ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Portada El Pais, Uruguay

Paysandú 1910, crónicas de una revuelta fallida

p (10)

No era difícil armar una revuelta, los paisanos estaban más dispuestos a agarrar un fusil que a agarrar un arado. Por eso alguien proponía poner más alambrados y tener menos caballos, para que la falta de cabalgaduras frustrara el reclutamiento.

Tanta sangre derramada solo para que hoy se proponga que blancos y colorados voten unidos o que, sin distinción de banderías todos lamenten con honestidad, el fallecimiento de un líder como Jorge Batlle. Claro que ahora son otros tiempos y otros tiempos eran aquellos en los que muy diferentes eran las consignas y las exigencias republicanas. El valor y la heroicidad, se daban por descontados.

Por Alberto Moroy

En la  foto de la portada el Dr. Carlos Berro en el balcón del hotel que paraba en Buenos Aires, días después de la revuelta de Paysandú  (Enero de 1910).  Era un hotel cercano a la confitería “Montevideo Chico”, sita en la calle Perú y Av. de Mayo.  Abajo Duvimioso Terra, conspirador irredento, que se sumó a un intento revolucionario que pretendía impedir la segunda elección de José Batlle y Ordóñez como presidente de Uruguay.

F0Duvimioso Terra / Cartel pegado con chinches en su habitación del hotel en Buenos Aires.

F01

Café “Montevideo Chico” / Dibujo Caras y Caretas 20 de enero de 1910.

F02

Manuel A, Alonso / Escribano Cadres con los hijos del Dr. Terra en el café

 

El epígrafe del dibujo que apareció en Buenos Aires Buenos Aires el 20 de enero de 1910  (Días después de la revuelta de Paysandú) decia: “La república Oriental está convulsionada. Ya se ha dado la primera batalla en Concepción del Uruguay. La segunda se dará en la Boca del Riachuelo. Y la tercera en el despacho del almirante  Bctheder (Ministro de marina Argentino). Cinco meses después  se produce la revuelta de Nico Pérez (4 de Noviembre de 1910)

Nico Pérez, epilogo de una revuelta mal parida

http://viajes.elpais.com.uy/2015/08/15/nico-perez-epilogo-de-una-revuelta-mal-parida/

f1 (6)

Una foto de época donde la policía de Buenos Aires, intercepta el cargamento de rifles Winchester  y municiones, con destino a la revuelta de Paysandú. Corría el mes de septiembre de 1910.  El cabo  Belarino Fonte  y sargento Salvador Azza de la sección 20 de la ciudad de Buenos Aires, fueron enviados a detener un cargamento sospechoso. Eran tres  carros cargados con bultos, posiblemente armamento  argentino .Ya cerca de la estación Lacroze del ferrocarril Urquiza, en las cercanías del cementerio de la Chacarita,  son detenidos. Cuando se los revisò, encuentran  rifles Wínchester y cajones de balas en abundancia Según manifiestan, eran remitidos para Coronel  uruguayo D Carmelo Cabrera.

Carmelo Cabrera  era Agrimensor de profesión, como dirigente del Partido Nacional, se vinculó estrechamente a casi todos los movimientos armados producidos entre 1870 y 1904. Preparó con Leandro Alem la Revolución del Parque en Argentina y comandó la artillería porteña en 1890. En 1904 renunció a la jefatura política de Rivera y se integró como coronel al ejército revolucionario de Aparicio Saravia.

f1b

f2 (6)

Los rumores de movimiento revolucionario eran “vox populi”

Los rumores de un movimiento revolucionario, por parte de los “blancos” para deponer al gobierno de los “colorados” era en todas las ciudades ribereñas del río Uruguay un “secreto a voces”, de una y otra banda, exteriorizándose por el constante movimiento de tropas y el patrullado del río por buques de guerra y mercantes armados por el gobierno uruguayo; por otro lado las “fuerzas blancas” se concentraban en los puertos argentinos de la frontera, pese a las reiteradas declaraciones de neutralidad.

El presidente Williman en Uruguay

A principios del año 1910, la República Oriental del Uruguay era un verdadero volcán político. Gobernaba el Presidente Williman del partido “colorado” mientras que en la Argentina desempeñaba la primera magistratura el Dr. Figueroa Alcorta. Ante el primer conato de levantamiento Williman decreta la movilización de tropas, arrestos de ciudadanos nacionalistas e interdicción de propiedades para:  Mariano y Nepomuceno Saravia, Juan José Muñoz, Saturno Irureta Goyena, Abelardo Márquez, Álvaro Platero, Lizardo González, Dionisio Viera, Basilio Muñoz y Cicerón Marín; la expropiación de casi 100 mil caballos; la censura de la prensa y dirige una firme protesta al presidente argentino Figueroa Alcorta contra los aprestos que se realizaban desde su país (en Buenos Aires y en Concepción del Uruguay. El Comité de Guerra en Buenos Aires cuenta entre sus integrantes a: Manuel Alonso, Carlos Berro, Abdón Arosteguy, Luis Segundo, Valentín Aznarez, Bernardo García y Pablo Piedra Cueva y en el litoral argentino Carmelo Cabrera.

¡¡Suprimamos los caballos y aumentemos el alambrado!!

Dijo un hacendado en 1910 “Los  criadores de caballos no somos los dueños de  nuestra  tierra, los dueños son los revolucionarios o son las fuerzas de gobierno ¿Conviene criar caballos en condiciones tan difíciles, precarias y aleatorias? Sin dudas que no Debemos empezar a reducir el número de caballos a una cantidad indispensable, porque sabido es que proporcionan la movilidad a quienes sirven para las correrías. Los hábitos caminadores y andariegos del paisano se los da el caballo. Suprimiendo éste a cantidades reducidas lo hacemos, sedentario y amigo del trabajo.

¡¡Interesante lectura de la época!!

http://www.bibliotecadelbicentenario.gub.uy/innovaportal/file/52760/1/barran_tomo_5.pdf

2 de enero de 1910

En la noche del 2 de Enero de 1910,  se produce un grave incidente en el Río Uruguay-frente a la desembocadura del Arroyo Negro- cuando la Cañonera de la República Oriental del Uruguay  “ Tangurupa”  que navegaba aguas abajo ( de norte a sur) con las luces apagadas (navegación en sigilosa) en misión de patrullado, embistió al remolcador argentino “ Doli” de la Compañía Argentina de Navegación de D Nicholas Mihanovich ,con asiento en el puerto de Concepción del Uruguay que provenía del establecimiento “El Potrero”-navegando aguas arriba-(de sur a norte).

f4 (5)

Presidente uruguayo Claudio Williman, el “Tangarupá”

 Del autor 

De esta historia, resulta notable entender el porque las armas fueron encontradas en la zona de Chacarita (Buenos Aires), sin duda la proximidad del Ferrocarril Urquiza, cuyo trasado pasa por la ciudad de Concepcion del Uruguay, ubicada a 21 km , aguas debajo de la ciudad de  Paysandu. Lo mismo que el destinatario de cargamento D Carmelo Cabrera no fuera detenido y que tres meses mas tarde estaba al frente de la isurreccion, transpotrando armamento cuyo origen tel vez sea parte del mismo interdicto en Buenos Aires. De ser asi Williman tenia razon, en cuanto a la connivencia del gobierno argentino y por eso  4 meses mas tarde no concurrio a las festividades del Centenario Argentino , a todas luces un acontecimiento relevante.

 

Colisión y acusaciones mutuas

 

Ambos capitanes se acusan mutuamente, haciendo hincapié el del buque uruguayo. en que el “Doli” estaba al servicio de las fuerzas revolucionarias blancas, que esperaban el momento propicio para invadir el territorio uruguayo y que navegaba en aguas jurisdiccionales uruguayas con las luces apagadas. La colisión produjo daño menores en ambas embarcaciones, sin registrarse desgracias personales, prosiguieron su navegación, pero desde el punto de vista diplomático, ambos países presentaron duras  reclamaciones; tomando el gobierno argentino la decisión de enviar varios buques de la armada para “asegurar la neutralidad”.

 

El comienzo

El jueves 20 de enero de 1910 a las 4 PM (1600 horas) arribó al puerto de “Santa Cándida” ( concepción dl Uruguay el paileboat nacional “Pablo Piaggio” ,remolcado por los vapores “Jeni” y “Ñato”, el que al ser abordado e inspeccionado por las autoridades argentinas se constató que tenía en sus bodegas, un importante cargamento de armas y pertrechos, 12 cañones Krupp, atalajes y cerca de un millón de cartuchos de diversos calibres, cuyo destino final, acorde trascendidos, eran las “fuerzas blancas”.

f6 (5)

Caras y caretas  5 de febrero de 1910

“Parte de nuestra información gráfica se refiere al incidente de Concepción del Uruguay. Un grupo de nacionalistas que, con ánimo de invadir el vecino territorio, acampaban en los alrededores de la ciudad, llevaron un asalto nocturno á varios vaporcitos y al “Piaggio”, con el objeto de- armarse y conseguir medios de transporte para atravesar el rio. Sorprendidos por una lancha de servicio del puerto se produjo un tiroteo a consecuencia de que resultaron muertos el maquinista de la lancha Pablo Banis y el periodista uruguayo Ulises Juan Barbat  Daglio de 24 años, que figuraba entre los asaltantes.

 

Comando revolucionarios blancos

 

El  comando revolucionario en Concepción del Uruguay estaba a cargo del Coronel D Carmelo Cabrera, Coronel D. Olivero Scola, Comandantes Lamas y Visillac y el cuerpo médico formado por los doctores Bernardo García, M Rivero y Hornos, Aznares y Morelli.

f7 (4)

Juan Morelli, Gregorio Lamas Cinco años antes / Dr. Valentín Aznar (Ejercito revolucionario)

 f8 (3)f9 (2)

Continúa reportero Caras y Caretas  (Enero 1910)

Hubo, además, varios heridos. El gobierno del presidente  Claudio Williman  tomó las medidas de seguridad aconsejadas por la situación. Desde luego, y para impedir la libertad de movimientos de las partidas revolucionarias, hizo arrear las caballadas al interior del país. Paysandú y todos los puertos de la costa del Uruguay han sido puestos en el mejor pie de defensa posible, y los buques de la flotilla de guerra, con más cierto número de vaporcitos artillados, recorren la costa en posición  de vigilancia.

f10 (2)f11 (1)

Fortificando Paysandú

F12f13F

Quince de febrero de 1910 (Presidente  Claudio Williman)

Cuantos más medios de represión inmediata tengamos, menos insensatas tentativas de sublevación tendremos que sofocar, hasta imponer de modo absoluto el convencimiento de que no es posible a nadie alterar la paz pública

Del autor

Tal vez a muchos estas historias de la revoluciones uruguayas no le despierten interés. No obstante, los relatos de época y la profusion de fotos perdidas en el tiempo le dan un carater de documento que vale la pena preservar para saber de donde venimos, dejando en claro que no se trata de denostar o exacerbar banderias politicas, sino de dejar a la vista lo que narraban y fotografiaban periodistas de la epoca, cuyo relato depejado de la funcionalidad por la mediatez, adquiere mayor valor.  Muchos de los datos aquí consignados pertenecesn al sitio web de abajo,  que aonsejo leerlo habida cuenta que contiene mas datos. Otros a Caras y Caretas casi en tiempo real,   lo mismo que las fotografias

http://www.histarmar.com.ar/InfGral-5/Rousseaux-9-Enero1910.htm

1° de enero de 1913. En un clima convulsionado el Dr. Carlos Berro fue designado como Presidente del Directorio del Partido Nacional.