ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

El año de Flandes

Fig 5. Pieter Bruegel, Peasant Dance, 1568, oil on panel, 114 x 164 cm, Vienna, Kunsthistorisches Museum (artwork in the public domain)

No se necesita ningún pretexto para conocer esta privilegiada zona del mundo donde siguen emergiendo cosas inesperadas. Pero hay una razón muy especial para empeñarse en viajar en 2018.

Este año comienza un período durante el cual los flamencos rendirán tributo a su cultura, particularmente a sus aportes estéticos… porque durante más de 250 años, desde los siglos XV a XVII, Flandes fue la capital mundial de las bellas artes. No te digo que desplazó a los italianos ¡Leonardo nos libre y nos guarde!, pero se atrevió a emparejarse y sobre todo, a desprenderse de las tradiciones y gestar nuevas formas de creatividad.

Imagen de previsualización de YouTube

Eran siglos en los cuales se estaban viviendo las peores facetas de la fe religiosa, de la lucha entre fanáticos que interpretaban  la religión como mejor les viniera,  lo cual no podía producir otra cosa que impactantes consecuencias en los creativos de entonces. Arriesgando hogueras,  tipos como Bruegel se burlaban de los censores e introducían criterios heréticamente revolucionarios, como “El triunfo de la muerte”, presentada como igualadora de hombres pues ante su presencia son iguales los aristócratas más poderosos y los aldeanos más humildes, sin olvidar a las jerarquías eclesiásticas. El tema no era novedoso, lo había inaugurado cien años antes con “El jardín de las delicias” el holandés Jheronimus Bosch (el Bosco).

El_jardín_de_las_Delicias,_de_El_Bosco

El Bosco

Pieter_Bruegel_the_Elder_-_Peasant_Wedding_-_Google_Art_Project_2bruegel el joven, recaudador de impuestos

El viejo condenando la gula y el joven, opinando sobre la recaudación de impuestos

De entrada voy a confesar mi debilidad por los Bruegel, el viejo y el joven. Cuando me encuentro con un cuadro de ellos no puedo hacer otra cosa que detenerme en los detalles, tratar de imaginar aquél mundo cruelmente azotado por las pestes, las guerras y las horribles diferencias sociales, en el cual asombrosamente las personas humildes podían concentrarse en los momentos de felicidad o darle una lección a poderosos que no lograban encontrar esos remansos en sus riquezas. Además, la paleta de color, el tono de caricatura, las figuras casi como capturadas en movimiento… en fin… ¡cuánto más podría decir un experto! Con esto pretendo justificar mi preferencia con las ilustraciones.

Jan_van_Eyck_070

Jan Van Eyck

El homenaje a la pintura flamenca comienza en 2018 con “Rubens en Amberes” y se prolonga durante todo el año… aunque es de esperar que las muestras aguarden a que termine el ciclo en el 2020, año que se dedicará a los “Primitivos Flamencos”, encabezados por Jan Van Eyck. ¡Lo que se perdió mi nieto Agustín que volvió de Flandes tras tres meses de intercambio estudiantil!. Algo tiene esta región tan pequeña geográfica y demográficamente, para haber incidido de tal forma en el desarrollo intelectual de este mundo occidental que heredamos.

 

Lamento discrepar con mis amigos que siempre apuntan para otro lado, pero no tengo remedio… siempre me inclino hacia alguna postura “incorrecta”. Porque instado a optar por la razón de esa primacía sospecho nada menos que del asqueroso capitalismo, groseramente identificable como el fenómeno que casualmente desplazó al mundo de los negocios desde Florencia y Venecia, hacia esta región hanseática. En Venecia inventaron los bancos y las transacciones; pero fue en Flandes o muy cerquita, donde se desarrollaron hasta ser lo que hoy son. ¿El vil dinero como gestor de sensibilidad? No diría eso, sino la posibilidad de tener más tiempo libre para disfrutar, más paz social que cuidar… y más artistas que premiar por sus talentos, lo que les permitió a algunos de los más grandes, desarrollar su potencial al máximo. Estoy pensando en el mecenazgo. Y lo mismo te digo de la arquitectura y de todas las artesanías. La agricultura feudal no daba tiempo ni inspiraba esas cosas.

Detalle el triunfo de la muerte

No expongo estas ideas locas con el afán de convencer a nadie: el mundo tiene agotado el cupo de locos. Pero tampoco se te ocurra pensar que extiendo los beneficios del  dinero hacia la justicia social… nada de eso. Y para explicártelo tengo una imagen que vale por mil palabras. Tan creativos eran en estos tiempos de Flandes, que la moda ya no era quemar o hervir en aceite a los discrepantes o heréticos, lo que más éxito social tenía, era “la rueda”, así ejemplificada por Brueghel.

Vayamos a lo nuestro. A www.flandes.net/trade podés acudir si sos de una agencia de viajes… pero si sos un viajero independiente encontrarás no solo la programación cultural de estos años que vienen, sino descripciones y datos sumamente útiles para internarte en Flandes durante ¿cuánto?. Uno o dos días sería hasta pecaminoso, una semana sería una buena meta, pero no descarto más, pues acá las distancias entre ciudad y ciudad son muy cortas y pueden hacerse en bicicleta, que alquilan por todos lados. Además, si te pasás una frontera no hay perjuicio, independientemente de las jurisdicciones, esta es una de las regiones más lindas del mundo.

triunfo de la muerte

Bruegel el viejo, El triunfo de la muerte, detalle

Primero definamos qué se entiende por Flandes (Vlaanderen en neerlandés, Flandres en francés). Tratar de identificarla como la zona donde se habla flamenco, es temerario. Casi tan temerario como sostener que equivale al Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo). Habitualmente se habla del Flandes belga (más o menos la mitad norte del país), el Flandes francés (alrededores de Dunkerque y Lille) y el Flandes Zelandés en los Países Bajos, que abarca la mayoría de la provincia de Zelanda.

Y para quienes no gustan de la pintura, seleccionamos algunos videos de ciudades donde se desarrolló esta particular estética del norte de Europa:

Imagen de previsualización de YouTube

Amberes

Imagen de previsualización de YouTube

Gante y Brujas

Imagen de previsualización de YouTube

Bruselas, si te perdés un museo por ver el Manneken Pis, no tenés perdón

La pintura flamenca, lo que llaman “Escuela Flamenca”. La historia comienza con Jan van Eyck (1390-1441), quien encabeza la lista de los “Primitivos flamencos”, seguido por Hans Memling, Rogier van der Weyden (1399-1464), Hugo van der Goes (1440-1482), Robert Campin (1378-1444) y Jheronimus Bosch, llamado en España El Bosco (1450-1516). Luego vienen fue Pieter Brueghel el Viejo o el Cómico (1530-1600), Quentin Massys (m. 1530), Joachim Patinir (1480-1524) y Antonio Moro (m. 1576), entre otros. Y no te creas que esto me lo sé de erudito que soy, sino porque soy un prolijo lector de la Wikipedia. Los eruditos de verdad, citan fuentes muy doctas pero nada infalibles cada dos párrafos y los lectores tienden a creer que ellos vivieron en esos períodos históricos o lugares geográficos; jamás citarían a la descalificante Wikipedia.

Hugo_van_der_Goes_-_The_Adoration_of_the_Kings_(Monforte_Altar)_-_Google_Art_Project (1)

Van der Goes

Hasta el glorioso período florentino, si querías tener arte, debías alojar en tu castillo a alguno de los maestros y sus efebos. A partir de estos flamencos, bastaba que viajaras a Amberes, Brujas, Gante, Bruselas, Amsterdam, Delft, Haarlem… para que pudieras comprar arte a mercaderes que se encargaban de eso y de decidir qué era arte y qué no lo era. Así empezó esta realidad estética que hoy vivimos. Se lo llama el “renacimiento nórdico”, aunque tuvo íntima relación con la España castellana.

Encasillar al arte es poco menos que imposible… pero en el caso de los flamencos, se destaca que fueron los primeros en popularizar la pintura al óleo y una perspectiva desde un angulo superior, como si el pintor estuviera sobre un caballo… o hubiera usado un drone. También es frecuente encontrar en sus obras a campesinos y personas comunes, nada aristocráticas, haciendo sus menesteres cotidianos. Sin embargo, no es un retrato que procura fidelidad con los rasgos, sino que trata de penetrar en los sentimientos de los personajes. A los artistas no los anima ni los paga la vanidad del retratado, sino el arte; lo que habla bien no solo de ellos, sino de los adinerados que pagaban por su obra.The anatomy lesson of Dr Nicolaes Tulp, by Rembrandt van Rijn

Rembrandt, La lección de anatomía

Tras el Asedio de Amberes (1585) y a partir de la Tregua de los Doce Años (1609), los Países Bajos quedaron diferenciados en dos zonas: el sur católico controlado por la monarquía hispánica y un norte protestante cuya zona dominante es Amsterdam. La zona sur es la que con preferencia se denomina “Flandes”. Hubo una emigración de artistas  desde Amberes a Amsterdam, pero muchos perseveraron en la ciudad a pesar de su decadencia momentánea. Entre ellos se contaron nada menos que Rubens (1577-1640) y Anton van Dyck (1599-1641). Entre los del norte estaban Frans Hals (1584-1666), Rembrandt (1607-1669), Vermeer de Delft (1632-1675), Jacob Ruysdael (1628-1682), etc. Y te reitero que no presumo de una cultura que no tengo, todo está en la denostada Wikipedia, la mayor fuente de información de esta era informática.

Caida Angeles, Bruegel el viejo

La caída de los ángeles, Bruegel el viejo

La Guerra de los Ochenta Años (1648) tuvo un efecto fulminante sobre el arte flamenco, a pesar de que la historiografía ubica a las provincias neerlandesas como triunfadoras ante una España tozuda en su afán de gobernar y cobrar tributos a gentes de otro idioma, otras costumbres y otra religión. Más allá de eso, la región flamenca había desarrollado una formidable flota mercantil y quizás esa nueva orientación de los anhelos, haya alejado el interés por el arte… o tuvieron la mala suerte de que ya no nacieran tantos artistas como antes.

Guillermo Pérez Rossel

https://es.wikipedia.org/wiki/Pintura_flamenca

https://es.wikipedia.org/wiki/Pintura_flamenca_(siglos_XV_y_XVI)

https://es.wikipedia.org/wiki/Pieter_Brueghel_el_Viejo

https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_los_Ochenta_A%C3%B1os