ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Un lugarcito en Piriápolis

Si andás buscando petróleo, mejor quedate en Texas. Pero para otras cosas, este es el mejor lugar.

Esa es la conclusión que sacaron  el texano David James y su esposa  colombiana, luego de andar dando vueltas por América Latina para encontrar el mejor lugar donde criar a sus hijos. Y se puede coincidir plenamente con ellos contemplando el paisaje desde la ladera del Cerro Pan de Azúcar, sin otro obstáculo a la vista que el horizonte, con la brisa trayendo el aroma de tierra mojada y toda una historia que supo penetrar Francisco Piria y que está a punto de reescribir David.

El artículo lo escribió Sergio Antonio Herrera, Editor de http://www.portaldeamerica.com, una web uruguaya con la cual tenemos amistosa relación.

David James es un tejano que hace 15 años aterrizó en América Latina y luego de vivir en lugares como Nicaragua y Ecuador, desde hace cinco, está radicado en Montevideo, en Uruguay, lugar del que dice “es el mejor para que crezcan mis hijos” (tiene uno de tres años y otro en camino). “La seguridad y tranquilidad que hay aquí, no la he visto en otro lado” agrega.

Hace un tiempo  fuimos a Piriápolis y en un paréntesis de la agenda, resolvimos acercarnos a una de las laderas del Cerro Pan de Azúcar para conocer un emprendimiento del que nos habían hablado y no conocíamos: SUGAR LOAF Ocean Club & Spa.

En la promoción se le ofrece como “el único barrio privado y resort de América del Sur en combinar la comodidad occidental, la calidez latina y los miles de años de sabiduría oriental en un ambiente armónico para asegurar el bienestar mental”.

El lugar se encuentra en pleno desarrollo de la primera etapa donde se han vendido decenas de lotes y varias propiedades construídas al más variado espectro de  compradores: europeos, norteamericanos e inclusive sudamericanos.

En el mensaje promocional se incluye la explicación del ¿Por qué Uruguay? y dice: “Cientos de kilómetros de hermosas playas, ciudades sofisticadas, cultura, espectacular gastronomía, perfecta infraestructura, clima templado en el que el verano transcurre durante los meses opuestos a América del Norte y Europa, el estándar de vida y expectativa de vida más alto de América Latina con la tasa de criminalidad y el nivel de corrupción más bajos, estabilidad político-económica y leyes favorables en relación a inversiones extranjeras.”

Un uruguayo más

Cuando regresamos al Argentino Hotel y nos disponíamos a deleitarnos con la excelente gastronomía del lugar, Richard Blanco, Gerente de Eventos del hotel, como la cosa más natural del mundo nos presentó a quien se encontraba charlando con él: “David James, el Director de Sugar Loaf, un emprendimiento que está desarrollando en el Cerro Pan de Azucar”…¿casualidad?.

En un español perfecto, David nos fue contando que para él y su esposa colombiana, llegar a Uruguay y enamorarse del lugar fue simultáneo y están convencidos que es el mejor lugar para que crezcan sus hijos, “vivimos en el centro, próximo a la Plaza del Entrevero y como buen tejano, soy carnívoro y me gustan mucho las carnes uruguayas. En el reciente mundial me entusiasmé con la actuación de la selección y es increíble lo que ha ayudado la misma en la difusión del lugar y en el márquetin correcto” dice.

“Cada vez que debo situar a un inversor potencial en el lugar donde se encuentra Uruguay es todo un desafío. Si, nosotros ponemos en los textos promocionales que el emprendimeinto está a 20 minutos de Punta del Este por una cuestión de ayudar a la ubicación pero fundamentalemnte porque Punta del Este es una marca internacional reconocida, inclusive más que Uruguay”

“Estamos muy entusiasmados con el emprendimiento, comenzamos con este predio de 30 hectáreas pero seguramente continuaremos, en combinación con los propietarios de tierras vecinas, expandiendo la oferta, incluyendo también chacras y quizás un hotel de categoría internacional”.

Durante más de una hora continuamos la charla con David quien se muestra totalmente integrado al diario vivir, a las costumbres uruguayas y nso relata de que forma a diario trasmite a sus eventuales clientes las diferentes características del país y de sus habitantes, pasando por mostrar como ejemplo el comportamiento y el discurso del propio presidente desde su pasado guerrilero al actual componedor y el de su gente en una postal gráfica que pinta su visión: “en otros países de América, los domingos es el día que los trabajadores pueden beber alcohol más libremente y de esa forma, el panorama urbano que se aprecia es deplorable. En Uruguay eso no pasa, la gente tiene una cultura promedio de gran nivel y hace que éste, sea un excelente lugar para vivir”.