ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

Roma eterna e íntima

baldaquino-san-pedro-vaticano

Dice Wilfred Bion que la hay tres formas de vínculos entre las personas: Amor (LOVE/L), Odio (Heat/H) y Conocimiento(KNOWLEDE/K). A mí me pasa también con las ciudades y sobre todo con Roma.

Por Damian Argul

Roma fue la primera ciudad europea que visité, aunque por muy poco tiempo, y me dediqué a recorrer lo monumental, por lo que puedo decir que solo la conocí. En mi segundo viaje la odié, al menos hasta que devolví el auto que había alquilado para venir desde Florencia. Manejar en Roma debería estar prohibido por alguna comisión de DDHH. Pero después que empecé a caminarla no he dejado de amarla, un amor que aumenta en cada viaje.

Roma tiene toda su monumentalidad con la Basílica de San Pedro, el Panteón, el Coliseo y esa maravilla que es la plaza de Il Campidoglio. También tiene algo íntimo, casero, pueblerino- me atrevo a decir- que la vuelve entrañable.

100-Rome-Mika-Drinking-from-Water-Fountainimg_6170-copia

Por eso no me sorprendió cuando Julia Roberts, en la película “Comer, Rezar, Amar”, caminando por una calle romana cualquiera se detiene y agacha para beber agua en una pequeña fuente de hierro, un “nassone” – narigón – uno de esos hermosos bebederos del siglo XIX, que hay por toda la ciudad. Ese gesto cotidiano, de cierta intimidad, y el diseño de la pequeña y hermosa fuente del siglo XIX, son pequeñas cosas que enamoran a uno de Roma.
Y más aún el hecho que muchas de estas pequeñas fuentes lucen la inscripción SPQR, acrónimo de  Senatus Populusque Romanus, manteniendo la tradición de las Legiones Romanas. Muchos critican la utilización de utilizar este símbolo de la República Romana del año 80 AC aun en las tapas del alcantarillado. Para mí es un permanente recuerdo de un pasado glorioso y su legado civilizatorio.

MG_3436
Y así Roma a cada paso se vuelve más entrañable: recorriendo las calles adoquinadas, sin veredas y llenas de plantas, encontrándote con joyas del barroco a cada paso; admirando el Torso del Belvedere, esa pedazo de mármol que Miguel Angel ya ciego quería sentir con sus manos, hoy en el Museo Vaticano, comiendo una pizza bianca – sin salsa – del  Forno Roscioli o  recorriendo  las ruinas de la Roma Antigua.

Imagen de previsualización de YouTube
Arqueología Romana

Difícil resulta definir el Foro Romano. Puede parecernos a primera vista un montón de ruinas, una zona arqueológica o un museo al aire libre. Recorrer los restos del centro neurálgico de la antigua Roma, cuando fue capital del imperio te permite revivir y apreciar toda una época, su arte y arquitectura. Oculto durante siglos recién en el siglo XX las excavaciones lograron sacar a luz lo que quedaba de él en un tamaño similar al de dos canchas de fútbol. Las maravillas sorprenden a cada paso:  Arcos, Columnas, escalinatas, restos de templos, sus ornamentaciones e incluso trozos de la Vía Sacra en travertino.

Para quienes además de observar tanta maravilla quieren tener el relato de lo que están viendo, la contratación de un guía oficial, resultará muy provechosa.

Roma Campidoglio il

La “Grande Belleza”

Si recorrer calles adoquinadas sin veredas, las tapas del alcantarillado o caminar tomando un helado de miel y avellanas , te hacen enamorar de Roma, caminarla es un continuo deslumbramiento con grandiosos  escenarios que dejan sin palabras: entre ellos Il Campidoglio – mi preferido- la Piazza España, el Coliseo o y por supuesto, la Basílica de San Pedro .

No menos impresionantes son las fuentes y plazas comenzando por la Fontana de Trevi, la de Fuente de los Cuatro Ríos – incluido nuestro Río de la Plata-obra de Bernini, o la Fuente de las Tortugas, en el barrio judío, menos espectacular pero no menos hermosa.

galleria-borghese

Los jardines de Villa Borghese  y Villa Doria Pamphilj, el parque más grande de Roma y otros muchos que se encuentran a cada paso, buenos para visitar y sobre todo, descansar o disfrutar un sabroso picnic. En este recorrido tampoco faltan los palacios y villas que también son muchos. Unos han sido transformados en oficinas públicas,   embajadas, hoteles y varios pueden visitarse, entre ellos Villa Farnesina, con imperdibles frescos de Rafael.

capitoline-museums-rome

Para cerrar este capítulo, no hay mayor sorpresa que al doblar una calle encontrarse con   el gigantesco pie de mármol que aún queda de una estatua dedicada a los dioses egipcios Isis y Serapis.

Grande Belleza (interiores)

El paisaje romano tampoco se entiende sin las casi mil iglesias, desde grandes basílicas pequeñas capillas,, que encierran maravillosas obras de arte.

6fde6f32465d9f3379e27d583aeb1cdc

Basílica de San Pedro

La iglesia católica más grande del mundo, pese a sus gigantescas dimensiones no por eso abruma, ya que todo es una maravilla de las proporciones. Igualmente sobresale El Baldaquino de Bernini- altar principal con sus cuatro columnas salomónicas de bronce.

A más importante obra de arte, si consideramos el Baldaquino arquitectura, es La Pietá de un joven Miguel Ángel conmueve al contemplar el gesto melancólico de una madre con su hijo muerto en brazos. El delicado tratamiento del mármol sin que este pierda su consistencia la transforma en una obra maestra del Renacimiento.

Santa María Sopra Minerva, construida en el siglo XIII, es una de las pocas iglesias romanas de estilo gótico. Tiene frescos de  Filippino Lippi, el Cristo Redentor escultura de Miguel Angel y muchas otras obras de arte, incluso de Bernini justifican, con creces esta.

Sánt Ivo alla Sapienza obra de Borromini es considerada obra cumbre del Barroco, mereciendo su planta y ornamentación, llenas de simbolismo, una especial observación. Se destaca el Retablo de Pietro da Cortona.

martirio de san pedro
Sorpresas del Barroco 

Para completar un panorama del arte que encierran estos templos es necesario visitar dos que encierran de las más importantes obras de Bernini y Caravaggio. Del primero en Santa María del Póppolo el Éxtasis de Santa Teresa de Ávila, del segundo en Santa María della Vittoria: Crucifixión de san Pedro y Conversión de san Pablo. Luce como una verdadera joya con sus mosaicos medievales.

 

EXPERIENCIAS ROMANAS.

En mi primer y corto viaje a Europa, Roma fue mi primera escala. No bien me registré en el hotel, salí a caminarla. A poco de andar me topo con la Basílica Santa María Maggiore, que me resultó vieja conocida: era la misma imagen del grabado de Giovani Piranesi, que adornó mi cuarto de durante mi niñez y adolescencia. Había sido hecho en el Siglo XVIII y la imagen era idéntica. Dicen que los que viajan sienten como niños, pero lo cierto que esa imagen me conmovió y por eso la visité. Fue mi primer encuentro con el Viejo Mundo y me llevó más tiempo del previsto: altares, criptas, tumbas, reliquias, esculturas, frescos y mosaicos del siglo V. Al salir decidí seguir mi vuelta en taxi. Probé con uno y resultó enojado, mala onda y caro. Con el segundo arreglé por dos horas y vi lo principal dejando la Capilla Sixtina para otro viaje.

mussolini-affaccia-balcone-224800

Al pasar por Piazza Venezia me mostró la ventana desde donde hablaba Il Ducce. “Cuando hablaba esto estaba lleno, la gente aplaudía, gritaba, lloraba” me dijo “ahora el único que queda soy yo”. Nos hicimos muy amigos y hasta me invitó a tomar un espresso en un bar cerca de mi hotel en Termini. Se ve que era habitué y pasé un rato “haciendo en Roma lo que hacen los romanos”.

Servido por sus propios dueños

En Roma hay que cuidarse de los precios de los restaurantes y los que son caros son caros y algunos te cobran caro solamente porque te ven turista. Cuando viajas los precios también dependen del tipo de cambio y sus subidas y bajadas que se dan de tanto en tanto. Lo cierto es que muy bien recomendado por el inolvidable Federico Ganbardella fui a Mario restaurante especializado en carnes de caza, ubicado en Vía de le Vite, pleno centro.

No bien me presenté como uruguayo al que parecía il padrone, me dijo fuerte: Gambardella, me dio un beso y me sentó en una mesa sin dejarme elegir trajo primero una selección de antipastos y sugirió luego moñitas (farfaline) con salsa de carne de jabalí para después, fuente en mano, darme a a probar de lo que servía a otros clientes . No recuerdo haber tenido experiencias similares ni un Uruguay ni en el mundo. Con el tiempo comprobé que esta costumbre, sin la simpatía de Mario, era común en toda Roma y en no pocos lugares atiende toda la familia.

viacrucis11

Vía Crucis en el Coliseo con el Papa

Cada Viernes Santo el Papa conduce el Via Crucis que recuerda la pasión y muerte de Jesús, en el Coliseo, lugar de martirio de tantos cristianos.  Creyentes o no, pueden disfrutar esta ceremonia con un Coliseo profusamente iluminado, música coral, gente de las más remotas procedencias y el Papa llevando la Cruz. A mí me tocó Paulo VI- el Papa Montini, alguien por quien siempre sentí una gran admiración, por lo que esta experiencia me resultó doblemente satisfactoria.

Flickr_Trasteverestreet_TheWolf

Belleza Nocturna

Si la Roma monumental nos deslumbra y maravilla de día, por la noche nos cautiva y conmueve íntimamente. La Fontana de Trevi, el Coliseo y otros grandes monumentos iluminados son las grandes atracciones, pero a medida  que avanza la noche y la ciudad queda se va vaciando la hacemos más nuestra y la sentimos más subyugante (++L).

Para los que quieren más acción algunos barrios se vuelven muy animados ofreciendo cafes, pubs, discotecas y por supuesto restaurantes. Muy movidos Monti, Testaccio y el más tradicional Trastevere que cuenta con algunas cantinas orientadas al turista ofreciendo buena comida, entre ellas Da Meo Pataca, La Taverna Trilusa y para gente con sentido del humor y algo más: La Parolaccia – La Palabrota- donde las malas palabras y los insultos no escasean.

11271848976_943bfb0d6c_b

Las medias del Papa
Para cumplir con el obligatorio ritual de las compras  se aconseja recorrer la Vía del Corso e” il Tridente” las lujosas Vía Condotti, Via Frattina y Via Borgognona. En la Vía del Corso hay gran variedad de opciones que van de las más elegantes firmas nacionales e internacionales a Zara y la siempre conveniente H&M.

Un párrafo especial para lA Rinascente la que aparte de las compras es también un paseo, ya que en su nuevo edificio de ocho pisos en el que se pueden admirar en planta baja un sitio arqueológico con ruinas del Aqua Virgo, acueducto del año 19  antes de Cristo y el Palazzetto un pequeño edificio del siglo XIX. La vista se completa en el pent-house con un café y restaurante desde e que se puede una increíble vista de Roma.

Imagen de previsualización de YouTube

Completando esta visita en “il Trdiente”, ya mencionado, se encuentran las  mejores tiendas de Roma: Versace, Armani ,Gucci, Prada, Ferragamo, etc. etc.  Sus precios pueden desanimar a muchos aunque en pleno verano y pleno invierno se pueden encontrar buenas ofertas. No obstante en Roma es fácil comprar porque en distintas calles y barrios (riones) se concentran agrupados   comercios de rubros similares: ropa económica, de moda emergente, vintage, casa y decoración, suvenires y artesanías.

Hay también muchos mercados y el de Fontanella Borgghese de libros y grabados antiguos es interesante recorrerlo y hasta se puede comprar algo inesperadamente atractivo.

Para captar más el espíritu romano, la sastrería Gamarelli sorprende con su ropa dedicada a una clientela que sería muy especial fuera de Roma: sacerdotes, cardenales y el propio Papa. Para que esta visita tenga un toque más mundano son muy recomendables las medias de hilo de Escocia de gran calidad y larga duración. Las hay negras, blancas y rojas.

49e4f642c68b2167d1fcacfc67b01dc0--beautiful-places-corner-space

Cien Años de Oficio

Fundado en 1760 el Antico Caffé Greco de la Via Condotti te recibe con la escultura del simpático Acquaiolo de Gemito a la entrada. Su elegante salón recibió varias generaciones de artistas y otras personalidades, siendo Goethe uno de sus clientes más asiduos. Sentados con mi mujer elegimos que ordenar: negroni para mí y jugo de naranja para ella. Llamamos al añoso camariere quien no bien se acercó dijo negroni y aranciata, adivinando  cada uno de acuerdo a nuestros a nuestros gustos.

Sin título

Un canto del gallo

Roma es una de esas ciudades en que la ubicación del Hotel influye notablemente en su disfrute, especialmente cuando las estadías son cortas como en la mayoría de mis viajes.

Cda vez que me alojé en el centro histórico la ciudad se me volvió irresistiblemente más bella. La primera vez fue en el Hotel De La Ville (hoy Intercontinental de la Ville) en la Piazza Spagna, arriba de la escalera, junto a la Iglesia de Santa Trinitá dei Monti. Si bajar los escalones españoles encontrarte la Barcaccia y las ya tres mencionadas calles del Tridente es un placer, no lo es menos el barrio alrededor del hotel y sus intricadas calles Via Sixtina, Via Marguta, Via Due Macelli.

En mi primer amanecer en ese hotel, elegante aunque todavía no estaba “aggiornado”, sentí el canto del gallo, abrí la ventana y desde mi balcón vi un paisaje de quintas y jardines, similar al de muchos barrios de Montevideo. Ese contraste típicamente romano, también contribuye al encanto de esta ciudad eterna e íntima.

Imagen de previsualización de YouTube

Finalmente la Roma Contemporánea

Muchas veces este deslumbramiento no puede a olvidarnos que estamos en la capital de un país, que, pese a su turbulenta vida política late al ritmo de los tiempos y es   vanguardista  en muchos aspectos.  En materia de arquitectura además del EUR un barrio creado por Mussolini, de arquitectura netamente fascista, hay obras de los más grandes arquitectos contemporáneos: Richard Meier, Renzo Piano, Massimiliano Fuksasy Zaha Hadid.

Urbanizaciones enteras .En los museos se pueden encontrar además de los clásicos la delicadeza de Giorgio Monrandi, el arte pobre de Alberto Burri, el futurismo de Severini y Bpccioni, (¿cubismo?) el fantástico De Chirico o los más recientes   Michelangelo Pistoletto Francesco Clemente.

Sin embargo no es necesario desplazarse demasiado para encontrar ni visitar museos. El culto por la belleza de los romanos sigue tan vigente hoy como antes. Y como todo en esta ciudad nos sorprende a cada paso, por ejemplo en los autos  y en la vestimenta.
Nota del Autor: La presente serie de artículos representa una recopilación
de experiencias adquiridas en más  de sesenta años de viajes por los cincos
continentes. La información contenida en ellos ha sido en lo  posible,
confimada por distntas vías, pero no debe ser tomada como una guía turística
actualizada.