ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Bergen, la postal noruega

Es la segunda ciudad de Noruega, pero la más impactante de las ciudades nórdicas.

Parece arrancada de una postal y además de su belleza, se destaca por una riquísima vida cultural. El suplemento Lugares de Viaje de nuestro colega y socio GDA La Nación de Buenos Aires destaca las cinco cosas que no te debés perder cuando vayas por allí… además de comprarte una prenda de lana en los puestos de ventas que hay en las carreteras.

- Fløibanen: La mejor forma de experimentar Bergen es verla desde las alturas. Para eso, una buena opción es tomar el funicular, que te transporta hacia la cima del monte Fløyen (320 metros) a través de tupidos bosques nórdicos. Desde allí se puede apreciar la ciudad y su compleja relación con el mar. Además, hay un restaurante que ofrece comidas autóctonas y un local de recuerdos regionales. El trayecto hasta la plataforma que funciona como mirador no dura más que 10 minutos. El boleto tiene una validez de 24 horas. La otra alternativa es subir por 35 NOK ($22) y bajar a pie por un sendero especialmente creado para hacer trekking. El programa es recomendable para toda la familia.
Más info: www.floibanen.com

 

- Bryggen: Ubicado en la zona portuaria, este barrio histórico es uno de los más pintorescos de la ciudad gracias a sus antiguas casas construidas enteramente en madera. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Bryggen es para los noruegos lo que para los porteños es Caminito. Hoy, devenido en un museo y un paseo de compras para turistas, Bryggen es un paso obligado para entender la dureza de la vida en Escandinavia. Hay visitas guiadas en varios idiomas. La entrada es libre.

- Fortaleza de Bergenhus: Esta construcción medieval está principalmente conformada por un castillo, un salón de recepción y una iglesia. Siglos atrás funcionó como fuerte del rey Haakon IV. Más tarde, por su ubicación estratégica en el extremo del puerto, fue utilizada como cuartel de la Marina noruega. En el complejo también pueden visitarse un búnker construido durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial y dos miradores que permiten apreciar la ciudad completa.La entrada al complejo es gratuita. Para ingresar al museo que se encuentra dentro del castillo o al Hall, se debe abonar una entrada. Quienes visiten más de un museo en la ciudad cuentan con un 50% de descuento.

- Viaje a Flam y crucero por los fiordos: La ciudad de Bergen es conocida como “La puerta a los fiordos” gracias a la curiosa geografía que se aprecia en la costa Oeste de Noruega. Para apreciarla, el mejor consejo es tomar el tren que sale del centro de la ciudad rumbo a la estación del pueblo de Flam. Al llegar a esta pequeña localidad se hace un recorrido por un paisaje montañoso muy similar al del Sur argentino. El paseo, que dura unas 10 horas en total, culmina con un crucero que navega entre fiordos durante dos horas hasta llegar al puerto de Bergen.  Quienes prefieran una alternativa “más económica” pueden optar por la opción barco + bus y tren hasta la ciudad.  Consejo: averigüen por los descuentos para grupos. Si bien hay lugares donde comprar comida, lo ideal es llevarse una vianda.

- Paseo por los parques: Escandinavia resulta muy caro para nuestros bolsillos y Bergen no es la excepción. Sin embargo, su belleza natural (que no es propiedad única de Bergen) es gratuita y uno de sus principales atractivos. La ciudad está enmarcada por el Byparken, un parque que cuenta con un lago artificial de más de cien metros cuadrados y que es muy agradable para disfrutar de largas caminatas. Además, al situarse en pleno centro, está rodeado por los principales museos de arte de la ciudad.
Otro parque para visitar es el que rodea al acuario de la ciudad. A 20 minutos a pie del puerto de la ciudad, ofrece una vista única de la bahía. Allí se pueden apreciar los fiordos, el puerto y cómo las casas de madera crecen sobre las montañas. Una postal única.