ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Tranquilos, el mundo no se termina antes del 2060

a haendel

Lo afirmó Newton con el mismo convencimiento con que determinó la ley de la gravitación universal, aquella fórmula que estableció los nuevos márgenes de la ciencia y los límites de la fantasía.

Y sus audacias no terminan allí: también llegó a redactar la fórmula que convertiría varios metales en oro y nos daría juventud eterna… o dicho de otra manera, describía cómo elaborar la famosa piedra filosofal. ¿Entonces Newton era un chanta que tuvo la fortuna de descubrir alguna cosa formidable entre un montón de tonterías? ¿O nuestros alquimistas Humberto Pittamiglio y Francisco Piria eran unos incomprendidos en el nivel del afamado científico inglés? Hay algo en la naturaleza humana que nos empuja hacia lo esotérico; quizás esta realidad que vivimos sería insufrible si todo se regulara por leyes infalibles, si uno diera por cierto que luego del impulso inicial, todo lo demás es forzosa consecuencia de la correlación de factores.

160412155501_newton_624x460_getty_nocredit

No queda claro que nuestro Isaac fuera un desvariador; inclusive es un atrevimiento suponer que en estas cosas estaba equivocado, como lo decidieron las autoridades inglesas de su época al declarar ilegal la alquimia, como las autoridades eclesiásticas declararon hereje al arrianismo que practicaba nuestro personaje, descreyendo de la Santísima Trinidad y sosteniendo que Padre, Hijo y Espíritu Santo vienen por separado. Porque cuando a Newton se le daba por discrepar, lo hacía de punta a punta, con argumentos comprobables y mensurables… o por convicción, nomás.

01.04-01-FRASES-LIBRES-Isaac-Newton

El ultra racionalista Voltaire, que fue un encendido admirador de Newton, explica al científico y a su época, con su habitual mordacidad: “En París, os figuráis la tierra hecha como un melón; en Londres, está aplastada por los dos lados. La luz, para un cartesiano, existe en el aire; para un newtoniano, viene del sol en seis minutos y medio. Vuestra química hará todas sus operaciones con ácidos, bases y materia sutil; la atracción domina hasta en la química inglesa. La esencia misma de las cosas ha cambiado totalmente. No estaréis de acuerdo ni sobre la definición del alma ni sobre la de la materia. Descartes asegura que el alma es lo mismo que el pensamiento, y Locke prueba bastante bien lo contrario. Descartes asegura que sólo la extensión hace la materia; Newton le añade la solidez. He aquí unas, furiosas contradicciones”.

Y no te pongas en perdonavidas sobrador porque en esto no evolucionamos nada, el  mundo continúa girando en delicado equilibrio entre furiosas contradicciones.

Imagen de previsualización de YouTube

Un documento del siglo XVII, escrito a mano por Newton, describe experimentos para conseguir el “mercurio filosofal”, ingrediente insustituible para conseguir la sustancia que te haría rico y eterno… pero los experimentos no los había realizado él, de manera que no tuvo comprobación científica. El texto le pertenece ahora a la Chemichal Heritage, una fundación estadounidense que la compró a un coleccionista privado. En realidad se trata de una copia de un texto en latín del alquimista Eirenaeus Philalethes, famoso en su tiempo y residente en Inglaterra por algún tiempo, durante el cual trabajó con químicos eminentes como Robert Boyle. James Voelkel, comisario de libros raros de la CHF, en Chemistry World, explica que  «la idea es que si se rompen los metales, a continuación puedes volver a unirlos y hacer diferentes metales. El proceso fue parte del esfuerzo para hacer la piedra filosofal, una sustancia mítica que los alquimistas creían que podría convertir el plomo en oro».

Joseph_Leopold_Ratinckx_Der_Alchemist

La Biblia menciona algo identificable con la piedra filosofal, también algunos textos budistas e hinduistas. En la Edad Media se buscó producirla o se intentó encontrarla en los confines del mundo, igual que la Fuente o el Elixir de la Vida Eterna. Paradójicamente, muchos perdieron  vida y fortuna en esas búsquedas.

Se considera posible que Newton haya utilizado las recomendaciones de Philalethes… pero no se puede asegurar que haya tratado de elaborar mercurio filosofal. El sabio no describe ningún proceso propio, a pesar de que detalla cómo lograr la “destilación de un espíritu volátil de mineral de plomo”.  Hoy se sabe que Eirenaeus Philalethes era en realidad George Starkey, un egresado de Harvard y no un misterioso extranjero. El texto de Newton formaba parte de un lote que los descendientes del sabio habían vendido en Sotheby en 1936. Algunas están ahora en manos privadas, pero la mayoría se mantienen en la Universidad de Cambridge, la misma que solventaba las investigaciones alquímicas de Newton.

Trinity_College_Cambridge_1690

Trinity Collegue, el lugar donde perfeccionó su conocimiento y donde pergeñó alguna de sus peores maldades, como la de ningunear malamente a sus competidores.

De hecho, Newton escribió más de un millón de palabras sobre alquimia, más de las que escribió sobre ciencia… pero menos de las que escribió sobre religión, que fueron 1,4 millones. Tan asombroso como lo de la alquimia es el hecho de que alguien se ocupe de contar las palabras escritas por un autor, por más afamado que sea. Y en una mixtura de ciencia y religión, Newton realizó cálculos sobre el Día del Juicio Final, concluyendo que este no se produciría antes del año 2060, predicción que nos permite acoger al mundial del 2030 con bastante tranquilidad.

Al parecer, John Locke estaba al tanto de los trabajos hoy considerados esotéricos que realizaba su amigo, quien en An Historical Account of Two Notable Corruption of Scriptures, Chronology of Ancient Kingdoms Atended y Observations upon the Prophecies, expone el resultado de sus investigaciones sobre el fin del mundo. Nadie puede negar que Newton fue uno de los más distinguidos científicos de la historia, de manera que no es fácil conciliar esas investigaciones con la que también realizaba para estimar el fin del mundo, la conversión de metales y la búsqueda de la eternidad, punto en el que siempre ubiqué el agua y nunca la transmutación por la piedra filosofal. Pero tampoco en esto me considero con credenciales como para desmentir a las fuentes. Dejémoslo así. Lo que sí parece que se puede desmentir es el rol que jugaron las manzanas, o al menos una de ellas, en la revelación de la Ley de Gravitación Universal. La gravedad era algo que se caía de maduro… pero no necesariamente desde un árbol de manzanas. Además, Newton nunca habló de manzanas.

Newton-Cartoon-1

El que gestó la leyenda fue un arqueólogo amigo del científico llamado William Stukeley, quien al escribir la biografía de Newton asegura que salieron a tomar el té bajo un manzano y mirando una fruta, el amigo fue interrogado: ¿Por qué esa manzana siempre desciende perpendicularmente a la tierra?». Newton se contestó a sí mismo, diciendo que seguramente había un poder de atracción entre la materia y el centro de la Tierra, por lo tanto, «esta manzana cae perpendicularmente o hacia el centro. Si la materia atrae la materia, debe ser la proporcional, por lo tanto, la manzana dibuja la Tierra, así como la Tierra dibuja la manzana, es recíproco». Muy ilustrativo… pero parece que solo ocurrió en la imaginación de Stukeley. La manzana es una fruta bendecida: aparece en el primer libro de la biblia y actualmente en el dorso de uno de los más populares smartphones… además de ser el símbolo de la ciudad más visitada del mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

Historia de la Piedra Filosofal

Presentar a Newton como un ocultista es un despropósito, tanto como extenderte en una biografía interminable cuando solo se trata de un divertimento para internet, de manera que para corregir esa injusticia, nos limitaremos a este pequeño tramo de la docta Wikipedia:

“Isaac Newton (Woolsthorpe, Lincolnshire; 1642 Londres; 1727) fue un físico, filósofo, teólogo, inventor, alquimista y matemático inglés. Es autor de los Philosophiæ naturalis principia mathematica, más conocidos como los Principia, donde describe la ley de la gravitación universal y estableció las bases de la mecánica clásica mediante las leyes que llevan su nombre. Entre sus otros descubrimientos científicos destacan los trabajos sobre la naturaleza de la luz y la óptica (que se presentan principalmente en su obra Opticks) y el desarrollo del cálculo matemático.

Newton comparte con Gottfried Leibniz el crédito por el desarrollo del cálculo integral y diferencial, que utilizó para formular sus leyes de la física. También contribuyó en otras áreas de la matemática, desarrollando el teorema del binomio y las fórmulas de Newton-Cotes.

isaac-newton

Entre sus hallazgos científicos se encuentran el descubrimiento de que el espectro de color que se observa cuando la luz blanca pasa por un prisma es inherente a esa luz, en lugar de provenir del prisma (como había sido postulado por Roger Bacon en el siglo XIII); su argumentación sobre la posibilidad de que la luz estuviera compuesta por partículas; su desarrollo de una ley de convección térmica, que describe la tasa de enfriamiento de los objetos expuestos al aire; sus estudios sobre la velocidad del sonido en el aire; y su propuesta de una teoría sobre el origen de las estrellas. Fue también un pionero de la mecánica de fluidos, estableciendo una ley sobre la viscosidad.

Newton fue el primero en demostrar que las leyes naturales que gobiernan el movimiento en la Tierra y las que gobiernan el movimiento de los cuerpos celestes son las mismas. Es, a menudo, calificado como el científico más grande de todos los tiempos, y su obra como la culminación de la revolución científica. El matemático y físico Joseph Louis Lagrange (1736-1813), dijo que «Newton fue el más grande genio que ha existido y también el más afortunado, dado que solo se puede encontrar una vez un sistema que rija el mundo”.

Más allá de todo eso, Newton tendrá mucho mérito… pero como persona se lo señala como cruel, vengativo y buscapleitos, quizás porque así era su personalidad, pero probablemente como consecuencia de un prolongado y silencioso envenenamiento con mercurio, peligroso metal líquido que se usaba en los experimentos alquímicos.

Guillermo Pérez Rossel

http://www.abc.es/ciencia/abci-formula-newton-para-lograr-piedra-filosofal-201603291449_noticia.html

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160412_ciencia_isaac_newton_receta_inmortalidad_alquimia_piedra_filosofal_estudios_ocultos_lb

http://www.lanacion.com.ar/1888618-el-manuscrito-que-revela-la-formula-para-la-inmortalidad-de-isaac-newton