ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

¿Dónde realmente estuvo la primera y segunda Buenos Aires?

fundacionbsas

Sobre la fundación progresiva de Buenos Aires hay mucha fantasía, idealización, truculencia y conformismo con la versión aceptada.

El Rey blanco no pasó de ser un sueño de Gaboto, la plata estaba… pero muy lejos y los indios pudieron ser bravíos, pero no les impidieron realizar tareas agropecuarias. Tampoco queda claro que se hayan ido por el acoso indígena, más bien se fueron porque les llegó una orden de Europa. Nuestro colaborador hurgó en la documentación existente y pone en tela de juicio que ese monumento próximo al Parque Lezama señale el lugar donde auténticamente se asentaron los sucesivos fundadores.  

p (23)

Por Alberto Moroy

La foto de la portada es del año 1936 tomada durante los festejos de los 400 años de la primera fundación de Buenos Aires, en las cercanías de La Boca. “Frailes y alguaciles que integraban la expedición, dirigiéndose al parque Lezama, sitio asumido como el de la primera y segunda fundación”. Sin embargo hasta hoy no encontraron ningún rastro ¿Qué pasó, la historia se equivocó o se subieron a un relato erróneo que continua hasta hoy? ¡Casi cuatro años que duro el asentamiento y no dejaron nada!

En esta nota haremos un viaje por los vericuetos de mapas y escritos de época, para dilucidar una posible ubicación, en el partido de Avellaneda a 3.800 mts al Sur del parque Lezama. Lo que aquí leerán, en Buenos Aires no hay referencias…  es una investigación propia, producto de hurgar entre documentos de época olvidados. No significa que ésta sea la verdad, pero al menos es un punto de arranque distinto, dado que la versión oficial no se compadece con hallazgos probatorios.

f1 (21)

Pedro de Mendoza saluda a la “platea” (Estaba postrado con una sífilis galopante)

f2 (18)

A caballo en entrada triunfal

La primera ubicación de Buenos Aires, fundada por Pedro de Mendoza el 2/3 de febrero 1536 (miércoles o jueves del calendario Juliano) es desconocida; tampoco la segunda fundada por Juan de Garay en1580. Muchos sostienen que se situó sobre los restos de la anterior y dan por hecho que fue en las proximidades del parque Lezama, 1900 mts. al Sur del fuerte (Casa Rosada). Tal vez llevados por la proximidad del Riachuelo y por tener una altitud con respecto al rio importante (30 mts.) fue elegido a dedo como el sitio probable y hasta instalaron un monumento  No obstante, después de mucho “revolver” por décadas, no encontraron nada.

Antecedentes

La primera expedición que llegó al Río de la Plata fue la de Juan Díaz de Solís en Enero en 1516, que desembarcó en las costas de Uruguay. Luego de esta instalación, Solís es atacado y muerto por los indios de la zona. Cuatro años más tarde, la flota de Hernando de Magallanes costea el litoral de la Provincia de Bs. As. y descubre el estrecho de Todos los Santos el 21 de Octubre de 1520. Pero recién, en Junio de 1527, Sebastián Caboto, se interna en el Río Paraná y funda el Fuerte Sancti Spiritus. Luego regresa en 1530 a España, llevando consigo la leyenda de “La sierra de Plata y las tierras del Rey Blanco”. Esta leyenda fue la que indujo a Carlos I a financiar la expedición ultramarina de Pedro de Mendoza en 1536.

 

La fundación de Buenos Aires en 1536 (Anton Pérez)

http://viajes.elpais.com.uy/2014/06/11/la-fundacion-de-buenos-aires-en-1536/

Fundación de Asunción 1554

http://viajes.elpais.com.uy/2014/06/15/fundacion-de-asuncion-1554/

Anton Pérez,  a ocho días de marzo del año 1536, desde el Nuevo Mundo

Anton Pérez, sin querer se sumo como polizón en fuga, describió parte de lo que veía a su arribo durante la primera fundación  de Buenos Aires en una de las cartas que le envía a su protector Ferran Narvona, capellán de S.I. El señor Arzobispo de Toledo (Juan Pardo de Tavera). Lo singular de estas cartas. (podrán leerlas en el link de abajo)  es que antes de éstas, solo se tenía la versión de cómo fueron los hechos de parte de Ulrico Schmídel. Tal es así que el portal Guaraní del instituto de Ciencias del Hombre  en su introducción de la cronología de Ulrich Schmidel dice: Ulrich Schmidel, “El único cronista de la primera fundación de Buenos Aires y de la conquista española del Paraguay”

f3 (18)

Arzobispo de Toledo Juan Pardo de Tavera / Catedral Vieja de Cádiz

 

Fundación Santa Maria del Buen Aires relato de Anton Pérez

Así nuestro Señor guarde a USIA (Vuestra señoría)  muchos años, como es cierto le escribo desde tierra firme, en la otra parte del mundo a do llegamos. Con esto sabrá su merced que navegamos cinco meses y de ellos cuatro sin arribo a puerto, que pone desde el cabo San Agustín  setecientas leguas de costa hasta el rio Solís, que los naturales llaman Paraguazu.  Desque la probamos y sentimos ser dulce, muchos comenzaran a echar redes para sacarla, mas no salió sino peces que relumbraban al sol y eran gobios, albures, barbos y lampreas que aliñadas (aderezo) nos supieron a gloria tras de tantos días de pan.

Llegado hubimos con nuestro galeón, a un punto desierto que dicen San Gabriel (Colonia del sacramento ROU), aguardamos que llegasen las otras naos (que en el camino pedimos de vista) y luego todas reunidas, como saltásemos a tierra, tras de dar gracias a Dios me informe de la salud de don Pedro de Mendoza, me dijeron ser mala, pues no abandonó su cámara del castillo de popa, sino pocos días durante los cinco meses de navegación; y en llegando no pudo visitar la isla, del dolor de sus llagas y heridas” (sic)

f4. jpg (1) (1)

Las dos bocas de Riachuelo

f4.b jpg (2)

Bermúdez 1708 Línea de ribera en estado casi original

La otra boca

Los primeros europeos en asentarse en las cercanías del Riachuelo fueron los españoles. Llegaron en una expedición al mando de Pedro de Mendoza en 1536. El puerto elegido estaba en una especie de brazo norte del Riachuelo actual. En esa época el Riachuelo tenía una desembocadura con dos bocas, en forma de delta. Una de las bocas era profunda, al norte, era un canal que continuaba el río entre la costa firme y una isla paralela, llamada del Pozo, y la otra boca era innavegable, pero más tarde se convertiría en una entrada natural cuando la norte se cegó.

Continúa Anton Pérez 1536 Arribo al Riachuelo (La boca, Buenos Aires)

“Entramos en la boca  Norte que dicen” Riachuelo de los Navíos”, vimos  que la tierra donde ahora estamos asentados es plana, sin monte ni alcor (elevación) El mayordomo ordenó que fuésemos desembarcando víveres y bestias y levantando las tiendas donde se ha de vivir  hasta que salgamos en búsqueda de la sierra del oro.

Anton Pérez escribe desde Asunción (Paraguay)

Pues digo (que como vimos pasar el tiempo y no volver al jefe natural nuestro, que por herencia de don Pedro, era Ayolas, nos estuvimos quedos en aquel puerto de Buenos Aires, mientras ellos partían a fundar nuevos pueblos, y todo lo que allegábamos con trabajo, nos lo mandaban dar, diciéndonos por fin, año de 39, que aquel puerto (Buenos Ayres) desamparáramos, para subir al nuevo de Nuestra Señora de la Asunción (que es do agora estamos).(sic)

“No quiera saber USIA la ira que dióme me mandaran dejar mi casa y sembrado con tanto amor y desvelo sostenido (pues que había que defenderle, no sólo de los naturales, mas de los españoles mismos, que el ocioso es siempre una amenaza del trabajador), y como yo, todo aquel que por su afán algo había logrado, tanto, que se concertó entre todos no acatar tan perversa orden y nadie movió pie ni mano para cumplirla; mas a pocos meses nos cargaron en las naos y quemaron la ciudad, que fué. grande infamia y dolo; dijeron ser orden venida de la misma España.

La  versión Ruy Díaz de Guzmán e yrala, en el año de 1612

Capítulo XI

Como la armada entró en el Río de la Plata, y de la muerte de don Diego de Mendoza

“Saludados los unos a los otros, supo don Diego la muerte del maestre de campo, la cual sintió mucho, y dijo públicamente: «plegue a Dios, que la falta de este hombre, y su muerte, no sean causa de la perdición de todos»; y dando orden de pasar a aquella parte, fueron algunos a ver la disposición de la tierra; y el primero que saltó en ella, fue Sancho del Campo, cuñado de don Pedro, el cual vista la pureza de aquel temple, y su calidad y frescura, dijo: «que Buenos Aires son los de este suelo»; de donde se le ha quedado el nombre, y considerado bien el sitio y lugar por personas experimentadas, y ser el más acomodado que por allí había para escala de aquella entrada, determinó luego don Pedro hacer allí asiento, y mandó pasar toda la gente a aquella parte, así por parecerle estaría más segura de que no se le volviese al Brasil, como por la comodidad de poder algún día abrir camino y entrada para el Perú; y dejando los navíos de más porte en aquel puerto con la guarda necesaria, se fue con lo restante al de Buenos Aires, metiendo los navíos en aquel riachuelo, del cual media legua arriba fundó una población   donde hizo un fuerte de tapias de poco más de un solar en cuadro donde se pudiese recoger la gente, y poderse defender de los indios de guerra, que luego que sintieron a los españoles, vinieron a darle algunos rebatos por impedirles su población; y no pudiéndolo estorbar se retiraron sobre8 el Riachuelo, de donde salieron.

Por si lo quieren ¡mirar!

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/acadLetArg/68049485989571385754491/p0000002.htm#I_8_

Versión argentina de la primera fundación  de Buenos Aires en  el  Parque Lezama

Por no haber quedado documentación ni sobrevivientes, los historiadores calculan que esa primera fundación se produjo unos dos kilómetros al sur de la actual Plaza de Mayo, en un área cercana al actual Parque Lezama, en uno de cuyos extremos, en el cruce de las calles Brasil y Defensa, se encuentra el monumento a ese primer fundador Don Pedro de Mendoza. Pedro de Mendoza fue nombrado en 1534 “Primer Adelantado, Gobernador y Capitán General”, por el rey Carlos I de España.

Del autor

Dos cosas quedan claras la primera es que a la fundación de Asunción (Paraguay) en Agosto de 1637, muchos permanecían en Buenos Aires. Anton Pérez dice en una de sus cartas que envía a España, que abandonaron Buenos Ayres en 1639, significa que permanecieron en esta algo parecido a ¡cuatro años! También que la orden de abandonarla llego de España y no como resultado inmediato del ataque de los indios

Desde Paraguay  escribe Anton Pérez

Pues digo (que como vimos pasar el tiempo y no volver al jefe natural nuestro, que por herencia de don Pedro era Ayolas, nos estuvimos quedos en aquel puerto de Buenos Aires, mientras ellos partían a fundar nuevos pueblos, y todo lo que allegábamos con trabajo, nos lo mandaban dar, diciéndonos por fin, año de 39, que aquel puerto (Buenos Ayres) desamparáramos, para subir al nuevo de Nuestra Señora de la Asunción (que es do agora estamos).

“No quiera saber USIA la ira que dióme me mandaran dejar mi casa y sembrado con tanto amor y desvelo sostenido (pues que había que defenderle, no sólo de los naturales, mas de los españoles mismos, que el ocioso es siempre una amenaza del trabajador), y como yo, todo aquel que por su afán algo había logrado, tanto, que se concertó entre todos no acatar tan perversa orden y nadie movió pie ni mano para cumplirla; mas a pocos meses nos cargaron en las naos y quemaron la ciudad, que fué grande infamia y dolo; dijeron ser orden venida de la misma España.(sic)

 

Cuarterón de un mapa

Este mapa plegable de América del Sur y las Indias Occidentales, impreso en dos hojas, con márgenes sin cortar, fue grabado para la segunda edición de la cuarta parte de la colección de viajes de Hulsius, que consta de 26 partes en total. El «Vierte Schiffart» (cuarto viaje) es un relato de la travesía a Brasil y el Río de la Plata de Ulrich Schmidel entre 1534 y 1554. Sin duda los dibujos y bastante de lo descripto por Ulrich Schmidel es poco menos que grotesco, sin embarco este mapa deja “tela para cortar”.

f5 (19)

Ubicación Buenos Aires / Sancti Spiritu  32°26’25.92″S  60°48’19.42″W

f6 (15)

Al pie del mapa

Combinado esta información, en relación a la posible ubicación, sabemos que entraron por la boca Norte del Riachuelo, que se asentaron a media legua arriba, entendiendo que arriba significa partiendo del punto donde este desagua en el Rio de la Plata. La parte inferior de donde termina las barrancas (Parque Lezama) que viene del Norte, el veril del rio, estaba a escasos cien metros en 1694 La legua de aquel entonces era la castellana que media en el siglo XVI como 20 000 pies castellanos; es decir 5572,7 metros, que no había arboles ni elevaciones. ¿Por qué sitúan la primera y segunda fundación  de Buenos Aires sobre el Parque Lezama que estaba a 100 mts. de la línea de agua  del Rio de la Plata? y debería estar en algún punto a 2.786 mts, de esa posición?

Parque Lezama 34°37’34.88″S  58°22’5.96″w

El mapa de arriba, transcripto el libro de Ulrich Schmidel en la pág. 24 Lo singular de este es que figura Buenos Aires con un circulo a cierta distancia del Rio de la Plata, en un punto enfrente a una isla que bien podría ser la isla del Pozo. Mas arriba ubica al fuerte Santi Espíritu en el lugar correcto en las cercanías de Rio Carcarañá, 340 km hacia el N.O ¿Porque sería esto correcto y la ubicación de Buenos Aires no? ¿Por qué todavía no encontraron nada de ambas fundaciones? ¿Por qué se situaron a cierta distancia del Riachuelo?

El Mapa América Meridional, de Hulsius, 1602

https://archive.org/stream/vierteschiffartw00schm_1#page/n157/mode/2up

Deducciones de época

No resulta difícil con los datos consignados  y una buena rastreada vía satélite marcar las depresiones en la zona como para situarse en un punto aproximado del viejo cauce del Riachuelo Demás está en decir que tal vez hasta ahí llegaron con botes, dejando las naves fondeadas en las cercanías de la  boca del Riachuelo. Para esa época, el Rio de la Plata tenía un mayor calado debido al menor aporte del refulado del Paraná  y el nivel del agua  era al menos 50 cm. más abajo que el actual.

La zona mirando al sur del Riachuelo era un albañal gigante con promontorios de mayor y menor altura casi desapercibidos por ser de baja altura, podríamos denominarlos como ondulaciones. Resulta claro que de estar a “media legua” de la desembocadura debieron ubicarse estratégicamente en uno de los promontorios de mayor altura. El más alto esta en donde hoy se encuentra la plaza Alsina en el partido de Avellaneda.

f7 (11)

2500 mts del punto ubicado como  antiguo límite de las aguas del Rio de la Plata

A una distancia cercana a los 2500 mts, a 900 mts. del cauce actual de Riachuelo, se encuentra la plaza Adolfo Alsina en el partido de Avellaneda. Su altura con respecto al Rio de la Plata es de 17 mts. su posición geodésica  34°39’46.40″S 58°21’56.01″W. El otro punto con la misma altitud se encuentra a 300 mts. hacia el NO  34°39’51.62″S  58°21’41.85″W. Sin embargo tiene asidero el que se encuentra más próximo al Riachuelo. Desde esa ubicación para encontrar otro punto de igual altura hay que ir 17 km hacia el SO y al menos 2,5 km al N, lo que determina una posición estratégica.

Esta tesis tiene como propósito presentar una visión distinta de la actual, basándose en documentación de época, que por no estar disponible o perdida en los archivos de Indias, no fue consultada o tenida en cuenta. Tal vez una pasada con el Geo-radar pude determinar en esta zona (Plaza), si bajo tierra las capas geológicas fueron removidas