ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Una mansión y un magnicidio

Es quizás la más bella mansión de Uruguay y tiene una gran historia… pero  tiene un feo presente.


 Es una investigación de Alberto Moroy casi a la medida para el Editor de Viajes, nacido en Colón. Pero también un artículo muy interesante para quienes aman la arquitectura, la historia y ese peculiar barrio montevideano.                 

La fotografía que ven en la portada es el castillo de Idiarte Borda, esta ubicado en la calle Lezica 5912.  Los vecinos y los que aprecian estas cosas, ponen el grito en el cielo por la ausencia de una decisión seria y continuada para que la construcción sea preservada.   Mientras leía un inquietante informe en el diario El País,  me cuestioné lo poco que sabia de este presidente que para los de la generación de los 50 hacia adelante, resulta ser un ilustre desconocido, tambien  las circunstancias de su asesinato y de su asesino. Es por eso que quiero compartir lo que pude averiguar, entendiendo que queda un halo de misterio sin resolver, relacionado con su asesino y las circunstancias que lo llevo a cometer el magnicidio.

Esta es la nota en cuestión:

http://www.elpais.com.uy/informacion/castillo-desvalijado-senorial-idiarte-borda.html


Portones vista exterior de época y actual desde el interior

La reja del portón fue lo único construido en Uruguay por la herrería de Manuel Sorrondegui, todo lo demas fue importado Los 1100 m2 de construcción se distribuyen en cinco niveles: subsuelo, planta principal, primera planta, segunda planta y en la parte superior constituida por dos buhardillas con sus dos torrecillas y dos azoteas.En el subsuelo hay amplísimo sótano que abarca casi toda la superficie del castillo. En la planta principal destaca un amplio hall donde destaca la escalera de mármol que da acceso a los niveles superiores. Desde el hall se accede a dos salones con terrazas: uno destinado para recepciones donde destaca una delicada vidriera y el otro como salón comedor.

En este nivel también está la cocina con un gran office, baño. En el primer piso cinco amplios ambientes con salida a amplias terrazas que rodean la casa, un baño completo y galería acristalada.En el segundo piso, cinco amplias habitaciones, buhardilla y baño completo, dos terrazas. En el quinto nivel destaca una amplia buhardilla forrada de madera de 10 x 4, con terraza mirador, dos torrecillas y dos azoteas.Esta asentado en un terreno de 23.400 m.

Jardín /escalera interior

Ubicacion de la casa  34°48’9.63″S 56°13’55.92″W

A comienzos del verano de 1897, se concluyó la mansión que mandara construir al Arq. francés Alfred Massüe en la Avda. Lezica en Villa Colón, el  terreno fue adquirido tres años antes a nombre de Matilde Baños (su esposa)  y que nunca pudo ser disfrutada por el Presidente asesinado. El parque fue diseñado por Carlos Thays (Prado, Carrasco, Parque Rodó, el Bulevar Artigas y la Plaza Independencia).  Su espléndida casona de altos, estaba ubicada en la calle 18 de Julio Nº 91, de la acera sur, entre Arapey (Río Branco) y Convención.

 Parque típico de Thays / Escaleras interior del palacio                       

Origen de la familia

Pierre Idiart Borda Sorhuet, (vasco francés) fundador del apellido en Uruguay,  era hijo de padre zapatero (“cordonnier”) y nieto paterno de carpintero y materno de cardador de lana, decidió emigrar a Uruguay, estableciéndose en la ciudad de Mercedes, capital del Departamento de Soriano hacia el año 1840, resolviendo castellanizar su apellido.

Tuvieron que esconderse de la persecución de Manuel Oribe, que confiscaban bienes de extranjeros. Así fue que españolizaron el apellido, agregándole una E y sacándole el acento, pasando a ser Pedro Idiarte Sorhuet y dedicarse a la explotación agropecuaria, contrayendo enlace con Maria Soumastre, vasca originaria de la localidad de Saint-Jean-de-Luz (San Juan de Luz) en el territorio histórico de Lapurdi, en la zona vasca del lado francés. Falleció en 1860, con 53 años de edad cuando su hijo mayor tenía sólo 16 años, dejando mediana fortuna, producto de la explotación de sus campos y su saladero, que fue mejorada, y mucho, por su vástago, el futuro primer magistrado, hombre con aptitudes mercantiles y particular habilidad para los negocios.

A los negocios rurales heredados del padre, a los que él añadió su participación en la empresa del alumbrado a kerosén de Mercedes, en la pavimentación de las calles y en la industrialización del extracto de carne, pronto pudo agregar, en un escenario más vasto, otras lucrativas actividades de financista e industrial.

Por si quiere seguir  su línea  genealogica
http://vascosuruguay.gonarin.com/idiartBorda_sorhuet.htm

Juan Bautista Idiarte Borda / sepelio

Juan Bautista Idiarte Borda habia contraído matrimonio en la ciudad de Mercedes con Matilde Baños, el 24 de agosto de 1872, hija de Francisco Baños y Juana Sánchez, que aquel día fue llevada al altar por su tío, Gregorio Sánchez, siendo la madrina María Soumastre, viuda de Idiarte Borda Sorhuet (padre). A comienzos del verano de 1897, se concluyó la mansión que mandara construir al Arq. francés  Alfred Massüe, en la Avda. Lezica en Villa Colón, terreno adquirido tres años antes a nombre de Matilde Baños y que nunca pudo ser disfrutada por el Presidente asesinado. Su morada céntrica, espléndida casona de altos, estaba ubicada en la calle 18 de Julio Nº 91, de la acera sur, entre Arapey (Río Branco) y Convención. Tuvo el matrimonio seis hijos: Juan María (1875 – 1900) – Ciriaco Tulio Rodrigo (1877) – Matilde Agustina (1880), soltera. – María Aurelia (1884) – Celia Celina Ruperta (1886) – María Esther (1891), soltera.

Arquitecto Paul Alfred Massué

Estas cuatro columnas imponentes, que sostienen dos portones chicos y uno grande al centro, permitían que por el medio, pasara el landó presidencial, tirado por seis caballos rusos, de patas peludas, blancos, grandes e impacientes, sacudiendo los plateados arneses, que aunque encandilaban los ojos del cochero hierático, no lograban arrancar de su cara marmórea, ni un solo movimiento. La lustrosa pelambre de los equinos, hacía juego con los guantes blancos del cochero y del lacayo, que corría solícito a abrir los portones de la fantasmal mansión. Y así, como una pesadilla de leyenda inglesa, pasaba el carruaje vertiginoso, ostentando los contrastes negro y blanco, coronados por las brillantes galeras forradas de piel de lobo marino, que llevaban los conductores. Los jardines de sinuosos caminos, conducen al edificio severo y pesado, que nos habla de la importancia de sus moradores.

Era la fortaleza del capital, que en aquella época se hacía y se defendía a sangre y fuego, con conspiraciones siniestras, humo de pólvora, cascos de caballos aplastando pasto, o herraduras chispeando sobre los adoquines ciudadanos, con sonido metálico, como el de los sables que se desenvainaban para obtener la razón. Pero pocas veces traspasó el lugar esa diligencia oficial, con el palafrén a la orden, ya que el presidente uruguayo sólo venía a ver la marcha de la obra, que la empresa de Vaeza Ocampo llevaba a cabo, según proyecto del arquitecto Alfredo Massue, que en un neoclásico francés, curvó los techos de tejas de zinc, proyectó el mirador, terrazas y buhardillas, según un castillo de Francia, y el presidente uruguayo, que soñaba con este Taj Mahal para su amada esposa, solamente la pudo ver en construcción, porque fue asesinado un veinticinco de agosto de mil ochocientos noventa y siete, antes que la terminaran.

Este comentario fue extraído del sitio web (imperdible)
http://www.colon.com.uy/contenido/portadas/enlaces/recibimos/textos/vladimir.htm

Durante su administración (Presidente constitucional. 1899-1903) fue creado el Banco de la República, se proyectaron las obras del puerto de Montevideo, se municipalizó la luz eléctrica y creó la provincia eclesiástica, con designación por Roma del primer Arzobispo, que lo fue Monseñor Mariano Soler. Idiarte Borda  no pudo a completar sus cuatro años de mandato, porque un forajido le interceptó el paso en la calle Sarandi, casi frente al Club Uruguay, el fatídico miércoles 25 de agosto de 1897, en  conmemoración de la Independencia, a la salida de un Te Deum cantado en la Iglesia Matriz, cuando el Presidente y su comitiva marchaban a pie, rumbo al Palacio Estévez, a pasar revista a las tropas y paladear un “lunch” que remataría los festejos del día patrio. Todo fue muy rápido. El magnicida, un tal Avelino Arredondo, de triste memoria, surgió de repente de la multitud y lo derribó de un balazo. El gobernante cayó al pavimento y sólo atinó a mascullar aterrado: “¡Estoy muerto!”, mientras en el pecho un espeso lago de sangre le anegaba la banda presidencial primorosamente bordada.

¿Quien era el asesino?

Se sabe poco, dicen que era teniente, aunque si lo era ¿Que hacia trabajando en un almacén de Vicente  Dematteis ? ¿Quien era Carlos Dogliotti (Ca.Do) que llego a Montevideo y lo visito en la cárcel?.Ca.Do. (Charles Dogliotti”Charles Dogliaty ) se casó con Clara María Laugier en Francia ¿Clara era la novia de Avelino?  ¿Quien era Placido Risani (Gado’)? La identidad ” de Vincent Dematteis termina con certificado de defunción del 08 de agosto 1859 que especifica que Vincent murió en grupos de casas (donde vivió Plácido Risan).

El Bien Publico de Montevideo, (27 de agosto de 1897)

http://www.cairomontenotte.com/luigi/18970825.html

En cuanto al joven Avelino Arredondo, según los datos que hemos podido obtener, parece que es un muchacho de antecedentes que lo indicaban como tranquilo y pacifico; era ademas honrado trabajador, a estar a los informes que nos ha suministrado el ultimo de sus patrones, don  De Matteis, propietario del almacén de la Vuelta situado en la calle Misiones y Reconquista. En dicho almacén estuvo empleado Arredondo hasta el mes de Febrero, habiendo cumplido perfectamente con sus deberes durante los cinco anos que estuvo al servicio del señor De Matteis.

Mensaje en código de los concurrentes al velatorio de Idiarte Borda , fíjense el titulo del mismo “Al Sr. “Risani”

Ver el link de abajo, al final donde dice los concurrentes al velatorio  y su asociación con este mensaje en código.
http://www.cairomontenotte.com/luigi/arredondo.html
Lik para traducir y seguirle la pista
http://www.cairomontenotte.com/luigi/gemelli.html

Borges escribio un cuento sobre esta historia Se llama  “Avelino Arredondo visto por Jorge Luís Borges” En el podrán ver cierta verosimilitud con lo narrado Lo particular es que el abogado de Avelino Arredondeo Álvaro Melián Lafinur, era primo de Borges, por lo que podemos asumir que algunos de los detalles que no coinciden o que faltan en la otra versión podria ser ciertos

Avelino Arredondo visto por Jorge Luís Borges
http://digiliterator.blogspot.com/2008/12/avelino-arredondo-visto-por-jorge-lus.html

Conclusiones
Sin duda la época era complicada; el documento sin firma, deja traslucir una serie de intrigas, cambio de nombres y personalidades de emigrantes, en donde se puede diferir rastros de los carbonarios, de masones, de anarquistas y comunistas,  no obstante como no tiene firma, hay que tomarlo con pinzas. Tal vez, si algún historiador verifica estos nombres en los registros de emigrantes, asi como en los policiales sobre Arredondo,  la historia podria continuar…

Ref.
Foto de la portada Panorámico por aldo miceli
http://www.panoramio.com/user/1578563?with_photo_id=14744056
http://vascosuruguay.gonarin.com/idiartBorda_sorhuet.htm