ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Río, nuevamente ciudad maravillosa


Su elección como sede olímpica sería el empujón necesario para recuperar su condición de meca turística.

Posiblemente fue su inseguridad una de las causas de que los vuelos a Europa mudaran sus escalas hacia San Pablo, privándonos de la voz femenina más sensual que indicaba los arribos y partidas. También había disminuído el turismo.  Los morros son su mayor atributo y su peor condena, aunque también una fuente inagotable de recurso humano para sus scolas de samba.

Los brasileños están dispuestos a invertir cantidades inimaginables para que la primera sede olímpica sudamericana sea un ejemplo mundial y consolide al país en su creciente hegemonía regional. No dan puntada sin hilo: quieren atraer turismo hacia Brasil pero anuncian que también pretenden fortalecerlo hacia Argentina, China, Colombia, Perú y -esperemos- Uruguay. Y si hay que ponerse firme y movilizar al ejército para terminar con los violentos, están dispuestos a hacerlo.

Un tren de alta velocidad hasta San Pablo costará 20.000 millones de dólares, otros 1.000 millones para el aeropuerto, mejoras en el puerto, extensión del subterráneo hasta Barra do Tijuca y, naturalmente, planes para mejorar la seguridad. De manera que lo de los Juegos Olímpicos es una realidad, pero también un excelente pretexto.

¿Qué es lo que Río tiene? La pregunta la formuló Dorival Caymi sobre Bahía, pero es válida para muchas ciudades brasileñas y en particular para Río. ¿Es la geografía, la gente o ambas cosas la que produce esa magia? Los cariocas son casi tan quejosos como los uruguayos, lo que es decir. Son los extranjeros quienes mejor valoran sus méritos y uno de ellos es el rosarino Hernán Maglione, cuyo blog (http://ciudadmaravillosa.wordpress.com) tiene una insólita muchedumbre de usuarios. Como rosarinos y uruguayos somos tan parecidos, su visión de Río es especialmente válida.

Pero en Flickr Hernán demuestra que también es un excelente fotógrafo y en la misma web hay un grupo “Ame-o ou Deixe-o” con 630 miembros que colgaron casi 10.000 fotografías que todo apasionado por Río debería conocer. Algunas de ellas son las seleccionadas para ilustrar este artículo.
Dónde ir. Hernán propone los clásicos Copacabana, Ipanema, El Cristo y el Corcovado, el Pan de Azúcar, Laguna Rodrigo de Freitas, Jardín Botánico, la Escalera de Selarón, Feria Saara, Leblón, Santa Teresa y el Centro. Dando por seguro que todos saben bastante de Río, detengámonos en algunos puntos menos trillados.

La Escalera de Selarón es una escalera de la cual se adueñó un carioca con vocación de intervención urbana. Tiene 251 escalones que conducen al convento de Carmelitas y los fue decorando escalón por escalón. Los turistas ayudaron y Salerón vive en una casita allí mismo. ¿Díganme si no es simpático y digno de conocer?

A un paso del Centro está la “feria Saara” con más de 30 cuadras de tiendas y negocios con los mismos productos que te ofrecen los vendedores ambulantes por todos lados, pero tres veces más baratos, aclara Hernán.

Hay que tomar un “bondinho” hasta Santa Teresa, un barrio detenido en el tiempo. El tranvía atraviesa el antiguo acueducto y trepa por el morro que no tiene desperdicio y exige una cámara fotográfica a la mano… pero lo menos visible que se pueda.

Las playas. Están las clásicas que ni las mencionamos, pero alquilando auto se puede ir a lugares tan admirables como los que propone Hernán. Por ejemplo a Grumarí, “sin locales comerciales, apenas vegetación, arena y mar”. El pueblito tiene 180 habitantes, así que imaginen.

Muy diferente es Prainha “que comparte con Grumarí el Parque Ecológico pero tiene mejores olas, por lo que es la elegida de los surfistas. También es la favorita del jet set carioca. Es pequeña y está rodeada de montañas. La mejor manera de llegar es en el Surf Bus, que sale de Largo de Machado (Flamengo) y cruza todas las playas del sur, con cuatro salidas entre las 7 y las 16.

Joatinga es una playa escondida, coto privado de los amantes de la naturaleza, que no son tantos como lo prueba el hecho de que aquí no llegan ni los ómnibus ni los vendedores de comida rápida. Tampoco es fácil de encontrarla en auto, pero vale la pena intentarlo.

También hay alguna playa nudista donde es obligatorio desnudarse del todo algunos días y a los mirones los sacan a patadas, que los brasileños saben dar a la perfección como lo demuestra su fútbol. Y, naturalmente, las preferidas por todos, a menudo abigarradas y algo peligrosas aunque no tanto como uno imagina luego de mirar los informativos.

La noche. La variedad es infinita, pero descartamos que te interese otra cosa que la música brasileña. O Viro Da Opiranga (Ipiranga 54, Botafogo) es un lugar barato, tranquilo y con excelente música local en vivo. “Salada” (García D’Avila y Barão da Torre) tiene mucho movimiento los viernes y sábado, con el más variado samba. “Da Pimenta” (Real Grande 176, Botafogo) tiene samba y pagode. “Toca do Vinícius” (Vinicius de Moraes 129, Ipanema) está dedicado al gran poeta de la bossa nova; se pueden comprar discos, libros, souvenirs y, por supuesto, escuchar bossa nova, samba y chorinho en vivo. “Clube dos Democráticos” (rua Riachuelo 91) fue inaugurado en 1867 y todavía tocan samba de raíz. “Casa Rosa” (Alice 550 – Laranjeiras) dedica los domingos a rodas de samba y pagode. “Bip Bip” (Rua Almirante Gonçalves 50, Copacabana) también está a pleno los domingos al ritmo de samba y chorinho. El docto  Hernán abunda más, pero es suficiente para empezar.

Para terminar. Si vas en enero tendrás fuegos artificiales como nunca viste en la playa y si coincidís con el Carnaval de Río ni te cuento. Llueve con mucha frecuencia pero casi no te das cuenta ni te impide continuar haciendo lo que hayas programado. Tendrás un poco de cuidado con la seguridad, aunque a los turistas los cuidan … todo lo que pueden.

Deberías disponer tiempo para tomar paseos de un día a lugares tan paradisíacos como Islas Tropicales, Buzios, Angra dos Reis y muchos otros lugares.
Si Río de Janeiro es uno de los más atractivos destinos turísticos del mundo, el blog de Hernán Magnone se merece el mejor de los elogios. Cuidado, muy completo, con generosos hipervínculos a otras web y, lo que más impresiona, el trabajo que se toma para contestar las preguntas que le formulan. Para que no tengas que retroceder: http://ciudadmaravillosa.wordpress.com