ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Savant, el síndrome del sabio

p (70)

 El cerebro humano todavía es una caja de sorpresas. ¿Usamos todas las capacidades que poseemos o tenemos ociosa una intelectualidad que haría de todos nosotros genios en el nivel de Stephen Hawking? Nuestro corresponsal recopiló datos de genios y sin proponerse sacar conclusiones, nos brinda elementos de juicio para que quienes arriesguemos seamos nosotros. 

Por Alberto Moroy

Llegue hasta acá por curioso. La última nota sobre  el sabio Soshani  enterrado en el cementerio israelita de Canelones (Uruguay), me dejo con sabor a poco, no solo por la gran cantidad de incógnitas no resueltas en cuanto a quien era y de donde habia adquirido sus conocimientos y habilidades cognitivas, sino por conocer esta patología del hombre sabio. Cuando  estaba llegando al final de la nota homónima, me sobrevino la idea que este hombre pudo haber padecido el síndrome de Savant (Síndrome del hombre sabio). Les dejo el link  de la nota anterior como para los que no lo leyeron sepan de qué se trata. Sigo sorprendido,  descubriendo esta patología que ya habia visto hace algunos años en un documental sobre la memoria fotográfica que a quienes la disfrutan, les permite con solo mirar unos minutos o menos, dibujar  a la perfección un edificio importante con detalles fotográficos, o ¡una ciudad completa!

Sabio errante y misterioso que prefirió Uruguay

http://viajes.elpais.com.uy/2017/11/16/sabio-errante-misterioso-venerado-desconocido/

La película Rain Man trajo nacional e internacionalmente la atención sobre la condición de síndrome de Savant. Fue descrito por primera vez hace más de un siglo Darold A. Treffert, MD, presidente de la Sociedad Médica de Wisconsin y psiquiatra en el Hospital St. Inés en Fond du Lac, que ha estudiado el síndrome de Savant durante años. (Fué consultor de la película Rain Man).

Rain Man. Hightlights Spanish 3

Imagen de previsualización de YouTube

El síndrome del  sabio y las posibles causas

Resulta fascinante tanto para profanos de la materia, como para la propios neurólogos, el potencial oculto de nuestro cerebro  deja en claro que en temas como éste no hay sólo blancos y negros, sino que se puede carecer de una capacidad a la vez que otra, supuestamente relacionada, se encuentra desarrollada muy por encima de lo considerado “normal”. Por eso, muchos investigadores se dedican a tratar de hallar el origen de tan extraño fenómeno, que a veces aparece después de una lesión cerebral, mientras que otras se trata de algo congénito. Según los estudios sobre el tema, la clave parece residir en el deterioro del hemisferio izquierdo, bien por lesiones originadas después del nacimiento o bien por un mal desarrollo embrionario o daños durante el parto. 

Stephen  Wiltshire  

f1 (65)

Lo conocen como “la cámara humana”. Se llama Stephen y sufre de autismo, pero es capaz de pintar una ciudad entera, de memoria, con sólo echarle un vistazo. Al igual que el personaje que interpretó Dustin Hoffman en la película Rain Man, el británico Stephen Wiltshire es un autista con el síndrome del sabio. Su desarrollada memoria visual le permite recordar detalles que todos pasamos por alto… o así lo creemos. La fama de Wilshire se basa en su calidad artística. Desde pequeño, le gustaba pintar y como no habló hasta los nueve años, el dibujo y la pintura fueron sus herramientas para comunicarse. Primero dibujaba árboles, después coches y más tarde lo que sería su gran pasión: los edificios. Este londinense de 40 años ha sabido conjugar arte y memoria visual para hacerse un hueco entre los artistas de prestigio. Es capaz de reproducir las panorámicas de una ciudad simplemente con visualizarla durante 20 minutos.

Stephen  Wiltshire  Pintando Roma!!

Imagen de previsualización de YouTube

 

Jacob Barnett

Su madre descubrió que era un verdadero genio con un nivel intelectual superior y hoy se encuentra en camino de ganar el Premio Nobel gracias a su singular inteligencia. Desde pequeño, los pronósticos sobre el aprendizaje de Jacob Barnett no eran nada alentadores. Inicialmente le diagnosticaron Síndrome de Aspeger. Kristine Barnett, su madre, confundida pensó que no tendría oportunidades en cuanto a su aprendizaje, lo llevó a una cita con el especialista y este le dijo que debido a sus limitaciones, el niño apenas si podría aprender a amarrarse los zapatos.

Este pronóstico devastador podría haber terminado en un futuro de educación especial, terminando tajantemente con cualquier expectativa para su futuro. Sin embargo, Kristine había notado que su hijo había memorizado todas las calles durante el camino al consultorio del doctor, y en el viaje de regreso, y ese sólo era el comienzo. En una sola semana comprendió álgebra, geometría, trigonometría y cálculo. En tan sólo dos semanas, Jacob gracias a su sorprendente retentiva comprendió todo el currículum de álgebra de la escuela secundaria. Como resultado a temprana edad comenzó a asistir a clases universitarias mientras la mayoría de los chicos están aún aprendiendo lo básico de álgebra. Ahora Jacob es un respetado estudiante de maestría que trabaja en un doctorado en física cuántica.

f2 (66)

Jacob Barnett en TEDxTeen

Imagen de previsualización de YouTube

https://www.spectator.co.uk/2013/06/the-spark-by-kristine-barnett-review/

 

Kim Peek “el verdadero Rain Man “

f3 (67)

Fue una persona que sorprendió al mundo entero con sus asombrosas capacidades intelectuales, a pesar de su incapacidad para realizar las tareas más básicas. El personaje que interpretó Dustin Hoffman en la película Rain Man está inspirado en él. Kim Peek nació con macrocefalia, un daño permanente del cerebelo y con agenesia de cuerpo calloso, el manojo de nervios que conecta ambos hemisferios del cerebro, al igual que los conectores secundarios.

Peek recordaba el 98% de los 12.000 libros que había leído, leía dos páginas en ocho segundos (usaba cada ojo para leer una página distinta) y apenas tardaba una hora en memorizar un libro, reteniendo de un modo preciso e instantáneo la información. De modo que consiguió adquirir una enorme cantidad de conocimiento que abarcaba distintos ámbitos: desde la geografía hasta la literatura, pasando por música, historia, filosofía. Kim era además un GPS humano. Conocía de memoria todos los mapas de EE. UU., podía responder exactamente cómo llegar de una ciudad a otra explicando detalladamente que calles tomar. Su capacidad de almacenar información era virtualmente ilimitada. No entendía lo que retenía porque no necesitaba pensarlo, simplemente estaba ahí.

Kim Peek. Documental (español)

 

Muere Kim Peek, el verdadero ‘Rain Man’ (2010)

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/23/obituarios/1261555431.html?a=ca85440deed27d40688fe805b0fdd283&t=1261565084&numero=

 

 

Daniel Tammet

f4 (61)

Daniel Tammet Gente Extraordinaria – Mente Privilegiada

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Tammet se crio en el este de Londres, Inglaterra, el mayor de nueve hijos. Sufría ataques de epilepsia cuando era niño, a la que posteriormente superó tras un tratamiento médico. A la edad de veinticinco años, fue diagnosticado con el síndrome de Asperger por el profesor Simon Barón-Cohen, del Centro de Investigación del Autismo (Espectro) en la Universidad de Cambridge. Tammet terminó la escuela con nueve GCSEs (‘A’ en historia, ‘A’ en Inglés, Literatura Inglesa, francés y alemán, dos ‘B’ en Ciencias, una ‘B’ en Matemáticas, y un ‘C’ en Carpintería). Prefiriendo los viajes a la universidad, Tammet enseñó inglés por un año en Lituania. Tammet ha participado dos veces en el Campeonato Mundial de Memoria en Londres  En 2002 Tammet lanzó su página web, Optimnem.​ El sitio ofrece cursos de idiomas (francés y español en la actualidad) y ha sido un miembro autorizado de la Red Nacional del Reino Unido para el aprendizaje desde el año 2006. Daniel Tammet tiene sinestesia lingüística, numérica y visual. Eso significa que su percepción de las palabras, números y colores se entrelaza en una nueva forma de percibir y entender el mundo. Tammet, autor de “Nacido en un día azul”, comparte su arte y su pasión por los idiomas en esta mirada fugaz de su asombrosa mente.

http://www.optimnem.co.uk/spanish.php

 

“Del recopilador”

En la medida que avanzo con esta recopilación, que es más o menos “como cocinar”, todos los datos que encuentro, solo que en este caso podemos decir que “el orden de los factores sí altera el producto”, las apreciaciones y hasta el resultado, modificando la comprensión y abriendo nuevas hipótesis.  Me inclino a pensar que  “el maestro Shoshani” admirado por sabio (ver nota link arriba), nada menos que por eruditos, religiosos y hasta  un premio nobel de la época, padecía del síndrome de Savant ¿Cuántos más en el presente y en la historia, admirados como genios, lo padecían? Solo uno en la época moderna, que se llama Derek Amato  lo tuvo de adulto “No sabía leer música y nunca antes había tocado instrumento alguno. Pero un día, después de un golpe accidental en la cabeza, empezó a visualizar una serie de teclas blancas y negras en movimiento, en su mente; al ponerse delante de un piano, sus dedos cobraron vida propia y empezó a tocar como un verdadero virtuoso” Dicho de otra forma, casi la condición “sine qua non” para padecerlo es la de ser niño genio”, aunque hay excepciones. Bastaría revisar la historia para involucrar dentro de esta patología a muchos místicos  y religiosos del pasado.

William Maillis, “genio y religión”

Community College se encuentra en el condado de Allegheny, en Pennsylvania (EE.UU.). Su alumno más joven se llama William Maillis, y de verdad es joven: ¡es un “niño prodigio” de solo 9 años! A los 6 meses, según cuentan sus padres, William ya reconocía los números, a los 7 empezó a pronunciar frases completas. A los 2 años sabía ya leer, escribir y multiplicar. A los 4 aprendió a leer en griego, a los 5 conocía la geometría y a los 7 dominaba conceptos de trigonometría. Uno de los profesores de William, Aaron Hoffman, cuenta que el niño es el único que no toma apuntes en el aula. Se limita a escuchar, a leer y a absorber conocimientos.

Niño de 9 años refuta la teoría de STEPHEN HAWKING sobre la existencia o inexistenciade Dios

Imagen de previsualización de YouTube

 

Posibles

Michelangelo Buonarotti, 1475-1564.

El genio que pintó la Capilla Sixtina y esculpió al David, fue un hombre solitario y de temperamento que pudo sufrir alguna forma de autismo. Según Michael Fitzgerald, basándose en el análisis de las obras del genio y las notas de sus ayudantes, sostiene que poseía una completa nulidad para mantener relaciones humanas normales. Además de dificultades de comunicación e interacción social, pero un talento excepcional para determinadas disciplinas como la música, el arte o las matemáticas. Según los estudios, los mismos genes que provocan el trastorno del autismo podrían estar también relacionados con mayores habilidades en inteligencia espacial, concentración y memoria, cualidades que favorecen los trabajos artísticos.

f5 (56)

Michelangelo Buonarroti Miguel Ángel

 

Imagen de previsualización de YouTube

Ludwig van Beethoven 1770-1827 

Discapacidad: SordO

Beethoven es considerado como uno de los más grandes compositores de la historia. Estudió en Viena bajo la dirección de Mozart.  En el año 1796 Beethoven comenzó a perder su audición. A pesar de su enfermedad, se sumergió en su trabajo y creó algunas de las más grandes obras de la música. Las mejores obras de Beethoven, son también las mejores obras de su tipo en la historia de la música: la 9 ª Sinfonía, el Concierto para Piano 5, el Concierto para violín, los últimos cuartetos, y su Missa Solemnis. Y se logró todo esto a pesar de ser completamente sordo en los últimos 25 años más o menos de su vida.

BEETHOVEN 5ª SINFONIA

Imagen de previsualización de YouTube

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

f6 (52)

Mozart fue posiblemente el compositor más grande que el mundo jamás haya conocido. Poseía un talento innato para la música, con sólo 5 años maravillaba a la alta sociedad de Viena y a los 8 años ya compuso su primera sinfonía. Al llegar a la adolescencia Mozart ya era un genio reconocido y como muchas otras personas con autismo había alcanzado el éxito. En cuanto al autismo, la comunidad se mantiene dividida al respecto. Por un lado, Mozart, no tenía problemas con la fama, le gustaba hacer amigos y odiaba estar solo, al mismo tiempo era un hombre extraño, impulsivo y beligerante. Como curiosidad, muchos autistas son sensibles al sonido, aquellos que no soportan la música y otros ruidos, sólo toleran la música de Mozart. ¿Casualidad o existe algo especial en su música?

Cuando los Mozart visitaron la corte de Londres, en el verano de 1764, fueron presentados a Johann Christian Bach (1735-1782), el menor de los hijos de Bach, quien se hallaba al servicio del rey de Inglaterra para dar clases de música a las princesas reales. J. C. Bach quedó encantado de la habilidad musical del pequeño Mozart (que contaba entonces solamente 8 años) y decidió enseñarle la técnica de un instrumento que comenzaba a ponerse entonces de moda: el pianoforte o piano. Para enseñárselo, debido a la reducida estatura del niño, J. C. Bach lo sentaba sobre una de sus rodillas y juntos tañían en pianoforte a 4 manos, ante la admiración de aquellos que veían al famoso compositor de la corte tocando con un niño y hablándole prácticamente “ tête à tête”, de colega a colega. Mozart retuvo siempre el estilo pianístico de su maestro, galante y ligero, como puede apreciarse en la veintena larga de conciertos para piano que escribió en los años sucesivos.

Amadeus MOZART – Pequeña Serenata Nocturna

Imagen de previsualización de YouTube

Nikola Tesla (1856-1943)

Tesla fue un gran inventor e ingeniero eléctrico, mucho más brillante que su contemporáneo Edison, con el que mantuvo una gran rivalidad. Excéntrico por naturaleza, Tesla, mantenía un serio celibato y poseía múltiples fobias (a la luz, al sonido, a los números indivisibles entre tres). Aunque parecía muy amable, podía ser muy desagradable si se le llevaba la contra en algo. Aunque oficialmente se cree que padecía trastorno obsesivo compulsivo, muchos de sus comportamientos podrían también ser propios de personas con autismo. Murió solo y humilde en una habitación de hotel.

f7 (41)

Observaciones

La lista  de candidatos que padecen o padecieron “el síndrome del sabio”  seria muchísimo más extensa. El fin de esta nota es reflexionar sobre la genialidad y lo desconocido, que muchas veces  adquiere ribetes místicos y religiosos. Tal vez algún dia podremos desmitificar atributos milagrosos,  todo lo que no podemos explicar.