ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

El muro de Berlín y las increíbles fugas a occidente

p

Independientemente de cualquier sesgo político, el mundo no fue el mismo tras la caída del muro de Berlín. Este artículo tiene la origininalidad de centrarse en las fugas, algunas tan inesperadas como la de Engels y Wagner. Claro que eran otro Engels y otro Wagner.

Atropellar el muro con un ferrocarril, construir un globo, un aeroplano o dos tablas de wind surf con las que dos audaces dicen haber navegado 70 kilómetros… todo eso fue parte de lo que ocurrió en los 28 años que el muro resistió al repudio y fue utilizado como un argumento para exhibir las bondades del mundo occidental y compararlas con una Alemania gris y empobrecida. Claro que occidente se jugaba el prestigio en el asunto y que algunas de estas fugas huelen a cuento o a exageración, de eso y de peores cosas trataba la Guerra Fría antes de que la trasladaran a nuestra América Latina.

En todo caso, fue un episodio tan disparatado pero más cruento que el muro de Trump en la frontera con México.

Por Alberto Moroy                         

Este sábado 9 de noviembre de 2019 se cumplieron 30 años de la caída del muro de Berlin.  Aquél día, pero en 1989, cayó finalmente el muro, que partía en dos la actual capital germana y se convirtió en el símbolo de la división del pueblo alemán durante la guerra fría.  A partir de ese momento, se inició el proceso de unificación del estado socialista, para ese entonces con16 millones de habitantes (Deutsche Demokratische Republik, RDA) con la República Federal de Alemania (RFA,). El 3 de octubre de 1990 ya no había dos nacionalidades alemanas sino solo una.

Alemania del Este; ciudades menguantes, casas vacías

https://www.lavanguardia.com/internacional/20090720/53748356797/alemania-del-este-ciudades-menguantes-casas-vacias.html

Alemania del este 25 años después de la caída del Muro de Berlín

Imagen de previsualización de YouTube

El comienzo del estado socialista y el Muro de Berlin

El 11 de febrero de 1945: se reunieron en la ciudad de Yalta (Crimea) Churchill, Roosevelt y Stalin. Los vencedores dividieron el territorio alemán en cuatro zonas de ocupación: la oriental fue controlada por la URSS, y la occidental por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

El 24 de junio de 1948, los soviéticos que ocupaban desde 1944 Alemania Oriental, comienzan el bloqueo del enclave de Berlín Occidental, una fracción del Gran Berlín (883 km2 y 2,3 millones de habitantes) concedida a los Aliados occidentales y dividida en tres zonas de ocupación (inglesa, estadounidense, francesa). “Por razones técnicas”, cortaron las comunicaciones terrestres entre Berlín Occidental y Alemania Occidental. De 19 millones de habitantes, más de 3 millones huyeron a Occidente antes de la construcción del Muro de Berlín el 13 de agosto de 1961.

f1

Civiles observan el aterrizaje de aviones / corredores aéreos que podían llegar a Berlín

Del compilador

Recuerdo haber visto por televisión bastante información sobre la caída del muro de Berlín, no así su historia de la que hoy veremos un poco, y conoceremos algunos de las fugas más espectaculares, donde si fallaban se les iba la vida. Lo notable para los que tenemos algunos años es que esto parece que sucedió ayer y mientras podemos recordar con nostalgia aquella época, esta gente la estaba pasando muy mal, con privaciones impensables para los estándares europeos.

La Caída del Muro de Berlín (09.Nov.1989)

Imagen de previsualización de YouTube

La Caída del Muro de Berlín (09.Nov.1989) – Parte 2

Imagen de previsualización de YouTube

f2

La puerta e Brandeburgo coronada por el muro / División política de Alemania 1945

 

Construcción del muro de Berlín

En la noche del 12 al 13 de agosto de 1961, las autoridades de la República Democrática Alemana (RDA) erigieron un recinto fortificado en la línea que  separa en Berlín, la zona, bajo ocupación soviética, de las zonas bajo ocupación estadounidense, inglesa y francesa. El 13 de agosto, a las 0: 30 horas, los vopos (policías alemanes del Este), colocan alambre de púas y caballos de Frisia (estructuras antitanques)  a lo largo de los 43 kilómetros de la línea de demarcación entre los dos Berlín. A la una de la madrugada, la agencia de prensa de la RDA anuncia que la frontera seguirá cerrada hasta la firma de un tratado de paz.

f3

Inicio de la construcción / Avance el muro

 

El verdadero Muro, compuesto por placas de cemento, complementadas por focos, minas y Vigilancia continua de los vopos  continúa día y noche. Lo patrullaban 600 hombres con perros). Llegó a tener tres metros y medio de altura y en su construcción trabajaron 52.000 obreros. Las comunicaciones entre los dos Berlines quedaron radicalmente cortadas, salvo en cuatro puntos de control, reducidos casi en general, a uno solo en la frontera del sector soviético con el norteamericano: el famosísimo Checkpoint Charlie”.

f4

El muro lateral a la puerta de Brandeburgo / “Checkpoint Charlie” con tanques apuntándose

 

Durante la Guerra Fría, el CheckPoint fue protagonista del incidente de mayor tensión En ese punto estuvieron los tanques rusos y norteamericanos frente a frente, a punto de abrir fuego tras una crisis que duro 12 horas y pudo haber llevado al mundo a una Tercera Guerra Mundial.

 

Las características del muro

La longitud del cinturón alrededor de Berlín Occidental era de 155 kilómetros. De ellos, la longitud entre Berlín Occidental y Berlín Oriental sumaba 43.1 kilómetros. Y la longitud entre Berlín Occidental y la RDA fuera de la ciudad 111,9 km.

Torres de control: 302

Unidades de vigilancia: 259.

Miradores: 93.

Búnkers: 20.

 

Medidas:

  • Altura: 3,6 m. mínimo.
  • Ancho 1.20 m.
  • Profundidad en el suelo 2.10 m.

 

Setenta y cinco muertos por buscar la libertad

Pero el empeño de los alemanes orientales era muy firme: las ventanas fueron tapiadas con ladrillos, los túneles cegados con minas y los disparos de los vopos fueron, en varias ocasiones, más rápidos que los corredores fugitivos. En los 28 años en que se mantuvo el Muro, 200 personas fueron muertas antes de conseguir llegar al sector occidental., pero pudo haber más muertes no descubiertas por fuentes objetivas.

Especialmente patética fue la muerte del albañil de 18 años Peter Fechter, ametrallado cuando escalaba el muro ante los ojos atónitos de los occidentales. Fue abandonado durante una hora, al pie del mismo, hasta que se desangró totalmente. Cuando por fin se acercaron los soldados de la RDA y se lo llevaron, los ciudadanos de ambos lados les empezaron a gritar “¡asesinos, asesinos!”. En los días siguientes, comenzaron las protestas y las manifestaciones en el lado occidental, dándose cuenta de lo difícil que sería escapar para amigos y familiares del lado oriental.

f5

Peter Fechter ametrallado

f6

El policía Conrad Shumann hacia la libertad (el primer desertor)

La fuga de Conrad Schumann

Imagen de previsualización de YouTube

f7

Puerta de Brandenburgo envuelta en niebla / Torres de vigilancia

Las fugas

https://www.spiegel.de/spiegel/spiegelspecial/d-14852019.html

En tren derriba el muro 5 de diciembre 1951

En 1961, el conductor del tren Harry Deterling junto con siete familiares y 19 ciudadanos más, condujo un tren a través del Muro de Berlín a toda velocidad, llamándolo el “último tren hacia la libertad”, aceleró la locomotora a la máxima potencia y consiguió romper el muro. Todos salieron ilesos. La estación Staaken, última frontera abierta hasta entonces, sería tapada como todo el resto del país. Deterling empezó su viaje con total normalidad. Paró en todas las estaciones que debía y terminó a las 8.30 pm. Pero a diferencia de todas sus rutinas, una vez que llegó a Staaken, no se detuvo como tenía que hacerlo. Su carbonero comenzó a trabajar a toda máquina y el tren pudo llegar a los 80 kilómetros por hora. Atravesó el muro de la boletería y siguió adelante. Los guardias que se encontraban ahí no pudieron hacer más que salir del camino y disparar unas cuantas balas pero ninguna llegó a algún objetivo. Las vías del tren fueron cerradas para que nadie más repitiera el “accidente” de Deterling.

f8

La locomotora / Cortando las vías

 

El equilibrista 1963

En 1963, el acróbata de Alemania Oriental, Horst Klein, cruzó un cable de alta tensión que se extendía a través del Muro de Berlín. Se cayó de la cuerda floja, pero aterrizó en el oeste. Horst Klein era un anticomunista reconocido, que enfureció al gobierno de Alemania Oriental. Se le prohibió aparecer en circos, lo que fue devastador para su profesión de trapecista profesional. Entonces Klein decidió escapar. Eligió huir a través de los cables de alimentación que unían la ciudad. Klein subió a un poste de electricidad y saltó sobre el gran aislante de porcelana en el cable. Estaba aterrorizado. Klein sabía que si tocaba la torre y el cable al mismo tiempo, se convertiría en cenizas. Se subió al cable y se deslizó 64 metros hasta otro aislante. Klein saltó a una segunda torre y miró hacia abajo. Klein se deslizó otros 27 metros , y luego comenzó a desenredar una cuerda que había enrollado alrededor de su pecho. Tiró la soga por el cable e intentó descender hacia el lado oeste. Desafortunadamente, sus manos se habían adormecido en el frío exterior de 14º grados). Klein perdió la cuerda y cayó 12 metros. Se las arregló para aterrizar a unos metros dentro de la frontera occidental. La caída de Klein lo dejó inconsciente durante tres horas. Cuando despertó, gritó pidiendo ayuda. Una mujer lo escuchó y llamó a la policía, que llevó a Klein al hospital.

Scooter acuático 1968

El estudiante de ingeniería Bernd Böttger se las ingenió para escapar bajo el agua. En una noche estrellada en septiembre de 1968, se arrastró  medio metro por debajo de la superficie del agua en un scooter diseñado por él, impulsado por un motor auxiliar de bicicleta. Su viaje continuó durante 22 kilómetros hasta que el buque danés “Gedser Rev” lo recogió. Böttger desarrolló aún más su invención para el mercado. Cuatro años después de su fuga, Böttger se ahogó accidentalmente cuando buceaba con amigos en la costa española.

f9 (80)

Bernd Böttger y su scooter acuático

 

En Submarino

 

Ulrich Kujat de Turingia construyó un submarino de un solo hombre (dicen que lo acompañó su mujer) en su garaje, pero un error de diseño, y el escape del submarino habría terminado mal. Kujat fue descubierto antes de su fuga y estuvo en prisión durante cuatro años sin atreverse a escapar.

f10 (65)

Submarino Ulrich Kujat (intento fallido)

 

En Globo 1979

Las familias Strelzyk y Wetzel cosieron un globo de aire caliente de 1000 metros cuadrados de tela. Cuando partieron hacia Alemania Occidental en septiembre de 1979, fueron los primeros en aventurarse a escapar por el aire. Con éxito: poco después, los cuatro adultos y cuatro niños aterrizaron de manera segura en Baviera.

f11 (34)

La familia Strelzyk con su globo de aire caliente frente al edificio del Reichstag en Berlín.1983

 

La fuga de los tres hermanos 1983

Esta es la historia de tres hermanos alemanes que nacieron en Berlín del Este y crecieron cercados por el también llamado Muro de la Vergüenza.  Fueron tres fugas diferentes, puesto que lo hicieron individualmente, pero cada una fue más espectacular que la anterior.  Los tres hermanos Bethke eran hijos de una pareja de altos funcionarios de la Alemania Oiental, que crecieron bajo las enseñanzas y principios de sus padres que pertenecían al Partido Comunista, pero se sentían prisioneros del régimen, tanto, que soñaban con escapar algún día hacia la libertad y poder conocer el mundo. La fuga de Ingo trajo repercusiones para la familia y sus padres perdieron el empleo. Su hermano menor, Holger, era vigilado constantemente por el régimen porque sospechaban que también podía fugarse, y de hecho lo hizo. Holger logró escapar ocho años después, el 31 de marzo de 1983, utilizando un cable de acero y poleas de madera

Ingo y Holger Bethke con dos aviones ultraligeros volaron el 26 de mayo de 1989 sobre el Muro a Berlín Occidental, casi frente a los guardias fronterizos.  Los aviones dejaron a los hermanos frente al edificio del Reichstag, de dónde desaparecieron. Durante 24 horas, la República se preguntó de dónde venía el avión. Luego los hermanos se unieron a la policía de Alemania Occidental.

 

La fuga de los hermanos Bethke

 

http://meristation.as.com/zonaforo/topic/2263255/

f12 (19)

Cruzando el muro con tirolesa / Filmación real (flecha el muro)

Los tres hermanos que huyeron de Alemania Oriental

 

https://navegantecalifornios.blogcindario.com/2015/02/00031-los-tres-hermanos-que-huyeron-de-alemania-oriental.html

 

En avión casero “Dowa 81” 1981 

Su “Dowa 81″, equipado con dos motores de motocicleta ES-250 y una envergadura de nueve metros, fue construido completamente en una pequeña habitación en su apartamento de Dresde. Ninguna parte del avión ensamblado tenía más de cuatro metros. El altímetro había sido una preocupacióon de Wagner. Lo compró en un mercado de pulgas y debería permitirle volar sobre la frontera bávara a una altura de 50 metros y, por lo tanto, debajo de la detección de radar.  El avión fue construido por el Dr. Gerhard Wagner en 1981 para permitir que él y su familia de cuatro miembros escaparan de Alemania del Este.

f13 (8)

Dowa 81

 

http://www.rusadas.com/2012/05/el-dowa-81-del-doctor-ingeniero-gerhard.html

 

En bote 198 

En un bote como este, la familia Kostbade de cuatro cabezas escapó en 1988 en un día frío y húmedo de octubre. Para un total de 111 kilómetros, remaron a través del Mar Báltico en el vehículo desde Kühlungsborn hasta Fehmarn.

f14 (3)

Bote familia Kostbade/  Karsten Klünder

 

En windsurf 24 de noviembre de 1986

A Karsten Klünder le encantaba navegar, tanto fuera en el barco como en la tabla de surf. El distrito de Klünder era el Werbellinsee al norte de Berlín. Pero en el otoño de 1986, sintió el viento en el pelo en medio del mar Báltico, en una espectacular escapada de Alemania del Este en la tabla de surf. Dirk Deckert había encontrado un aliado. Klünder  que era marinero como él, Juntos obtuvieron trajes secos y otros equipos, de espuma de polietileno y planos. Hicieron sus tablas de surf con las plantillas de una revista de surf de Alemania Occidental.  Al amanecer zarparon hacia Hiddensee, se apresuraron a avanzar sobre la estrecha isla y se lanzaron al  mar Báltico. Ambos se separaron y surfearon independientemente el tormentoso mar durante 70 kilómetros hasta llegar a la isla danesa de Møn. Más tarde los dos volvieron a reunirse en un centro de recepción en Gießen.

Con vehículo blindado y herida de bala: 1963

Wolfgang Engels era hijo de un funcionario de la Stasi, él mismo había trabajado en la Guardia de Fronteras de la RDA. Pero luego fue arrestado cerca del muro por un supuesto intento de fuga. Las acusaciones se basaron en un malentendido, pero eso debe haber sido demasiado para el joven de 19 años. En abril de 1963 robó en Berlín Friedrichsfelde un vehículo blindado de transporte de personal del Ejército Popular Nacional y corrió en Treptow contra el Muro de Berlín. El auto se atascó en el lado de Alemania Oriental. Desesperadamente, Engels trató de salvarse por encima del muro al oeste. La bala de una policía fronteriza de la RDA le atravesó los pulmones, pero logró llegar a territorio occidental y sobrevivió.

Escape de Wolfgang Engels

Imagen de previsualización de YouTube

f15 (2)

Túneles

Unas 300 personas escaparon de la RDA por túneles excavados desde Berlín Oeste. Durante los más de 28 años en que el Muro estuvo en pie, se construyeron unos 70 túneles por debajo de los 155 kilómetros de fortificación, si bien sólo 19 resultaron viables, y permitieron la huida de unas 300 personas. En 1961 una calle tristemente famosa, Bernauer Strasse, se convirtió en frontera: los edificios de una acera quedaron en Berlín Oeste, y los de la otra, en Berlín Este. En esa zona llegó a haber siete túneles en una distancia de 350 metros, aunque sólo tres llegaron a funcionar.

Nota del Editor: En los años 70 crucé el Muro de Berlín por el Check Point Charlie. Quería una vivencia propia, fuera de la propaganda de la Guerra Fría.

El paso era bastante patético (iba en una “excursión”, si señor había excursiones desde occidente), con espejos bajo los vehículos  y revisión documental. Los militares eran corteses… pero metían miedo. Veníamos de un Berlín multicolor, resplandeciente, opulento, cinematográfico.  Con unos metros de diferencia pasamos a un Berlín gris, urbanizado con grandes bloques de “viviendas económicas” diríamos aquí en aquél entonces. Un poco tristes pero teutónicamente prolijas. Nadie le pegaba a niños ni maltrataba ancianos, nada que sorprendiera a un uruguayo… salvo lo que pasó acto seguido.

Nos llevaron a una confitería en un lujoso pero venido a menos edificio y nos sirvieron un “te completo” pasable pero discreto en su presentación. A los pocos minutos otros parroquianos “ocasionalmente allí”m, vinieron a la mesa y pidieron permiso para sentarse. Nos dijeron que la RDA era el paraíso, que todos eran felices y comían perdices… como si nosotros fueramos de reconocer un mediocre ejercicio actoral.

Curiosamente alguno entre los excursionistas se lo creyó, naturalmente eran stalinistas convencidos. A mi me pareció tan ridículo todo el montaje, que hasta desconfié si no sería una maniobra derechista encubierta de izquierdista.