ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Sin categoría

Eilat y el desierto del Negev, un Israel por descubrir



Jerusalén, junto con el Mar Muerto y Tel Aviv, suelen componer el circuito clásico de Israel. Sin embargo, para viajeros con algo más de tiempo, o que deseen salir de los circuitos tradicionales, el desierto del Negev que se extiende en la mitad sur de Israel hasta llegar a Eilat, es un destino en auge.

Sobre todo para quienes buscan tranquilidad, disfrutar de buceo y deportes al aire libre como el trekking, el buceo o el ciclismo o conocer la historia de Israel a través de sus granjas (establecimientos de agroturismo).

Igor Galo

Ben Gurion, uno de los creadores del Estado de Israel ya afirmó hace medio siglo que  “Es en el (desierto)  del Negev donde la creatividad y el espíritu pionero de Israel será comprobado”. Desde entonces, ha sido una obsesión para los israelíes aprovechar las posibilidades de este desierto que supone la mitad del territorio del país y en cuyo extremo se encuentra Eilat, la ciudad israelí en el Mar Rojo, destino mundialmente conocido por  los amantes del buceo.

Aunque el camino entre Tel Aviv o Jerusalén y el Mar Rojo se puede hacer en un solo día en coche, merece la pena hacer una (o varias) paradas en el Negev. Una opción interesante, que además permite conocer a la población local, es pasar la noche o visitar algunas de las granjas de la región abiertas al turismo.

Agroturismo en el Negev

A 45 minutos de Beerseba, la ciudad también conocida como puerta del desierto se encuentra una de estas granjas: Orlyya Farm sobre  la carretera 40 (http://www.orlyya.co.il/english/). En ella se puede pasar la noche en tiendas de campaña por 80 shekels la persona (20 euros) o 600 shekels (150 euros) en una cabaña para dos personas con todas las comodidades. Desde este alojamiento rural se pueden realizar paseos a pie o en bicicleta por el desierto, hacer yoga o disfrutar de las estrellas.  En Orlyya también se produce de forma artesanal el aceite de Argan, excelente de la piel, y el visitante  puede ver su proceso de producción así como comprar este exclusivo producto.

Otra opción de este tipo de agroturismo en el Negev es la “Carmey Avdat Farm”, cerca de la misma carretera 40,  donde se cultivan orquídeas, olivos y viñedos. Además de visitar sus cultivos, y comprar alguno de los vinos que se producen aquí, el viñedo ofrece cabañas con vistas excelentes y todas las comodidades. En la granja se pueden ver petroglifos del desierto, algunos con miles de años. Esta granja forma parte de la red de granjas orgánicas de todo el mundo (http://wwoof.net/) por el cual se puede pasar en la misma unas semanas al año para trabajar en las labores de la granja a cambio de alojamiento y comida. Se puede explorar otras opciones de granjas en el desierto en la dirección web: http://rng.org.il/en/tourism/acomodation/family-farms/

Avdat, y las ciudades nabateas

Muy cerca ambas granjas, y sin alejarse en la ruta 40, se encuentra Avdat, una de las antiguas ciudades Nabateas que formaban parte de la ruta del incienso. Ubicada en un promontorio sobre el que luego se establecerían los romanos, es una visita muy recomendada. Cuenta con un centro de información donde se explica la historia del pueblo Nabateo (http://www.lugaresbiblicos.com/avdat/)  Además en la misma hay una estación de servicios y restaurantes donde los viajeros hacia el sur pueden reponer fuerzas

Cráter Ramón: deporte, naturaleza y geología

Unos kilómetros más hacia el sur se encuentra el Cráter Ramón, que es la formación geológica única en la península del Sinai, y casi en el mundo. Se trata del “agujero” no lleno de agua más grande del mundo, además de un gran reservorio donde se pueden encontrar 80 tipos de minerales y diferentes tipos de formaciones geológicas.  Justo en su entrada se encuentra la localidad de Mitzpe Ramón que cuenta con todo tipo de alojamientos; desde hoteles de 5 estrellas hasta albergues juveniles.  En su centro de interpretación se da a conocer la historia de esta formación geológica, así como la vida del primer astronauta israelí, también de nombre Ramón.

El Cráter Ramón se puede recorrer en bicicleta o caminando (solo durante el día, por la noche está prohibido) de forma individual. También es posible dormir allí en una de las cuatro zonas permitidas (y gratuitas) o en un camping que suele costar 25 shekels por persona (5 euros) con servicio de duchas (aunque es necesario llevar la tienda).

Existen varias rutas para recorrer a pie o en bicicleta el Marktesh Ramón aunque también se puede hacer una inmersión rápida de medio día contratando un paseo en Jeep. La web negevtrails.com ofrece mapas e información de todas las rutas para el trekking y el ciclismo en la región.

Además de las espectaculares vistas, el cráter ofrece a posibilidad de ver una fauna como cabras salvajes, zorros o lobos y de realizar tours en jeeps para conocer esta zona del desierto que puede recordar a Marte. La empresa NegevLand (www.negevland.co.il), ofrece servicio de  visitas guiadas en jeep, bicicleta o rapelling en el mirador al Cráter. Su propietario, el guía Alen Garfy, ofrece además todo tipo de explicaciones sobre la historia de Israel y el Negev. En el centro de visitantes del cráter y en la web oficial de la región www.negevtour.co.il hay ofertas de otras empresas y servicios en la región.

Eilat

La carretera 40 de Israel termina en Eilat, el balneario israelí en el Mar Rojo conocido por  ser un destino perfecto para el buceo, y por su clima seco y cálido, además de ser un destino de compras sin impuestos.

La oferta de actividades de la ciudad turística es muy amplia, desde paseos en camello (www.camel-ranch.co.il) hasta un aquarium que incluye un observatorio ubicado bajo el mar, el Under Water Observatory Marine Park.

 Sin olvidar el Dolphin Reef Eilat, donde es posible bucear y nadar con delfines que viven el libertad en el mar rojo, aunque están acostumbrados a la presencia humana. Este centro vacacional  también ofrece una playa privada y unas piscinas donde se dan masajes sensoriales, plan perfecto para pasar el día en pareja o en familia.

Al margen de esto, como todo ciudad costera, se ofrecen todo tipo de circuitos en barco, yates, paseo marítimo y todo tipo de tiendas y restaurantes. La ciudad hace frontera con Aqaba (Jordania) y Taba (Egipto) y cuenta con una amplísima oferta de hoteles. Para febrero de 2017 los precios rondan los 85 euros la noche en hoteles de 3 o 4 estrellas, con precios desde 55 euros según el metacomparador de precios trabber.es.  Una opción perfecta para descansar, bañarse y tomar el sol después de un viaje por Israel que siempre, bien sea por las rutas históricas-religiosas o por el desierto del Negev  es tan interesante como intenso.

Timna Park y el Sendero de Israel

Cerca de Eilat se encuentra el Timna Park, otro parque natural del Negev que merece la pena visitar tanto por sus vistas, como por su historia y formaciones geológicas. Situado a 45 minutos, estas antigua zona de minas de cobre que fueron explotadas en época el emperador Ramses, se puede visitar en coche, hasta ciertos puntos, y luego caminando o en bicicleta siguiendo alguno de las 10 rutas señalizadas tanto para viajeros en buena forma física como para los mas perezosos.

La entrada cuesta unos 10 euros que incluye  un mapa con las rutas señalizadas y la entrada a una proyección explicativa de la importancia histórica de la zona. El parque no está situado en la carretera 40 de Israel sino en la 90, pero se puede visitar en medio día desde Eilat o haciendo una parada en el camino de regreso a Tel-Aviv.

Por el Parque Timna también pasa el Sendero de Israel, una especie de Camino de Santiago local, que está perfectamente señalizado para los amantes del trekking. Une Eilat con la ciudad de localidad de Arad, en la frontera con Líbano. (http://negevtrails.com/?page_id=26)  En el camino, algunos locales  (conocidos como Ángeles del Sendero) suele dejar comida o ayudar a los viajeros que hacen este recorrido (http://shvil.wikia.com/wiki/INT_Trail_Angels).

Aunque todo el Sendero de Israel está planificado para recorrerse en 21 días, merece la pena realizar alguna parte si se tiene tiempo, bien al bajar a Eilat o de regreso a Tel Aviv, para empaparse del espíritu del Negev, el desierto de Israel.

Conducir en Israel.

Un alquiler de coches de 5 días en Israel, con recogida en el aeropuerto de Tel Aviv, cuesta desde 111 euros (precios para enero de 2017) según el comparador trabber.com para un categoría A (el más básico) de 4 plazas con los seguros mínimos. Los categoría B y C (4 plazas pero más espacio y maletero) parten de los 150 euros. El litro de gasolina cuesta 1,5 dólares, por lo que es mejor alquilar coches pequeños que no consuman mucho o que utilicen diesel.

La carreteras en Israel son buena, y el coche es el mejor medio para desplazarse por el país, aunque el tráfico en Jerusalén es complicado donde es mejor utilizar transporte público (no tanto en Tel Aviv). Casi no hay peajes en el país, solo la ruta 6 que une Tel Aviv con Beerseba camino Eilat.

Ruta propuesta: 4 días tres noches

Día Uno

Salida de Tel Aviv/Jerusalén hasta Cráter Ramón. Visita a la antigua ciudad de  Avdat.  Visita centro de interpretación tour en jeep/rappeling. Visita a la antigua ciudad de  Avdat. Noche en granja del Negev o en el Cráter Ramón.

Día Dos.

Traslado hasta Eilat.  Día en la costa: buceo, aquarium, playa camellos y compras. Alojamiento en Eilat

Día Tres.

Relax en Eilat. Día de costa y visita a Timna Park. Noche en Eilat.

Día Cuatro.

Camino de regreso a Tel-Aviv. Posibilidad de pasar por el mar muerto (5 horas de Eilat) o de dormir en el Cráter Ramón o en alguna granja camino al norte.

Consejos prácticos

  • Un coche de alquiler puede ser el mejor modo de transporte para visitar con comodidad y rapidez el sur de Israel (Negev y Eilat)

  • Israel no es un destino barato, pero ofrece una oferta amplia de alojamientos (desde albergues hasta hoteles de cinco estrellas pasando por granjas en el desierto). Precios medios según Trabber.com

  • Es mejor viajar con las reservas cerradas, sobre todo para actividades y alojamiento en el desierto.

  • El clima en verano es extremadamente caliente, y en invierno hace frío (no en Eilat pero sí en el desierto). Los mejores meses para viajar al Sur de Israel (Negev e Eilat) son desde octubre hasta marzo, aunque en invierno puede hacer mucho frío en el interior.

  • Es imprescindible llevar un seguro médico para viajar a Israel, los servicios médicos son excelente pero caro si se viaje sin seguro.

  • El mes festivo judío (TishRei) es el peor para viajar pues es temporada súper alta en Israel. Pero las semanas anteriores y posteriores suelen ser muy baratas.

  • Información web: www.goisrael.es
  • La autoridad de parques de Israel ofrece un bono que por 150 shekels (36 euros) permite entrar durante 2 semanas a los 55 recintos que administra.  También se puede comprar una entrada a 6 parques y parques arqueológicos por 110 shelkels (26 euros) en dos semanas.
Elemento anterior Elemento siguiente

Conectado a Microsoft Exchange