ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

El barco de Napoleón y el cirujano de Artigas

 P (77)

Llegó con mala suerte a Maldonado, en un navío francés que con cuatro cañones desistió de enfrentar a dos imponentes barcos de guerra ingleses. En la fuga, naufragó junto con otros 45 marinos cuyo destino posterior se desconoce.

Tampoco sabemos qué impulsó a Cornelio Spielman a abandonar su carrera de médico y profesor en Europa, para lanzarse a la aventura. Capacidad, valor y dedicación le sobraban… pues con el respaldo de Artigas, dirigió hospitales de campaña y tuvo tanta fidelidad que acompañó a nuestro héroe en  Entre Ríos, quedando adosado a nuestra historia. Aunque sin ninguna esperanza de que puedan rescatarse y restaurarse, nuestro corresponsal se pregunta qué fue de unas 3.000 carabinas que debieron aparecer en los registros de rescate.

Por Alberto Moroy

En la portada el Brick francés Le Consolateur y Cornelio Spielman, cirujano del navío y después medico de Artigas. Esta nota es complementaria a la publicada unos años atrás (ver link abajo). Cornelio Spielman formaba parte de la dotación del navío fletado por Napoleón con una misión especial y cargado de armas. Dicen que era el médico del navío, pero mis sospechas es que lo era personalmente del marqués Claude-Henry-Étienne Bernard de Sassenay, comisionado para reunirse con Santiago de Liniers (francés, virrey del Rio de la Plata). Si así no fuese, no habria dejado la embarcación con su capitán y 46 marinos en Maldonado. Además políticamente no tenía nada que ver con esta historia, sin embargo fue de la partida a la hora de acompañar por tierra a Sassenay a Montevideo y Buenos Aires.

Mientras esto sucedía, en las cercanías de Maldonado los ingleses persiguieron a la embarcación. En su huida los franceses la embicaron sobre las rocas de Punta Burros en Piriapolis (Maldonado) y huyeron. Posteriormente los ingleses o los mismos franceses la prendieron fuego Sin dudas una historia apasionante y poco conocida, cuyo pecio y quizás armas  se encuentren en el lugar después de casi 200 años, aunque difícilmente se puedan restaurar, salvo algún cañón.

F1 (71)

Punta de los burros (Piriapolis)

 

José Bonaparte rey de España

Coincidentemente Napoleón está tramando su plan para España en Bayona (Francia), donde mantiene retenidos al rey Carlos IV y al heredero Fernando VII. Tras las abdicaciones de Bayona el 5 de mayo de 1808, los derechos recayeron sobre el emperador francés, quien el 6 de Junio de 1808 publicó un decreto por el cual nombraba a su hermano mayor José Bonaparte Rey de España, cargo que al propio José no le hacía mucha gracia ya que se encontraba muy a gusto en Nápoles y disgustando también a su cuñado Joaquín Murat quien tenía la esperanza de ser coronado rey de España pero que fue nombrado Rey de Nápoles en sustitución de José Bonaparte.

F2 (73)

Fernando Rey de España preso (Caricatura de época)

El Virreinato del Rio de la plata

Bonaparte, fijó su atención en el Virreinato del Río de la Plata y los sucesos que habían tenido lugar a partir de las invasiones inglesas y con posterioridad a estas. Su información,  procedía del francés Don Santiago de Liniers y Bremont, Caballero de la Orden de San Juan, Virrey Interino de las Provincias del Río de la Plata, lo que hacía que Napoleón tuviese una global información sobre la situación del virreinato. Esto sumado a los hechos que se daban en España hizo que Napoleón pidiera consejo a su Ministro del Interior, Maret, sobre qué persona podría enviar al Río de la Plata para que alertara a Liniers del nombramiento de su hermano José Bonaparte Rey de Nápoles, como Rey de España. La recomendación del ministro recayó sobre Claude-Henry-Étienne Bernard de Sassenay, noble perteneciente al régimen francés previo a la revolución de 1879, con amplia experiencia en el exterior. Estuvo dos veces en el Río de la Plata y trabó amistad con Liniers.

Viaje sin aviso

Sassenay se encuentra ante el amo de Europa (Napoleón) quien le pregunta lo que sabe sobre Liniers y en tono perentorio le ordena: “partís mañana hacia Buenos Aires llevando este despacho y órdenes escritas que leeréis durante la travesía”. Sassenay no discute las órdenes pero pide permiso para advertir a su esposa y poner orden en sus asuntos. El Emperador le responde: “Escribid vuestro testamento y dirigíos donde el Señor de Champigny, ministro del Interior, por vuestras instrucciones”

El viaje

El 30 de mayo, el Bricbarca “Le Consolateur” (portada), débilmente armado y comandado por el teniente de navío Dauriac, espera al enviado del Emperador. La travesía dura setenta y unos días a causa de una tempestad en el Golfo de Gascona, Sassenay ordena a Dauriac desembarcarlo en Maldonado recomendándole esperarle en Montevideo para el viaje de regreso…

Interesante, vicisitudes de Sassenay

https://es.wikipedia.org/wiki/Claude-Henry-%C3%89tienne_Bernard_de_Sassenay

Bricbarca

https://es.wikipedia.org/wiki/Bricbarca

Recomendaciones de Napoleón (Alias Pepe Botella)

Napoleón le hacía a Joaquín N. Murat las siguientes  prevención: “Haceos presentar las comunicaciones del General Liniers. Acordadle todos los ascensos que han pedido Enviad tambien algunas cruces (de la orden de caballería a los principales habitantes de Buenos Aires. El cargo de comisario fue a un oficial francés llamado De Santenaz.

El expolio de las joyas reales españolas Joaquín Murat

https://www.hola.com/realeza/casa_espanola/2015022477052/expolio-joyas-reales-espanyolas/

f3 (74)

Caricatura alusiva al apodo de Pepe Botella. (No consta que fuera alcohólico)

Abajo se puede apreciar: «Cada qual tiene su suerte, la tuya es de borracho hasta la muerte»

El arribo 

Después de dos meses llegó al Rio de la plata, el comisario D Santenaz desembarco en el puerto de Maldonado con un aspirante de marina y con el cirujano de la embarcación (Cornelio Spielman). El capitán era Alexandre Dauriac, Caballero de la Legión de Honor: 14/06/1804. Una dotación de 46 hombres quedo a bordo.  De allí se traslado a Montevideo con escolta que le suministraron. Durante la ausencia, el brick  fue descubierto por los cruceros ingleses que llegaban a fondear en las inmediaciones. El primer intento de los franceses fue darse a la fuga, (con cuatro cañones  pedreros de 4” no podían hacerles frente, pese a que dispararon algunos cañonazos) los ingleses se apoderaron de ella en la mañana del 8 de Agosto.

f4 (67)

El traslado del cañón abril del 2017

https://www.youtube.com/watch?v=LujiutA5c68&ab_channel=PASCIPAC

El grupo de trabajo del Programa de Arqueología Subacuática y Centro de Investigaciones del Patrimonio Costero, decidió trasladar un cañón extraído hace 12 años en la costa de Piriapolis, al laboratorio del CURE-Maldonado para evaluar su deterioro a aplicarle técnicas de conservación. (Maldonado Noticias 23 Abril 2017)

Montevideo, 28 de diciembre de 2010.

Estimado Alberto Moroy,

 

                              Mi nombre es Antonio Lezama y soy el director del Programa de Arqueología Subacuática (UdelaR) responsable de la extracción del cañón mencionado en su artículo. Le escribo para aclarar su inquietud sobre el destino del mismo.

El cañón, luego de su recuperación, fue sometido a un tratamiento de conservación que llevó más de un año y se encuentra en exposición, colocado sobre una réplica de una cureña naval, en la entrada Este del Argentino Hotel de Piriapolis.

Dicha ubicación transitoria -que debemos a la gentileza de las autoridades del Argentino Hotel quienes nos cedieron el espacio para su tratamiento y para su depósito- a la espera de contar con un local de exposición permanente, permite que los interesados puedan observarlo, cosa a la que cordialmente lo invito.

Finalmente debo señalar que, hasta el presente, no hemos podido realizar la verificación arqueológica de la identidad del pecio de punta Burros, siendo la del “Consolateur” una de las hipótesis más plausibles.

Atentamente

 

                                                   Dr. Antonio Lezama

                              Director del Programa de Arqueología Subacuática  

El porqué de las dudas 

Las investigaciones realizadas en el sitio arqueológico y la investigación histórico-documental se aproximan en relación a tres embarcaciones que naufragaron en esa zona de la costa: la fragata inglesa Duke de Clarens (1805), el brick francés Le Consolateur (1808) y el bergantín inglés Caledon (1809). De estas embarcaciones Le Consolateur (*) es en la que más coincidencias se han registrado.

(*) Por los calibres de las balas de las carabinas francesas, del cañón rescatado y su calibre, del que la historia se refiera que traía cuatro, seguro hay tres más, habida cuenta que siendo de hierro y bajo calibre no era una pieza interesante para los ingleses Tambien hay referencias que las armas quedaron con el barco y no fueron llevadas por los ingleses, aunque sí probablemente por habitantes de Maldonado.

f5 (63)

f6 (61)

Las armas

¿Qué dicen los expertos? 

Le Consolateur había sido artillado con una pieza de “a 16” (*) seguramente en proa, dos de “a 4” y 4 pedreros. La prospección realizada en el mes de abril de 2006 fue posible confirmar la hipótesis de que los dos conjuntos eran en realidad partes de un gran conjunto de proyectiles ¿Los suficientes como para alimentar a 3,000 mil carabinas? En cuanto a los proyectiles, los de plomo presentan diámetros que oscilan entre los 13 y 18 mm. Los de las carabinas francesas tenían 17.5 mm. (*) (Charleville modelo 1777) Posiblemente las de menor calibre correspondan a las Pistolas ya que su calibre era variado. El cañón extraído parece ser de 4 libras (83 mm de boca), su largo 1540 mm, aprox. la de los cañones de 4 libras. Algunas de las balas encontradas tenían 105 mm de diámetro, esa medida, corresponde a cañones de 8 libras (peso de la bala). 

(*) Notese la similtud del calibre de las carabinas con la tabla de arriba

(*) Por los datos recopliados no consta que tuviese mas armamento que 4 cañones de “4” como el que se muestra en la foto de arriba. Podria ser uno mas de 8 libras de lo contrario no hubiesen econtrado balas de ese calibre.

Los habitantes de Maldonado agosto de 1808

Luego del naufragio los españoles de Maldonado, a lo largo de agosto y septiembre se dedicaron “a rescatar” todo lo posible del bergantín, para lo cual utilizaron tres carros para transportar hacia Maldonado varios cientos de fusiles (*), velamen, jarcia y diversos fragmentos, más cuatro yuntas de bueyes para arrastrar los palos del mismo y demás elementos. La gente y los dos buzos que intervenían en el rescate se alojaban en unas barracas construidas al efecto en la costa y en cuya facción se emplearon diez y seis cueros vacunos.

(*) Fusiles de los que incluso hoy, salen en remates de armas en Europa con la referencia de su origen y del navío

El desarrollo de los hechos 

El 9 de agosto de 1808, el bergantín de guerra francés “Le Consolateur”, en medio de un fuerte pampero (viento del sudoeste), que le impidió arribar a Montevideo (su destino), ancla en la bahía de Maldonado a las 8:30 de la mañana (otros autores dicen que fue dos días antes y que Sassenay y otros bajaron a tierra el 9 de agosto). Estando en la bahía de Maldonado el mismo día de su llegada al mediodía, se avistaron por el vigía de la torre, dos buques ingleses de gran porte que se aproximaban y anclaban en las cercanías de la Isla de Lobos.

Parece difícil con pampero anclar en la isla de Lobos, por lo que el autor  de esta nota piensa que “Le Consolateur” más que seguro se guarecido entre la isla Gorriti y tierra, partió presuroso ante semejante panorama. El único con 80 cañones era el HMS Foudroyant aunque para esa fecha recién llegaba a Rio de Janeiro El otro de 74 cañones debería ser el HMS Monarch. También el HMS Marlborough tenía 73 cañones y andaba en la zona.

Los barcos ingleses que los persiguieron

f7 (47)

HMS Foudroyant / HMS Marlborough

 

Los protagonistas

f8 (37)

Joaquín Napoleón Murat / Conde de Sassenay

f9 (26)

Santiago Liniers / Cirujano Cornelio Spielman

La historia completa 

Armas de Napoleón en la bahía de Piriapolis

http://viajes.elpais.com.uy/2013/03/03/las-armas-de-napoleon-en-la-bahia-de-piriapolis/

 

El cirujano Jacobo Spielman y Artigas

El más representativo de los cirujanos de Artigas fue sin duda Cornelio Spielman. Fue el “único” como el mismo Artigas lo denominara y el último que lo acompañara a Entre Ríos en 1820. Era originario de Hamburgo, cursó estudios en la Universidad de Leyden donde era profesor Boerhaave, famoso por su descripción de la ruptura espontánea de esófago. Su llegada al Plata se relaciona con el arribo del bergantín francés Consolateur, a cuyo mando venía el Capitán D’Auriac en 1807. Trabajó primero junto a Artigas, luego en las provincias del litoral argentino, más tarde fue Jefe Sanitario del Gobierno del Cerrito, siempre con el gran respeto de sus amigos y ocasionales adversarios como lo demuestra el Certificado de sus méritos dado por el Dr. Fermín Ferreira, Cirujano Mayor del Ejército del Gobierno de la Defensa, en 1852. Spielman acompañó a Artigas en toda su trayectoria en el Uruguay a partir de su designación como Cirujano Mayor Asistente el 30 de abril de 1811 por decreto del General M. Belgrano, Jefe del Ejército. Junto al Dr. Miguel Santisteban actuó como médico cirujano en la Batalla de Las Piedras.

Spielman organizo los hospitales de campaña y de acantonamiento que se establecieron en los aledaños de Montevideo durante los sitios a la ciudad: Hospital de Casavalle (1812), y de Chopitea (1813 y 1814). Cuando en 1815 se rindió la guarnición española en Montevideo, se usó el Hospital de la Caridad y las enfermerías de la Ciudadela y del Hospital de Marina, en tanto en la campaña, a partir de 1817 hubo un Hospital en Florida. El cirujano Spielman dispuso de Hospitales volantes (ambulancias), carretas a retaguardia para recoger heridos y dejarlos en manos de vecinos en los poblados cuando no podían seguir al Ejercito Artiguista. Trabajó en el Uruguay hasta 1852 y falleció en Buenos Aires en el año 1855.

Del autor

Ademas de Cornelio Spielman, ¿cuantos más de la tripulación se quedaron en Montevideo o Buenos Aires? Eran mercenarios, posiblemente de varias nacionalidades, el mismo Spielman no era francés, dicen que holandés.  Sería interesante conseguir los nombres de la dotación, así sabríamos si sus apellidos llegaron hasta acá en el tiempo. Sabemos que esto pasó con  colonos  acadianos de las islas Malvinas llevados por Bougaiville. Muchos soldados de las Invasiones inglesas, se quedaron entre nosotros uno de ellos Pedro Campbell, “el marino artiguista”;  tambien corsarios de diferentes nacionalidades, uno de ellos Guillermo Brown.

Vale la pena leerlo “las increíbles  desventuras  de Sassenay,  el enviado de Napoleón en Montevideo y Buenos Aires”

Usar traductor

https://www.histoire-pour-tous.fr/dossiers/4171-napoleon-et-lamerique-23.html