ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Lanzar millonarios al espacio

Dejá que los demás vayan a Miami, lo tuyo es hacer turismo en el espacio exterior.

Hay varias compañías  que lo están prometiendo hace tiempo, pero Virgin Galactic está anunciando la primera ¿excursión? para fines de este mismo año. Algunos pensarán que es un disparate, pero varias agencias de viaje ya están anotando en lista de espera, pese al costo descomunal de la experiencia y al hecho de que nadie te garantiza el regreso. Ni se te ocurra pensar en un seguro de viajero.
Sir Richard Branson, el dueño de Virgin Galactic está tan seguro de todo que él y su familia viajarán en el primer vuelo que, reconoce, podría postergarse hasta los primeros meses del 2013. Como verás en el video, no se trata de una hipótesis sino de un proyecto realmente avanzado con numerosas pruebas realizadas ante observadores calificados. No cualquiera puede vender pasajes para la inauguración de este servicio, Branson seleccionó s un grupo reducido de agencias de viaje, entre las cuales se cuentan Alpine Travel de California y Rubinsohn Travel de Pensilvania. No necesita más para llenar hasta la última plaza del primer vuelo.

Imagen de previsualización de YouTube
De hecho hay 475 reservas para una nave como la Space Ship Two, que tiene el tamaño de un jet privado como los que llegan al aeropuerto de Punta del Este y tiene capacidad apenas para seis pasajeros y dos pilotos. También se asegura que tiene todos los permisos para operar o que los tendrá a tiempo para la inauguración oficial.
La Space Ship Two se compone de dos fases, una nave nodriza de lanzamiento y la otra que realmente vuela y aterriza con los pasajeros. Ya realizó varios vuelos experimentales y en el desierto de Nuevo México ya está muy avanzado el “Spaceport”, la versión espacial de un aeropuerto. La obra es muy futurista y fue diseñada por el arquitecto Norman Foster.


En cuanto a los aparatos, la nave nodriza definitiva es la versión denominada White Knight Two (WK2) y la nave de vuelo será la Space Ship Two (SS2), más vale que no preguntes qué pasó con las versiones “1” de ambos aparatos. Sin embargo, todas las pruebas con estos modelos han salido tal como se esperaba, lo que no quiere decir perfecto, sino justo lo necesario para realizar más ajustes hasta que todos estén tranquilos. Porque el dueño de todo esto, Richard Branson, será un gran aventurero, pero no un suicida.
No es la única empresa privada que se interesa en ir al vacío como antes las empresas se interesaban en ir exclusivamente a los lugares repletos, por ejemplo, de recursos minerales. Es que este lugar donde no hay nada, puede rendir mucho dinero para empezar, en telecomunicaciones.  Entre las compañías privadas que se disputan el espacio, están Space X de Elon Musk, el co fundador de Pay Pal y más recientemente Amazon, conducida por Jeffrey Bezos. Por su parte, Paul G. Allen, uno de los fundadores de Microsoft también comienza a incursionar en el negocio espacial. La de Branson es por ahora, la única interesada en el aprovechamiento turístico del vacío exterior. La NASA mira de lejos, sin descartar la posibilidad de subcontratar con alguna de estas empresas que resulte exitosa.


No es el precio descomunal ni la escasa capacidad del vehículo el único obstáculo para embarcarse en la SS2.  Algunas personalidades mundiales cuyos nombres todavía son reservados, tendrán asientos preferenciales en los primeros vuelos, una de ellas por cada país del primer mundo.
Pero dirigiéndote a las agencias de viaje autorizadas ya podés reservar tu asiento en el primero de los vuelos… depositando ahora mismo 200.000 dólares. Si no disponés de tanto efectivo, podés depositar20.000 dólares y comprometerte con el resto del precio cuando tu vuelo esté confirmado. Hasta podés organizar una barra de amigos y fletar un vuelo privado, logrando de esa manera un 10% de descuento.
¿Te parece muy caro para una excursión que durará pocas horas? Deberías tener en cuenta que en el precio están incluidos los tres días de entrenamiento en régimen de pensión completa, además de pasar a pertenecer automáticamente en un exclusivo club de pioneros del espacio y participar en los eventos que promete organizar Virgin Galactic junto con Branson, a quien lo describen no solo como encantador, emprendedor e imaginativo, sino también como filantrópico.


La primera parte del vuelo es suborbital, de manera que no llegan a salir propiamente del planeta y podrán mirar a la Tierra desde sus ventanillas de buen tamaño. El ascenso demanda unos 45 minutos, tras lo cual se estabiliza a 15 kilómetros de altura y se desacopla de la nave nodriza.
Ahí es cuando empieza la aventura: el SS2 se dispara a 4.000 kilómetros por hora y en apenas 90 segundos alcanza los 110 kilómetros de altura, tras lo cual los motores se apagan.  Ahí es donde los pasajeros disfrutan a pleno de la ingravidez y del paisaje sobrecogedor, pero solo durante varios minutos. Luego deben volver a sus asientos y abrocharse los arneses de seguridad para emprender el viaje de retorno.
Básicamente el SS2 es un avión con gran capacidad de planeo, de manera que el retorno a la atmósfera está previsto como una operación paulatina y a la velocidad adecuada para que el roce con la atmósfera no genere recalentamiento. La información consultada no da cuenta de cuánto tiempo insume el retorno, pero se supone que debe ser muchos minutos, no menos de treinta. Nadie se quejará en esta etapa, pues con semejante planeta a disposición, es de esperar que no regresen por el mismo camino; podrán examinar desde el espacio varios o todos los continentes.


El costo del vuelo bajará progresivamente cuando vaya cubriendo la inversión en desarrollo y la construcción de los numerosos prototipos. Luego habrá que amortizar la construcción de las cinco naves nodrizas y los otros tantos vehículos tripulados, pero no hay que contar únicamente con los aportes de los pasajeros, pues la inversión también se solventa con patrocinadores privados.
Todo el vuelo será filmado y cada pasajero recibirá una copia (faltaba más) así como una acreditación oficial de su aventura y sus alas de astronauta, explica la Wikipedia. Las ventanillas tienen un respetable tamaño de 43 por 33 centímetros y todos los asientos se reclinan todo lo necesario para compensar en parte la fuerza G ejercida durante el escape de la gravedad terrestre.

Actividades en el interior y entrenamiento “all inclusive”.
La aventura pudo comenzar antes, pero un accidente registrado en el 2007 retrasó el proyecto y ocasionó la muerte de tres empleados de la firma y heridas a otros tres. Fue la consecuencia de una prueba de flujo de combustible que explotó, pero no se incendió. A la Wikipedia le aseguraron  que los aparatos serán tan seguros como los aviones de pasajeros de la década de 1920. A pesar de lo que aseguran, no será fácil conseguir la licencia para un lanzamiento por parte de la FAA/AST que regula estas operaciones.
Transcribimos las referencias citadas por la Wikipedia:
1.    ↑ http://news.bbc.co.uk/1/hi/sci/tech/8400353.stm
2.    ↑ http://flightglobal.com/articles/2009/04/14/324979/space-tourism-galactic-gamble-is-the-market-virgins-to-lose.html
3.    ↑ John Schwartz. «New Tourist Spacecraft Unveiled». nytimes.com. Consultado el 23-01-2008.