ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur, Portada El Pais

San Telmo y La Boca

 

Te sorprenderá este artículo porque no reconocerás el estilo de Viajes.ElPaís.

Formó parte de los envíos de la Agencia Tur Noticias de Argentina, un desaparecido intento  público y privado para acompasarse con la industria turística y potenciar los viajes a una de las más bellas ciudades hispanoamericanas. Para nosotros es como estar en casa, pero la agencia aporta muchos datos de interés, incluyendo hoteles de bajo costo y boliches realmente recomendables. Si te lo dicen los porteños, habrá que creerles. Eso sí, como es habitual, no mandan fotos, así que les ofrecemos las que seguramente otros porteños orgullosos de estos barrios, colgaron en Panoramio para que todos las disfrutemos.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué me vas a decir? ¿Que es un tema muy trillado? Puede ser, tanto como la Torre Eiffel o el Empire State, que sin embargo merecen una visita cada vez que vas por ahí. Y Buenos Aires es de los porteños, pero también es un poco nuestra por la cuestión aritmética del 2×4. Posicionados entre los barrios más antiguos de la Ciudad de Buenos Aires, representan un recorrido obligado en el itinerario de todo turista. Postales sureñas repletas de museos, iglesias y angostas callecitas aún empedradas. De marcada identidad tanguera y futbolera, conservan aún la mística criolla y las raíces suburbanas.


 

La multifacética Buenos Aires ofrece entre sus infinitas opciones la posibilidad de hacer un viaje por el túnel del tiempo y descubrir dos grandes áreas que, sin dudas, marcaron un hito en la historia y el desarrollo de la ciudad. Se trata de San Telmo y La Boca, totalmente preparados para recibir al turista con destacada infraestructura y amplia oferta cultural. Un distintivo de ello, lo marcan las miles de vistas que reciben cada fin de semana. Poseedor el primero de la más importante feria de antigüedades con diversos espectáculos callejeros y legendarias edificaciones, nada tiene que envidiarle el segundo con su colorida calle Caminito repleta de artistas y el estadio de Boca Juniors, que explota cada domingo por la pasión de los hinchas hacia uno de los clubes de fútbol más populares del país.

Arquitectura y las mejores antigüedades

En el barrio de San Telmo decenas de casonas y parroquias conservan su tradicional imagen y la mayoría de sus calles aún mantienen los adoquines. Cercano al centro administrativo, fue protagonista en los últimos años de una fuerte restauración. Ocupado hasta 1870 por algunas de las familias más adineradas de la ciudad, posteriormente vivieron allí muchos de los inmigrantes europeos que buscaban mejor suerte en el país. Pese a las importantes demoliciones que trajo la arquitectura moderna, es una de las zonas mejor conservadas, y eso le permite al viajero revivir viejas historias mediante largas caminatas. Pieza destacada dentro del casco histórico porteño, posee también innumerables bares, restaurantes y tanguerías.

Pero si hay algo que le otorga personalidad, es su amplia variedad de anticuarios. Sobre la plaza Dorrego cada domingo entre las 10 y las 18 es posible recorrer una gran feria, donde se puede encontrar desde fonolas, cajas musicales, monedas, bastones, libros usados, lámparas y miles de objetos con más de 40 años de secretos. Ese es el requisito mínimo para formar parte de los 270 puestos de venta, los productos deben haber sido creados y usados antes de 1970. Además, es posible encontrar artesanías y espectáculos clásicos de tango, clases para los ávidos del baile nacional y también estatuas vivientes o solistas con su guitarra.

En los alrededores, se conjugan también unos cuantos locales especializados, principalmente sobre calle Defensa, donde se pueden hacer compras más exclusivas. Esta misma arteria, los fines de semana se convierte en paseo peatonal con puestos de todo tipo. En cada esquina abundan las propuestas gastronómicas donde degustar un plato típico de carne asada como así también una especialidad gourmet, para acompañar una copa de vino tinto o una cerveza artesanal. También ya se convirtieron en sello de la zona los renovados hoteles boutiques con atención personalizada y los hostels, elegidos por los más jóvenes, sobre viejas edificaciones totalmente renovadas.

Entre los sitios imperdibles para recorrer están las iglesias Nuestra Señora de Belén, la Ortodoxa Rusa y la de San Pedro Telmo; sobre la calle Balcarce, se erige el Museo Penitenciario y la Escuela Rawson. Más cerca de la Autopista 25 de Mayo, está el Pasaje de la Defensa y el Museo de Arte Moderno Buenos Aires, donde antes funcionaba una industria tabacalera. Entre las curiosidades, la Casa Mínima del Pasaje San Lorenzo, denominada así por ser la más angosta de Buenos Aires. Sobre la calle Venezuela, está la casa del virrey Liniers, al que es posible asistir entre las 12 y las 18. Y a dos cuadras el clásico Colegio Nacional.

Sobre Balcarce y Chile hay numerosos lugares donde escuchar música en vivo, ya sea de tango, jazz, rock o teatro concert. Entre los más concurridos están El Viejo Almacén, donde es posible cenar al compás de un 2×4, y el Bar Sur para el público que desea participar del típico baile.  Otro de los clásicos es el Bar Británico abierto desde 1928 con otro nombre, donde aseguran que en una de sus mesas, el escritor argentino Ernesto Sábato se inspiró para escribir algunas páginas de la célebre novela “Sobre héroes y tumbas”. Y si de artistas se trata también es posible ver allí la casa del pintor y dibujante Juan Carlos Castagnino, así como el atelier del prestigioso orfebre Juan Carlos Pallarols.

Entre la bohemia y el fútbol


Antiguo arrabal poblado de ranchos y pulperías, la historia de este colorido barrio a la vera del Riachuelo, se remonta a la colonización cuando se cree hizo su primer llegada don Pedro de Mendoza. Protagonista del primer puerto de la Ciudad, La Boca estuvo poblada de numerosos inmigrantes italianos que eligieron este sitio por la actividad portuaria. Ellos fueron quienes con escasos fondos construyeron las primeras casas de chapa y madera sobre pilotes, las cuales coloreaban con sobrantes de pintura que pedían en los astilleros. Y las que actualmente se mantienen con verdes, azules, amarillos y rojos aún más fuertes.

Cuna y albergue de bohemios, pintores, escultores, músicos y cantantes, supo inmortalizar la paleta del artista Benito Quinquela Martín, uno de los personajes más trascendentales del barrio. Sus pinceles retrataron con éxito la cotidiana vida proletaria de quienes llevarían al Congreso al primer representante socialista de América en 1905, al votar a Alfredo Palacios. La denominada “Piccola Italia”, también fue testigo de la creación del primer cuartel de bomberos voluntarios del país, para sopesar sobre fines del siglo XIX los abundantes incendios en los conventillos.

Imagen de previsualización de YouTube

Entre los sitios imperdibles se destaca la calle Caminito, hace años convertida en peatonal para dar un merecido espacio a cantantes y bailarines de tango, así como artistas que ofrecen sus telas al turista. Constituida en un verdadero museo a cielo abierto, es una arteria donde antiguamente pasaba el ferrocarril, con la particularidad de no poseer puertas, veredas, ni zaguanes. Sólo se ven altas ventanas con largas hileras de ropa colgada. A escasos metros, la Fundación Proa, con obras de arte y arquitectura contemporáneas. Se suma el Museo de Bellas Artes que data de 1938 y por iniciativa de Quinquela Martín sólo se exhiben muestras que hacen alusión a la realidad argentina, y el Museo Histórico de Cera.

La última postal es el estadio de Boca Juniors, más conocido como “La Bombonera” por sus elevadas gradas que le dan forma de caja, donde cada domingo se despierta una pasión de multitudes. El fútbol paraliza el barrio y lo viste de azul y amarillo. Para saber si vibra -como suelen decir- es necesario participar de este verdadero show, donde se escuchan gritos, bombos y cánticos bajo una lluvia intensa de papelitos. También está el Museo de la Pasión Boquense; La Casa Amarilla; y, el Teatro de la Ribera y la Escuela Pedro de Mendoza, que conforman el complejo cultural de la Vuelta de Rocha.

Dónde dormir

En La Boca para quienes prefieren una opción económica está El Hostal de La Boca (Brown 162). En San Telmo las ofertas son más variadas, y entre los destacados se encuentran los hospedajes temáticos como Mansión Dandi Royal (Piedras 922/936) con tarifas desde 245 dólares, Bohemia Buenos Aires Hotel Boutique (Perú 845) en armonía con el estilo tradicional del barrio, y el Hostel Inn Tango City (Piedras 680) con habitaciones individuales muy módicas… para gente joven y sin pretensiones.