ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Verano porteño I: ¿Uruguay o Brasil?

Cuando el Verano Porteño acosa, no hay Piazzola que te refresque. Uruguay y Brasil compiten por este mercado e Infobae.com da pistas sobre los factores que provocan la decisión.


Naturalmente hablamos de porteños porque a ellos está dirigida la investigación de Infobae.com, pero todos los años tenemos muchísimos veraneantes de Buenos Aires y otras provincias. Y tampoco el informe refiere a los argentinos propietarios que vendrán de cualquier manera.  Pero se omite que la costa uruguaya no es únicamente Punta del Este; tenemos unos 600 kilómetros de costa y los argentinos son maestros en descubrir lugarcitos que se adaptan a sus requerimientos y a sus posibilidades económicas.

El informe que prepararon Constanza Crotto y Mariana Gándara es sumamente interesante, tanto que nuestros operadores deberían tenerlo en consideración para elaborar estrategias tendientes a ser más competitivos que los hermanos del norte a quienes, por otra parte, no los ayuda la relación cambiaria. No nos hagamos los agrandaditos, Brasil tiene con qué darnos y mejorar su oferta es imperioso; cuidando los precios, por ejemplo o devolviendo impuestos que fue lo que con acierto se hará esta temporada.  Lo que sigue es ese informe.

No alcanza con el suculento chivito; al porteño este año  hay que agasajarlo con precios.

————————–
El combo era más que tentador: playas con aguas transparentes y cálidas, arenas mucho más blancas que las de cualquier ciudad de la Costa Atlántica y precios bastante más bajos a pocos kilómetros de Buenos Aires.

Pero las cosas cambiaron y, en los últimos años, partir de vacaciones a otro país ya no es lo más conveniente para un bolsillo pesificado. ¿Qué será más económico la próxima temporada: un fernet o una caipirinha? ¿Un chivito uruguayo o un choripán?

A pesar de que el cambio no es el más conveniente y que muchos deberán resignar sus preferencias por embarcarse en costas vecinas, se espera que un aluvión de argentinos desembarque en las playas del exterior favoritas por los argentinos.

Punta del Este es uno de los destinos turísticos para quienes tienen el suficiente dinero para hacerle frente. A medida de que el peso argentino siga devaluándose, más caro es viajar a la ciudad uruguaya que maneja precios en dólares.

A lo largo de los años, el paisaje de la costa esteña se fue poblando de edificios modernos y sofisticados, además de hoteles y autos lujosos por doquier. Actualmente, la ciudad se transformó en un destino de luxe, sobre todo para los argentinos que estaban acostumbrados a instalarse allí durante los meses estivales.

Una alternativa para llegar a la costa esteña es cruzar el Río de la Plata por medio de la empresa Buquebus que ofrece este servicio. Entre las tarifas más económicas está el Eladia Isabel con destino a Colonia, que cuesta $202, y de ahí se puede viajar en micro hasta la península. Los que prefieren hacer el trayecto en auto pueden llevar el propio en la bodega por un precio que parte de los $450.

El buque que viaja a Montevideo es más práctico ya que la capital uruguaya se encuentra a unos 130 kilómetros de la costa esteña. El valor del Buquebus y un micro para llegar a Punta del Este, vale unos $700.

Para quienes quieran llevar el auto al vecino país, el litro de nafta en Uruguay está 1,5 dólares, el gasoil 1,4 y el gasoil especial 1,8. El peaje (hay cuatro entre Colonia y Punta del Este y dos entre Montevideo y Punta del Este) vale 2,5 dólares cada uno.

Desde Buenos Aires viajan Aerolíneas Argentinas y Pluna con vuelo directo al balneario top y la tarifa parte de los 290 dólares, dependiendo de la fecha de la partida.

 Hay quienes pretenden alquileres inalcanzables y luego los tienen que rematar el primer día de enero.

 El alquiler de departamento varía según la zona, según coincidieron distintas inmobiliarias esteñas. En la península, durante la 1º quincena de Enero un departamento tipo, de dos dormitorios con dos baños cuesta 2.200 dólares y con servicio de mucama incluido, garage y piscina u$s3.000.

En las paradas, los precios alcanzan entre los 2.000 dólares y los 2.500 para una propiedad estándar y 3.500 para una con servicios y vista al mar. De la parada 2 a 6 de la Brava, las tarifas aumentan y un edificio sin servicios ronda los 3.000 dólares.

En cambio, en la avenida Roosevelt y zonas de influencia, los precios son más bajos ya que un departamento básico parte de los 1.800 dólares mientras que uno con infraestructura recreativa (piscina, sauna, salón de niño, tenis) está entre los 1.800 y los 2.000 dólares.

También existe un mercado intermedio con barrios residenciales de edificios sin servicio en el orden de los 2.000 dólares.

En la costa esteña los precios son muy oscilantes ya que los lugares más top de La Barra suelen tener tarifas desorbitantes mientras que en otros cafés mantienen un precio más acorde a un destino turístico en temporada.

En promedio, un café vale 2 dólares y un chivito 8 dólares. En el supermercado, cada pan baguette cuesta un dólar, el jamón cocido 1,4 dólares los 100 gramos y una gaseosa cola 2 dólares la de 1,5litros.

Para los días de lluvia, los cines suelen ser la principal atracción de los turistas. Las entradas cuestan 5 dólares de lunes a jueves y 7,5 de viernes a domingo, tarifa que se asemeja a los valores en Capital ya que vale $23 por persona el ingreso a la sala. Latinoamérica

 

Camboriu, más cálido y pintoresco, pero tan poblado como Mar del Plata

 El país carioca (sic)
Brasil es uno de los destinos más elegidos. Si bien estas tierras este año tendrán un cambio poco conveniente por lo que creció la moneda brasileña este año respecto del dólar, se espera que aumente el número de turistas.

Desde Les Amis vaticinan una temporada “exitosísima. Se vendió todo hace dos meses y la verdad es que queda muy poco para esta temporada. El 95% de enero ya está todo tomado”.

La agencia vende sólo paquetes programados porque es la opción que más le conviene al usuario. En los combos una estadía en Buzios por ocho días y siete noches con aéreo y posada con desayuno incluido cuesta, por ejemplo, 859 dólares.

Una opción algo más costosa es el norte. Los que eligen como destino Puerto Seguro tendrán que desembolsar 1119 dólares por ocho días y siete noches con aéreo, alojamiento en una posada y un city tour.

Florianópolis, playas muy variadas, pero un viaje interminable en auto.

La alternativa más económica y la predilecta por los argentinos es la del sur de Brasil, con aguas cálidas, lluvia al por mayor y playas algo angostas. A Florianópolis, destino de moda entre los contingentes de jóvenes y familias del interior, se puede ir en auto, en bus o en avión.

Desde la agencia Enytour estiman que es muy difícil conseguir pasaje en avión en temporada alta y que los disponibles para el mes de enero pueden llegar a costar unos ochocientos dólares.

El tedioso viaje en micro durante 24 horas costará entre 800 y mil pesos. Son muchos los que eligen ir en auto aunque este año habrá que tener en cuenta que el combustible en Brasil es más caro que en la Argentina: el litro de nafta allá vale 5,46 pesos argentinos mientras que en Buenos Aires un poco más de tres pesos.

“Tenemos una expectativa muy alta. A pesar de lo que se preveía por el tipo de cambio, que ya no es tan favorable para los argentinos, este año se agregaron más vuelos charter por lo que se espera una mayor cantidad de turistas que el año pasado”, indicó un agente de Enytour.

Y explicó: “Florianópolis ya es un destino instalado. Los chicos jóvenes lo eligen por las posadas económicas y las playas extensas. Está muy de moda”.

Hay alojamientos para todos los gustos. Una posada estándar, con media pensión incluida, cuesta ochenta dólares la noche. En tanto, el alquiler de un auto es casi imprescindible si uno no cuenta con móvil propio. Este servicio por semana cuesta a partir de los 280 dólares

En la comida no hay mucha diferencia con la argentina. Sirven platos muy similares y los precios pueden resultar hasta más económicos que los de cualquier balneario de la Costa Atlántica, especialmente si se compra comida por kilo. La clásica caipirinha (infaltable) en la playa cuesta alrededor de quince pesos argentinos mientras que una cerveza puede llegar a valer cinco pesos.

El norte de Brasil es un destino más exclusivo y mucho menos multitudinario. En algunos casos los precios son aún más elevados que los de algunos destinos del Caribe. Costa do Sauípe, a una hora de Salvador de Bahía, es un paradisíaco complejo de en las aguas del Atlántico donde está terminalmente prohibido circular en auto. Los hoteles, que son todos grandes resorts con régimen all inclusive, pueden llegar a costar alrededor de 230 dólares por pasajero.

Puerto Seguro, bastante más económico, es el favorito por muchos contingentes de jóvenes. Allí, para una noche en una posada tres estrellas con desayuno completo cuesta unos 95 dólares.