ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa, Portada El Pais

Las Manos de Sajazarra

37920325

Debemos ser los tipos más sosos para vender turismo. O quizás de los únicos que no exageramos o inventamos leyendas para atraer viajeros. Sin ponerse en mentirosos, ¡qué mal le hace una leyendita al viajero!

Ahí lo tienen a Sajazarra, un bellísimo pueblo medieval de la Rioja Alta, que tiene todo para que lo vayan a visitar… pero también tiene el problema de competir con una España muy generosa en este tipo de pueblitos. Entonces encontraron en un callejón, dos manos esculpidas que van de uno a otro edificio y ¡mirá qué belleza de leyenda urbana quizás secular! Me gusta la versión del bloguero que firma Vía Láctea sobre esto que denominan “Los Muros del Amor”.

2515268

“Trata de dos familias próximas físicamente bendecidas con sendos hijos, chico y chica. Crecen juntos, en el  patio que separa las viviendas del castillo. Juegan, comen, ríen, se divierten y van aprendiendo las leyes de la relación y el vínculo. Pero con el paso del tiempo y llegada la pubertad, su relación se estremece con nuevas sensaciones hasta ahora jamás experimentadas.

6223437375_8be2f54a78_o

“Ya no es lo mismo cuando se besan las mejillas para despedirse, ni cuando sus manos se rozan accidentalmente. Los progenitores se dan cuenta de lo que ocurre y se les prohíbe terminantemente un mayor acercamiento. Al no ser obedecidos en sus pretensiones, condenan a los jóvenes a ser recluidos cada uno en su casa, en huecos de sus viviendas que ni siquiera tienen ventanas. Entonces se ponen a horadar con sus manos las paredes; pero aunque el espacio que separa las viviendas es muy estrecho; sus brazos no son tan largos como para poder unir sus manos. Desfallecen y mueren en ese último intento, quedando suspendidas en el tiempo sus manos ansiosas”.

Eso basta para que decenas o centenares de personas asomen la cabeza en el callejón cada día y tomen la consabida foto.

vista-sajazarra-pueblo-campo

Briñas, Abalos, San Vicente de la Sonsierra, Haro o San Asensio: desbordantes de viñedos y bien surtidas de bodegas son el entorno de Sajazarra, que no les va a la zaga en vides de buenas cepas. La historia escrita del pueblito se inicia en 1099, cuando se lo menciona en el Fuero de Miranda del Ebro… pero con la denominación brevísima de Saja. Recién en 1466 se lo menciona con el nombre actual cuando Alfonso VII concede el fuero a Cerezo del rio Tirón. Alfonso VIII traspasó el pueblo al monasterio de Valdefuentes y durante dos siglos se la fortificó y volvió a fortificar. El pueblo de Sajazarra, situado en la confluencia de los ríos Aguanal y Ea, en la comarca de Haro, tiene algo muy importante que celebrar: desde mayo de 2017 forma parte de la privilegiada lista de los pueblos más bonitos de España… a pesar de que su población no llega ni a 150 personas.

Solo 150… pero muy meritorios. A ellos se debe la limpieza y la férrea defensa de las fachadas contra los adefesios del modernismo, así como el cuidado de jardines y las manchas de flores por toda la ciudad. Para todo eso, la naturaleza necesita ayuda y la civilización reclama que la contengan. Flores era lo que más necesitaba, pues en árabe su nombre significaba “Laguna de las Flores”.

2515268

Adosada al muro defensivo se alza la parroquia de Santa María de la Asunción, de estilo románico con algunos añadidos de épocas posteriores. Los trabajos de restauración que se han hecho en este templo han dejado a la vista nuevos restos de la edificación románica. En el interior de la parroquia de Santa María la Asunción se conservan varias tallas góticas. Todo esto lo resalta la web especializada en vinicultura https://vivancoculturadevino.es/blog/2017/05/30/por-que-sajazarra-es-pueblos-mas-bonitos-espana/.

casco urbano sajazarra

La casa de los Ruiz de Loizaga, en estilo barroco, acoge al Ayuntamiento y también apuesta a una leyenda que todavía no se creó, pues del edificio emerge la cabeza de un dragón, a manera de falsa gárgola. Están esperando que alguien como vos teja una hermosa leyenda. En las afueras del pueblo se encuentra la ermita románica de Santa María de Cillas (XIII).

17076540_1728248540730866_6310477843218300928_n

El castillo que domina la arquitectura del lugar fue construido en la segunda mitad del siglo XV, cuando la villa fue Señorío de los Velasco… ni te sueñes que un plebeyo podía tener tierras. Por algún singular milagro, Sajazarra no fue víctima del modernismo: es un trozo testimonial de la vida en la Edad Media. El castillo es un portento, construido en piedra de sillería, conformado por un recinto exterior rectangular, con cubos en sus esquinas y coronado por almenas y matacanes. Desgraciadamente es propiedad privada y no está permitido visitar su interior… salvo que vayas a comprar vinos, aunque por mirar no te cobran nada. Y los vinos son de los mejores de la región.

Imagen de previsualización de YouTube

En su derredor, las callecitas retorcidas, con balcones de hierro, los restos de la muralla y “El Arco”, alcanzan para vivir por momentos en esa edad media con tantas sugerencias formidables y tantas otras tan reprobables… como toda era. Próxima al castillo se encuentra la Iglesia Parroquial de Santa María de la Asunción. Su origen se sitúa en 1171 cuando Alfonso VIII de Castilla fundó en el lugar el monasterio cisterciense de Santa María de Sajazarra. El templo actual, construido en piedra de sillería y mampostería, está adosado por su muro norte a la muralla y es una suma de construcciones de varias épocas.

8108526023746958

202182614300790255_b289139546_z

Si tuviste la suerte o la habilidad de ir en agosto zafando del odioso invierno uruguayo, en esta iglesia podrás disfrutar de cinco días corridos de Música Antigua, a los cuales invitan a destacados intérpretes de todo el mundo. Pero la actividad que más lugareños convoca, es la Feria de Desembalaje de A ntiguedades, también en el verano europeo, en el mes de julio.  Durante los días que dura la feria, los vecinos y la gente de villas vecinas, lleva todas las cosas antiguas que ayudan a nuestra memoria, para que los lindos tiempos no se pierdan en el olvido y los viejos artesanos sigan vigentes. También en agosto, se celebran las fiestas patronales en honor a la Virgen de Cillas, en las que se hace una romería y se traslada a la virgen hasta la ermita que lleva su nombre.

Dominando todo está la muralla, de la época de Alfonso el Sabio. De las cuatro puertas que tenía la ciudadela se conserva la denominada El Arco, una puerta gótica entre la iglesia y el ayuntamiento.

posada d

Sin ninguna intención publicitaria, solo porque me  impactaron las fotos, resalto la Posada de Sajazarra, curiosamente edificada con ese fin a mediados del siglo XIX. De ese tiempo, pero restauradas, se conservan la planta baja y el primer piso. Los propietarios tuvieron el tino de preservar en lo posible la estética original, incluyendo la entrada a los pesebres y la cuadra, que es el actual comedor.  Seguramente alentada por la Feria del Desembalaje, la Posada está amueblada y ornamentada con muchos efectos antiguos… sin perjuicio de lo cual, las habitaciones son acogedoras, tienen su baño privado, televisor plasma y wifi, faltaba más.

20160219094018-la-rioja-sajazarra

En su web, los propietarios destacan que te pueden organizar una visita a las bodegas de la zona de la Rioja Alta, para que te des un atracón de buenos vinos, buenos quesos y una gastronomía que es como la de toda España… pero todavía mejor.

Un capítulo aparte lo conforman los vinos y quesos de la Rioja y si bien Sajazarra es un pueblito minúsculo, no faltan allí bodegas ni queserías, así como restaurantes y hospedajes que pueden brindarte una experiencia irrepetible. Sajazarra puede ser el centro de la expedición, pero en los alrededores hay decenas de pueblitos casi tan encantadores como éste.

dc4e2c5affa3554bafe24d1b3130414d_XL

El pueblito será medieval… pero en él y en toda la zona, se está librando una revolución vinícola, en la cual nuevos vinos blancos se superponen a los clásicos tintos riojanos, mientras los productores artesanales se sacan chispas con los aceites de oliva virgen. Los vinos locales que los expertos alaban son el Baigorri o Finca Allende, el gran reserva Valserrano, algunos monovarietales como un garnacha blanca, altarnados con verdejo, chardonnay, etc.

En cuanto a los quesos artesanales de la zona, se destacan los de cabra, oveja, vaca o mezcla; frescos, tiernos, curados o cremosos así como un larguísimo etcétera. Es decir, que en la Rioja se cultiva la historia… pero no se le hace asco a la experimentación, con el beneficio de que a esta gente todo le sale bien.

60053253

En cualquier momento podrían suspender ese abrazo suspendido en el aire, porque todo lo demás será suficiente para sostener una fluida corriente turística. Personalmente no me explico cómo a nosotros nos resulta tan difícil transformar en multitudinaria la Ruta del Vino y cómo pasa tan desapercibida la deliciosa Ruta de los Cinco Sentidos en el centro del país.

Guillermo Pérez Rossel

https://www.lospueblosmasbonitosdeespana.org/la-rioja/sajazarra

https://www.escapadarural.com/casa-rural/la-rioja/posada-de-sajazarra