ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Tío Tom Beach, jardín en la playa


Es un raro privilegio en Punta del Este, sin los protocolos de un hotel. Salís de tu bungalow en traje de baño y te tirás en el mar o en las piscinas.


No hay una rambla que te separe ni riesgos de que tus niños se metan en problemas. Como no estás en medio de las luces de la Punta, por la noche el cielo estrellado suele ser removedor. A tu alrededor, toda gente como vos, amante de la tranquilidad y esquivadora del jet set. Aunque si querés ver a los famosos, te bastan 200 gramos de nafta y con menos que eso llevás a la familia a posarse en Las Cumbres, el mayor y más exclusivo escenario del Este.

¿Quién inventó este remanso? Hasta 1973 este lugar increíble era un páramo de médanos y de vegetación nativa enmarañada en el kilómetro 115 y medio de la interbalnearia, es decir, a la entrada a Punta del Este y casi junto al romántico arroyito que comunica la Laguna del Sauce con el mar. Don Juan Jorge Núñez, el alma mater de Onda y una figura poco recordada, puso los ojos aquí, pensó que habría más gente para trasladar en aquella compañía que sentó las bases de nuestro turismo interno y regional e inventó “Las Cabañas del Tío Tom”. Si alguien tiene recuerdos más fieles a la realidad, que lo cuente para que hagamos justicia.

La ONDA desapareció sin las lágrimas que merecía y aquella zona pasó a ser conocida como “la playa de las cabañas Tío Tom”, ahora “Tío Tom Beach” como exige la anglofilia. El complejo tiene actualmente una administración muy eficiente y emprendedora, todo fue mejorado y los proyectos a futuro se superponen unos sobre otros.

 

“Tío Tom Beach & Bungalows Resort” es un complejo encantador con 50.000 metros de verde y ondulado jardín con acceso privado a la playa. No es un cinco estrellas ni lo quiere ser; es simplemente un lugar a mitad de camino entre una casa alquilada con todas sus responsabilidades y un hotel con todas sus exigencias de vestuario. Hay servicio de mucama que agradecerá el ama de casa quien también merece vacaciones, pero podés hacer todas tus comidas… o disfrutar los servicios de un Club House concebido para vos, aunque también capaz de darle rienda suelta a toda la energía de los más chicos que no quieren siesta y reclaman maquinitas.

Entonces, te instalaste en la playa Tío Tom y podés ver desde la aurora despegando por encima de Casapueblo o al ocaso ruborizado sobre los cerros de Piriápolis. Un espectáculo tan formidable que extraña no ver aparecer tandas publicitarias de tanto en tanto. A corta distancia tenés Chihuahua la playa nudista, el campo de Golf del Club del Lago o el Arboreto Lussich, la Rinconada de Portezuelo. ¿Qué más?

 

Argentinos y brasileños ya descubrieron este tesoro de playa descongestionada donde podés elegir tu lugar sin pecharte con nadie. Si querés soledad absoluta, te basta con encaminarte hacia el oeste donde sin mucho esfuerzo podrás tomar hasta 200 metros de distancia con el próximo bañista. Claro que hay que ser un poco extremista para pretender tanto.

Las jornadas son larguísimas en este singular Resort, pues casi nada te impedirá disfrutar del sol. Si hay un poco de viento, escogés cualquiera de las dos piscinas y te quedás hasta que el apetito te conduzca hacia tu bungalow o hacia el acogedor Club House.

Eso sí, reservá con tiempo porque ese es su único defecto: no hay bungalows suficientes para todos los que quieran sino únicamente para los más previsores. Las reservas pueden hacerse en Uruguay por el  +598 42 578033, también en Argentina al +54 11 43174175 int.7811 o directamente en la página web   www.tiotom.com  .