ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Camoatí, la avispa uruguaya que pica fuerte

p (88)

¿A alguien se le habrá ocurrido estudiar ese cartón de la avispa como material arquitectónico? Les destruimos el nido y les robamos la miel, ¡cómo querés que no se enojen!        

Porque a diferencia de los mamarrachos de impermeabilizantes que usamos los humanos, al camoatí cartonero no le entra ni la humedad yorugua, que es la humedá más húmeda del mundo. Es liviano, les sale gratis a las avispas, aguanta las granizadas y el ataque de casi todos los bichos menos el bicho humano. ¿Te imaginás la altura del edificio que podría levantar Viñoly con ese material y la iracundia que podría cosechar por no hacer construcciones adocenadas como sus colegas?

Por Alberto Moroy

No vayan a pensar que esta avispa (Polybia occidentalis subespecie rioplatensis) es exclusiva del Uruguay, aunque sí es de las más comunes en nuestro territorio. Su hábitat se extiende desde México en América del Norte, América Central hasta Argentina  y Uruguay en América del Sur. Los himenópteros son uno de los órdenes más numerosos de insectos, con unas 153.000 especies descritas (132 familias, 8423 géneros) 12 además de más de 2.000 especies extintas. Comprende a las abejas, abejorros, avispas y hormigas, entre otros. Hoy vamos a concentrarnos en una que todos la conocen y que seguro varios la padecieron, o tuvieron que salir corriendo cuando el enjambre los sobrevolaba.

10 de enero de 2018  Ni avispas ni abejas: revelan qué insecto invadió a Mar del Plata

Los especialistas aseguraron que no fueron avispas las que invadieron el martes la Playa Bristol. El verdadero nombre de este insecto es camoatí y “es muy agresivo”. Dicen que son atraídos por los aromas dulces.

https://www.diariopopular.com.ar/general/ni-avispas-ni-abejas-revelan-que-insecto-invadio-mar-del-plata-n337360

Camoati (camuatí o camachui) es el nombre común con que se designan a varias especies de avispas (himenópteros) en Argentina y Uruguay; en particular se refiere a la especie Polybia occidentalis.  Son avispas sociales cuyos nidos (panales) cuelgan  en su mayoría de los árboles, sobre todo coníferas, pero también lo hacen en rocas así como en techos de casas y galpones.

Boyero comiendo camuatí (Polybia occidentalis)

Imagen de previsualización de YouTube

f1 (82)

Fueguero (Hepatic Tanager)  / Boyero (Nido similar una bolsa tejida)

 

Fueguero comiendo avispas (Polybia occidentalis)

f2 (85)

Polybia occidentalis

 

Camoatí/Camuati

 

 

Polybia occidentalis

Se alimenta de néctar, insectos, carroña y fuentes de hidratos de carbono, mientras que son presa de aves. Las hormigas se aprovechan de ellas y las parasitan. Las avispas obreras de P. occidentalis se muerden unas a otras para comunicar que es hora de empezar a trabajar. La avispa, a diferencia de las abejas, no tiene aparato recolector de polen. También se alimenta de néctar de las flores como las abejas, su dieta incluye el componente animal, frutos caídos y pueden consumir carroña. Las avispas son  grandes cazadoras de insectos.

Los panales

 

Es conocida vulgarmente como ” avispa amigable “, porque para los guaraníes camoatí significa ” avispas reunidas amigablemente “ó “avispa cartonera negra “por sus nidos, grandes esferas livianas construidas con celulosa. Estos nidos cuelgan de los árboles y en su interior se agrupan cientos de celdas hexagonales que albergan a las crías. La colonia es permanente y en ella se encuentran los adultos de la última generación, que se alimentan de miel y polen almacenado. Las larvas que nacen en primavera y en verano, son carnívoras y para alimentarlas las hembras adultas cazan insectos que llevan paralizados al nido. Las colonias de avispas sociales a menudo, tienen poblaciones de entre tres y diez mil hembras trabajadoras.

f3 (85)

Panales de Polybia occidentalis

f4 (79)

Avispas sociales Polybia occidentalis

 

http://www.avispapedia.com/avispas-sociales/

f5 (75)

Celdas del panal / Avispa enojada

 

Todo sobre avispas ¡Muy bueno!

http://www.avispapedia.com/

Una digresión

Estoy seguro que las avispas de Carrasco, reconocían a quienes tenían la onda al cuello. Si así no fuese, no me habrían picado tantas veces. Recuerdo grandes corridas con una nube de estas encima, ¡cien metros era poco!, algunas parecía que me perseguían hasta debajo de la cama, por lo insistentes deberían tener “visión infrarroja”. La búsqueda de barro para ponerse en las picaduras era desesperada, sin embargo no escarmentábamos, panal que veíamos lo bombardeábamos con la honda o lo bajábamos para comernos la miel

Tal vez esta  es la explicación

Si los científicos ya se mostraban fascinados por este modo de comunicación, ahora un nuevo estudio ha ido un poco más allá y ha puesto de manifiesto la capacidad de las abejas para emitir otro tipo de indicaciones: sofisticadas señales de advertencia de peligro. De este modo se les otorga a las abejas la capacidad de discriminar entre distintos tipos de contingencias que bien podrían afectar a la colonia, bien a las recolectoras que se encuentran fuera de la colmena, así como indicar el grado y la naturaleza de la amenaza.

Ataque de enjambre de abejas a ciclistas

Imagen de previsualización de YouTube

 

Bajando panales

Habia que subirse al árbol, llegar hasta la rama que colgaba el panal, atarle una cuerda lo más cerca posible de este. Generalmente lo hacíamos por la tarde/ noche  cuando el sol se estaba poniendo y ademas están casi todas adentro (vuelan muy poco), provistos de doble suéter, dos pantalones, dos pares de medias, una gorra o bufanda y guantes. Una vez atada la cuerda, de al menos 15 mts., la dejábamos colgado. Abajo “algunos socios” la agarraba mientras el que estaba arriba cortábamos la rama suavemente con el serrucho. Cuando ya estaba débil le avisábamos a los de abajo que tiraran y nos descolgábamos lo más rápido posible. El panal salía a la  rastra como si se lo llevar el diablo, las avispas lo acompañaban revoloteando alrededor, los vecinos miraban con las puertas entre abiertas o por la ventana. Así a una distancia prudencial de donde lo habíamos descolgado, lo dejábamos descansar un par de horas. Hacíamos fuego con pinocha verde y  pasábamos el panal por el humo como rostizándolo Se iban medias boleadas y no regresaban.

En una oportunidad me picaron mal: yo era el que cortaba la rama  y se me vino “el malón” mientras me descolgaba tipo mono y con una mano trataba de espantarlas. Quede dolorido en la cara y en el alma. Al dia siguiente planee la venganza. Compre cañitas voladoras, me puse debajo del panal y así a la 4ª sucedió lo que buscaba. La cañita quedo empujando el panal hasta que reventó, haciéndolo volar por los aires “Si el amor son mariposas en el estomago  el rencor son avispas en la memoria” (Anónimo)

Comiendo miel de avispa

A la distancia asquerosa Era imposible separar la miel (blanca) que parecía cera  de su alojamiento, otras por efecto del calor quedaban pastosa por eso optábamos por masticar todo y luego escupir algo parecido al “cartón de la cajas de ravioles” Era más la aventura que el placer de comer la miel entreverada los restos del panal

f6 (72)

Griegos “bailando con las avispas”

 

Plutarco (Historiador, biógrafo y ensayista griego que vivió entre 46 y el 120 dC.)

“Las arañas atrapan a las moscas y dejan huir a las avispas”

Así bajan los panales en México

Imagen de previsualización de YouTube

f7 (58)

Polybia occidentalis

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Polybia_occidentalis

 

¿Qué comen las avispas?

Las avispas comen dulce y salado. La mayoría de las avispas, especialmente las sociales (aquellas que viven en comunidad en un avispero) son omnívoras y tienen una dieta muy variada. Se sienten muy atraídas por los alimentos ricos en azúcares y también por los ricos en proteínas como la carne. En sus primeras etapas, las avispas son predadoras de otros insectos, y se alimentan de arañas, orugas y pulgones. Es la avispa hembra la que sale del avispero en busca de alimento paralizando a sus víctimas con su poderosa picadura, masticándola en el sitio y transportando los restos al avispero para que se alimente el resto de la colonia

 

Control de plagas biológico

Las avispas son en realidad unas espectaculares controladoras de plagas de la naturaleza. Cuando no están ocupadas en picarnos o construir sus avisperos dentro de nuestros hogares y / o centros de trabajo, están “entretenidas” cazando otros insectos y parásitos que dañan cultivos y plantas. Algunas especies de avispas son las depredadoras naturales de determinados insectos por lo que ayudan a mantener las poblaciones de determinadas plagas bajo control. Normalmente capturan a los insectos y los trasladan al avispero para alimentar a sus crías.

¿Las avispas polinizan?

Aunque algunas avispas macho, acuden a las flores en busca de néctar, en general, no son consideradas como insectos polinizadores, no obstante hay algunas excepciones y contribuyen de una manera muy activa a la polinización de algunas especies de plantas.

No produce alergia

Una investigación desarrollada en la UBA (Universidad de Buenos Aires) podría brindar la explicación a un hecho curioso de la naturaleza. Por qué razón la picadura de camoatí no produce alergia, mientras que un aguijonazo de la mayoría de las demás especies de avispas puede ir desde hematomas hasta incluso la muerte. El veneno de himenópteros, particularmente el de las avispas, produce reacciones alérgicas en el 3 % de la población mundial. Un análisis de la sensibilidad humana al veneno de diversas especies de estos insectos, reveló que la ponzoña del ejemplar sudamericano camoatí -Polybia scutellaris, subespecie rioplatensis- no produce alergia, en oposición a la gran mayoría de las demás avispas

¿Por qué las avispas no mueren después de picar?

La razón de que esto sea así se debe a su anatomía, ¡sobre todo a sus aguijones. La forma de los aguijones de las abejas hace que cuando pican, el aguijón quede atrapado en la piel de sus víctimas, y cuando estas intentan liberarse, él se desprende de su abdomen y mueren. (*) Esto no ocurre sin embargo en las avispas, ya que su aguijón no se queda atascado en sus víctimas y así pueden seguir picando tantas veces como quieran.

(*) Debido a esto, cuando nos picaba una abeja, decíamos ¡¡No importa total se muere!!

Las avispas macho no pican

Solo las hembras de esta especie pican, y no es porque a los  machos no les guste, es que simplemente no pueden, ya que no poseen aguijón como las hembras.

Tratamiento para las picaduras de avispas

Las reacciones a las picaduras de avispas que sean leves y moderadas pueden llegar a tratarse con remedios simples. Como por ejemplo:

Lavar la zona de la picadura con agua y jabón para poder retirar todo el veneno que sea posible. También puede aplicar desinfectante médico.

Aplicar hielo para ayudar a rebajar la  hinchazón. Según el tamaño de la picadura y su duración deberán aplicar hielo cada hora durante 10 minutos.

Tomar un analgésico, como ibuprofeno o paracetamol.

Antihistamínicos: Si tiene una reacción leve a una picadura de avispa, los antihistamínicos como la difenhidramina y el maleato de clorfeniramina han demostrado ser muy útiles. ( consultar doctor)

¿Por qué las celdillas de las colmenas tienen forma de hexágono?

Si las celdas de los panales fuesen cuadradas optimizarían el espacio pero los insectos necesitan un cubículo  adecuado a la anatomía que tendrán tras su metamorfosis. Si las celdas fueran cilíndricas serían ideales para la crianza pero se perdería mucho espacio y se emplearía más cera de la necesaria… por tanto, las abejas siempre construyen sus celdas en hexágonos perfectos, maximizando la superficie útil.