ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

La verdadera Francia

No es la de Sarkozy diciendo tonterías; es la que inspiró buena parte de nuestra cultura.

La verdadera Francia es la que destacó como franco-uruguayos a tres de nuestros mejores poetas, la que nos mandaba todos los años a Charles Trenet e Yves Montand, la que privilegió el proyecto de Carlos Ott sin exigirle que guardara su dinero en alguno de los paraísos fiscales franceses y (de otras potencias) enumerados por  Jorge Batlle. Que cuiden su monopolio de dinero inconfesable, pero que no salpiquen. Más allá de esas cosas circunstanciales pero ingratas y fastidiosas, la verdadera Francia es la de los Champs Elysees, esa avenida por la cual  todo uruguayo culto y sensible quiere pasear al menos una vez en su vida.

La verdadera Francia es el hermosísimo país que cada verano nos manda varios de sus ciudadanos para escapar de su invierno en discretas mansiones de la zona del Arboreto Lussich. Porque entre ellos y sus vecinos belgas, hay cada vez más que consideran a Punta del Este y a Uruguay, como una joyita que  merece disfrutarse. El nuestro es un país que “debe conocer todo francés culto y sensible”, como dice uno de los periodistas que motivan este artículo. Lo que a veces molesta no procede de estos buenos amigos de la verdadera Francia.

Andá mirando lo que encontró Damián Argul y no te guíes por las pavadas que dice alguien seguramente mareado por la flamante paternidad y la elegantísima belleza de su esposa. Es por ella que todo se le perdona… y por la verdadera  Francia, naturalmente.

———————————

Con el título de « Punta del Este el « Edén » del Jet Set, » la revista Mademoiselle de Le Figaró publicó un reportaje firmado por Marie-Catherine Roche.  Encontramos dicha nota buscando noticias de Uruguay en la Prensa francesa.

Entre numerosas referencias a Tabárez, Suárez, Forlán y Lugano y a los compromisos deportivos de nuestra selección (en ese orden) ésta nota y otra titulada Le Bleu de l’Uruguay en Le Figaró Magazine, es lo único que encontramos sobre Uruguay. Fechada el 15 de octubre, en ella Sebastien Lapaque hace una cobertura más amplia y detallada del Uruguay. Refiriéndose a Punta del Este, y más específicamente José Ignacio lo califica como un balneario “paradisíaco.”

Es posible que estas referencias sobre nuestro “paraíso” hayan conducido a más de un francés a hacer rápidas e imprudentes conjeturas. No obstante representan valiosos aportes sobre Punta del Este y nuestro país.

En la primera de las notas Marie-Catherine Roche no escatima  elogios al sobre Punta del Este señalando “ Los pequeños y coloridos barcos,  yates inmaculados, y fachadas de principios siglo, que recuerdan la  herencia europea,  casas de depurada arquitectura,  hoteles de lujo, pueblos pesqueros,  el aeropuerto internacional y un puerto deportivo de pequeños yates donde domina  la aristocracia” “Punta del Este, es todo esto, la Punta del  jet-set y la Punta del glamour. Una Saint-Tropez de América del Sur…” Luego nombrando las celebridades que la frecuentan, especialmente en José Ignacio, menciona (a su propio riesgo en algún caso) a Sting, Alberto de Mónaco, Naomi Campbell, James Ivory, Karl Lagerfeld, Shakira, Philippe Starck y se pregunta “Moda? No sólo. Esa fragancia tan especial de los pinos en la localidad de José Ignacio, sutil mezcla de autenticidad y  lujo, la emoción artística dandy y la belleza salvaje. Saint-Tropez, el Mediterráneo, aquí puede descubrir una hermana de América del Sur…”

El artículo de  Lapaque (Bleu de l’Uruguay) más extenso y detallado,  recorre buena parte del país aportando datos concretos que pueden estimular a cualquier viajero. Estas son algunos de sus comentarios en traducción libre:

Sobre Montevideo. “esta ciudad de nombre mágico…” “capital poética, sorprendente fecunda en el campo del cine, la música y las artes plásticas” “conmovedora ciudad bajo el cielo austral”… ”es tan bella como un recuerdo”.

Sobre el Hotel Belmont. Montevideo. Calma, lujo y relax en el barrio chic de Carrasco.

Sobre el Hotel Palacio. Montevideo. A pocas cuadras del Río de la Plata,  muy sencillo pero bien ubicado.

Sobre Punta del Este. Con sus paisajes llenos de energía vital y luz vertical. (Acá le erraste de latitud, pero fue con buena intención)

Sobre nuestros vinos. “Uruguay, tierra de vinos y de muy buenos vinos, tres bodegas de viñedos al norte de Montevideo merecen ser visitadas: Pisano, Juanicó y Bouza.

Sobre el Mercado del Puerto. Montevideo. A la hora del almuerzo no perderse sus restaurantes de carne asada.

Sobre Colonia del Sacramento, ciudad de  calles adoquinadas, Patrimonio Mundial de la Unesco, su visita ocupa toda una bella jornada.

Sobre el Hotel Plaza Mayor. Colonia.  Un vestigio de la antigua arquitectura de la ciudad, muy agradable con su patio arbolado.

Sobre José Ignacio. Con sus rocas, su faro y sus playas de blanca arena, es una estación balnearia paradisíaca.

Sobre La Huella. José Ignacio. Al borde del mar, un restaurante de ambiente increíble donde se sirve una cocina yodada y de moda.

Sobre Garzón.

Maldonado. Con su plaza de casas bajas. la antigua estación de trenes y hotel-restaurante de Francis Mallmann, el chef de mayor reputación del país, “ Chic et gourmand.”

Sobre Punta del Diablo.  La última  parada antes de la frontera brasileña. Retro y Hippie. Ambiente surfing.

Sobre Posada Diablo. Tranquilo. Punta del Diablo. Un hotel joven y tranquilo.

Sobre Estancia La Paz. Paysandú. Es un refugio de paz,  ideal para unos días de turismo rural.

Sobre nuestra Música. Aquí sorprende la actividad musical de los últimos 25 años  con artistas que combinan los sonidos del tango, del hip-hop, de la música clásica y  el canto popular. Entre ellos Luciano Supervielle que asocia la melancolía del tanguero y la soledad del gaucho.

Sobre nuestra literatura. Recomendamos Felisberto Hernández (Oeuvres Complètes, Seuil), Juan Carlos Onetti (Le Chantier , Gallimard) y Mario Benedetti (La Trêve , Belfond). Sin olvidar hermosos textos de Jorge Luis Borges dedicados a la cultura y los paisajes uruguayos. (Oeuvres Complètes, La Pléyade).

El coro del Liceo Francés “Jules Supervielle” interpretando el himno uruguayo y La Marseillaise durante el lanzamiento de un sello conmemorativo de las relaciones entre ambos países. Esta foto procede de la Web de la Embajada de Francia, el resto son aportes de usuarios a Google Earth.

La lectura completa de este texto  merece la pena ser leída con detenimiento (  http://www.lefigaro.fr/lefigahttp://www.lefigaro.fr/lefigaromagazine/2011/10/15/01006-p )

Al igual que  Roche  ve en Punta del Este la herencia europea y la asocia con Saint Tropez, Laplaque encuentra varios testimonios  francófilos y anglófonos en su recorrida.

Rememora la participación francesa en la Defensa de Montevideo durante la Guerra Grande y recuerda y sigue la huella de los poetas franco-uruguayos Isidore Ducasse, Jules Laforgue y Jules Supervielle. Ve en nuestro campo una “extensa pradera verde regada por sangre española y francesa a la vez.”

Es comprensible que este país,  tan ligado a Francia a lo largo de su historia, sea tan apreciado por todo francés culto y sensible. Como los viajes y el turismo implican el “acercamiento de culturas”.

Es de esperar, concluye Damián Argul, que a raíz de artículos como estos. muchos franceses, nos visiten disfruten nuestras bellezas y sepan apreciar este país cuyo pueblo, entre otras cosas, inundó las calles festejando la  liberación de París con una emoción casi idéntica a la del patriotismo.