ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Mal rayo te parta

¡No juegues con esas invocaciones! Cada día caen 8 millones de rayos sobre la tierra, uno de ellos podría tener tu nombre.


Este podría ser un viaje terrorífico a temores ancestrales, pero Alberto Moroy lo transformó en una aproximación al entendimiento de un fenómeno capaz de gestar religiones o atribuir poderes a los dioses. Apagá el celular apenas veas muchos relámpagos y muy especialmente si ves que se te erizan los pelos. Hay muchos rayos y muchas víctimas, pero en la distribución porcental llevás todas las de ganar… a menos que juegues con tu buena suerte.

 Por Alberto Moroy

Seguro que usted está entre los que piensan que truenos y rayos eran las de antes. En lo personal tengo ese recuerdo, aunque tal vez el tiempo que nos toco vivir durante la niñez, cuando nos aterraban, haya sido de mayores tormentas. Hoy dedicaremos este artículo a conocer un poco más sobre los rayos y sobre todo a minimizar sus efectos en cuanto a la preservación de la vida, siguiendo los consejos de los expertos, porque antes estábamos regalados y hoy nada cambio. Cuando termine de leer este articulo, tal vez tome algunas pautas de conducta en relación a la prevención. Al final si esta para mas podrá leer dos artículos de viajes referidos a Rayos en bola (ball-lightning) y Cielomotos
Aproximadamente un 75% de los rayos descargan entre nubes, mientras que sólo el 25% restante lo hacen entre nubes y tierra. Por término medio, la intensidad de la corriente de un rayo alcanza valores de unos 20.000 amperios. La velocidad del rayos se calcula entre 10.000 y 100.000 km/seg. y la temperatura en el canal central alcanza valores de entre 10.000 y 30.000 grados centígrados.

Hombre al que le cae un rayo (video)

Imagen de previsualización de YouTube

 

Crónicas como estas son bastante frecuentes
24/05/2011 Uruguayo muere en Argentina por descarga de un rayo. Un hombre de 65 años murió al ser impactado por un rayo en el patio de su casa de la localidad bonaerense de Troncos del Talar, partido de Tigre, delante de su esposa, quien resultó ilesa. Los voceros dijeron que el hecho ocurrió a las 15 del lunes, en medio de la lluvia, en una vivienda de la calle Curupaytí 73, en el norte del Gran Buenos Aires, y reconocieron a la víctima como Lelis Arnoldo Beltrán Hernández, de nacionalidad uruguaya. Ese deceso fue el quinto de una serie de muertes causadas por descargas eléctricas de una tormenta que afectó el 11 de enero el sur del Gran Buenos Aires, que incluyó las defunciones de otro niño de 8 años; un tercero de 11; el masajista de Racing Club, César Nardi, de 61, y un joven de nacionalidad boliviana, de 25.

Muertes por caída de rayos

Diariamente en el mundo se producen unas 44.000 tormentas y se generan más de 8 millones de rayos según el sistema de detección mundial de meteorología.
La caída de un rayo a tierra es una de las amenazas más serias derivadas de una tormenta. Se produce cuando la diferencia de potencial entre la nube y la tierra supera la capacidad aislante del aire. El peligro puede no ser aparente: se dan casos de caída de rayos a más de 20 km de distancia del lugar en que descarga la tormenta.
Aproximadamente el 30% de las personas alcanzadas por un rayo mueren, y el 74% de los supervivientes quedan con discapacidades permanentes.
La probabilidad de ser alcanzado por un rayo es mucho mayor en el medio rural que en el urbano. Los altos edificios con estructura metálica protegen las zonas adyacentes y derivan a tierra la descarga eléctrica, al igual que los pararrayos. En el campo, los árboles, en particular los muy altos y aislados atraen especialmente a los rayos.
De las personas fallecidas, el 52% se dedicaban a actividades recreativas al aire libre (en el medio urbano los campos de golf fueron áreas de gran riesgo) en el momento de ser alcanzadas por el rayo y el 25% estaban trabajando. Entre los trabajadores más afectados por los rayos están los de la construcción y los agricultores (un número apreciable mientras conducían un tractor).
El mayor número de hombres dedicados a este tipo de actividad laboral probablemente explica la diferencia en mortalidad entre hombres y mujeres. También la mayor participación de estos en actividades recreativas al aire libre.
La afectación neurológica y cardiopulmonar son las más peligrosas y responsables de los casos fatales. Puede producirse asistolia, fibrilación ventricular o parada respiratoria por afectación directa del sistema nervioso central (centro respiratorio). También puede haber derrame pericárdico masivo o insuficiencia cardiaca severa.
Otras posibles lesiones incluyen quemaduras en las zonas por donde entra y sale el rayo y en las zonas de contacto con partes metálicas como joyas, pérdida de visión y audición, fracturas óseas, etc. Puede haber, además, confusión y pérdida de memoria


52 novillos muertos por un rayo (Valdez Chico Uruguay) / Patrones de quemadura por rayo

Patrones de quemaduras por rayos

http://refugioantiaereo.com/2010/02/patrones-de-quemaduras-por-rayos

En el fútbol
Argentina (12 Enero 2011)

En la playa

 

Charles Darwin se refiere a los rayos en el Rio de la Plata
Buenos Aires
En 1793 estalló sobre Buenos Aires una de las tempestades quizá más terribles de que guarda recuerdo la Historia; cayeron rayos en 37 puntos de la ciudad y quedaron muertas 19 personas. Con arreglo a los hechos que he podido entresacar de muchas narraciones de viajes, me inclino a creer que las tempestades son muy comunes junto a la desembocadura de los grandes ríos. ¿Consistirá en que la mezcla de inmensas cantidades de agua dulce y de agua salada per­turbe el equilibrio eléctrico? Durante nuestras visitas accidentales en esta parte de la América del Sur, también oímos decir que habían caído rayos sobre un buque, dos iglesias y una casa. (Cometarios de Felix de Azara)

En Montevideo
Poco tiempo después vi una de esas iglesias y la casa que pertenecía a Mr. Hood, cónsul general de Inglaterra en Montevideo. Algunos de los efectos del rayo habían sido curiosísimos; el papel estaba ennegrecido en una anchura como de un pie a cada lado de los alambres de hierro de las campanillas. Dichos alambres se fundieron; y aunque aquel aposento tenía quince pies de alto, al caer fundidos glóbulos de metal sobre las sillas y los muebles, los atravesaron con muchos agujeritos. Parte de la pared se hizo trizas, como si dentro de la casa hubiese hecho explosión una mina cargada de pólvora; y los restos de esa pared fueron proyectados con tanta fuerza, que se metieron en la pared opuesta de la estancia. El marco dorado de un espejo quedó negro todo él; relatilizose sin duda el dorado, puesto que un frasco colocado encima de la chimenea junto al espejo estaba revestido de brillantes partículas metálicas que se adherían al vidrio tan por completo como el esmalte.


Así quedo después de la caída de un rayo
Prevenciones
En el campo

Si se van a realizar actividades al aire libre, conviene prestar atención a los partes meteorológicos durante la temporada en que son más frecuentes las tormentas
Observar si el cielo se oscurece, si pueden verse relámpagos, si el viento arrecia o si se escuchan truenos. En tal caso conviene dirigirse inmediatamente a un lugar seguro.
En caso de sentir un cosquilleo en la piel, que se eriza el cabello y que los objetos metálicos o que terminan en punta metálica emiten un extraño zumbido parecido al de una colmena y se producen chispas o destellos, la tormenta está próxima. Todos estos fenómenos se producen por el desplazamiento de las cargas eléctricas que generan las tormentas y significa que el aire en el que nos encontramos se ha vuelto conductor hasta el punto de que en ocasiones entre dos excursionistas cercanos entre sí y sin tocarse puede producirse una molesta descarga.
En caso de notar alguno de estos fenómenos en medio de una tormenta el peligro es inminente porque significan que está a punto de caer un rayo. Retirarse de todo lugar alto: cumbre, cima, loma…, y refugiarse en zonas bajas no propensas a inundarse o recibir avenidas de agua.
Nunca correr durante una tormenta y menos con la ropa mojada, esto es muy peligroso. Se crea una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer el rayo.
Deshacerse de todo material metálico (piolets, bastones, mochilas con armazón, palas, azadones, rastrillos, palos de golf, paraguas, herramientas…) y depositarlo a más de 30 metros de distancia. Los rayos aprovechan su buena conducción.

APAGAR WALKIE-TALKIES Y TELÉFONOS MÓVILES, cuyas radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos.
Nunca refugiarse debajo de un árbol o una roca o elementos prominentes solitarios. Un árbol solitario por su humedad y verticalidad aumenta la intensidad del campo eléctrico. En cambio un bosque, aunque sea pequeño, puede ser un buen refugio. Cobijarse debajo de los árboles de menor altura.
Alejarse de objetos metálicos como vallas metálicas, alambradas, tuberías, líneas telefónicas e instalaciones eléctricas, raíles de ferrocarril, bicicletas, maquinaria, etc. Lo más peligroso de un tendido eléctrico son sus apoyos, pues por su toma de tierra se descargan al suelo rayos que han caído incluso a kilómetros. La proximidad de grandes objetos metálicos es peligrosa incluso cuando no se esté en contacto con ellos, ya que la onda de choque producida por el rayo calienta sobremanera el aire lo que puede producir lesiones en los pulmones.
En el caso de trabajo sobre tractores (agricultores), maquinaria de construcción, etc., abandonarlos mientras dure la tormenta. Tampoco debe trabajarse sobre andamios u otras estructuras metálicas.
Alejarse de terrenos abiertos y despejados, como praderas, cultivos y campos de golf. En estas zonas una persona sobresale bastante del terreno y puede convertirse en un pararrayos. Es preferible quedarse debajo de un grupo de árboles, a ser posible de menor altura que otros de la zona.
Aislarse del suelo y del contacto con charcos o zonas mojadas. Salir inmediatamente y alejarse de ríos, piscinas, lagos, el mar y otras masas de agua.
Alejarse y no refugiarse en pequeños edificios aislados como graneros, chozas, cobertizos…; las carpas tampoco son seguras. No refugiarse en la boca de una cueva ni al abrigo de un saliente rocoso, el rayo puede echar chispas a través de estas aberturas, algunas son incluso canales naturales de drenaje para sus descargas. Solo ofrecen seguridad las cuevas profundas y anchas, mínimo un metro a cada lado.
La posición de seguridad más recomendada es en cuclillas, lo mas agachado posible, con las manos en las rodillas, tocando el suelo sólo con el calzado. Esta posición nos aislará en buena medida al no sobresalir sobre el terreno. No debemos acostarnos horizontalmente sobre el suelo.
Si se va en grupo es aconsejable dispersarse unos metros y adoptar la posición y demás precauciones de seguridad.
En caso de ir con niños, para evitar el pánico o el extravío, mantener contacto visual y verbal con ellos. Si un rayo afecta a una persona las demás en contacto pueden verse afectadas por la descarga, por esto mismo también es recomendable alejarse de rebaños y grupos de mamíferos.
Es totalmente falsa la creencia popular de que un rayo no cae dos veces sobre un mismo lugar.

Caída de rayo en el campo

En la vivienda

No asomarse al balcón o ventanas abiertas para observar la tormenta.
Cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire pues éstas atraen los rayos.
Alejarse de la chimenea y no hacer fuego en ella o apagarlo si está encendido. De las chimeneas asciende aire caliente cargado de iones, lo que aumenta la conductividad del aire abriendo un camino para las descargas eléctricas actuando como un pararrayos.
En caso de hallarnos en un piso o vivienda, hay que desconectar los electrodomésticos, los aparatos eléctricos y las tomas de antena de televisión, ya que el rayo puede entrar por las conducciones de electricidad y TV causando daños o la destrucción de estos objetos. Conviene permanecer alejados de las tuberías del agua y del gas y del teléfono o el ordenador. Todos estos objetos pueden conducir la electricidad y provocar electrocución. Dejar las luces encendidas, sin embargo, no aumenta el riesgo.
Hay que posponer los baños, las duchas y el lavado de la vajilla o usar agua corriente para cualquier otro propósito hasta que la tormenta haya pasado porque a través del agua existe también riesgo de electrocución.
Una buena manera de aislarse es sentarse en una silla que no sea de metal apoyando los pies en la mesa u otra silla que tampoco sean metálicas. Lo mejor es acostarse en una cama o litera, más aún si son de madera
Los teléfonos inalámbricos requiere una fuente de alimentación, por seguridad conviene desenchufarlo, también la línea, porque si solo le desconecta la tensión eléctrica o la deja en manos de un disyuntor diferencial, podría caer un rayo en los cables de teléfono, no salta el disyuntor y se recalienta la base y el trufo por haber quedado en cortocircuito, lo que podría ocasionarle un incendio (casi me sucedió)


¡¡Así quedo el techo!! / Cayendo detrás de una casa

En el auto
El mejor sitio para refugiarse a la intemperie durante una tormenta es el auto. Dentro debemos apagar el motor, bajar la antena de la radio y desconectarla, cerrar las ventanillas y las entradas de aire. En caso de caída de un rayo el vehículo se cargará sólo por el exterior mientras que el interior quedará intacto, fenómeno conocido como “Jaula de Faraday”. Debe evitarse tocar las partes metálicas del vehículo, incluso al salir de un vehículo que ha recibido una descarga. En caso de ir conduciendo y verse sorprendido por una tormenta conviene disminuir la velocidad y no detenerse en zonas por donde pueda discurrir gran cantidad de agua
Jaula de Faraday (esto pasa en el auto)

Tesla Coil Súper Mario Bros

http://www.youtube.com/watch?feature=fvwp&NR=1&v=fakfEt_hYCo

 

 


Rayos impactando sobre autos

Tipos de rayos más conocidos
Algunos rayos presentan características particulares; los científicos y el público en general han dado nombres a estos diferentes tipos de rayos. El rayo que se observa más comúnmente es el rayo streak. Esto no es más que el trazo de retorno, la parte visible del trazo del rayo. La mayoría de los trazos se producen dentro de una nube, por lo que no vemos la mayoría de los trazos individuales de retorno durante una tormenta.
–Rayo nube a tierra Es el más conocido y el segundo tipo más común. De todos los tipos de rayos, este representa la mayor amenaza para la vida y la propiedad, puesto que impacta contra la tierra. El rayo nube a tierra es una descarga entre una nube cumulonimbus y la tierra. Comienza con un trazo inicial que se mueve desde la nube hacia abajo.
–Rayo perla El Rayo perla es un tipo de rayo de nube a tierra que parece romper en una cadena de secciones cortas, brillantes, que duran más que una descarga habitual. Es relativamente raro. Se han propuesto varias teorías para explicarlo; una es que el observador ve porciones del final de canal de relámpago, y que estas partes parecen especialmente brillantes. Otra es que, en el rayo cordón, el ancho del canal varía; como el canal de relámpago se enfría y se desvanece, las secciones más amplias se enfrían más lentamente y permanecen aún visibles, pareciendo una cadena de perlas y raramente se elevan en el cielo esparciendo una luz a lo largo del rayo Rayo .
–Rayo bifurcado Rayo bifurcado es un nombre, no uso formal, para rayos de nube a tierra que exhiben la ramificación de su ruta.
–Staccato Rayo Staccato es un rayo de nube a tierra, con un trazo de corta duración que aparece como un único flash muy brillante y a menudo tiene ramificaciones considerables
–Rayo tierra a nube El rayo tierra a nube es una descarga entre la tierra y una nube cumulonimbus, que es iniciado por un trazo inicial ascendente, es mucho más raro que el rayo nube a tierra. Este tipo de rayo se forma cuando iones cargados negativamente, se elevan desde el suelo y se encuentran con iones cargados positivamente en una nube cumulonimbus. Entonces el rayo vuelve a tierra como trazo.
–Rayo nube a nube Este tipo de rayos pueden producirse entre las zonas de nube que no estén en contacto con el suelo. Cuando ocurre entre dos nubes separadas; es llamado rayo inter-nube y cuando se produce entre zonas de diferente potencial eléctrico, dentro de una sola nube, se denomina rayo intra-nube. El rayo Intra-nube es el tipo que ocurre con más frecuencia.
–Existe un fenómeno en la naturaleza muy poco conocido, al cual se le ha dado el nombre de centella, bolas de luz o bolas de fuego. Éstas son esferas luminosas tan brillantes como las lámparas fluorescentes. El tamaño de las esferas varía de algunos centímetros a varios metros de diámetro. Pueden tomar cualquier coloración, aunque el violeta y el verde son muy raros. El fenómeno toma cuerpo en condiciones especiales y su materialización es instantánea. Algunas veces parece que el destello es continuo y, otras, intermitente. Las centellas pueden viajar paralelamente a lo largo de un conductor, cerca de una sustancia aislante, o en el seno mismo del aire. El fenómeno puede durar de unos cuantos segundos a varios minutos. Algunas centellas se desvanecen poco a poco y otras desaparecen abruptamente.
Del autor
Seguro que después de leer este articulo tomara otro tipo de prevenciones. Tambien la deberían tomar los clubes de fútbol y todo lugar donde se realicen actividades al aire libre durante el transcurso de tormentas. La playa es otro de los sitios de alto riesgo pese a que muchas veces bañarse con lluvia resulta tentador. En lo personal navegue a vela durante algunas de ellas, sobre todo en ocasión de Pamperos acompañados de rayos “a lo pasto” Si bien el problema es el viento, que pueden generar rachas de 120 km/h, el panorama que se ve en el horizonte es dantesco. Les cuento que en barcos de fibra de vidrio, carbono o madera lo ideal es atar una cadena (la del fondeo) a los obenques (maromas de acero que sujetan el palo por los laterales) y ponerlas en contacto con el agua. Algunos veleros tienen encadenado casi toda las partes fijas de cubierta, incluso el quillote, conectadas a un cable grueso de cobre, que luego termina en una plancha del mismo material, se usa como “plano a tierra” y resulta ideal en estas circunstancias. Varias veces he visto salir del terminal de una antena de VHF (radio) chispazos parecidos a los del Magiclik, o bujía de auto, con una cadencia sorprendente, esto es así porque la antena de radio, por lo general va en el sitio más alto y es potencialmente peligrosa.
Curiosidades
La velocidad del sonido en el aire, a nivel del mar, es de 1275 km/hora, aunque varía en función de la temperatura del aire Si hacemos la cuenta 1275 km/3600 segundos nos da 354 metros. Cada segundo que pasa luego de ver el relámpago implica aproximadamente 343 metros. Sabiendo esto y observando de donde vienen los refucilos, aunque sea de noche, está en condiciones de saber por dónde anda la tormenta. Si además le cuento que un frente de la misma, avanza entre 19/25 km/ hora, independientemente de la velocidad que tenga en la tierra, podrá pronosticar en cuanto tiempo le llega el agua. Si siente olor ozono (frescor-dulce) aunque el día este bueno, sabrá que además de los rayos UV (Ultra violeta), también los rayos de las tormentas lo generan, por lo que habrá posibilidades de que este cerca. Si esta prendida de una computadora de mesa, esta también produce ozono en ciertas ocasiones
Artículos anteriores de Viajes ref. a rayos
Rayos en bola (ball-lightning)

http://viajes.elpais.com.uy/2010/03/05/rayos-en-bola-ball-lightning/

Rayos, posibles responsables de los cielomotos

http://viajes.elpais.com.uy/2010/03/02/cielomotos-en-uruguay-y-el-mundo/

Pararrayos (si no están vinculados, cortar y pegar en la barra del navegador)

http://www.lpdargentina.com.ar/productos.php

http://www.cime.com.uy/intro.htm

http://www.bacigaluppi.com/pararrayosGeneral.html

http://www.paginasamarillas.com.uy/voltprod/sitio/Rubro/Pararrayos/324000

Estadísticas de algunos países
Brasil es el país más afectado por los rayos, pues causan la muerte a cerca de cien personas cada año en su territorio, lo que equivale al 10 por ciento del total mundial, según investigadores brasileños.
Actualmente, en Uruguay se pierden tres vidas al año como consecuencia de caídas de rayos Según datos de la División Nacional de Meteorología señalan el promedio de días en que caen rayos en las zonas donde están instaladas sus estaciones meteorológicas. En el período 1991-2000, en Carrasco hubo rayos en 58 días del año. En Artigas 70, en Salto 60 y en el Prado 17. En el período 1991-1998 en Mercedes se registraron 50 descargas eléctricas al año, en Colonia 46 y en Melilla 27.
Según la consultora Weather System. Tres mil personas fallecen anualmente en Estados Unidos, Nuevo México es el estado con más fallecido
En el mundo los ratos matan a 100 personas por día.
En Argentina, mueren en promedio, por ese tipo de descargas, 19 personas por año, si se toman las estadísticas de 1990 a 2007