ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Las niñas toreras en Montevideo 1899

p (26)

En Salto en 1876 seis “niñas” dieron cuenta de seis toros bravos… y como no tenían trajes de luces, se vistieron de bailarinas. ¡Lástima no tener fotos ni un retrato de esta locura!

Ya habrán visto que lo de “niñas” era una exageración… pero en aquél entonces las solteras eran niñas, a casi todos los efectos. Se asegura que los colorados eran enemigos del brutal deporte y que eran los blancos quienes lo promovían… pero Alberto nos trae una divertida anécdota de Aparicio Saravia que parece derribar ese mito.       

En España, Buenos Aires y alrededores, las niñas toreras estaban de moda, con doble morbo, mortífero y erótico. Montevideo puso su granito de arena, exportando dos toreras negras a España ¡habráse visto! En fin, que no podía mostrar redondeces como ahora… pero les permitían arriesgar la vida.

 Por Alberto Moroy                                                            

En 1898 se legisló en Uruguay para prohibir las corridas de toros. Pero una cosa es legislar y otra obedecer. Ocurrió inmediatamente después de lo sucedido el 26 de febrero de ese año en la plaza de la Unión, en Montevideo. Un toro, el tercero de la tarde, llamado Cocinero había herido al diestro valenciano Joaquín Sanz Punteret. Dos días más tarde el torero falleció en casa de Antonio Rodero, arrendatario “del coso” (plaza de toros), donde había ocurrido el desgraciado hecho. Un año más tarde llegan las niñas toreras a Montevideo.

Tierra de toros Las castas bravas. Excelente documental taurino.

Imagen de previsualización de YouTube

Los toros de Colonia

“En la segunda quincena de diciembre (1909) se inaugurará el Real de San Carlos. Acaban de llegar á Real de San Carlos, muelle vecino al de Colonia, una partida de ciento veinte toros procedentes de Sevilla, de las ganaderías del Duque de Veragua , Santa Clara, Miura, Antonio Alcón, Pepe Cámara, y otra de no menor fama. Vinieron de Europa á bordo del vapor alemán “Dacia”, y en puerto de Buenos aires fueron embarcados en el América”.

f1 (24)

Llegando a Colonia

 

Fin de las corridas en Montevideo 2 de Marzo de 1890

 

El estadio taurino denominado ” La Unión “, el  más grande con que contó la capital  y nuestro país – se inició en el año 1852, Arquitectónicamente presentaba una planta de forma circular, de unos cien metros de diámetro, con una serie de gradas concéntricas con capacidad para unos 12.000 espectadores. El recinto ocupaba una superficie total de 6.082 metros, el diámetro externo de la plaza era de 100 metros y el coso estaba adornado con 36 bóvedas. Esta plaza duró en pie hasta 1923, fecha en la que fue demolida, después de haber sufrido dos incendios en los años 1869 y 1871.La ultima corrida fue celebrada el 2 de Marzo de 1890 a beneficio del Hospital Asilo Español. El día era el 26 de febrero de 1888, en la plaza de la Unión de la capital uruguaya y se suscitó el percance trágico a este obcecado diestro quien, en un arranque de pundonor (amor propio) y obcecamiento, trató de banderillear sentado al toro “Cocinero” en una silla .Su arrojo le costó la vida fuera de la patria. Su actitud tan descabellada se consideró como un suicidio.

f 1b

La muerte de Joaquín Sánz Almenar (Punteret) 26 de Febrero de 1888

 

Plaza de la Unión 

 

Ubicacion calles  Purificación, Odense, Trípoli y Pamplona

Posición geodésica 34°52’9.13″S  56° 8’27.39″w

El estadio taurino denominado “La Unión “, el  más grande con que contó la capital  y nuestro país, se inició en el año 1852. Arquitectónicamente presentaba una planta de forma circular, de unos cien metros de diámetro, con una serie de gradas concéntricas con capacidad para unos 12.000 espectadores. El recinto ocupaba una superficie total de 6.082 metros, el diámetro externo de la plaza era de 100 metros y el coso estaba adornado con 36 bóvedas. Esta plaza duró en pie hasta 1923, fecha en la que fue demolida, después de haber sufrido dos incendios en los años 1869 y 1871.

Los turistas porteños

Cada corrida atraía desde Buenos Aires unos dos mil visitantes, que gastaban importantes sumas en Montevideo. El partido colorado era más urbano que nunca y su mirada estaba puesta en París. En cambio, los blancos, más ligados al medio rural, frecuentemente han sido defensores de las tradiciones, y  el nacionalismo. La historiografía uruguaya ha tendido a considerar que la prohibición fue fruto de la actividad de los colorados. No obstante, la pertenencia a uno u otro bando no parece haber determinado la actitud hacia la fiesta brava.

Aparico Saravia y la ironía sobre los toros

El Día (Colorado) publicó en ese sentido: “Saravia y los toros, deseando ver una corrida”. Todos los resortes pusieron en juego para que los partidarios de los toros se salieran con la suya. Nada quedó que hacer. “Es una satisfacción de que nadie podrá privarlos, ya que no han tenido la más dulce de la victoria. Entre las gestiones efectuadas para allegar partidarios a las corridas de toros, se cuenta la de una visita hecha al caudillo nacionalista Aparicio Saravia, en su estancia, por el señor Rodolfo Ponce de León (Tal vez, pariente  del  secretario de Saravia), el Dr. Luis Ponce de León  fundador de  órgano partidario “El Nacional” y el brujo Escribanis (?). Deseaban y solicitaban que se les diese algunas cartas de recomendación a favor de los toros. Saravia los escuchó atentamente, y, después, con tono socarrón les dijo: Pero miren, ¡si yo no sé cómo es esa diversión!… Ahí, en el bañado tengo dos toros negros, que nunca puedo hacerlos venir al rodeo. Deben ser buenos para una corrida. Vamos allá. Hacen Uds. algunas suertes y si la cosa me gusta, la recomiendo. ¡Ambos rehusaron la propuesta!

Así comenzaron en España las niñas toreras 1850

Las cuadrillas de niñas toreras -porque hubo varias- comenzaron a recorrer España sobre 1850, con tanto éxito como polémica. Siempre con hombres como apoderados -sólo la primera cuadrilla fue dirigida por una mujer, Martina García-, aunque es cierto que alguna de las que, a lo largo de los años, formarían la cuadrilla tenía dotes toreras, la sociedad veía en las niñas, más bien, un modo de levantar el morbo en las plazas.

Aunque algunos periodistas progresistas se resistieron en caer en la gracia fácil y ponderaron sus artes como toreras, la mayoría de la prensa se lo tomó a recochineo.

La Noyas en Montevideo

f2 (22)

Plaza de toros Campo Euskaro, Montevideo, en 1900 / Cuadrilla de Niñas Toreras

 

El periódico La Tribuna proporcionó amplios detalles el 29 de diciembre de 1899: «Las niñas toreras. Su llegada a Montevideo se debe a la Inauguración del circo taurino del campo Euskaro. Esta mañana llegaron de Buenos Aires las niñas toreras encargadas de inaugurar el circo taurino que se construye actualmente en el Campo Euskaro.

 

Plaza del Campo Euskaro

Plaza del Campo Euskaro Ubicación calle Coraceros y Uruguayana

Ubicación geodésica 34°51’56.86″S 56°12’49.22″W

 

Fue inaugurada el 6 de enero de 1900 y que cerró sus puertas el 20 de enero de 1901. Construida por Juan Pedro y Bernardo Gazet, la plaza era de madera, con un diámetro de 30 metros de ruedo y era capaz para albergar 6.500 personas y con 50 palcos. En esta plaza actuó en espectáculos incruentos la llamada “Cuadrilla de Niñas Toreras” .

Salto Uruguay “La niñas toreras 1876”

La Tribuna Popular fue un vespertino uruguayo que comenzó a publicarse en 1879. Entre sus redactores destacaron Washington Beltrán y Florencio Sánchez, publicó el 23 de enero: “Sobre niñas toreras” Un viejo aficionado reclama por nuestro intermedio las primicias del valor femenino – tauromáquico para nuestras compatriotas, ya que están de moda hoy las niñas toreras. Resulta que si valientes y decididas se muestran las señoritas toreras de España que lidian en el Campo Euskaro, no menos valientes y decididas se habían mostrado con buena anticipación las muchachas orientales cuando a ello se pusieron una vez, que fue allá por el año 1876. En ese tiempo toreaba en el Salto  una cuadrilla en la que figuraban entre otros diestros el espada peruano Alvarado y Paco Frascuelo, que después toreó en la Unión.

Alvarado adiestró en breve tiempo un cuadro de guapas salteñas, que en memorable tarde lidiaron los 6 toros de orden, todos ellos de empuje, edad y libras, tales como los requiere la lidia formal. Las bravas diestras uruguayas capearon, picaron (como suena), banderillearon y mataron los 6 toros como lo harían los más resueltos gachós del arte. Nota interesante: las toreras salteñas, a falta de terno de luces, torearon con trajes de bailarina, sin desdeñar flores en la cabeza.

Antecedentes en España                                                       

En la plaza barcelonesa de “El Toril” llena hasta arriba, en marzo de 1895 se presentaron en público “Las Noyas”, un grupo de jóvenes toreras catalanas promovido por el entonces empresario y fundador de la revista “El Toreo” Mario Armengol. Ese mismo mes se presentaron en Madrid. De su éxito de público da cuenta que en la primera temporada en activo sumaron 45 actuaciones, en la mayoría de las cuales consiguieron agotar la mayor parte de los boletos que se ponían a la venta.

f3 (22)

Plaza barcelonesa de “El Toril”

La cuadrilla de las Noyas

Este grupo de muchachas, se presentó en el coso catalán el 3 de marzo de 1895 con los tendidos totalmente abarrotados de espectadores y el redondel excepcionalmente acondicionado con burladeros. La cuadrilla de jóvenes catalanas estaba formada por Lolita Pretel –vestida de verde y oro, de dieciséis abriles, y barcelonesa de nacimiento–, Providencia Jornalera “La Noya” –de grana y oro, de diecisiete primaveras, originaria de Vinaroz; quien se retiró tras el finalizar la quinta función–, y la sobresaliente de espada, Angelita Pagés –vestida de tabaco y oro, barcelonesa y de diecisiete abriles de edad–.La cuadrilla de subalternas la completaban Julia Carrasco (de diecisiete inviernos y natural de Játiva), las hermanas Rosa, Encarnación y Justa Simó (vecinas de La Barceloneta que habían abandonado el oficio de zurcidoras), María Pagés, Josefa Mambea Jana (nacida justo en la frontera entre Francia y Gerona) e Isabel Yerno.

f4 (20)

f5 ok (1)

Los nombres

Angelina (Ángela Pagés): Era catalana. Perteneció y lideró con 15 años junto a Lolita Pretel la popular cuadrilla catalana “Las Noyas o señoritas catalanas”. Esta cuadrilla fue preparada por el periodista Mariano Armengol. Toreaba en los últimos años del siglo XIX. En Madrid lo hizo en 1895. Después de “La Noyas” formó pareja con Pepita Mola. Tuvo buenas condiciones. Toreó mucho en España y América. Era inteligente y con coraje.

Montevideo 1899 contrato de las niñas toreras

Montevideo, Firmado: Propietario: Antonio Rodero Constructor: Manuel Errucheti» La solicitud estaba acompañada de contrato celebrado entre José A. Lapido –propietario del Campo Euskaro– y Antonio Rodero, por el cual el primero ponía a disposición del segundo el terreno necesario. Además se adjuntaba memoria descriptiva y planos de la obra que la legalidad vigente le exigía, optó por contratar una cuadrilla de señoritas toreras. De modo efímero, el espectáculo recobró popularidad y, por ende, rentabilidad. Desde fin del año 1899 se trabajó con premura para que las obras estuvieran a tiempo para recibir a las niñas toreras que previamente habían estado lidiando en la República Argentina.

“Se lidiarán seis toros traídos del establecimiento ganadero de don Justiniano Fernández, acreditado ya por la bravura de sus reses, y se simularán perfectamente todas las suertes conocidas de la tauromaquia, como suertes de capa, banderilla, pica y espada. El aficionado más exigente no podrá quejarse de nada, porque las niñas toreras que en España levantaban tempestades de entusiasmo”.

“El domingo 30 de diciembre, en Montevideo volverá a oírse por la mañana el clásico tambor de los toros, hace tiempo mudo, y por la tarde se iniciará hacia el Paso del Molino el pintoresco desfile de trenes repletos de aficionados, de carruajes abiertos, y el espectáculo de miles y miles de espectadores entusiasmados ante la destreza y agilidad de las lidiadoras y la bravura salvaje de las reses, que traducen su sensación en aplausos estruendosos, en gritos de alegría y en las diversas y vibrantes notas que hacen de la plaza de toros la más animada fiesta de luces, expresiones y colores”.

“Y el espectáculo resultará doblemente hermoso, porque nos consta de una manera positiva que gran cantidad de familias, que gustan de las corridas de toros y sólo se retenían por el temor de desgracias, se preparan a asistir a las presentaciones de las niñas toreras, repitiendo así el ejemplo de Buenos Aires y Rosario de Santa Fe, que se han declarado taurómacas últimamente, acudiendo en masa y sin distinción de clases sociales, a las corridas organizadas por la cuadrilla de niñas toreras que quizás se conozca pronto entre nosotros”.

Precio de las entradas

Palcos sin entrada, $ 6; Delantera de barrera a la sombra con entrada, 2,00; Delantera de Luneta id, 2,00; Asiento de tendido a la sombra, 1,50; Delantera de barrera al Sol con entrada, 1,50; Delantera de luneta id, 1,50; Asiento de tendido al Sol, 1,00.

Comentario de los diarios

El Bien. Montevideo, 9 de enero de 1900… El Bien señaló que en la corrida del sábado como en la del domingo  días 6 y 7 de enero del año 1900, respectivamente, las: «señoritas toreras, a pesar de lo malo del ganado, se lucieron y mostraron sus habilidades, mereciendo aplausos del público. Lidian con arte, conocen el manteo, y entran a las suertes con fe. Merecen especial mención la Angelita (Angelita Pages La Noyas), por lo laboriosa y arrojada, la Lola (Dolores Pretel, La Noyas), por su arte y la Rosita, que capea muy bien. De las banderilleras, Encarnación Simó se destaca indudablemente.

Las niñas toreas orientales se van a España

El director de la cuadrilla de niñas toreras que trabaja en la plaza del Campo Euskaro, señor Mariano Armengol, ha dirigido a un colega una carta solicitando la inserción del siguiente pedido: El director de la cuadrilla de señoritas toreras admitirá el ingreso a la misma de dos muchachas morenas de color, jóvenes, de 15 a 20 años, que quieran dedicarse a la lidia de toretes de la misma edad y tamaño que los toreados por Lolita y demás compañeras, y en caso de resultar aptas para tan bello arte, estarán en la cuadrilla en idénticas condiciones que las actuales toreras catalanas». 40 Las señoritas toreras, cumplido su compromiso en Uruguay, embarcaron hacia España el 16 de marzo. La primera actuación prevista cuando arribaran era el 4 de mayo, en Jerez de los Caballeros.

CHICA RECORTADORA PAOLA HERRERA ALMAZAN ¡¡Mujeres en el ruedo!!

Imagen de previsualización de YouTube

maxresdefault