ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa, Portada El Pais

La ventaja de los trenes europeos

¿Por qué estás tan convencido de que conviene alquilar auto?
No te imagines situaciones extremas como las de Uruguay, donde ya no alcanza con el esfuerzo denodado de unos pocos; no señor, en Europa (y en todo el mundo altamente desarrollado), los ferrocarriles han evolucionado más allá de lo que nos permite suponer nuestra imaginación. Y en lugar de andar corriendo en busca del paisaje, en lugar de extraviarte en cada trébol, en lugar de escuchar a cada instante “recalculando”, con el tren ves pasar a Europa por la ventanilla. Podés manejar durante horas y horas o acostarte a dormir para despertarte en el lugar exacto donde querías llegar. Y sin las penurias de buscar dónde estacionar.
Claro que es cierto que con el automóvil podés detenerte donde se te antoje, en lugar de estar forzado a verlo pasar a 300 kilómetros por hora por pueblitos encantadores. Porque hay buenos argumentos en ambos casos y ya tendremos oportunidad de elogiar el viaje en auto.
Imagen de previsualización de YouTube
Para que te lo vayas imaginando: de Londres a Paris en Rail Europe
Los ferrocarriles europeos conectan y llegan a prácticamente todos los puntos del continente. Destinos, tarifas, pases y, también, algunos consejos.  Todo lo que deberías tener en cuenta antes de decidir, en un artículo muy informativo que publicó La Nación de Buenos Aires, nuestro socio GDA.
 

Al revés de lo que pasó en estas latitudes, el tren, el clásico tren, jamás perdió el reinado en Europa. Todo lo contrario: se modernizó, se agilizó y hoy llega a prácticamente cualquier rincón del continente.No hace falta ennumerar todas las bondades de viajar en tren, que son unas cuantas. Basta con señalar dos de ellas, que suelen ser bastante determinantes a la hora de optar por este servicio:

1) a diferencia de los aeropuertos, las estaciones de tren suelen estar en pleno centro de la ciudad, incluso muy cerca de una buena cantidad de hoteles baratos;

2) nuevamente, a diferencia de los aeropuertos, no hay que presentarse dos o tres horas antes en la estación para subir al vagón.

3) Si programás bien, podés dormir abordo y ahorrar noches de hotel

4) Te liberás de la pesadilla de estacionar. En Europa es muy raro que encuentres un hotel con estacionamiento y si lo tiene, te cuesta un ojo de la cara. Al final, terminás yendo al casco histórico en taxi o en subte.

Imagen de previsualización de YouTube

Por otro lado, los pasajes de tren no son necesariamente económicos para hacer un viaje punto a punto, sobre todo si se los compara con algunas tarifas de las aerolíneas low cost. Pero, especialmente para turistas que piensan recorrer varias ciudades e incluso varios países, existen pases válidos para múltiples trayectos que abaratan el presupuesto. Las combinaciones son tantas y tan diversas que conviene tomarse el tiempo para encontrar el modelo de pase que se ajuste a cada viajero según edades, destinos y tiempos.

Y promociones, claro. Rail Europe, la compañía que desde 1995 comercializa en el mundo pasajes para trenes europeos, tiene en su página varias ofertas a tener en cuenta. Para darse una idea, el pase para viajar sin límite en las redes ferroviarias de 3 países limítrofes (que podrán escogerse entre 24 países participantes), en primera clase y dentro del período de dos meses, es de 340 euros por adulto. Además  en el Eurail Select Pass y Eurail Global Pass, que permiten combinar días de viaje en varios países, también hay 20% menos en el Britrail Pass (pase de tren por Gran Bretaña) y tarifas con descuentos especiales en el Thalys, tren de alta velocidad que une París con ÁmsterdamBruselas/Colonia, entre sus rutas principales, siempre para compras anticipadas.

Y, para un viaje de punto a punto, por ejemplo París-Marsella-Estrasburgo, lo ideal es tomarse el el TGV ( “train à grande vitesse”), un viaje de dos horas y 20 minutos por 25 euros. El TGV es el tren que ostenta el record mundial de velocidad de 320 km por hora, y que transporta más de 130 millones de pasajeros a diferentes destinos por año. Dentro de Francia, los TGV conectan 150 ciudades y pueblos, aunque también unen Francia con Bélgica, Suiza y Alemania.

Otro tren de alta velocidad muy popular es el Eurostar, que va de Londres a París y de Londres a Bruselas (también ofrece servicios directos desde Londres hasta el Disneyland de París y servicios estacionales a la ciudad de Avignon y los Alpes franceses). La tarifa para el clásico tramo Londres-París, de 2 horas y 15 minutos, es de 40 euros. Junto con el Eurostar, entre los trenes más solicitados por los argentinos están las líneas de alta velocidad de Madrid/ Barcelona y los trenes nocturnos de Madrid-Barcelona a París.Respecto a estos últimos, vale aclara que, sobre principios del 2013, este servicio nocturno comenzará progresivamente a reemplazarse por servicios de alta velocidad, diurnos, con la inauguración de la nueva línea de alta velocidad Barcelona-París.

Anticipación, la clave

María Corinaldesi, gerente de Rail Europe para América latina, aconseja recordar siempre las cuatro máximas a la hora de tomar el tren:

  • 1- Reservar con anticipación, incluso en el caso de comprar un pase: muchos trenes (alta velocidad, nocturnos, panorámicos) exigen una reserva obligatoria adicional a la compra del pase de tren. Rail Europe recomienda realizarla en Argentina, ya que en destino el pasajero puede enfrentarse con problemas de disponibilidad y terminar pagando más caro de lo que le correspondería (por tener un pase de tren, accede a una tarifa especial, que a veces, a último momento y en Europa, no tiene disponibilidad).
  • 2 - Recordar que los trenes llegan y salen a los centros mismos de las ciudades y que (salvo una única excepción) no exigen ningún procedimiento de check-in, por lo que solamente es necesario llegar a la estación con la anticipación necesaria para encontrar la plataforma y subir al tren.
  • 3 - Viajar con valijas maleables. Esto permitirá disfrutar de una de las grandes ventajas de viajar en tren, que es la falta de procedimientos previos al embarque y, por lo tanto, de despache de equipaje. El equipaje debe ser colocado en el tren por el pasajero, en los lugares destinados a tal fin en los vagones. Pero es importante, para movilizarse por la estación y subir al tren, tener valijas que sean fáciles de manejar.
  • 4 – Si viaja con un pase, recuerde validarlo en la estación antes de tomar el primer tren y completar los días de uso (en el caso de un pase flexible) antes de subir al tren, para evitar cualquier multa.

Por último, los pasajeros pueden consultar y comprar sus billetes de tren en cualquier agencia de viajes o en el sitio www.raileurope.com.ar.