ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Asia

Singapur

Es uno de los “cuatro tigres asiáticos”, aunque en su caso debería ser un león, pues “Ciudad del León” es lo que significa Singapur en sánscrito.

Basta llegar a su increíble aeropuerto para asumir que se ha arribado a uno de los países más prósperos del mundo. Naturalmente tiene sus contrastes, como que aquí se practica la pena de muerte. Moralmente repudiable, pero tan disuasiva que aquí se goza de seguridad casi absoluta … si uno no se mete con la justicia local.
Madeline Barbeito viajó a Singapur desde Puerto Rico y relató su experiencia para El Nuevo Día, nuestro socio GDA en aquél país.

La aventura comienza el momento en que una aborda el avión.  Los vuelos que cubren largas distancias -como la que separa a Puerto Rico de  Singapur- ofrecen amenidades y servicios que no se encuentran en vuelos locales o de corta duración.  Por tanto, aunque largo, el viaje es placentero y provee la oportunidad de desconectarse del mundo y relajarse. 


Líneas aéreas como American, Continental, United y Delta trabajan con socios internacionales para ofrecer vuelos convenientes desde Puerto Rico hasta esta isla del sureste asiático.  mejor ruta a seguir es en dirección Este, atravesando el continente Europeo.  

Su  aeropuerto, Changi, ha recibido innumerables premios incluyendo el título de “Mejor aeropuerto del mundo,” del Business Traveler-Reino Unido/Europa, por 20 años consecutivos.  Es un aeropuerto limpio, amplio y fácil de recorrer.   La eficiencia por la que Singapur es reconocida mundialmente se evidencia tan pronto el  pasajero desembarca. 


La fila, si hay alguna en el mostrador de inmigración, se mueve rápidamente.  Igualmente el equipaje aparece en la correa en un abrir y cerrar de ojos.  Para evitar retrasos al pasar por inmigración,  tené a la mano el pasaporte y el boleto de avión que te llevará a tu próximo destino o de vuelta a casa.

Singapur cuyo nombre significa “ciudad del león”, es un país prácticamente en desarrollo, su fase moderna se remonta a principios del siglo XIX, cuando el inglés Stamford Raffles llegó a la  isla. uego en 1824  se convirtió oficialmente en una colonia inglesa.  Fue durante esta era colonial que comenzó su  transformación. De ser un pueblo  pescador y desconocido, se fue  convirtiendo en una  nación admirada y respetada mundialmente.


Los japoneses la ocuparon en 1942, y allí estuvieron hasta  1945,  luego de derrotar a los ingleses en la Batalla de Singapur durante la Segunda Guerra Mundial.  En 1945 Japón se rindió, la guerra concluyó, e Inglaterra recuperó el territorio.   En 1959  el  sentimiento nacionalista que los caracteriza -el que venía en crecimiento- dio paso a un gobierno autónomo que eventualmente obtuvo su independencia  en el 1965. 


Es realmente impresionante el progreso que el país ha logrado en tan corto tiempo.  Es una isla muy pequeña – menos de una décima parte del tamaño de Puerto Rico, pero es  digno ejemplo de un gobierno con una visión bien enfocada, en la que la  seguridad, limpieza, eficiencia y crecimiento económico han tenido un papel  protagónico. oy  es el puerto que recibe más  tonelaje de flotas en el mundo, y  el segundo en el renglón de carga.  

Más de seiscientas líneas de transporte marítimo, incluyendo contenedores y cruceros de placer, pasan por el puerto de Singapur.  Tienen una de las refinerías de petróleo más importantes de la región, así como el centro de distribución más dinámico del sudeste asiático. De otra parte, la  industria bancaria también es de primer nivel, con una   red de  más de 130 instituciones financieras.


Hoteles de primera
Desde hostales hasta hoteles cinco estrellas – como el Fullerton Hotel y el Raffles Hotel- son  joyas arquitectónicas que nos remontan a la época colonial. Forman parte del principal ofertorio turístico de la región. A estos se les unen los también hoteles de renombre, tan familiares como los Hilton y los  Sheraton.


Por el tamaño tan pequeño de la isla no importa qué hotel escojas, éste tendrá una ubicación céntrica. Los precios fluctúan entre los $25 a $300 por noche. Tu selección dependerá del  presupuesto y de tus preferencias.


La naturaleza se aprovecha
El clima es tropical y húmedo muy similar al de  Puerto Rico, sin temporadas definidas.  Por tanto, cualquier época del año es buena para visitar la isla.  La temperatura fluctúa entre los 75 y 88 grados Farenheit.  Con la excepción de noviembre, diciembre y enero, cuando llueve más que el resto del año, el clima se mantiene estable. a infraestructura esta diseñada para proteger tanto de la lluvia como del calor.  Hay un sin número de pasillos subterráneos en los que se puede caminar de las estaciones de tren a centros comerciales y a otros puntos de interés.  La transportación pública es eficiente, segura y conveniente.  Si se prefiere también hay taxis disponibles a todas horas con tarifas razonables.


Independientemente de lo que te guste hacer cuando viajas, Singapur tiene algo para todo tipo de turista.  Si cultura, arte y entretenimiento es lo que buscas, aquí lo encontrarás. segúrate  de navegar la  página web de Esplanade on the Bay, el centro de bellas artes.  El calendario de eventos tiene una colección extensa de exhibiciones, obras de teatro y conciertos durante todo el año.


Si vas a Singapur no puedes obviar la  visita al Asian Civilizations Museum donde se exhiben obras y artículos de prácticamente todos los  aspectos de la historia y cultura oriental.  Otros museos populares son: el National Museum of Singapore, Singapore Art Museum y el Chinatown Heritage Centre.  i continúas  explorando darás con un paseo por Little India donde deberás visitar  el Veeramakaliamman Temple.  Asegúrate  de tocar las campanas que cuelgan de la puerta y hacer una oración antes de adentrarte al fascinante mundo del hinduismo.


El barrio indio esta repleto de tesoros para admirar y comprar, tales como los hermosos saris de seda y la joyería de plata y bronce que es tan típica de la India.   Toma tu tiempo para saborear alguna delicia culinarias en uno de tantos restaurantes o puestos de comida casuales.


“Chinatown” es otra parada que no  debes perder.  “Shop houses” con su arquitectura vernácula y fachadas de colores crean un ambiente divertido y colorido.  No  olvides  comprar algunos recuerdos y llevar un pedacito de China de vuelta a casa. a armonía y el respeto entre religiones y las culturas tiene su máxima expresión en este  barrio chino donde una mezquita, un templo hindú y un templo budista coexisten armoniosamente.

Para paladares aventureros 
Si tienes un paladar aventurero, y te gusta experimentar con comidas que otros ni se atreverían a probar, entonces prepárate  a embarcar en un inolvidable viaje gastronómico.  quí encontrarás todo tipo de comida exótica, con aromas y sabores que te despertarán los sentidos.  Para disfrutar de una experiencia auténtica y local, visita un “hawker center” donde todas la comidas asiáticas están representadas y a precios muy módicos. 


Serene Tan, Directora de la Oficina de Turismo para América del Sur y el Este de los Estado Unidos describe estos mercados de comida como centros culturales que han sido parte de la vida diaria por mucho tiempo y son lugares donde los residentes de Singapur se reúnen para comer y pasar un rato casual.


Ella también nos advierte: “Cuando visites Singapur te darás cuenta de lo apasionados que somos cuando se trata de comer y beber”.  La señora Tan sugiere “chili crab”, “satay” (pinchitos de pollo con salsa de maní picante), “chicken rice” y “char kway teow” (fideos de arroz) como platos típicos de la cocina local.

Ir de compras
Parece ser el pasatiempo favorito de los habitantes de  Singapur.   La famosa Orchard Road ofrece opciones interminables para todos los gustos y presupuestos.  Ngee Ann City y Ion Orchard, dos de los veinte y dos centros comerciales que hay en Orchard Road, son un paraíso si lo que te gusta es comprar, comprar y comprar. Además el cambio de moneda nos favorece.


Luego de un día de compras agotador querrás relajarte con un masaje de reflexología o un tratamiento de aromaterapia.  Salones donde encontrar estos servicios abundan y los precios son muy  asequibles.  Elige un masaje básico que en media hora te restaurará la energía, o si prefieres puedes invertir  en un programa de un día para relajarte y consentir a tu cuerpo y a tu mente.

 


Entretenimiento siempre
La acción en Singapur no se detiene cuando cae el sol.  La algarabía en Clarke Quay, a lo largo del Río Singapur, es el   lugar perfecto para  rendirte a la  diversión.  Con sus sobre 50  restaurantes, “Clarke Quay” tiene algo para complacer cualquier antojo.  Luego de que hayas satisfecho tu apetito prepárate  para mover el esqueleto al ritmo de la música latina, india, disco o “hip-hop”.  Hasta salsa y merengue puedes bailar en Singapur si así lo deseas!  Otras áreas populares para disfrutar de lo que las noches tienen que  ofrecer son Holland Village y el Civic District. 


Si prefieres una velada romántica opta por un paseo en el Singapore Flyer, una rueda de la fortuna inmensa donde puedes cenar mientras observas lenta y ávidamente la vista de la ciudad y la bahía. i luego de tanta acción necesitas desconectar planifica una visita al jardín botánico, un oasis de belleza natural.  Tiene un área dedicada exclusivamente a las orquídeas, guarda al menos 20,000 variedades. tro jardín interesante es el Chinese Garden que contiene una colección de los intrigantes árboles enanos llamados bonsai.  Entre los puentes y edificios de estilo pagoda te imaginarás que te has transportado a la vieja China.

Para los niños
Si viajas con niños no te puedes perder el Jurong Bird Park y el Night Safari para aventuras inolvidables compartidas con el reino animal.  Otras atracciones que los pequeños disfrutan son el  Butterfly Park & Insect Kingdom, y por supuesto el zoológico.


Si el itinerario te lo permite desde Singapur puedes llegar fácil y económicamente a otros destinos como Malasia, Indonesia, Tailandia, Vietnam y Cambodia.
Es verdaderamente el trampolín  para empezar cualquier aventura en el mágico mundo oriental.  Qué mejor vacación que pasar unos días absorbiendo la energía y la cultura de  Singapur, para luego “brincar” a  Bali para relajarte rodeado de paisajes que te harán  suspirar. No importa cuáles sean tus intereses o razones para viajar, asegúrate  de que tu viaje sea tanto educativa como placentera.


Debes saber: 
• Comer y beber en las estaciones del tren o en el tren una vez lo aborde no está permitido.
• Pasajeros con pasaportes americanos no necesitan visas para entrar a Singapur.  La máxima estadía permitida para un turista en Singapur es de 90 días.
•  Hay cuatro lenguas oficiales pero inglés es el idioma que todo el mundo habla en Singapur.
• La mayoría de los hoteles proveen adaptadores y transformadores eléctricos si fueran necesarios.
• Más de 10 millones de turistas visitan Singapur cada año.