ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

El tapiz de Bayeux

Bayeux_Tapestry_scene23_Harold_sacramentum_fecit_Willelmo_duci

La traición de Harold, la victoria de Guillermo el Conquistador… y 93 penes prolijamente bordados en el mayor tapiz de la historia. 60 metros de relato histórico con bordadoras desconocidas.

No minimicemos con partes pudendas el mérito de semejante obra de arte y documento histórico, hay que conceder que resulta gracioso que las bordadoras pusieran tanto empeño en registrar tamaños y modelos. La densidad es de un pene y medio en cada metro, en la pacata edad media, hace mil años. Sin embargo, a mí me resulta más sorprendente que la Universidad de Oxford financiara la investigación inguinal de uno de sus catedráticos. ¿Quién dijo que la masculinidad está depreciada y que la moda en este milenio se centra en la ambigüedad de género?

BayeuxTapestryScene38a BayeuxTapestryScene05

Ahora pongámonos serios. En 1064 el rey Eduardo de Inglaterra envía a Harold a Normandía. Harold debe confirmar a William que será el sucesor de Edward en el trono. Sin embargo, a la muerte de Edward en 1066, Harold se apoderó de la corona de Inglaterra. En respuesta, William y sus tropas cruzan el Canal de la Mancha y luchan contra Harold en la batalla de Hastings. Harold y su ejército son derrotados el 14 de octubre de 1066. De todo eso, pero con extraordinaria abundancia de valiosísimos datos sobre la vida cotidiana, las costumbres, los barcos y las armas, se ocupa el famoso tapiz atesorado en Bayeux en la Normandia francesa.

BayeuxTapestryScene35BayeuxTapestryScene07

Se lo conoce como “tapiz” pero no es un tapiz, sino una banda estrecha de tela de lino crudo, de unos 60 metros de longitud y 50 centímetros de ancho; bordado en lana con cuatro colores, con ocho matices: amarillo fuerte, amarillo tostado, rojo ladrillo, verde claro, verde oscuro y tres tonos de azul. Así se resalta en las fuentes consultadas, donde también se indica que indistintamente se lo denomina así, o “Tapiz de la Reina Matilde”, jugándose por la teoría de que fue esa reina con un ejército de ayudantas, quienes lo bordaron. Matilde era la madre de Guillermo el Conquistador, lo cual justificaría un poco más el sesgo triunfalista de los bordados. La versión es discutible, como veremos.

BayeuxTapestryScene06Bayeux_Edward_Funeral

No es un relato continuo y cronológico; se narran los sucesos siguiendo un hilo correlativo, pero a veces se introducen pasajes retrospectivos. En el tapiz se utiliza la técnica denominada  culturosamente “bande dessiné”, es decir algo semejante al cómic, donde también se narra la historia en viñetas diferenciadas pero continuadas.  Para algunos autores, el tapiz de Bayeux es el primer cómic… pero estarían descartando numerosos antecedentes, desde los frisos en el templo de Luxor hasta pinturas rupestres que también narran historias. Si no digo que en esos frisos arcaicos, como en la mismísima capilla Sixtina también hay gran exhibición de penes, podrían pensar que tengo algo que ocultar y si lo cuento, dirán que tengo una fijación. ¡Qué cosa!

Imagen de previsualización de YouTube

El tapiz cobra vida…

El tapiz es una tira de lino de 50 centímetros de ancho que se bordó en tres franjas. Una central más ancha narra la historia, enmarcada por dos franjas más estrechas una inferior y otra superior rellenadas con animales y seres fantásticos, aunque en varias ocasiones aparecen humanos. Aquí es donde las bordadoras se la jugaron  al erotismo, ¡quién aguanta tantas horas de reclusión y trabajo sin hacer alguna travesura?

Los motivos que nos encontramos son muy variados: figuras humanas, caballos, perros, aves rapaces, aves fénix, animales de otras especies, construcciones, barcos, árboles, textos en latín y hasta una representación del Cometa Halley. La dirección la habría tenido la reina Matilde, pero la financiación habría estado a cargo del Obispo Odón de Bayeux, hermanastro de Guillermo, quien no habría dependido de la reina sino contratado artesanas y artesanos ingleses de la zona de Canterbury, donde había talleres de bordado. Y no lo financió tan desinteresadamente como puede uno imaginarse: Odón figura en el tapiz tantas veces como Guillermo y Haroldo.

Además, Odón tenía un propósito muy personal. El descomunal tapiz iba a ser ornamento el día de la consagración de su catedral de Bayeux, el 14 de julio de 1077. Porque los franceses tienen eso, cuando se les pone una fecha, la usan todas las veces que pueden, con el benemérito propósito de no abusar de la memoria de los futuros estudiantes, como hacía nuestro sacerdote historiador, el Hermano Damasceno, HD.

BayeuxTapestryScene35

Los artistas no tuvieron como objetivo representar la realidad, ni buscar la belleza, aclaran las fuentes. Por ello las figuras representadas carecen de la proporción, y  la belleza del mundo clásico. Buscaron la expresividad de los personajes, para que llamaran la atención; por ello las partes más expresivas, que son las manos o los ojos, se agrandan. La composición tampoco buscó la perspectiva, por ello los objetos y las figuras representadas son planas sin volumen, y se superponen unas a otras aplastándose. Los colores son planos, no interesa la utilización de la luz para conseguir volúmenes y acercarse a la realidad.

115

Ahí tenés uno de ellos en el ángulo inferior izquierdo,  con arte de letrina, nada que ver con la dignidad del resto de las figuras. El académico que contó la cantidad es un sensacionalista: solo 5 de los 93 penes es humano. La inmensa mayoría son de caballos.

No es que las bordadoras o el desconocido artista que diseñó las figuras a las cuales ellas se ciñeron, desconocieran ninguno de esos recursos del arte: es que trataban de armonizar con los usos y convenciones de esa época, tal como ahora hacen los cómics. A eso agregale que la población y la aristocracia eran mayoritariamente ignorante y poco afecta a las innovaciones y cosas raras… más allá de que toleraran ciertas licencias lujuriosas.  Algunas, pero no todas. Hay claras señales de intervenciones posteriores en el tapiz para eliminar o tapar algunas partes o escenas que consideraron pecaminosas.

Queen Matilda and her Tapestry.  Pictures of English History published by George Routledge & Sons c 1890. Printed in colours by Kronheim.  Professionally re-touched illustration.

Lo importante a resaltar, es que la iconografía del tapiz a la vez que relata un episodio histórico, es una fuente documental sobre el modo de vida y costumbres, la arquitectura militar y civil, el arte militar, la navegación o la agricultura de la sociedad normanda e inglesa de la Edad Media.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Imagen de previsualización de YouTube

El tapiz explicado… pero en francés

Eso explica la devoción y esmero con que se lo guarda en el Musée de la Tapisserie de Bayeux en la ciudad de Bayeux, en Normandía. La base es lino con ligamento tafetán, compuesto por nueve fragmentos de longitud variada, el mayor de 13,75 m, unidos por ribeteado, explican las fuentes. El conjunto resultante tiene tiene  69,55 m de largo, 50 cm de altura media y un peso aproximado de 350 kg. Informan en la Wikipedia.  El bordado se realizó con pespunte para los contornos  y «punto de couchage» para su relleno. Se empleó principalmente hilo de lana en cuatro colores de base (rojo, amarillo, verde y azul) y ocho tonalidades a partir de tintes vegetales de la época como la gualda, la purpurina o el índigo, que se mezclaron con hilo más fino de lino para dar relieve a ciertas figuras como flechas y lanzas.

114

Otra escena del tapiz que llama la atención. En el ángulo superior derecho se ve el cometa Haley que apareció por esos años y fue considerado de mal agüero. Lo fue, para algunos.

Se ven en las figuras numerosas alusiones a la cultura hebrea y babilonia, como cuando Harold presta juramento sobre lo que parece el Arca de la Alianza, o apreciando los leones alados  típicos de Babilonia que adoptó Guillermo como emblema. La muerte de Harold por una flecha incrustada en un ojo es semejante al cegamiento de Nabucodonosor

Si querés un inventario, acá lo tenés:

626 personajes,

202 caballos y mulas,

55 perros,

505 animales y bestias,

37 fortalezas y edificios,

41 navíos y embarcaciones.

Las bordadoras no se dieron descanso, ni desaprovecharon un centímetro del tapiz. Tanta laboriosidad y devoción, contrasta con la actitud de algunos revolucionarios franceses que durante la lucha contra la monarquía, quisieron usar el tapiz para envolver municiones en un carro. Parecía que el manoseo iba a terminar con la obra cuando alguien advirtió la barbaridad y lo salvó. Menos suerte tuvieron las campanas de muchas iglesias, fundidas para hacer cañones. En 1803 Napoleón lo hizo trasladar a París con el mismo objetivo que el Obispo Odón, el de glorificarse a sí mismo.  Por ese entonces preparaba la fracasada invasión de Gran Bretaña. Finalmente en 1812 fue guardado en la prefectura de Bayeux, donde Charles Stothard inventarió los daños sufridos y realizó una reproducción a color para la Society of Antiquaries de Londres.

111

Tal como se lo ve actualmente.

Lo exhibieron al público protegido por un panel de cristal, salvo en 1870 cuando fue evacuado por la guerra Franco-prusiana y durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue nuevamente desmontado y evacuado a Sourches, en las cercanías de Poitiers. Allí lo encontró el conde Metternich de las SS durante la ocupación de Francia y posiblemente fue él quien la salvó de que sus coterráneos lo robaran en los últimos días de la ocupación. Por entonces ya estaba en los almacenes del Museo del Louvre de París. En 1982, el tapiz fue restaurado bajo la supervisión del Ministerio de Cultura francés y trasladado a las dependencias de un antiguo seminario en Bayeux transformado para su nueva misión en el Centre Guillaume le Conquérant.

112177770-004-B980E0BA

No irlo a ver en las cercanías es pecaminoso no solo por esta obra de arte. Bayeux es una hermosísima ciudad medieval normanda que en su mayoría se conserva original. En sus tres formidables museos se atesoran 5.000 años de historia de la humanidad. El sitio oficial de la ciudad nos informa que ninguno de ellos es gratuito y que con 12 euros podés visitar dos de ellos, pero agregado otros tres euros los ves todos… y vale la pena, particularmente porque la entrada te da derecho a un relato pormenorizado en audio con el que podrás comprender mejor las figuras del tapiz.

airborne-museum-saint-mere-eglise

Parecen reales, pero son de cera

El Museo Memorial de la Batalla de Normandía contiene una colección de objetos, vehículos, armas, gráficos y cartelería que nos ilustran sobre la Batalla de Normandía… tenemos una deuda con los actores de ese Desembarco. El recuerdo de ese momento histórico para la humanidad, se complementa con una visita al  Bayeux War Cemetery, donde descansan los restos de cientos de soldados Aliados. Hacer noche en Bayeux no es una mala idea, pues así se puede aprovechar para visitar las playas próximas, como Omaha y algunas otras donde tantos jóvenes soldados murieron en su heroica lucha para combatir a los nazis desde el lado occidental.  Pero Bayeux es en sí una hermosa ciudad que invita a recorrerla pausadamente, mientras se visitan sus restaurantes donde sirven platos locales inolvidables.

DBqMaSzXoAEiSOd

Por ejemplo las vieiras de Normandía, que solo se consiguen en aguas de la Mancha y Calvados. Muy demandado, este marisco puede degustarse sólo, acompañado de mantequilla de ajo o mezclado con otros mariscos, en una cazuela. Se acompaña con un buen vino blanco muy frío, aunque por el lugar, uno puede desacomodar el maridaje y acompañar con un Calvados, también local.

Guillermo Pérez Rossel

 

http://www.bayeuxmuseum.com/la_tapisserie_de_bayeux.html

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Tapiz_de_Bayeux

https://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-5947453/Bayeux-Tapestry-features-93-PENISES-horse-William-Conqueror-largest.html?fbclid=IwAR2angp0S1ZK0Yrn3f_gEWHPRo-JJEi7L4inMh-T2ZuwfLu54Bjr2Xm4sCQ