ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado, Portada El Pais

El curioso origen del muñeco Michelin

porta ok (1)

La curiosa historia de un muñeco que nació como monarca borrachín y se transformó en un gordo neumático. Larga  vida a una creación publicitaria que a lo largo de un siglo dejó de fumar y de querer vencer a prepo, para hacerse simpático.      

“Bibendum” rebota con alegría hace 127 años, no muchos más que la Guía Michelin que se entregaba a quien compraba un juego de cubiertas y le aseguraba que iba a comer en los mejores restaurantes. Toda una historia paralela al automovilismo, la hotelería y la gastronomía.  

 Por Alberto Moroy

Difícilmente alguien que tenga o haya tenido auto, no conozca esta marca de cubiertas. Hoy son más populares y accesibles en “nuestros pagos”, gracias a la fabricación brasileña. Algunas décadas atrás solo se las fabricaba en Francia y eran un lujo que pocos tuercas se podían dar. Decían que soportaban las pinchaduras mejor que cualquier otra y doy fe que para la época, tenían un agarre estupendo. La característica de esta marca además de la calidad era y es su logo, un muñeco rollizo, anillado con neumáticos y los ojos bien abiertos que muchos camioneros llevan como “acompañante” en la versión de plástico, gracias a su estupenda promoción, al punto de haberse elegido como el logotipo del siglo XX. 

Hoy vamos detrás de  esta  historia bastante singular, que ya tiene 127 años y sigue en el podio de las mejores marcas, junto a su mascota “Bibendum”, el indestructible

Bibendum” con las décadas

f1 (59)

Michelin et Compagnie.

Empresa francesa productora de neumáticos, creada en Clermont-Ferrand en 1889 por los hermanos André y Édouard Michelin con el objetivo de reflotar J. G. Bideau & Compagnie, negocio familiar de fabricación de artículos de goma (Juntas, válvulas, tubos y balones) fundado en 1832. Con la factoría Cartes  (Al sur de Paris) de 1200 m2 y 54 trabajadores, los dos hermanos orientaron la producción de la nueva empresa, hacia el sector de los transportes, investigando el medio de bajar el tiempo de reparación de los neumáticos de bicicleta, por entonces en unas tres horas. En 1891, Édouard Michelin patentaba el neumático desmontable, que podía ser arreglado en poco más de quince minutos. Era puesto en práctica ese año de manera victoriosa en la primera carrera París-Brest-París (1200 km), ganada por el legendario ciclista francés Charles Terront La innovación tuvo efecto explosivo. Al año siguiente de diez mil ciclistas ya usaban neumáticos desmontables Michelin

f2 (60)

Charles Terront  /Bibendum “fumando”

 

Bibendum, de la création à aujourd’hui

Imagen de previsualización de YouTube

Si tuviera brazos y piernas parecería un hombre

En 1894, durante la Exposición Universal de Lyon, los operarios de la firma Michelin habían ubicado una pila de neumáticos de distintos tamaños en el stand de la empresa, para exponer los productos y sus cualidades. Mientras pasaba controlando la exhibición, Edouard Michelin de pronto se dirigió a su hermano André señalando la pila de neumáticos: “Si tuviera brazos y piernas parecería un hombre”. Desde entonces esa imagen quedó flotando en la mente de ambos hermanos y cuando en 1897 se buscaba una estrategia publicitaria para la promoción de sus neumáticos, surgió la idea. Contactaron, al dibujante y cartelista Marius Rossillon (1869-1946). Este artista de la bohemia de Montmartre, conocido como O’Galop y prestigioso por sus célebres caricaturas satíricas, respondiendo a la inquietud de los Michelin, les presentó diversos dibujos entre los que resaltaba uno, que había preparado sin éxito para la promoción de una cervecería de Múnich.

f3 (61)

Así nació la idea / Hermanos Michelin / Marius Rossillon O’Galop

 

Este boceto representaba al Rey Gambrinus, un legendario personaje bávaro, cuya leyenda se remonta al Siglo XII y a la región de Flandes (Bélgica), y al que se atribuye la invención de la cerveza, por lo que también se le considera rey o patrono de esta bebida. En la figura, el personaje de Gambrinus, levantaba una copa y exclamaba: “Nunc est bibendum” (expresión latina del poeta Horacio que significa: “Ahora es el momento de beber”).

f4 (55)

Rey Gambrinus “Nunc est bibendum”

De la bicicleta a otros vehículos

El uso del neumático pudo extenderse a otros vehículos más allá de la bicicleta. Y ya contando con un importante mercado como lo era el de los tradicionales vehículos de dos ruedas, los siguientes objetivos de la compañía estarían enfocados en los carruajes y más adelante en los primeros automóviles que se empezarían a fabricar. Así, André Michelin lograría llegar a un acuerdo con una sociedad parisina para que usaran sus neumáticos en este tipo de vehículos luego de haberlos ensayado él mismo en su propio carruaje. Con esto se pondrían de moda los carruajes con neumáticos, algo que para los hermanos Michelin traería grandes ventajas toda vez que esto se traduciría en importantes pedidos de llantas para la firma.

f5 (50)

Aventure Michelin 2

Imagen de previsualización de YouTube

El desafío para los hermanos estaría marcado por los automóviles. En aquellos tiempos eran muy pocos los modelos  en circulación, aunque ya desde esas épocas estas máquinas se empezaban a erigir como un importante medio de transporte. El estado de las carreteras no era el más apropiado, hacía dudar a los fabricantes sobre la durabilidad de los neumáticos. Por tal razón si los hermanos Michelin querían ver un automóvil andando con neumáticos debían asumir el reto ellos mismos. En ese entonces los primeros modelos que tenían ruedas con bandaje metálico y caucho macizo, eran incapaces de absorber los baches del camino pudiendo sufrir graves daños si traspasaban la barrera de los 25 kilómetros por hora. No obstante con la firme creencia que a menos que los autos usaran neumáticos podrían alcanzar grandes velocidades, los hermanos Michelin terminaron creando su propio prototipo equipado con llantas al cual llamaron “Relampago”. Como ya había ocurrido con el neumático desmontable y la bicicleta, este haría su debut en la carrera Paris-Burdeos-Paris que comprendía unos 1.200 kilómetros en Junio de 1895.

No ganaron pero…

“Ruedas al aire”, así llamaron al invento. En aquella época, las ruedas eran de madera, con una superficie de goma para mejorar el agarre. Este competidor, que empleaba ruedas neumáticas, tenía que parar cada dos por tres a reparar los neumáticos, debido en gran medida a las precarias condiciones de los caminos de la época. Esto provocó tanto la burla del resto de participantes como su abandono de la prueba, al quedar los neumáticos inservibles.

Continua

http://www.theflagrants.com/blog/2013/10/el-nacimiento-de-las-carreras-by-eddie-the-great/

Cuatro años más tarde un auto eléctrico equipado con llantas Michelin lograba imponer un record de velocidad alcanzando los 100 kilómetros por hora y poco tiempo después dejaría ver su espíritu ganador; el mismo que lo ha acompañado a lo largo de su historia en diferentes competiciones del deporte motor, logrando sus primeras victorias en 1908 en la copa James Gordon Bennet y en 1909 en Indianápolis

f6 (48)

Mercedes 1908 en la copa James Gordon

f7 (37)

f8 (30)

f9 (21)

En Buenos Aires 1910

 

Se populariza el “muñeco de Michelin”

Tras la primera aparición de esta mascota su popularidad fue in crescendo, llegando a ser la marca publicitaria de los neumáticos franceses. En esos años, Bibendum aparecía con gafas y un puro en la boca, e incluso en otras ocasiones aparecía con un cuchillo sobre sus competidores ensangrentados. Pero este último enfoque, demasiado violento, se dejó de lado, y empezaron a desarrollar una publicidad más pacífica

Bibendum evoluciona: deja de fumar y pierde peso

En los años 20 la mascota de Michelin deja el tabaco. En los 50 comienza a redondear sus formas, y a adquirir un aspecto más amigable, y conforme van pasando los años es más atlético y activo

Guía Michelin

A diferencia de la primera guerra, durante la segunda la empresa no tuvo un rol tan activo desde el punto de vista bélico pero sí ejerció un rol importante produciendo bienes de primera necesidad. La guía Michelin, una especie de cartilla famosa que incluye mapas con información de interés para quienes viajan por carretera y que aún existe en la actualidad, fue la primera de su tipo. Fue creada como una útil herramienta de publicidad por André Michelin en 1900 quien entre otras cosas ayudó a numerar las carreteras de Francia para poder crear los mapas. A partir de entonces la guía se hizo muy conocida no sólo en dicho país sino en toda Europa e incluso en países por fuera de este continente en los que se ha llegado a imprimir. Durante la primera y la segunda guerra mundial estas guías fueron un elemento de gran valor para los bandos en confrontación.

f10 (16)

 

Gaia Michelin 1900 / 1908 7 2017

Interesante

http://hdnh.es/la-importancia-de-la-guia-michelin-en-la-ii-guerra-mundial/

Imagen de previsualización de YouTube