ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Europa

El Laberinto de Chartres

di-LEGT

Si te gusta lo enigmático, acá te traigo al campeón mundial de los misterios, el que deja chiquito hasta al Código da Vinci.

El piso de la Catedral de Chartres, una de las más hermosas y antiguas del mundo, luce un laberinto cuya figura te resultará familiar por haberla visto en dijes, sellos y placas. No creo que los orfebres hayan repetido el diseño por lo que representa, sino porque a ellos les pareció hermoso… o como una compulsión, un estrambótico “Déjà vu” que se arrastra desde antes de los griegos, cuando el mundo más civilizado estaba en Creta, pero tiene antecedentes en el antiguo Egipto, donde se los encontró en  varias tumbas.

Imagen de previsualización de YouTube

De hecho, el hombre traza y recorre laberintos desde el neolítico. Con los más diversos diseños y las más distintas utilidades, se los encuentra en la Britania donde los agricultores los trazaban para ejecutar danzas religiosas. Los mismos laberintos neolíticos están presentes en Escandinavia, en Rusia y naturalmente, en el sudeste de Europa. Los que esta vez nos atraen son los laberintos eclesiásticos. ¿Qué relación pueden tener los laberintos con el cristianismo?

catedral-de-chartreschartres-catedral-8

Ninguna, sin duda. Nada en la Biblia ni en la tradición, vincula a los laberintos con la religión, lo que no impidió que los caballeros templarios y otros constructores de catedrales, se empeñaran en ponerlos. Hay abundantes ejemplos, de los cuales el de Chartres es el más significativo… con la particularidad de que todavía se usa con fines ceremoniales. Algo mágico hay en los laberintos, que inspiraron a Jorge Luis Borges en varios de sus cuentos y que también subyugaron a Umberto Eco, quien lo incluyó en su obra En el nombre de la Rosa.

AMIENS

Desde el siglo XIX una curiosidad planetaria se posa sobre este enigma y comienza a dar pistas, pero no certidumbres. Hay una tradición oral según la cual los laberintos de las catedrales francesas eran caminados por mini peregrinos en un ritual sin demasiada explicación. Parece que en Inglaterra también se formalizaban mini procesiones por sus laberintos, en este caso vegetales y en esos parques inimitables que tienen los insulares. Algunos de esos relatos insisten en que no se recorrían de pie, sino arrodillados. Porque las primeras veces hay que despejar la incógnita, pero luego el derrotero es sabido.

image028

Hay constancia de  que los visitantes piadosos a los laberintos en Reims, Arras y Sens recitaban oraciones mientras trazaban el recorrido de rodillas, a finales del siglo XVII y principios del XVIII, afirma una de las fuentes, pero no existe evidencia de esta práctica mucho antes de este tiempo (Wright, 2001). En Chartres no se hace mención  específica de este uso penitencial, pero se señala que “alrededor de 1650 los visitantes de la catedral ya caminaban  y corrían ruidosamente por el laberinto, incluso durante los servicios, para gran disgusto del Canon de Chartres en aquel momento, que se refiere a él como “… sólo una diversión loca en la que aquellos que no tienen nada mejor que hacer pasan el tiempo corriendo y girando…”. Un grabado en la nave de la catedral de 1696 también muestra a damas elegantes y señores  caminando por el laberinto, al parecer más como una reunión social, que como cualquier otra forma de práctica espiritual.

Imagen de previsualización de YouTube

En todo caso, este laberinto es tan antiguo como la catedral y Chartres, construida entre 1194 y  1220, ¿o le hacemos caso a algunas historias no fundamentadas que aseguran que ya había allí un laberinto cuando ese lugar era utilizado para ceremoniales por los druidas de la tribu celta de los carnutes? Porque ese exacto lugar era un centro ceremonial desde mucho antes del cristianismo, que se enseñoreó de la ciudad por el año 300 después de Cristo y edificó su primera iglesia en el 360.

chartres labyrinth

En el jardín trasero de la catedral  hay otro laberinto, que bien podría interpretarse como el tablero de un juego de mesa. Un poco más de documentación hay sobre los laberintos del pavimento en Auxerre: en 1413, una petición presentada por el clero menor a los cánones de Sens, pidió que el Domingo de Resurrección, “según la costumbre, se les permita jugar libremente el juego en el laberinto durante la ceremonia”, dice una fuente citada al final. El juego y la ceremonia no se especifican, pero se puede inferir que se trataba de una danza litúrgica que se llevó alrededor del  laberinto, y probablemente involucrara un juego de pelota, donde se lanzara  un balón de un lado a otro entre los participantes. Tras el canto y el baile, los participantes, varios oficiales de la catedral y autoridades locales se reunían en la sala capitular para una comida sustanciosa y adecuados sermones de Pascua.

003

5.Detalle-de-mosaico-que-muestra-la-batalla-entre-Teseo-y-el-Minotauro

¿Que había en el centro del laberinto? No lo sabemos con certeza; hoy lo que se ve es una placa de bronce desgastada sobre la cual se supone iba una placa más gruesa con una representación de Teseo y el Minotauro, quizás semejante a la misma figura que coronaba los laberintos italianos. A la placa y a todo lo de  bronce que les cayó a la mano y pudieron bajar la retiraron los revolucionarios que fundaron la República Francesa y necesitaban cañones más que campanas de iglesias y ornamentos misteriosos. Además, eran casi todos anticlericales. También hubo una historia según la cual bajo esa placa había un tesoro o alguna reliquia invalorable. En 1849 se hizo una excavación de cinco metros con resultado negativo.

interior-view-chartres-cathedral-13331151

La catedral tiene forma de cruz y en la fachada tiene la más afamada pieza de vitraux. Al final de cada uno de los brazos de la cruz que traza la planta del edificio, hay sendos rosetones. En medio de todo eso está nuestro laberinto, cuyo centro (y supuesta meta del acertijo) es esa informe chapa. Si te paras allí y extiendes los brazos simulando la crucifixión de Cristo, tus dos brazos señalarían los rosetones laterales y tu rostro el rosetón de la fachada. Suponte algo tan catastrófico como milagroso, como que las paredes con rosetones caen hacia adentro. En ese caso sufrirías un susto tremendo, golpes y cortes, pero estarías parado en el centro del rosetón de la fachada con los otros dos rosetones superpuestos. Nada justifica ponerse esotérico pues por acá anduvo la mano de los caballeros templarios que tenían sus razones y tenían su conocimiento como para hacer estas cosas tan extrañas y tan maravillosas.

MEDIDAS

Esto fue palmariamente cierto hasta que vino el revisionismo para decirnos que esas son suposiciones inciertas, que hay diferencias de diámetros, de distancias, etc. Pero ni siquiera se ponen de acuerdo con la dimensión del laberinto, algo tan sencillo de medir con una cinta métrica. Personalmente sugiero esperar al revisionismo de los revisionistas, para sacar alguna conclusión personal… lo de siempre. Para empezar, Hermann Kern afirmó en 1892 que no era circular sino elíptico (12,60 x 12,30 metros). Según las fuentes W.H. Matthews dijo a unos 12,2 metros, Nigel Pennick y Artress Lauren dicen que mide aproximadamente 12,8 metros  y Emanuel Wallet lo deja en 13. Nosotros no estamos calificados ni para medir ni para opinar… nos limitamos a poner esta imagen que da por ciertas las medidas que pone.

1120-1170, Chartres, France --- France, Eure et Loir, Chartres, Notre Dame de Chartres Cathedral listed as World Heritage by UNESCO, Labyrinth of the Cathedral --- Image by © Sylvain Sonnet/Corbis 1120-1170, Chartres, France --- France, Eure et Loir, Chartres, Notre Dame de Chartres Cathedral listed as World Heritage by UNESCO, Labyrinth of the Cathedral --- Image by © Sylvain Sonnet/Corbis

¿Qué habrán pretendido los Templarios esa gente increíblemente valiente, insoportablemente cruel si consideramos lo que le hicieron a los musulmanes que se les cruzaron en el camino, asombrosamente rica hasta el punto de que le prestaban dinero a la iglesia y a los reyes, asquerosamente sucios porque prometían no bañarse y, para completar intolerablemente gays… si nos atenemos a quienes los acusaron, achicharraron y se quedaron con sus bienes? Porque ahora no queman ni fusilan a los gays, pero la religión los condena.

Chartres-1

Nunca lo sabremos… pero quizás nos inspire ir un 21 de junio (el día de San Juan) junto con muchos otros  peregrinos interesados en un fenómeno muy particular. En el mediodía de ese día, un rayo de sol entra por un punto concreto del vitral de Saint-Apollinaire y se refleja en una losa en especial, única y señalada por los constructores. Los entendidos aseguran que para que eso ocurra tienen que haber trabajado juntos al menos un astrónomo, un geómetra, un vidriero, un enlosador y naturalmente, el arquitecto y el constructor del edificio.

 

Ese día siempre estuvo tradicionalmente liberado el espacio del laberinto y se permitió recorrerlo. Pero últimamente es tradición que se permita el recorrido todos los viernes, siempre que no coincida con alguna otra celebración importante. Aprontate, porque son 1.500 pasos siempre que no equivoques el recorrido. Esa era la medida gala de una Liga.

Visit-Longleat-Safari-Park-Maze-United-KingdomD15659A9Blaby10

Los caballeros templarios no fueron los primeros en construir laberintos; también los hubo y los hay que construyen laberintos vegetales de los que no es tan fácil salir, como lo comprobó Harry Potter. ¡Hasta los antecesores de los incas construían laberintos… o resonancias magnéticas cerebrales para practicar sus trepanaciones!

laberito-dela-rzon

¿Te aclaró algo todo esto? Seguro que no y si llegaste hasta aquí es porque el tema te interesó, así que te incluimos el poema “Laberinto” de Jorge Luis Borges, sin la menor expectativa de que llegues a la verdad… porque quizás se trate justamente de eso, como lo sugiere el autor. Un laberinto podrá ser el camino a la religión, a la verdad, a la propia existencia… y a todo lo que te parezca.

No habrá nunca una puerta. Estás adentro

Y el alcázar abarca el universo

Y no tiene ni anverso ni reverso

Ni externo muro ni secreto centro.

No esperes que el rigor de tu camino

Que tercamente se bifurca en otro,

Que tercamente se bifurca en otro,

Tendrá fin. Es de hierro tu destino

Como tu juez. No aguardes la embestida

Del toro que es un hombre y cuya extraña

Forma plural da horror a la maraña

De interminable piedra entretejida.

No existe. Nada esperes. Ni siquiera

En el negro crepúsculo la fiera.

Guillermo Pérez Rossel

http://www.labolab.net/historia/iglesias-y-catedrales/el_laberinto_de_chartres/

http://www.labolab.net/historia/iglesias-y-catedrales/el_laberinto_de_chartres

http://radiotierraviva.blogspot.com.uy/2011/08/laberintos-caminar-por-el-lado-salvaje.html

http://letralia.com/231/ensayo02.htm