ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Isar, el río irrepetible

viertlboeck-isarauen-097-fotos-rainer-viertlboeck-3000

A la altura de Munich parece un arroyito con cauce ni siquiera comparable a nuestro Solís Chico… pero no te engañes, su corriente es estacional y tiene muchas cosas para enseñarnos. El Isar es un río irrepetible.

La primera de todas es que si se te antoja arrodillarte y beber, no será lo aconsejable, pero no tendrás ningún problema de salud. Y eso es una bofetada para quienes damos por supuesto que un río urbano, rodeado de plantas industriales, queda irremediablemente contaminado. Si te acercás a las orillas del Miguelete encontrarás cientos de bolsas de plástico, zapatos, animales muertos y quién sabe cuántas otras porquerías… y esto no es una crítica a este gobierno ni a ningún otro, pues las reglas que gobiernan nuestra responsabilidad cívica no son diferentes a las de los alemanes que habitan las orillas de este río de casi 300 kilómetros. Esto es un dedo acusador a nosotros, los ciudadanos desaprensivos e incumplidores. Curiosamente, las autoridades de Munich no lo recomiendan, pero nadie les cree.

rio_isar_thalkirchen

¡Mirá qué lindo sería el Pantanoso si nosotros fuéramos como los muniqueses! Si no lo querés creer, preguntale a Benjamín David, portavoz de “Urbanautas” una asociación que no solo aglutina nadadores, sino todo tipo de personas que promueven ideas para promover la cultura y el intercambio. Hacen muchas cosas, pero fue a él que se le ocurrió hace dos años aprovechar el río Isar para ir a la oficina. Hasta que el gélido invierno se lo impide, naturalmente. Pero desde marzo, si te instalás en el puente Ludwigsbrücke, en el mismísimo centro de Munich, lo ves pasar brazada a brazada rumbo a la playita anexa al Deutsches Museum, cerca de su oficina paradisíacamente ubicada.

Untitled-1-325

David se sumerge en el agua en la costa del río próxima a su casa y nada unos dos kilómetros hasta esa playa. Atado a su cuello lleva un bolso impermeable con su ropa de trabajo, su chaqueta y su laptop. El recorrido es solo de ida, aprovechando la corriente… el regreso lo hace en autobús, mientras mira con crítica actitud a sus vecinos muniqueses estresados. Su única preocupación mientras nada hacia el trabajo, es no molestar a las garzas y patos con los que comparte el río.

En Europa se ha puesto de moda nadar para ir a trabajar. La fuente mencionada (ver abajo) asegura que en Suiza son cada vez más los que nadan en el Rin desde Basilea. ¡Claro! si también allí ríos y lagos son cristalinos: la mugre, algo que los suizos no conocen a menos que viajen.

9377766595_47b70fe599_c

Digamos algo en nuestra disculpa: el Isar es un río que cuando en primavera se deshielan los Alpes Austríacos, se precipita torrencialmente hacia el Danubio arrastrando cualquier porquería que haya quedado en la orilla… si es que hubo algún descuidado. “Río Torrencial”, eso es lo que significa Isar, bautizado así por los celtas que poblaron sus orillas. Por eso y porque durante muchos meses es bastante navegable, es que se lo denomina río… más allá de que los europeos son muy generosos al bautizar sus cursos de agua.pitze, una montaña de 2610 m sobre el nivel del mar y es el más tirolés de los ríos, pues atraviesa el Tirol austríaco y buena parte del estado alemán de Baviera. A pesar de la fuerza de sus aguas, presenta numerosas islas fluviales que lograron sedimentarse y generar vegetación, en la cual se resguardan aves y mamíferos oriundos, aún dentro de las ciudades. Es el caso de Bad Tölz, Wolfratshausen, Munich, Freising, Moosnburg, Landshut, Dingholfing, Landau y Plattiing.

View of the Isar River. Munich, Germany

Después del juicio de Nuremberg, cuentan en la Wikipedia, a los principales líderes del nazismo que fueron condenados a la horca, los incineraron y sus cenizas fueron arrojadas a este río. Ni eso logró contaminar sus aguas, pero tristemente esa memoria es la que atrae a un número de turistas que será ínfimo, pero sigue siendo vergonzante. Para que sepas, hubo nazis en esta región de Alemania (como en toda ella), pero también hubo muchos heroicos opositores, quizás los más acérrimos.

viertlboeck-isarauen-097-fotos-rainer-viertlboeck-3000

Ya estaba casi enamorado de Munich en mi primer viaje, pero me hice apasionado al cruzar uno de los puentes próximos al Deutsches Museum. Era un día gélido próximo a la Navidad, pero eso no había impedido que un audaz surfista con traje de neopreno luchara por mantenerse en las pequeñas olas de un cauce reducido por la temporada del hielo. Las garzas miraban haciendo el 4, como los automovilistas antes de la espirometria y otras aves cortaban el cielo, mientras en el puente próximo al bucólico escenario bullía una ciudad super urbanizada e industrializada. Allí, dos metros por debajo del tránsito, parecía que la naturaleza se manifestaba en su plenitud, sin ruidos, sin plásticos, sin ese deleznable olor a resaca descompuesta.

Gelände_des_Kernkraftwerk_Isar_(KKI)

¡Pero si hasta hay una central nuclear al borde del río, de esas que aterrorizan al menos excitado de los ecologistas!

El Deutsches Museum es cosa seria.  No solo es comparable a los del Smithsonian en Washington, hasta lo supera en superficie y para mi gusto también lo supera en su oferta cultural. A mi me impresionó sobremanera la mina subterránea de carbón que uno puede recorrer… a pesar de que el museo está en una pequeña isla del Isar. Y me erizó no solo del susto, sino como consecuencia física del estallido de un rayo a muy corta distancia de mi piel. Da chucho.

leben-an_der_isar_1

No nos detengamos, pues esto nos puede llevar el día entero –o más—y volvamos al río.  “El trayecto entre el biergarten de Aumeister, al norte, y el camping de Thalkirchen, en el sur, por ejemplo, es uno de los paseos más agradables para dar en bicicleta sin salir del área metropolitana, siempre en carriles para bicicleta junto –o cerca– al río y a menudo entre una vegetación exuberante. La distancia total entre ambos puntos es de unos trece kilómetros, con un desnivel casi inapreciable para el ciclista”, dice una web que consultamos cuya url publicamos abajo con la recomendación de leerla quienes quieran profundizar. Además de zonas verdes, continúa la fuente,  el cauce del río ofrece al visitante algunos interesantes monumentos, como el conocido como Ángel de la Paz en Bogenhausen al parlamento de Baviera, algo más abajo en Haidhausen. Ambos están asomados al Isar, como también lo están el Müllersches Volksbad o el Deutsches Museum.

1226390_web

El Jardín Inglés tan demandado por la gente que gusta de tomar el sol (vestido… o desnudo) orilla el Isar en su tramo superior,en tanto que el jardín del Flaucher destaca al sur, aunque siempre con el entorno de Munich. La fuente también destaca el tramo entre el biergarten de Aumeister, al norte, y el camping de Thalkirchen, en el sur. Hay lugares donde está permitido hacerse un asadito y nadie se va a sorprender si llevaste el mate ambulatorio uruguayo y lo alternás con la cerveza. En el barrio de Thalkirchen está el zoológico muniqués, de 36 hectáreas y 20.000 animales. En las proximidadesse encuentra el camping público donde podrías alojarte a menor precio que un hotel o estacionar tu autocaravana.

heute-kein-platz-frei-fb21f35d-2d1a-44cb-97b4-55c45a102aa6

Sigamos hacia el sur para encontrar Allianz Arena, donde el cauce del Isar se transforma en un área altamente forestada, con varias islas lamentablemente de cantos rodados y no de arena, lo cual no impide que en el verano familias enteras se den cita en la ribera para tomar baños y sol, para fastidio de los pescadores y de las garzas. ¿Te falta más para enamorarte vos también del Isar? Junto a las riberas, aprovechando el paisaje, encontrarás decenas de biergarten donde podrás ejercitar tus conocimientos para pedir cerveza en Munich sin morir en el intento. ¿O te creías que alcanzaba con pedir “Ein Bier, bitte!” (ain biar, bite)?

9380559774_ab0ec95484_c (1)

Más al sur, de la misma forma que sucede en el extremo norte –que nos acerca, por ejemplo, al Allianz Arena–, el cauce del río Isar se transforma en una ribera fluvial ciertamente selvática, salpicada de pequeñas playas de cantos rodados y en las que abundan los pescadores durante la mayor parte del año. Esta parte, en la que el baño suele ser algo permitido bajo propia responsabilidad, es ideal para alejarse por completo del bullicio metropolitano.

Por su parte, los amantes de la gastronomía también tienen junto al río un lugar para ellos. Al lado del lecho del Isar encontramos decenas de biergärten, algunos de ellos en ubicaciones increíblemente tranquilas a pesar de encontrarse adentro mismo de una gran ciudad.

Imagen de previsualización de YouTube

Haciendo surf en el río … pero solo en la primavera y un poco más.

¿Habrá otro río donde se practique el surf? Pues en el Isar si que se surfea aún con temperaturas sumamente frías… pero en el verano el cauce es una fiesta en la que alterrnan los kayakistas con los surfistas… y hasta con los nadadores.

Imagen de previsualización de YouTube

Munich en sí misma, una de las más lindas ciudades del mundo

https://www.skyscanner.es/noticias/las-10-mejores-cosas-que-hacer-en-munich

Las diez cosas imperdibles de Munich si la tenés que visitar como si te estuvieran persiguiendo los inspectores de la DGI

Guillermo Pérez Rossel

https://muniqueando.com/2013/05/21/el-cauce-del-rio-isar/

http://ins.bles.com/este-hombre-llega-nadando-literalmente-al-trabajo-diariamente.html

http://www.deutsches-museum.de/en