ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Piriápolis mística y sorprendente

Estamos haciendo un repaso de los destinos nacionales más aconsejables para Semana de Turismo. Miren las opiniones ajenas sobre un lugar que quizás no valoramos lo suficiente.

Seamos francos, los extranjeros suelen apreciarla mejor que algunos de nosotros. Aunque hay muchos que le hacemos justicia y otros muchísimos que tienen su residencia de veraneo y nadie los mueve del balneario desde diciembre, quienes más elogian a Piriápolis son extranjeros que pueden comparar con algo más que Punta del Este.

Así que  este artículo, más que el de un uruguayo describiendo Piriápolis, es el de varios extranjeros sorprendidos por encontrar mucho más de lo  que buscaban, por lo cual estamparon fotos y comentarios en sitios como Viajeros.com, TripAdvisor.es y Ciao.es.

Lo que más le llama la atención a la argentina Sonia Nardín, que escribió en Viajeros.com, es que una persona se haya podido dar el lujo de comprar un predio con una extensa franja de costa,   tres hermosos cerros como miradores y playas con tanta belleza que te quitan la respiración. ¿Cómo alguien pudo tener tanto dinero como para eso? Bueno, Francisco Piria era alquimista y dicen que también era un Caballero Templario, lo cual podría explicarlo.

Pero hay otra razón. Cuando él se interesó por esa zona ni caminos había y el turismo casi no se había inventado en el Río de la Plata; la gente compraba tierras para cultivar, no para lotear.  Así que Piria puso un ferrocarril y un puerto,  construyó una bellísima iglesia que nunca funcionó como tal (¡habráse visto una parroquia promovida por un hereje!), puso una gigantesca cruz arriba de uno de los cerros, un templete arriba de otro y al tercero lo tapizó de símbolos místicos. Además construyó el hotel más grande y lujoso de la región (y del continente, en ese tiempo), parques, ramblas y hasta un castillo desde donde podía contemplar viñedos y olivos que hizo plantar pero que fracasaron rotundamente. El buen vino resiste a la alquimia, pero el aceite de oliva es otra cosa … parece que finalmente va a funcionar.

¿Qué era un rematador avivado hasta por demás? Que tire la primera piedra el que haya creado barrios en Montevideo y balnearios-ciudades  como lo hizo don Francisco Piria. Querés algo más objetivo que una francesa que llegó casi por casualidad y sacó unas fotos bellísimas? Mirá lo que escribió en TripAdvisor en un francés bien fácil de entender:

“Placé à 35km de Punta del Este, Piriápolis est le balneaire le plus ancien d´Uruguay. La belle ville a été construite pendant la belle époque. L´ancien Gran Hotel Argentino, très fréquenté, et avec un bâtiment bien entretenu, fait preuve d´un temps dorée. On y trouve beaucoup d´activités en été mais on peut bien la visiter pendant toute l´année. Le promenade vers la côte, le cours de Los Argentinos, l´avenue Costanera et le très actif port local, sont les plus fréquentés par des touristes. Les belle plages, la sable blanc, les eaux limpides font le plaisir des uruguayens, des argentins et européens qui veulent connaître cet paradis de l´Amérique du Sud. Il est remarquable la Chapelle de San Antonio, avec sa merveilleuse vue panoramique, tout en haut, le jour et la nuit. À 10km du balneaire on trouve la colline la plus haute d´Uruguay, le Pan de Azúcar, avec un climat unique et où l´on peut faire des escalades. À tout cela il faut ajouter une bonne gastronomie, avec des spécialités en poisson et fruits de mer”.

O un tano más parco pero justo en sus apreciaciones: “Piriapolis è una cittadina che si affaccia sul Rio de la Plata, in Uruguay.
E’ sita poco distante dalla più famosa Punta del Este, dalla quale si differenzia per un clima migliore e per un aspetto meno europeo.
Ha un bel centro storico, con basse abitazioni tipiche uruguage ed ha una grandissima spiaggia di sabbia finissima.

E’ sicuramente un luogo da visitare!”

 

Las playas.  Sonia Nardin quedó extasiada con las playas: “La playa de la rambla es la más concurrida, está formada por La Rinconada, Los Angeles y Portales, las tres parecen una sola, aguas calmas y poco profundas. Playa Hermosa: extensa y segura, especial para niños, con olas suaves y escasas. Playa Grande: aguas movidas y rocosa. Playa San Francisco: extensa, amplia, arena fina, para disfrutar las olas. Hay una zona deportiva para practicar fútbol, voley, buceo, windsurf, remo.

Después de un día de sol, dice Sonia, la vida nocturna ofrece a lo largo de la rambla costanera, llamada de los Argentinos, espectáculos callejeros (mimos, músicales, conciertos), entretenimientos, casino, comercios, cine, una feria en el Paseo de la Pasiva hay artesanías de todo el país en cuero, lana, plata, cerámica, etc. y restaurantes de primera clase, menú fijo y módicos (exhiben precios en el exterior del local), la elección es tuya, hay para todos los gustos: carne. pescado, mariscos, pastas, pizzas, platos típicos de comida italiana, española o francesa.

Los misterios. Con estos méritos alcanzaría para que un viajero de cualquier lugar del mundo escogiera Piriápolis; pero el balneario es mundialmente famoso por su mística, sus centros energéticos y su simbología. De hecho hay rutas para encontrarse cara a cara con casi todas las cuestiones herméticas y no podés dar un paso sin que te atropelle algo alquimista, masónico, templario o andá a saber qué. Para ver fotos y abundante información, andá ahttp://www.puntaweb.com, pero antes, leé lo que dice “ElPitta” en http://www.ciao.es/Piriapolis__Opinion_1744857 .

“No solo es un balneario donde ir unos días en verano es mucho mas este lugar lleno de mística ¿Por qué “místico? Para explicarlo debemos remontarnos a la infancia y adolescencia de su fundador, don Francisco Piria, quien fuera tutelado por un tío suyo en Italia, monje jesuita, del cual Piria recibe enseñanzas y conocimientos herméticos en la Kabalah y el Arte Real (Alquimia).
De regreso en Uruguay, su país natal, y muchos años después, Piria decide realizar su “gran obra”: la creación de una ciudad-balneario totalmente diseñada por él, constituyéndose en una de las muy pocas ciudades en el mundo que fueron pensadas previamente a su construcción.
El lugar elegido por Piria para anclar su obra seguramente lo cautivó por su belleza natural, con sus cerros rindiéndose ante el mar, pero sin duda no fue éste el determinante que lo llevó a construir precisamente aquí. Hay un ingrediente extra a tanta belleza y es la conjunción de fuertes puntos de energía que no pasaron desapercibidos para el fundador.
No es novedad que en el planeta existen ciertos lugares que desde tiempos remotos llevaron a antiguas civilizaciones a construir sus templos y monumentos religiosos en puntos que potenciaban su poder por la energía que allí se concentraba. Este hecho responde simplemente a las radiaciones que emanan del interior de la tierra y su correspondencia cósmica, que provoca que en estos lugares haya vibraciones más altas de lo normal.

Hoy existe una ciencia que mide estas radiaciones y vibraciones, la geobiologia. Fue precisamente con el conocimiento de esta técnica – antiguamente conocida como rabdomancia- que se encontraron en Piriápolis innumerables puntos de alta concentración energética. Ésto de por sí provocó una grata sorpresa, pero lo más sorprendente fue encontrar que en cada lugar de fuerza Piria dejó un monumento, una construcción o un símbolo. ¿Por qué? … o ¿para qué?

Como dicen los iniciados, el que tenga ojos para ver,  que vea.
En realidad, cada monumento y construcción es un símbolo en sí mismo. Existe una conexión entre cada uno de ellos y todos representan una etapa en lo que constituye un camino iniciático. Es asombroso descubrir en sus obras la obsesión por dejar plasmados sus conocimientos de Kabalah y Alquimia, diseñando una catedral a cielo abierto en un paseo, senderos y luminarias en un salón plagado de simbología y colores alquímicos, una iglesia que nunca fue, un castillo entre las sierras de cuya arquitectura se desprende un sinfín de mensajes. En el trazado original de la ciudad, cada manzana fue diseñada para que sus calles formaran un árbol de la vida. Sus monumentos representan en su conjunto el tránsito a la era de Acuario. Sus obras arquitectónicas son templos en sí mismas. Tal vez la más impresionante sea la del Argentino hotel, símbolo viviente del misticismo que encierra la ciudad, donde a cada paso se encuentra un misterio por descubrir, un velo por levantar.

Hacemos la invitación a descubrir la realidad energética de la ciudad del porvenir, a recorrer sus caminos permitiendo que el aire puro llene los pulmones, la tierra generosa muestre sus senderos, el fuego tibio del sol reconforte el alma y el agua cristalina renueve el cuerpo de la manera más sutil en esta magnífica conjunción de propiedades naturales, tanto geológicas, como forestales y geomagnéticas.
Piriápolis es una ciudad mística. ¿O deberíamos decir mágica?

Piriápolis inagotable. Ta bien, sos un tipo con los pies en la tierra y no creés en nada que no se pueda tocar. Bueno, entonces para vos Piriápolis es doblemente inagotable, porque en cada veraneo, en esos días grises en que no se puede hacer playa; o en cualquier momento del año porque eso es lo bueno de la ciudad, podés emprender desde aquí recorridos que te resultarán inolvidables.

Por ejemplo, podés tirarte hasta Minas por la carretera que sale de Pan de Azúcar, probablemente la ruta más linda del Uruguay por sus serranías.  O podés asesorarte, equiparte adecuadamente y mandarte una expedición hasta los Pozos Azules, o ir a la Reserva Indígena en el cerro Pan de Azúcar, o ver los esfuerzos que se realizan por rescatar fauna marina, o ver cómo crían yacarés que algún día nos harán una pierna, o ir hasta las minas de oro de Lavalleja, o cansado de tanta modestia, mandarte una noche de glamour en Punta del Este, o -cosa que recomiendo con énfasis- recorrer la balconada que va desde Piriápolis hasta el balneario Solís, o emprender camino al Este por la rambla y no parar hasta encontrar de nuevo la interbalnearia luego de haber descubierto rincones de no creer en la costa y esa campiña quebrada, alguna vez repleta de ñandúes que impedían que prosperaran las serpientes.

Y si nada de esto te alcanza, salí de pesca, de safari fotográfico como hizo la francesa, o andá a mirar al primer parque eólico del Uruguay para reflexionar cómo es posible que demoremos tanto en estimular las energías renovables. En fin, no te vamos a descubrir Piriápolis ni se justifica un tratamiento detallado; te adjuntamos algunas direcciones útiles para que puedas organizarte mejor, no sin antes indicarte que preparándose con tiempo podés alquilar a buen precio una casa o apartamento de veraneo o de fin de semana. PuntaWeb.com contiene más fotos, mapas y ofertas de hotelería.

Se nos pide que agreguemos este vínculo y con gusto lo hacemos: www.piriapolisportal. com.uy
http://www.maldonado.gub.uy/lugaresp.php

http://www.piriapolis.com/index.php
http://www.taringa.net/posts/info/1379409/Uruguay—–Piria-y-la-Alquimia.html
http://www.uruguaynatural.com/index.php/es/pirapolis.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Piri%C3%A1polis
http://www.piriapolistotal.com/http://www.puntaweb.com/cgi-bin/guia/ver_zona_div.pl?version=e&url=0210000000
http://el-area-51.blogspot.com/2008/04/francisco-piria-el-hotel-piriapolis.html
http://piriaelalquimista.blogspot.com/