ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

¿Dónde veranear este año?

 

Para tomar sol y pasarla tranqui, no te alejes de Uruguay. ¿Dónde vas a encontrar playas y estilo de vida como el nuestro?

Aunque hayas logrado el sueño de la casita propia en el balneario, podés escoger alquilarla como tantos y explorar una playa nueva, la naturaleza y la historia nos regalaron 600 kilómetros de costa desde Nueva Palmira al Chuy. Y tendrías que considerar las playas de los ríos Uruguay, Río Negro, Yi, así como otros en represas y en la vecindad de nuestras simpáticas ciudades del interior. En la variedad está el gusto.

Si sos un usuario del exterior probablemente sueñes con Punta del Este; lo bien que hacés. O con Piriápolis, La Paloma, Atlántida o algún otro balneario con fama. Pero hay muchos más y muchas consideraciones para tener en cuenta a la hora de comprar o de alquilar. Dicho sea de paso, este año nuestros visitantes tienen la ventaja de la devolución de impuestos.  Así que al comprar el Libro de los Clasificados o  examinar http://www.gallito.com/inmuebles.aspx deberías reflexionar sobre lo que más te conviene.

 

Por ejemplo, si tenés hijos chiquitos y traviesos, puede que te convengan las playas de Colonia y San José, tan llanas que para meterse en problemas deberían internarse más de cien metros. ¿Que pasarás inadvertido? Claro que sí, tanto que tipos como Landriscina se esconden en estos balnearios para huir del perseguimiento mediático.

Para salir en las revistas, aunque sea como fondo en la foto de un famoso, elegí Punta del Este, pero tené en cuenta que aún en el rutilante balneario hay zonas para el anonimato, como ese singular refugio detrás del Arboreto Lussich, donde veranean europeos que saben lo que es bueno.

Si tu objetivo es la economía, salí disparado de los balnearios más renombrados; podés encontrar lugares tan bellos, acogedores y de costo razonable, como Cuchilla Alta, San Francisco o La Tuna. Aunque también podés quedarte en Montevideo y tomar el ómnibus hasta la playa. ¿Ya conociste los preciosos balnearios que hay al oeste, antes de llegar a Santa Lucía? Si querés que casi no haya sombrillas a tu alrededor, aprontá el mate y andate al este de La Pedrera o a La Esmeralda, donde tus huellas en la arena pueden ser las primeras en una semana. Si lo tuyo es lo natural, además de Cabo Polonio y el Parque de Santa Teresa donde se pueden conseguir cabaña. También tenés Punta del Diablo, Valizas y muchos otros.

Las fotos que ilustran este artículo las colgaron entusiastas de Uruguay que viajan en internet por TripAdvisor, Panoramio o en Taringa, esa formidable comunidad donde todos están dispuestos a ayudar a todos o dar conocer todo lo que saben. Les quedará claro que en la elección, privilegiamos a los balnearios menos difundidos.

{mosmap |lat=’-34.840859′||lon=’-55.942383′|}

Con este mapa de Google, en sus versiones satelitales y ruteros, te podrás orientar mejor y ver las fotos de Panoramio que te refrescarán la memoria o descubrirán paisajes ignorados. Movés el cursor para desplazarte o apretás + o  – para accionar el zoom. ¡Qué lindo país tenemos para veranear!

Uruguay natural e increíble. ¿Qué habremos hecho para que un país tan chiquito haya merecido todo esto? Quizás lo fuimos haciendo nosotros mismos, a la medida de cada uno. No hay balneario que no tenga su personalidad, la cuestión es encontrar el que mejor se ajusta a tus expectativas. Conviene cambiar y explorar para que las vacaciones sean lo que uno sueña. Te conduciremos de la mano de sitios web de admiradores de cada zona balnearia y es probable que omitamos algunas web que merecen citarse, por lo cual te pedimos que si conoces alguna, nos escribas a contacto@viajes.elpais.com.uy  para advertirnos de la omisión. Eso sí, que nadie se nos ofenda por no mencionar a su balneario favorito; se necesita un libro para abarcarlos a todos, particularmente a los del interior del país.

 

Colonia, para variar. ¿Siempre se arranca por Maldonado o Rocha? Pues para llevar la contra, comenzaremos de oeste a este y recomendamos las web http://www.coloniaturismo.com, http://www.guiacolonia.com.uy/
y http://www.colonianet.com para obtener información más abundante. Así iniciamos la descripción en Nueva Palmira, donde confluyen los ríos Uruguay y Paraná y donde los charrúas no recibieron con afecto a nuestro primer veraneante Juan Díaz de Solís, nuestro primer veraneante. Pero fue el único caso de maltrato. Son 200 kilómetros de blanquísima arena y el agua no será oceánica, pero es perfectamente salubre. En la dársena del Higueritas, en Nueva Palmira, pueden conseguirse casitas en la propia playa. El resto de las playas es muy pintoresco, particularmente Punta Gorda desde donde se divisa la costa argentina y los veleros y yates que acuden en tropel hacia cualquiera de estas playas colonienses. Carmelo tiene varias playas memorables con ilustres veraneantes y las de Conchillas tienen la ventaja de su inmensidad. San Pedro y El Caño (mal nombre para un balneario, pero injustificado) están próximas a Colonia del Sacramento que tiene un montón de ellas en sus inmediaciones y otras que se desgranan sobre una costa sin desperdicio. No todos los porteños anhelan Punta del Este, hay otros a quienes no los mueven de estas playas colonienses. Más hacia Montevideo, hay lindas playas próximas a Juan Lacaze, luego otras en las cercanías de Colonia Valdense y Nueva Helvecia que existen desde tiempo inmemorial pero son casi desconocidas para los montevideanos, cosa que poco le importa a los lugareños y a los porteños que las escogen como el sueño de su vida. Entre ellas destacan Playa Fomento, Britópolis y Blanca Arena. Si querés veranear absolutamente tranquilo y comer quesos y mermeladas de la mejor calidad imaginable, esta debería ser tu elección.

 

San José. ¿Alguien piensa en San José a la hora de escoger lugar para veranear? Casi nadie lo hace, pero se equivoca. Hay algunos balnearios con características muy particulares en el departamento maragato. En
http://www.imsj.gub.uy/portal/index.php?Itemid=117&id=567&option=com_content&task=view tenés una descripción un poco mezquina sobre esta costa. Nuevamente de oeste a este, tenemos el balneario Boca del Cufré, signado por un arroyo que se las trae y por arenas que figuran entre las más blancas del país. Patí, bagre, dorado y boga son los peces que buscan los veraneantes … y los encuentran, algunos de muy buen tamaño en toda la costa de San José. El siguiente balneario destacado es Kiyú, uno de los preferidos por los amantes del ala-deltismo y de las puestas de sol desde barrancas que a veces dejan ver huesos de dinosaurios. Es también un balneario de festivales de verano. Más cerca de Montevideo están Playa Pascual, Playa Penino y Villa Olímpica, más playas tan seguras para los niños como las de Colonia. Y también recomendables para quienes disfrutan avistando aves. Acá también llegan para veranear aves migratorias que compartimos con Canadá y Estados Unidos. Y el Río Santa Lucía aporta lo suyo en deporte acuático; no me digan que son interesantes opciones para variar.

 

 Costa de Oro. Abarca desde el puente sobre el arroyo Carrasco hasta Jaureguiberry en el límite con Maldonado. Incluye toda la Ciudad de la Costa transformada en “ciudad dormitorio” de Montevideo y cuenta con todos los servicios imaginables como puede chequearse en http://costadeoroonline.com/index.html. Si tu familia tiene vacaciones pero vos no, la zona más conveniente podría ser desde la Barra de Carrasco (que está mucho mejor desde que se canalizó un poco más el arroyo) hasta El Pinar, esquivando el costo del peaje para traslados cotidianos.
Después del peaje tenés balnearios como Salinas, El Fortín y varios otros, donde es posible alquilar y comprar a precios más que convenientes.
Atlántida es la perla de Canelones y centro de actividad de una zona vasta que abarca a Villa Argentina, Las Toscas y Parque del Plata. Más al este encontrás a La Floresta y Costa Azul, con mucha dinámica y características familiares. O zonas en pleno desarrollo como Bello Horizonte y Guazú Virá. El collar de balnearios incluye otra zona familiar de particulares características como San Luis, Los Titanes, La Tuna y Araminda; no destaco a ninguno de ellos para no tener líos. Una vez anduve por aquí buscando casa para comprar y alguien me advirtió, “primero tendrás que averiguar si te queremos como vecino”, lo cual era una broma, pero daba señales del agradable sentido de pertenencia y competencia que tienen sus habitantes del verano. Santa Lucía del Este y Cuchilla Alta son lugares ideales para quienes prefieren las playas con corte de acantilados, refugios entre las rocas y pesqueros de novela. Desde ahí hasta el arroyo Solís Grande, continúan balnearios poco poblados, de esos que buscan quienes quieren veranear sin que nadie se les arrime. Y finalmente, el balneario canario con nombre más largo “Jaureguiberry”, con muy agradable costa sobre el arroyo Solís. En la otra orilla, nos espera el departamento campeón del Turismo veraniego. Y también un nuevo peaje.

 

Maldonado. Quizás finalmente don Francisco Piria encontró la piedra filosofal que a todo lo transmutaba en oro. Si tras superar el peaje doblás a la derecha, ingresás a un gigantesco balcón al mar, posiblemente la costa más pintoresca de nuestro país. Antes, en lugar de pasar como un bólido por Balneario Solís, detenete un poco y explorá este balneario tan saludable como que buena parte de sus veraneantes son médicos. Es un balneario elegante, discreto y tranquilo, también buscado por quienes disfrutan la pesca o el deporte náutico en el arroyo Solís. Continuá por esa balconada y disfrutá balnearios como Las Flores y Bella Vista, recreate con el horizonte marino contrastando con las sierras que aprietan a los balnearios contra el mar. Deberías recorrer los caminos que te muestran preciosas iglesias rurales y tesoros ocultos como Playa Verde. Y luego continuar recorriendo Playa Hermosa y Playa Grande, abiertas y acogedoras, antes de desembarcar en el movimiento intenso de Piriápolis, la obra cumbre de Piria. En mala hora sacaron el trencito de carril angosto que llegaba hasta aquí. ¿Qué te podemos decir de Piriápolis que no puedas descubrir en Youtube o en las web de este departamento, entre las cuales destacan www.puntaweb.com.uy, www.puntadeleste.com,  www.maldonado.gub.uy/index.php y www.vivapunta.com/es/index.html . ¿Te molesta que muchas urls refieran a Punta y no mencionen otros balnearios? A los de Piriápolis también, pero estate tranquilo, dan información de toda la zona. En todo caso, si seguís de largo sin buscar la interbalnearia, podrás conocer otros lindísimos balnearios; algunos tan chic como Punta Colorada y otros tan agrestes como Punta Negra o, más al este, Sauce de Portezuelo.

¿Dónde empieza y dónde termina Punta del Este? Quizás desde este último balneario y el final está en la punta de la balsa que comunica al departamento de Maldonado con el de Rocha, a través de la boca de la Laguna José Ignacio. No te diremos más nada de esta zona estelar del turismo veraniego uruguayo; esas web lo dicen todo y lo que no lo dicen, lo expresa el New York Times o lo pregonan en entrevistas los famosos de todo el mundo. Solo insistiremos en que no todo es la fulguración social de la revista Caras, donde sale gente que terminó de comprarse una mansión de cinco millones de dólares. También hay quienes quieren y pueden comprar un apartamentito cerca de la mundanal Gorlero por 25.000 dólares o alquilarlo razonablemente; o preferir la juvenil Barra o el silencioso anonimato de tantos pequeños rincones que no queremos mencionar para que no pierdan eso, la intimidad. Y por si no lo sabés, también hay lugares tan humildes como La Capuera, en la orilla de la Laguna del Sauce que nunca sale en Paratí.

Rocha, el corredor oceánico. Bien, si sos audaz y odiás la rutina, habrás cruzado la balsa en lugar de viajar cómodamente por la ruta 9. ¿Es esta la continuación de la Ruta 10? Debería serlo, pero se oponen quienes no quieren un puente sobre la desembocadura de la laguna José Ignacio. Del otro lado de la balsa te aguardan balnearios absolutamente solitarios, casi totalmente carentes de servicios, pero desbordantes de paisaje. Si querés invertir para tus nietos, este es el mejor lugar para comprar un lote. Ahora volviste a la Ruta 9 y te preguntarás qué diablos hay sobre la costa. Muchos nos lo preguntamos, aunque siempre está Google Earth para descubrirlo desde los satélites. Por lo pronto muy cerca de la ciudad de Rocha hay un camino que te lleva hasta la Laguna de Rocha y un balneario de pesca artesanal esperando notoriedad. Si el tiempo no te lo permitió, entrarás a La Paloma perdiéndote la ciudad de Rocha que es un tesorito. La Paloma es la contra-cara de Punta del Este, el lugar donde la gente prefiere no ostentar o el lugar para quienes quieren que el océano les golpee la cara y las olas lo devuelvan a la arena en cada intento. Sin embargo, también tiene playitas para quienes no saben nadar ni a lo perrito. Y locales para bailar, para comer como un gourmet sin gastar como un gourmet. Flor de balneario La Paloma, que tiene un seudópodo al estilo de lo que es José Ignacio para Punta del Este. La Pedrera es otro refugio de famosos, pero famosos que no necesitan de los medios para continuar siéndolo. Un poco más al este encontramos la frontera de la urbanización. Se llama Punta Rubia y recién empieza. Luego, el paraíso desértico de playas y playas y más playas, algunas sin nombre, otras simples costas de estancia. Desde la ruta 10 se atisban esos reductos libertarios hasta que comienzan a verse los carteles que ofrecen llevarte al Cabo Polonio en carro o en 4×4, probablemente el lugar uruguayo que más entradas tiene en Youtube y más elogios recibe en sitios como www.tripadvisor.com. Difícil lugar para alquilar y más difícil aún para comprar vivienda de veraneo. Después de Cabo Polonio, vienen Valizas y Aguas Dulces, balnearios con muy particulares características. Te enamorarás a primera vista o los odiarás por siempre; así son las cosas, pero acá si se puede comprar o alquilar hasta por dos días. Siguen La Esmeralda y más playas desérticas hasta llegar a Punta del Diablo y a la Fortaleza de Santa Teresa ¡qué dos lugares!. Desafío a que alguien pueda decir algo en contra de ellos. Más al este encontramos La Coronilla  un lugar maravilloso amenazado por el Canal Andreoni, un monumento al error ecológico. Más desierto por colonizar y más pequeños balnearios ignotos nos separan de Barra del Chuy lado uruguayo y lado brasileño, cada uno con su particularidad. Festival del bagayo legítimo en la permisiva zona de 30 kilómetros de uno y otro lado, inédita regulación muy interesante pues la relación cambiaria siempre favorece a uno a costas del otro. ¿Quién es uruguayo y quién brasileño? Hay que preguntar, ni la manera de hablar portuñol ni la de tomar mate te permiten descubrirlo. De nuevo, ¡qué lindo país tenemos!

¿Me olvidé de algo, fui injusto con algún balneario? Si incurrí en esto, que alguien por favor me lo advierta escribiendo a contacto@viajes.elpais.com.uy. Sea como sea, conseguite el Gallito y pensalo bien, estas pueden ser las mejores vacaciones de tu vida.