hay restos de valor? Ademas de paso se limpiaría la parte mas alta de la isla que mide 28 m. Resulta probable que en ella, que no mide mas de 115 x 115 m y está ubicada en las cordenadas 34°57’4.84″S 54°58’17.29″W (Google) se hallen restos arquelogicos.

Piratas que anduvieron por la isla.

Francisco Drake. En 1578 estuvo en el Río de la Plata unos pocos días Tomas Cavendish.  Entre 1583 y 1591 se paseo por el río de la plata e intentó atacar Buenos Aires pero un fuerte temporal se lo impidió. Cristóbal Listar y Withington (1586) una flota de tres naves piratas por cuenta del duque de Cumberland, operó en la boca del río y tomo presas. Corsario David en febrero de1607, según un informe de la época, al abandonar la región dejó un importante fuerte en piedra y algunos ranchos.

El 18 de abril de 1607 los vecinos de Santa Maria del Buen Ayre vieron la llegada de una balsa con unos cuantos portugueses y diez y ocho negros que habían pertenecido a un navío que se dirigía al Brasil y había sido asaltado por los corsarios. Hernandarias tomó las declaraciones a los portugueses, los cuales contaron que habían pertenecido al navio “San Andrés” (el secuestrado en Gorriti) que con negros de Angola se dirigía a Río de Janeiro.

Al salir de este puerto habían sido capturados por una nave de corsarios que los había llevado al Río de la Plata para asaltar barcos españoles. Para cerciorarse de la verdad de estas declaraciones, envió al capitán Diego Felipe de Morales con un navío y veintiocho hombres a la isla de Maldonado, a ver si quedaban rastros de la permanencia de los corsarios. Morales halló los ranchos en que habían morado los negros y un letrero con el nombre del navío San Andrés. (Recopilacion del autor sobre el pirata David) http://www.maldonadoaldia.com/vivir.asp?ref=23 )

Piratas holandeses, franceses, daneses y otros

En 1628 una nave holandesa anduvo sondeando el Río de la Plata y dejó en la costa próxima a la ciudad unos impresos llenos de “herejías” que enseguida fueron enviados a los inquisidores del Perú Timoleón de Osmat, Caballero de la Fontaine. Debe haber sido la primera volanteada del Río de la Plata. En 1658 el pirata, de origen francés Monsieur Daniel (1658), intentó la toma de Buenos Aires desembarcando en la costa con tres navíos, que por fortuna, al igual que todos sus antecesores, no pudo hacer ningún daño a la ciudad.

En 1697 cinco naves intentaron tomar la ciudad pero la tormenta las alejó, y dos años después también lo intentaron piratas daneses en 1699, atacaron Buenos Aires, pero se retiraron ante la defensa hecha por el vecindario. Y esto solo para empezar.

Cronología histórica (interesante lectura para saber que paso en la isla depues de los pirtatas)

http://lacomunidad.elpais.com/a-puro-cuento/2010/10/7/cronologia-historica-la-isla-gorriti-uruguay-


Cartel de bienvenida / idem sobre datos historicos cañon con placa / cañones abandonados (2005)

Con mucho menos que esto los gringos se mandan un parque temático a la silicona y dejan con la boca abierta a miles y miles de tarambanas. Pero no es eso ni remotamente lo que propone Alberto Moroy, sino poner en justo valor un lugar con una historia tan rica; hacer en Isla Gorriti un trabajo como el que se hizo (y continúa) en Colonia, aunque preservando no solo la formidable playa y el apostadero de embarcaciones, sino también el precioso bosque que en su mayoría es foráneo, pero no deja de ser acogedor para una caminata.

Poner las baterias de la costa en valor y la isla Gorriti es prioritario, con senderos ordenados conforme al interés de los visitantes, con cartelería discreta pero interesante que relate la historia de la región. ¿Cuanto costararía? Sería mucho trabajo entregarle a cada visitante  un pequeño folleto donde se la explique y ubique en tiempo y espacio? Seguramente la publicidad pagaria el esfuerzo.

Posiblemente muchos piensen que la gran cantidad de turistas la deterioren, que si van a la isla, no iran a recorrer Punta del Este o Punta Ballena, otros quizas la sientan como propia y en forma inconciente dejen aflorar sus instintos territoriales. Déjenme decirles que no resta, suma y sigue sumando. Cuando los cruceros desaparecen la isla todavia podria tener turismo de fin de semana. Bastante más del que hoy tiene.



Bateria santa Ana / Bateria Norte/ Bateria sur

Bateria Santa Ana 34°56’57.23″S 54°58’34.63″W (1793) Bateria Sur 34°57’34.21″S 54°58’11.90″O (1766) Bateria Norte (1766)

Por lo que sea, seria interesante darle un destino historico mas provechoso que el actual, donde solo unos pocos la disfrutan (parcialmente) y otros muchas la ven de lejos ¿Cuanto cuesta ponerla en valor en el nivel que corresponde? ¿Y si se financia con un fondo mediante el pago de 1 dólar por cada visitante que lo hace en trasporte publico (500 por dia) ¿Y los turistas que bajan en Punta del Este de los cruceros (179.000 por temporada) según el portal www.uruguayaldia.com

¿Cuantos visitarían Gorriti si en lugar del elogiable pero acotado esfuerzo que ya se hizo,  fuese un parque temático respetablemente concebido? ¿Se limitaría solo a los cruceristas o a los demas? ¿En la temporada o a unos meses antes y después? Las respuestas son obvias, si alguien duda fijense en Colonia. Para ello se necesita ampliar el muelle o hacer uno nuevo. Tal vez otra concesión como la de 20 años atrás que se dio para el uso del muelle Mailhos.

El promedio de edad de los cruceristas es de 65 años entre pasajeros estadounidenses y europeos y en el entorno de los 40 si se trata de brasileños y argentinos. Sin dudas la edad ideal para que se interesen por la historia, la misma edad de quienes logran abarrotar la ciudad de Colonia los fines de semana. Historia tiene de sobra esta isla para ese propósito.

Muelle/ lagunita de agua dulce cubierta de algas

34°57’0.67″S 54°58’25.87″W

La cita a John Berger (crítico de arte, pintor y escritor). es especial para esta ocasión: “En las ciudades de ninguna parte (…) no hay huellas del pasado. Pero en las verdaderas ciudades el pasado está realmente en las paredes, en las piedras”