ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Norte y Central

Cinco siglos del Centro Histórico de Ciudad de México

6356a008694ff187cd1a3fa5d604a3a0

En 2019 se cumplen 500 años de la llegada de Cortes a la antigua Tenochtitlan. El 11 de Marzo algunos también celebrarán 18 años de la entrada del “ejército zapatista” en el Zócalo… pero uno prefiere darle el crédito que merece el debutante AMLO.

México es uno de los países más complicados para juzgarlos desde afuera, algo que no debería ser moralmente lícito. En cambio, el medio milenio de Cortés es un pretexcto perfecto para conocer al CDMX, pues así se llaman ahora oficialmente los diez kilómetros cuadrados del Centro Histórico, el espacio urbano más rico cultural e históricamente de América y del mundo.

 

Por Igor Galo.

En la Plaza de Santo Domingo, en pleno centro histórico de la Ciudad de México, se encuentra la antigua Aduana. Por allí tenían que pasar, antes de entrar y salir del Virreinato de la antigua Nueva España, cualquier colono de la época para declarar sus bienes. Este es el motivo de que, justo enfrente, en los soportales, abrieran muchas oficinas de escribanos que se dedicaban a gestionar los papeleos que la burocracia exigía, tradición que por otro lado se mantiene hasta hoy en todos los países hispanohablantes.

Imagen de previsualización de YouTube

 Pero con la independencia de México este negocio declinó, por lo que los escribanos se tuvieron que reconvertir en escribidores de carta para los hombres que, en su mayor parte sin saber escribir, querían impresionar a las mujeres con su prosa.

Ya en el siglo XX y, y hasta en la actualidad, estos negocios se han convertido en famosos porque, según dicen, aquí es posible conseguir cualquier tipo de documento, legal o ilegal, que uno necesite. De hecho, parece ser que en estos negocios Fidel Castro consiguió los pasaportes que le permitieron viajar por América durante su exilio.

Y en esta misma plaza se encuentra el antiguo tribunal de la Inquisición, que sin embargo, parece que fue menos estricto en las América que en la península ibérica. Solo tres murieron directamente por la inquisición, en parte explicado porque no se aplicaba a los indígenas sino únicamente a los españoles. 

IMG_8367

Una historia en cada esquina

Muchas historias para una sola plaza, de las muchas que componen el centro histórico de la Ciudad de México. Y es que en la que fuera capital económica, cultural y política del imperio español, cada esquina ha sido testigo de importante evento histórico.

Otra de las miles de historia que atesora la CDMX tiene lugar en el Palacio del Monte de Piedad, al que Gabriel Garcia Marquez tuvo que acudir para empeñar una batidora y con el dinero conseguido pudo enviar sus manuscritos de “Cien años de Soledad”. El palacio se encuentra en el Zócalo, que  viene a ser la plaza de Armas o Plaza Mayor en el resto de capitales hispanas del mundo.

Pero en México se llama Zócalo. ¿Por qué? Cuando Porfirio Diaz, el dictador mexicano que también fue el presidente que más duro en el poder-32 años- en ese país, quiso celebrar los 100 años de la independencia de México mandó construir un momento en el centro de la plaza. Pero estalló la revolución mexicana y del monumento solo se llegó a construir la base del mismo, es decir el zócalo. Y desde entonces no es la plaza mayor, sino el Zócalo.

tenochtitlan

Impresionante el Zócalo… pero ni comparacion con el espacio dedicado al templo mayor por los aztecas.

En esta plaza de 46.8000 metros cuadrados, la segunda más grande del mundo, es donde que entraron los zapatistas de forma pacífica el 11 de marzo de 2001.  Hace 500 años, en 1519, cuando en su lugar se levantaba el templo mayor de los Aztecas, el que llegó fue Hernan Cortés.

La historias, anécdotas y hechos históricos se sobreponen uno sobre otro en la parte antigua de la ciudad de México como casi en ninguna otra ciudad del mundo. En esta zona se pueden visitar decenas de museos o disfrutar de la famosa cocina mexicana en todas sus variantes, desde tacos callejeros hasta delicatesen en restaurante como La Casa de los Azulejos, una joya de la construcción colonial o en algunas de la terraza turísticas con vistas la Catedral.

Recorrer sus calles es recorrer la historia de México, pero también de España o de las Américas, y por lo tanto un must para cualquier persona que visite este país. El consejo, visitarla el primer día para poder así zambullirse en la idiosincrasia de este país, y mejor si es con un tour guiado. Hay muchas opciones. Una muy interesante son los free tour en español por el centro histórico de México(www.civitatis.com/es/ciudad-de-mexico/free-tour-ciudad-mexico/)

36912424_1890391261022866_4808143573507637248_n

Los murales de Diego Rivera, ahora más conocido por ser el compañero de Frida Kalho.

Imperdibles del Centro histórico

Pero para quien decida visitar por su cuenta, hay algunos puntos que no se deben dejar pasar. Sin duda la Catedral es uno de ellos. La entrada es gratuita.

A su lado se encuentra el Templo Mayor, construido en el 1325 por los Aztecas, y que hasta mediados del siglo XX se encontraba enterrado bajo la ciudad colonial. Hoy se puede visitar junto al museo dedicado a las culturas prehispánicas construido a su lado.

El Palacio Nacional, donde vuelve a vivir el presidente de México desde diciembre de 2018, como lo hicieron lo virreyes en la época de la colonia española, es visitable. En su interior se puede visitar los murales de Diego Rivera (ahora conocido como marido de Frida Khalo), quizás el máximo exponente del muralismo mexicano. Sus pinturas cuentas la historia desde el origen de los aztecas hasta la independencia, y no solo es una joya por los aspectos artísticos, sino por condensar en un mural 400 años de historia del país. En él se reflejan cientos de personajes históricos todos reconocible y con nombre y apellidos, importante de la historia del país.

principal_bellas_artes

El Palacio de Bellas Artes

Otras visitas para los interesados en el arte muralista y la historia de México (realmente recomendable) son la Preparatoria Nacional, donde hay obras de Orozco y Siqueiros- los otros dos componentes de la santísima trinidad del muralismo mexicano, la Secretaría de educación Pública (ministerio de Educación) que se puede visitar los días laborables, el Palacio de Bellas Artes o el Museo Diego Rivera, ubicado en la Alameda a las afueras del centro histórico, donde se encuentra el famoso mural “Una tarde en la Alameda”, que se salvó milagrosamente del terremoto de 1986 que asoló la ciudad. En la misma Alameda, cada miércoles y domingo el Palacio de Bellas Artes ofrece el espectáculo “ballet Tradicional de México”, un resumen de gran calidad

Este museo de la historia de México y la España colonial que es el Centro Histórico de la Ciudad de México, escrito en mayúsculas porque es una ciudad dentro de la ciudad, está más vivo que nunca. 

Imagen de previsualización de YouTube

Hermoso, imperdible… pero cuiden los bolsillos

Siguen abiertos locales para comer y beber como el Café Tacuba, lugar de reunión de antiguos políticos, intelectuales y escritores. Un lugar muy recomendable. O la plaza Garibaldi, donde los mariachis siguen tocando canciones a quienes toman cerveza o tequila en sus bares como se viene haciendo hace décadas. Recientemente se abrió un Museo del Tequila en la misma plaza, más moderno y enfocado a turistas.  

Más sitios imprescindibles: en el límite del Centro Histórico se levanta la Torre Latinoamericana, el primer rascacielos construido en América Latina, y a cuyo observatorio en la plaza superior es posible subir. Las vistas de esta ciudad infinita dejan sin aliento.   

El Palacio de Correos, que es realmente un palacio, tampoco se puede dejar de visitar, ni tampoco por supuesto el Centro Cultural Banamex, ubicado en el antiguo Palacio de Iturbide, en la calle Madero, que siempre alberga interesantísimas exposiciones de arte mexicano de todos los tiempos y de entrada gratuita.   Una app gratuita para no perderse ninguna historia que se esconden en cada piedra de la CDMX es la oficial Monumentos CDMX de la Secretaría de Educación.https://play.google.com/store/apps/details?id=com.virtualware.mcdmx&hl=es_419

mexico-city-1000px

Recomendaciones y curiosidades

  • Adiós DF, hola CDMX. La ciudad ya no se llama más “Distrito Federal”. Desde hace unos años la ciudad se convirtió en un Estado más de la República de los Estados Unidos de México, y su nombre es Ciudad de México o CDMX.
  • Cambio de moneda. Hay mucha competencia tanto en el aeropuerto como en las casas de cambios del centro histórico. El peor cambio se da siempre en los hoteles y, en menor medida, en los cajeros.
  • El Centro Histórico fue un lugar degradado hasta principios del siglo XXI. Pero ha recuperado su importancia comercial, gastronómica y cultural, y también la seguridad. El problema, ahora, es la saturación de gente sobre todo los fines de semana. Por eso se recomienda madrugar para recorrer los sitios sin sentir la presión demográfica de esta ciudad de 20 millones de habitantes. Por la noche la seguridad es menor. También es importante preguntar para no salirse del área turística, ya que anexos a la zona visitable puede haber lugares no tan seguros.

Foto-Cortesía-de-Wishbird-1024x745

1200px-Xochimilco_trajineras