ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

La verdadera Argentina

 La verdadera Argentina no es la que fastidia a los uruguayos: es la que nos deslumbra y nos quiere.

¿Vos te creías que los únicos argentinos son los que andan calentándole la cabeza a Sarkozy o pidiendo que nos sancione el Tribunal de La Haya? No señor, los verdaderos argentinos son los que acogieron generosamente a uruguayos desde Horacio Quiroga a Horacio Ferrer, por señalar solo dos horacios escritores.  ¿Vos te creías que la única catarata que tenía Argentina era la de Iguazú? No señor, la verdadera Argentina es la que tiene más maravillas naturales que casi cualquier otro país latinoamericano, como Los Saltos del Moconá, que son nuestro tema de hoy.

Los Saltos del Moconá, a unos 340 kilómetros de la ciudad de Posadas, son una rareza entre todas las cataratas del mundo, pues en lugar de caer transversalmente, caen de manera longitudinal a lo largo de 3 kilómetros en el cauce del Río Uruguay, si señor, el mismo que da nombre a nuestro país pero muy al norte, en la provincia de Misiones. Hay partes donde el agua cae desde nada menos que 170 kilómetros de altura, pero te convendrá averiguar qué tanto llovió en la zona, pues cuando hay crecida, los saltos no lucen para nada.

Igual no harías el viaje por nada, porque toda la zona es impresionante y tiene toda la flora y fauna que nos gustaría mostrarle a nuestros hijos mientras dure la afectuosa hermandad que nos une a argentinos y uruguayos, esa hermandad que algunos muy pocos (también entre nosotros los yoruguas) se empeñan en destruir. Es hora de que aprendamos más de estas cataratas, razón por la cual nos aprovechamos del estupendo servicio promocional que brinda la Agencia Tur Noticias.

 

AGENCIA TUR NOTICIAS.- Un cañón de tres kilómetros conformado por el río Uruguay, con caídas de agua paralelas a su cauce que lo hacen único en su tipo. Posicionado entre los atractivos turísticos más importantes de Misiones, junto a las Cataratas del Iguazú, ofrece actividades náuticas, caminatas en la selva y visitas a comunidades aborígenes.

 

Distinta a todas las cascadas que suelen verse alrededor del mundo, el Noreste del territorio argentino sorprende al viajero con la panorámica de un salto cuyas aguas caen de manera paralela al cauce que les da origen, en lugar de hacerlo en forma perpendicular como todo el resto. En un paisaje de sierras y selva, este sitio único en su tipo dio origen a un Parque Provincial, que alberga en casi mil hectáreas un conjunto de exóticas especies animales y vegetales, algunas de ellas en peligro de extinción.

Situados sobre el margen este de la provincia de Misiones, los saltos del Moconá -como vulgarmente se los conoce- conforman un área protegida en la que también tiene lugar la Reserva de Biósfera Yabotí. Un circuito exclusivo para expedicionarios de la naturaleza, ideal para excursiones de aventura, safaris fotográficos, avistajes y actividades náuticas.

 

El Gran Salto del Moconá constituye, junto a las Cataratas del Iguazú y las Ruinas de San Ignacio, una de las paradas obligadas para el turismo nacional y extranjero que recorre la provincia de Misiones. Distante 337 kilómetros de la ciudad de Posadas (capital provincial), se ubica en el departamento de San Pedro y tiene como referencia próxima a la localidad de El Soberbio, con una completa infraestructura de servicios.

Fractura geológica

En lengua guaraní, el nombre del Gran Salto del Moconá significa “el que todo lo traga“. Es un cañón de tres kilómetros de largo conformado por el río Uruguay, que oficia de frontera natural entre la Argentina y Brasil. Aguas arriba este cauce se abre en dos brazos, y mientras uno de ellos acompaña el declive del terreno, el otro corre sobre una base rocosa que lo mantiene sobre el primero cada vez a mayor altura. Finalmente, se juntan nuevamente para formar una cascada que alcanza los 20 metros de altura.

 

Los saltos tienen su origen en un quiebre geológico sobre el mismo lecho del río Uruguay. Y si bien la profundidad de las aguas en la parte superior apenas llega a los 70 centímetros, llega a superar los 120 metros en el área inferior. Estas características permiten al viajero el disfrute del escenario desde alguna de las embarcaciones que se contratan en el área protegida.

Actividades para todos

Declarados Monumento Natural Nacional, los saltos del Moconá ofrecen a las visitas no sólo una excelente panorámica para las fotos, sino también una serie de alternativas para que las vacaciones sean una verdadera aventura. Entre las opciones más requeridas aparece el rafting con gomón, los paseos en lancha a motor, las salidas en canoa de madera y las excursiones en kayak.

 

En el ámbito cultural, una de las actividades más originales son las visitas a las aldeas aborígenes que habitan esta región misionera de saltos y cascadas. La salida permite al turista ponerse en contacto con los integrantes de estas comunidades y descubrir algunas de sus ancestrales costumbres.

 

Además, se suman travesías en camionetas 4×4, actividades de supervivencia en la selva, cabalgatas, caminatas por senderos, paseos en jeep y agroturismo en estancias de la zona.

Flora y fauna

El ecosistema que tiene lugar en los saltos del Moconá se encuentra en perfecto estado de conservación. En tanto, algunas de las especies vegetales y animales que habitan esta selva se encuentran en peligro de extinción.

 

En cuanto a la flora, existen en el área protegida más de dos mil especies de plantas. Constituyen un gran atractivo para el visitante las orquídeas en diversos colores, los claveles del aire y los altos árboles, como cedros y pinos.

 

Los animales típicos de la selva que se observan durante las excursiones guiadas son coatíes, papagayos, tucanes, mariposas, carpinchos, yaguaretés, pumas, monos capuchino, pájaros campana y otras aves como el Martín pescador grande.

Una tierra multicolor

Misiones es una provincia de tierras coloradas y grandes extensiones verdes, reconocida a nivel mundial por sus abundantes cultivos de yerba mate. Una producción que forma parte del ser nacional e incluso dio origen a una ruta turística junto a la vecina provincia de Corrientes, en la que se recorren cosechas y se aprenden los diversos procesos de elaboración.

 

Este pequeño territorio del Noreste argentino está conjugado también por una amplia gama de culturas y etnias que enriquecen a diario a la provincia con su folclore popular. Es por esta razón, que cada septiembre la misionera localidad de Oberá se convierte en sede de la Fiesta Nacional del Inmigrante, con la exhibición de diferentes trajes, costumbres y comidas.

Datos útiles

  • Es importante consultar previo al viaje cuál es el caudal del río, porque las lluvias o crecidas por la abertura de compuertas del lado brasileño cubren generalmente los saltos e impiden su observación. Información: Delegación Gendarmería Nacional Área Moconá (Tel: 03755 – 441001).

 

  • Una de las comunidades aborígenes que se visitan es Yeyí, la cual conserva aún sus costumbres y lengua nativa. Además, ofrece artesanías guaraníes.

 

  • El puesto de Guardaparques cuenta con área de camping e información sobre senderos de interpretación.