ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Salto

La ciudad de Salto rinde homenaje al arquitecto Eladio Dieste mediante un monumento que denominan “Puerta a la Sabiduría” y eso lo dice casi todo. Pocos uruguayos tienen a la cultura en tan alta estima como los salteños.


Salto agradeció ese sentimiento gestando el nacimiento de Horacio Quiroga, Enrique Amorim, Carlos María Herrera y Carmelo de Arzadum, entre tantos otros. O levantando al Teatro Larrañaga, al legendario Instituto Politécnico Osimani y Llerena y museos como el del Hombre y la Tecnología. Harriague trajo las vides que hoy dan fama a Uruguay con el Tannat y Solari inundó de azahares los campos próximos.

Para no hacerla tan larga, cuando pasees por esta ciudad y te tropieces con un salteño que todavía pica “naco” para armar un cigarrillo con chala, no te debería sorprender que quizá esté meditando que por allí paso el Éxodo de los Orientales siguiendo a Artigas o que por allí anduvo Garibaldi paseando sus sueños federales.
¡Flor de ciudad y departamento tienen los salteños! Lo único que se les podría reprochar es que se guardan para ellos el excelente vino de naranja (más bien un jerez) que elaboran en sus hogares. Pero en general los salteños son generosos hasta con los sanduceros. Y buenos hermanos con los entrerrianos de Concordia, que por algo le pusieron ese nombre.

La naturaleza puso lo suyo y los salteños supieron perfeccionarla

El viajero llega a Salto casi seguramente en busca de sus fuentes termales, pero cometería un gravísimo error si no le dedicara buen tiempo a recorrer parsimoniosamente la ciudad y sus alrededores. Como tenés disponible una nota sobre las termas y en
http://www.salto.gub.uy/turismo/Paseos.htm encontrarás abundante información y datos, ahora te reseñaremos algunas de las actividades más recomendadas.

Edificios que produjo la abundancia y la consagraron como la ciudad más señorial

Costanera norte. Las costaneras de Salto son una muestra de la urbanística puesta a disposición de la calidad de vida. Comenzá por el Puerto de Salto terminal de cabotaje que tuvo su esplendor. Las plazoletas de Los Recuerdos e Italia están signadas por las piedras, pues estamos en la zona de ágatas y amatistas, donde nos podemos dar el lujo de pisar piedras preciosas. Las hay por todos lados y nadie te mirará mal si levantás una del suelo. Cruzarás varias plazas más hasta llegar al Club de Remeros, de bella línea arquitectónica y dotado de aguas termales, faltaba más. Podés darte un baño de río en la playa “Las Cavas” o en el Salto Chico, que tiene pequeñas y cantarinas cascadas. Por aquí cruzó el Exodo del Pueblo Oriental en 1811. Las Cuevas de San Antonio las cavó el río en las barrancas para placer de los acampantes. No te deberías perder la fuente surgente de “Agua Salto”, famosa por sus plantaciones de berro, por los refrescos (de naranja, claro) que allí se producen y por la armoniosa forestación. Ya sobre el lago de la represa, está el Yacht Club Salto donde se realizan competencias de variadas categorías.

Casa “La Verde” o un efecto daltónico o una pintura alterada por el tiempo

Costanera Sur. Es la zona de residencias solariegas entre las cuales se destacan “La Verde” y “La Vasca”, alternando con modernos chalets y plazoletas y monolitos que recuerdan a figuras ilustres. El parque Mattos Netto alberga lo que queda del Saladero “La Conserva” con su chimenea de ladrillo y el muelle con su mirador. El Mausoleo a Horacio Quiroga es al mismo tiempo uno de los mejores intentos de rendir homenaje al literato y una de las peores muestras del vandalismo de que somos capaces, hasta el punto de que hubo que producir una réplica del busto y proteger al original en el Museo Histórico. Riscos gigantescos sobre las barrancas albergan al parque “García Lorca” y si te gustan las rejas, deberías examinar las 135, todas diferentes, visibles en la quinta El Cortijo. El Saladero La Caballada debería concitar devoción entre los cultores de la industrialización. De aquí salía tasajo y charque para alimentar las guerras que entretenían la perversión en diversos lugares del mundo. Las playas Arenitas Blancas y Corralitos cierran el recorrido con bella forestación, miradores para contemplar la puesta del sol y aguas muy tranquilas.

Teatro Larrañaga como “Naranjo en Flor” lo colgó en SkyScraper

Museos. Una ciudad que admira a Eladio Dieste, necesariamente tiene arquitectura admirable. Uno de los precursores es el Teatro Larrañaga sorprendentemente inaugurado en 1882, pues Salto tuvo períodos de gran prosperidad. Alberga un excelente museo. El teatro de verano del Parque Harriague puede albergar 4.000 personas sentadas. Las ricas familias patricias salteñas se daban buena vida, tanta que puede imaginarse visitando al Museo de Bellas Artes y Artes Decorativas. El Museo Histórico Municipal funciona en la que fuera casa materna del escritor Enrique Amorín. El Museo del Hombre y la Tecnología es imperdible y posiblemente único por sus características regionales, pues se complementa con el Museo de Arqueología y Ciencias Naturales. Una curiosidad salteña es un museo instalado en una habitación de Hotel que ocupó Carlos Gardel en 1912, acondicionada con mobiliario y ornamentación de la época. De paso, el huésped se registró en el hotel como oriundo de Uruguay. Salto es una cascada de museos; el último lo inauguró en el 2000 y se denomina Museo del Rio.

Hotel Horacio Quiroga junto al lago de la represa, el primero con perforación propia

Salto Grande. El progreso a veces es cruel, como cuando hubo que prescindir de los saltos de agua para construir una colosal represa binacional de 69 metros de altura sobre el lecho del río Uruguay. Pero valió la pena, pues no solo produce 1:890.000 kilovatios, sino que superó la belleza inicial con un enorme lago propicio para la pesca y la navegación deportiva. Sobre la orilla uruguaya, el Hotel Horacio Quiroga lidera el aprovechamiento turístico del nuevo recurso. Bastó perforar a más de un kilómetro de profundidad para crear una nueva fuente termal. La represa, que tiene visitas guiadas, es también un puente por el cual se puede llegar rápidamente a la ciudad hermana de Concordia, algo más chica que Salto pues la ciudad de los azahares es luego de Montevideo, la más grande del país.

Elaborado con fuentes propias y de las siguientes fuentes externas: www.wikipedia.org, , www.youtube.com , www.viajeros.com , www.ciao.com, municipio de Salto

Salto en GoogleMaps (activo)

Salto en Youtube

{mosmap |lat=’-31.395568’|lon=’-57.962558’|}