ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

2013, el año de las auroras boreales (y australes)

¿Por qué se habla tanto de las auroras boreales y hay gente que hasta  ignora que existen las auroras australes?

Es posible que eso ocurre porque el círculo ártico del polo norte está bastante poblado y el del polo sur es un páramo, aunque no del todo. Naturalmente hay “auroras polares” en los dos extremos del planeta y en ambos casos ocurren entre los 100 y los 1.000 kilómetros de altura. Las auroras se producen por el choque de los protones y electrones provenientes del sol, que quedan atrapados en el campo magnético del polo.

Si estás harto del calor sofocante, podrías tomarte un paseo hacia los lugares que recomiendan Viridiana Ramírez y Gretel Zanella, del diario El Universal, nuestro socio GDA, pues ahora es el mejor momento y este año será particularmente generoso en auroras polares.  Pero después no vengas a quejarte de que no querías tanto frío.

Para darte una idea de lo que verás, la foto de portada fue sacada por un huésped del hotel Ranga, uno de los que recomiendan las autoras. Ni que decir que deberás ser buen fotógrafo y tener equipo adecuado.

 

En 1619 el astrónomo Galileo Galilei las bautizó con ese nombre que recuerda a Aurora, la diosa Griega del amanecer, y a Bóreas, el dios del viento del norte. Aquella frase de “no mires a la luz” no aplica en elCírculo Polar Ártico. Y es que esta zona del globo terráqueo, que tantas veces es mencionada por ser el hogar de Santa Claus, también es conocida por la aparición de auroras boreales, un milagro de la naturaleza que se manifiesta a unos cuantos viajeros privilegiados.

El Doctor Tony Phillips de la NASA menciona en un artículo que después de años de calma, el Sol vuelve a una intensa actividad, cuyo máximo alcance se está dando ya.

Por lo que, afortunadamente para los cazadores de auroras boreales, éstas se verán en mayor cantidad durante 2013.

El fenómeno nace de la actividad solar. El astro desprende partículas cargadas de mucha energía -iones, protones y electrones- que viajan como ráfagas por el espacio a una velocidad de 320 a 700 kilómetros por segundo y entran en contacto con el campo magnético de la Tierra. Llegar a las capas más altas de la atmósfera les toma entre 60 y 120 horas.

Los polos son los que reciben esta energía. Cuando las partículas entran en contacto con la atmósfera y chocan con sus gases, se produce un brillo intenso, creando así lo que conocemos como auroras boreales. En el sur son llamadas australes.

Cada 11 años el Sol aumenta sus ciclos de actividad magnética, se mide por el número de manchas visibles que aparecen en él.

Esto genera que la producción de viento solar sea mayor. En 2013 nos encontramos, según investigadores, en la mitad del ciclo 24. Por eso, la probabilidad de visualizar auroras boreales es alta.

En el Círculo Polar Ártico la mejor temporada inició desde agosto de 2012 y finalizará durante los primeros días de mayo. Los viajeros encontrarán cielos oscuros y despejados para contemplar el espectáculo que nos regala el sol.

Así se las ve desde un satélite

 

200 noches de espectáculo celeste

Suena la campana. Los huskies aúllan. El zorro corre por los cielos finlandeses y la velocidad que lleva pinta la bóveda celeste de verdes y azules intensos. También deja rastros de rosa y plata.

Alrededor de esta fluorescencia espacial, los indígenas samis crearon una leyenda: los rabos de los zorros que corren por los montes lapones, se golpean contra los cúmulos de nieve y las chispas que salen se reflejan en el cielo.

Cada año en la Laponia finlandesa (Rovaniemi y Sodankylä), las auroras boreales o luces del norte aparecen al menos durante 200 noches. La mejor temporada es enero y febrero, cuando el termómetro ronda los 15° C bajo cero, o menos, pero una tormenta de nieve podría arruinarlo todo.

Un cielo despejado y poca contaminación lumínica son importantes para que nuestros ojos se deleiten.

Aurora Chalet (www.aurorachalet.fi), en Sodankylä, tiene el privilegio de situarse a pocos pasos del Observatorio Geofísico que este año cumple 100 años de monitorear auroras. El personal se encarga de emitir una alerta al hotel, y éste a su vez a las habitaciones, para que los huéspedes salgan justo cuando las primeras bandas de colores pintan el cielo.

El arco verde y brillante que atraviesa la bóveda celeste de este a oeste, por lo general, aparece antes de la medianoche. A las 21 horas el cielo alcanza su mayor oscuridad, entonces es momento de alzar la vista.

A los huéspedes se les proporciona ropa térmica, chamarras, gorros y botas.

El fenómeno puede durar media hora o prolongarse hasta las primeras horas del siguiente día.

Los observadores afortunados son testigos de la llamada “corona boreal”, los rayos de luz brotan desde el horizonte a una velocidad constante, emulando espirales coloridas. Las ondas de luz parten de un solo punto. Todo el cielo es un mar ondulado con tormentas de llamas violetas creando sombras en el suelo.

Pero inesperadamente todo desaparece increíblemente rápido.

Aurora Chalet: habitaciones desde 232 euros por noche. Incluye vestimenta para observar auroras y un guía geofísico.

Las luces del Círculo Dorado

Reikiavik, al sur de Islandia, es la región que fue bendecida por la naturaleza. Un baile de colores se lleva a cabo en su cielo de septiembre a marzo. Son las auroras boreales que atraen a turistas para esconderse en un pedazo del Polo Norte.

Su contemplación es la mejor actividad que puede brindar un hotel. Y Rangá (www.hotelranga.is) cubre el requisito.

La noche anterior al avistamiento, un guía experto en la caza de auroras proporciona información para entender este fenómeno. Incluye consejos para fotografiarlas.

Cuando las luces empiezan a colorear el cielo, el guía toca a tu habitación, está listo con una canasta de vinos y quesos para degustar mientras aparecen las auroras. También lleva frazadas para el frío. Cuando la actividad de las luces aumenta, es momento de subir a un auto para ir al mejor punto de observación. Entonces, estarás cazando una aurora.

El hotel sugiere una estancia de cuatro noches para garantizar la observación, aunque todo dependerá del clima y sobre todo las nubes que suelen ser caprichosas en Islandia. Según datos de expertos las horas pico son de 11 de la noche a dos de la madrugada, pero en el hotel tienen el registro que es de las 19 a las 21 horas. Habitación doble, desde 683 euros.

Las luces del norte no son el único espectáculo natural en Islandia. De diciembre a abril también aparecen las orcas.

La isla de pescadores, Grundarfjörður, se localiza a menos de una hora de Reikiavik.
Por la mañana zarpa la pequeña embarcación que te lleva en busca de estas ballenas. Especialistas de la asociación Orca Research te explican su comportamiento.

La excursión continúa en auto a Reikiavik. En casas de campaña se monta guardia para esperar las luces del norte. El paquete incluye cuatro noches de hospedaje y excursiones desde 598 euros. www.discover-the-world.co.uk

Géiseres y volcanes
Una opción más mientras se espera la noche, es una ruta por el Círculo Dorado. La región se caracteriza por estar rodeada de volcanes y de esas ollas a presión llamadas géiseres. Al situarse entre las montañas, la observación de auroras boreales es óptima.

Para acceder a la zona es necesario abordar un vehículo 8WD, todo un explorador de nieve que te acercará al volcán Eyjafjallajökull. En 2010 hizo erupción y dejó un terreno de lava petrificada que se mezcla con la blancura del hielo.

Por la noche se busca la vista de 360° que ofrece el hotel Northern Light Inn (www.northernlightinn.is), situado en la península volcánica de Reykjanes. Un salón se acondiciona durante los meses de invierno para reunir a sus huéspedes alrededor de una chimenea, mientras esperan que aparezcan las auroras boreales.

El plus que otorga es un baño de agua termal en la Laguna Azul. Dentro la temperatura es deliciosa. Costo: 699 dólares por cuatro noches. www.discover-the-world.co.uk

Navega por la costa noruega

El reino de las nieves existe en Noruega, por encima de la línea del Círculo Polar Ártico. En estos confines se vive uno de los climas más salvajes, el sol de medianoche y el fenómeno de la noche polar. Y a pesar de las condiciones, viajeros de otras latitudes van fascinados a la caza de auroras boreales, a sabiendas de que tal vez no puedan encontrarlas.

Ellos siguen la ruta clásica que desde 1893 trazó la icónica naviera Hurtigruten por la costa noruega, a bordo de un barco de carga, que a la vez entrega correspondencia a las poblaciones más apartadas.

Más que un crucero turístico es un barco de exploración a través de fiordos e islas. No hay disco ni casino, tampoco cocteles azules, sino charlas sobre la cultura sami, las costumbres de los pequeños pueblos con casitas que parecen de cuento, sobre los atractivos naturales y las excursiones que al día siguiente se pueden tomar: Un paseo en trineo jalado por perros en Tromso, un día de navegación en el fiordo Geirangerfjord, una noche en un hotel de hielo; la convivencia con los samis, incluso el viajero puede dormir en una de sus casas típicas después de una fogata bajo la claridad de un cielo que deja contemplar la vía láctea o auroras rojas y verdes.

Son ellos, los samis noruegos quienes creen que sus seres amados, después de morir, habitarán el reino de las luces del norte, donde se convertirán en seres poderosos.

Y para seguir en busca de auroras, se organizan paseos en motonieve. Las vistas incluyen campos de hielo, icebergs, acantilados a la orilla del mar y montañas blancas que se reflejan fidedignamente en un espejo de agua.

Además, expertos en astronomía explican a bordo el fenómeno de las auroras boreales. El capitán del barco igualmente se anima a dar una plática a sus pasajeros.

A bordo, ellos no tendrán que preocuparse de tener el ojo clavado en el cielo todo el tiempo. A la primera señal de que una aurora se ha dignado a aparecer, inmediatamente el personal da aviso.

La temporada termina en abril. La travesía en barco, con alimentos incluidos tiene un costo de mil 223 euros por persona. No incluye excursiones, ni vuelos, ni traslados. www.hurtigruten.com

 

A LA CAZA DE AURORAS BOREALES

II COLORES
La variación de tonalidades dependerá de la altitud. Verde o amarillo es el color más frecuente, se origina en altitudes de 100 a 180 km. Las auroras azules y violetas se producen a 120 y las rojas a una distancia que rebasa los 200 km.

II BRILLO
En comparación con la luz del sol y la luna, el resplandor de la aurora es débil. Su brillo es comparable al de la Vía Láctea. Puede ser visto como una banda difusa de luz. Sin embargo, su luz es mil veces más intensa que las estrellas.

II LOS MEJORES MESES
Expertos afirman que la probabilidad de visualizar auroras boreales en el Círculo Polar Ártico es durante los meses de equinoccio, marzo y septiembre. Pero, el cielo alcanza su mayor oscuridad y claridad de octubre a febrero.

II FORMA Y TAMAÑO
La aurora puede comenzar como un arco aislado muy alargado que se va extendiendo en el horizonte, generalmente en dirección este-oeste. Cerca de la medianoche el arco puede comenzar a incrementar su brillo. Comienzan a formarse ondas o rizos a lo largo del arco y también estructuras verticales que parecen rayos de luz muy alargados y delgados.
Su longitud puede medir miles de kilómetros, mientras que la anchura difícilmente sobrepasa los 100 metros.

II A QUÉ HORA SE MIRA EL CIELO
La hora pico es de 11 de la noche a dos de la madrugada, en otras regiones inicia desde las 19 hasta las 21 horas.

II MONITOREO
Existen sitios en internet que siguen a cada segundo la actividad de las auroras en todo el mundo. También hay otras que siguen la actividad del sol y su viento. www.gi.alaska.edu/AuroraForecast
www.spaceweather.com
www.swpc.noaa.gov/SolarCycle/index.html

II LA APP
Solar Monitor. Costo: 129 pesos

II DESTINOS EN LÍNEA
Finlandia: www.visitfinland.com
Islandia: www.iceland.is
Noruega: www.visitnorway.com

BUENAS FOTOS
Para obtener buenas imágenes necesitas:

1.Cámara digital SLR con un disparador a distancia

2. Tripié.

3.Batería. Debes cargarla completamente

4.Flash. Desactívalo

5. ISO. Entre 100 y 400

6. Lentes. En modo de enfoque manual y al infinito

7. Velocidad de obturador. De 30 segundos o más

8. Apertura de diafragma. f/2.8 o mayor

9. Utiliza un gran angular.

10. La luz. Lo mejor es alejarse de cualquier fuente de luz, incluida la luna