ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Uruguay

Viejos hoteles de la rambla montevideana

P (13)    Hubo un tiempo glorioso en que el principal balneario de Uruguay era Montevideo. De Punta del Este ni noticias y Piriápolis recién calentaba los motores.

La compilación de Alberto Moroy debería sorprender a las actuales generaciones, hacer lagrimear a los abuelos y dejarnos estupefactos a nosotros. ¿Cuándo dejamos de ser un destino vacacional? Y mirá que no te hablo con localismo… Montevideo le sacaba chispas a Mar del Plata.  Es posible que al turismo no nos lo hayan arrebatado los hermosos balnearios del Este, ni Florianópolis ni la manía de sol y outlets de Miami, sino la implacable urbanización en los ríos Paraná y Uruguay. Y un poco también, pero felizmente, la migración al este la causó la democratización de las playas urbanas, antes reservorio de pitucos engominados.

Cuando el editor era un muchacho, sumergido hasta el pecho en Playa Honda podía verme los dedos de los pies y a media mañana y al atardecer, rozando las boyas que ponían los salvavidas, pasaban  familias de toninas retozando sin prisa. Personalmente no culpo a nuestros desagües urbanos, sino a esa cuenca fluvial con 3,1 millones de Km2 y 120 millones de personas produciendo más detritus de los que el Río de la Plata puede descargar en el Atlántico… cuando el viento del Este se lo permite.

 

Por Alberto Moroy

En la portada, una postal coloreada la rambla de Pocitos en 1917, donde seguro  le hubiese gustado estar. Punta del Este no se necesitaba  y además estaba en pañales. Piriapolis no tendría su gran hotel hasta 1930. Montevideo con el Parque Hotel inaugurado en 1909, fue centro importante de la vida social con fiestas impecables en sus salones y en los  Carnavales.

Punta del este, los primeros turistas (1907)

http://viajes.elpais.com.uy/2015/01/01/punta-del-este-los-primeros-turistas/

El 17 de mayo de 1906 la firma Luis Crodara y Cía., solicitó de la Municipalidad de Montevideo la autorización para construir en un área vecina a la playa del antiguo saladero de Ramírez, un edificio para sede del “Hotel-Teatro-Casino del Parque Urbano”. Sobre planos originales del arquitecto francés Pierre Lorenzi, la edificación fue contratada por la empresa Crodara con el Arqto. Guillermo West, y el 30 de diciembre de 1909 fue inaugurada.0

f1 (9)

Baños 1911 playa Ramírez / Vista frontal  del Parque Hotel 1911/ Desfile carnaval

f2 (9)

Agosto de 1913

 

Gran Hotel de los Pocitos

En 1882 se construyó el primer hotel sobre la costa en una zona que comenzaba a constituirse en balneario. La edificación  se introducía en el mar (rio), con una terraza y un gran muelle asentado en fuertes pilares de lapacho (*). De un lado del hotel estaban los baños de hombres, con sus puentecitos, escaleras, casillas y el clásico trampolín. Del otro, terraza por medio, se ubicaban los baños de mujeres. Tras un voraz incendio el hotel debió ser reconstruido. Pero tiempo después se decidió demolerlo para erigir en su lugar el Gran Hotel. Las obras quedaron inauguradas en 1912, durante la presidencia del Claudio Williman.

(*) Los encontrados recientemente, por su largo debieron ser los que estaban sobre la playa. Los otros que se soportarían el muelle aguas adentro eran mucho más largos

Aparecen restos del Hotel de los Pocitos

http://www.elpais.com.uy/informacion/imm-desenterro-restos-hotel-pocitos.html

Poco tiempo después, en 1912 se inauguro durante la presidencia de Claudio Williman por parte de una empresa inglesa dedicada al negocio de los tranvías, el Magnífico  “Gran Hotel de los Pocitos”. Con 660 habitaciones, era el eje de la Rambla, ubicado entre Avenida Brasil y Martí. Aunque se estuviera en pleno verano, las mujeres debían estar encorsetadas, los niños con traje de marinero y los hombres de riguroso frac. (?) El Hotel de los Pocitos era el centro hotelero del veraneo de Montevideo, a comienzos del siglo XX. Su terraza que se prolongaba 100 metros mar adentro fue derrumbada por el temporal del 10 de Julio de 1923, en 1935 otro fenómeno climático “lo remato”

El temporal

El mayor desastre natural que vivió Montevideo durante el siglo XX ocurrió el 10 de julio de 1923. Los vientos corrieron a 148 kilómetros por hora, las aguas en la bahía alcanzaron la altura de 3.30 metros arrasando varios muros de la rambla, volaron techos, se derrumbaron paredes, cayeron cientos de árboles, se hundieron embarcaciones y no hubo luz por espacio de 48 horas. ¿Por ese entonces no se hablaba de cambio climático?

El Temporal de 1923

http://clulosijoernande.blogspot.com.ar/2016/08/2.html

La obra estaba a cargo del arquitecto inglés John Adams, también constructor del mítico edificio del London París. Guillermo García Moyano describía en su libro “Pueblo de los Pocitos”: “la playa se curvaba en un arco limpio, sin rocas, quebrado por el viejo Hotel de madera, se llamaba Hotel de los Pocitos, que se adentraba en el mar por su terraza, gran muelle asentado en vigas de lapacho creosotado, contra las que poco y nada habían conseguido los temporales.

¡Buenas fotos!

http://www.espectador.com/sociedad/320448/un-viaje-a-traves-del-tiempo-a-los-anos-del-viejo-hotel-pocitos#1

f3 (8)

Terraza / Vista aérea

f4 (8)

Rambla y Av. Brasil

Ubicación  34°54’50.21″S  56° 8’51.36″W

 

Observaciones

Sin dudas, por esa época se vislumbraba otro Uruguay. Basta observar las fotos  para darse cuenta que había mucha gente elegante y de buen pasar ¿Eran todos uruguayos? En su mayoría sí, no obstante la clase media alta argentina concurría con asiduidad.  La clase alta, en su gran mayoría iba a Mar del Plata, antes  y después hasta 1920, donde grandes hoteles, con decorados palaciegos, juntaban a “la crema y nata” de la sociedad porteña y del interior. El ferrocarril los situaba a “4 hs  y un ratito”  (¡menos tiempo que hoy!) de la ciudad de Buenos aires, desde 1896.  Mientras que viajar a Montevideo desde Buenos Aires, solo era posible por barco, en travesía nocturna  (Vapor de De la carrera), y este demoraba al menos 10/12 hs Bastantes años más tarde, esta misma línea, los recogía por el puerto de Montevideo con el ferrocarril  y los llevaba directo a Punta del Este.

¡Fotos de Mar del Plata antigua!

Imagen de previsualización de YouTube

Mar del Plata ya no es lo que era 1920

Por los años veinte, acceden al gobierno municipal  de Mar del Plata los socialistas que impulsaron el turismo en las clases medias y trabajadoras. El cambio de las relaciones laborales creaba el formato con vacaciones pagas,  permitiendo el disfrute de clases sociales hasta ahora relegadas por la elite que lo frecuentaba.  Se señala a la Gran Depresión (1929) como punto que marcó el abrupto final del turismo aristocrático y el comienzo de la llegada de la clase media.

Hotel casino Carrasco

Ubicacion 34°53’25.59″S  56° 3’19.47″W

Carrasco, en el extremo este de Montevideo fue proyectado como un balneario aristocrático para evitar el hacinamiento y la “confusión de clases” que provocaban las playas Ramírez y Pocitos. Los jóvenes carrasquenses se aprestaban para lucir sus vestidos de fiesta y sus smokings en la Cena y Baile previstas para el sábado 29 de enero, con una luna en cuarto menguante  La animación estaba a cargo de una famosa orquesta húngara (Arthur Nikisch) que llegaría de Buenos Aires especialmente para la apertura. Formarían parte de su repertorio Brahms, Bruckner, Liszt, Wagner Mozart, R. Strauss y Mahler

¡Imagínese que está en el día de la inauguración!

(Rare!) London Symphony Orchestra (Cond. Arthur Nikisch) – Marriage of Figaro Overture (1914)

Imagen de previsualización de YouTube

Esa noche brillaban las arañas de bronce y cristal de  Baccarat en el gran comedor diseñado en base a los del Ritz Hotel de Londres. El cielorraso y los adornos de la pared eran estilo Luis XVI y las cortinas de seda bordadas. Era el comedor más elegante de América del Sur. Tenía una capacidad para 500 personas. El gran salón de fiesta, de diseño oval, fue decorado por la Nordiska Kompaniet de Estocolmo para bailes y conciertos. La sala circular de juego era de un estilo más pesado con muebles de caoba, tapizados en cuero de búfalo color verde inglés.

Citando al periódico “El Bien Público”, el libro “Carrasco, el misterioso encanto de un barrio”, señala que, a las 21 horas del sábado 29 de enero de 1921, una fila de autos, con sus toques de bocina y las luces de sus faros, se trasladaban por la carretera que unía La Unión con Carrasco. Al llegar al hotel totalmente iluminado, hombres peinados a la gomina, smoking blanco y zapatos de charol, y mujeres que llevan vestidos de gasa largos descendían de los vehículos. (Fuente diario el País).

http://cdf.montevideo.gub.uy/exposicion/hotel-casino-carrasco-historia-de-un-renacimiento

f5 (8)Año 1922, ostentando los último-modelo

f6 (8)

Hotel Carrasco  1927 / Vehículo que unía el Parque Hotel, y el Hotel Casino Carrasco

Imagen de previsualización de YouTube

Montevideo Los “años locos”

La década del 20 conocida en Uruguay por los “años locos” o los felices años veinte, se caracterizó por una época de pleno auge económico y social. Todo cambió en la sociedad montevideana, con la masividad del automóvil, el teatro, el cine, la radio. El gobierno batllista  supo aprovechar estos nuevos avances. El crecimiento demográfico exponencial junto con la llegada de inmigrantes europeos, le dio a la ciudad un nuevo ritmo, las grandes tiendas, abasteciendo la demanda ociosa de las clases altas estimuladas por las llamativas publicidades de la época, permitió el surgimiento de la  sociedad de consumo en Uruguay. El gusto por las playas y parques, promueve la construcción de residencias en Pocitos y Carrasco.

 

Hotel Bristol (Rambla Rep. de México y 6 de Abril)

Ubicación 34°53’50.69″S  56° 3’46.72″W

El nombre era fastuoso, su tamaño no, tal vez emulaba al mítico hotel Bristol de Mar del Plata, que definió a esa ciudad  como balneario de los porteños de clase alta a finales del siglo XIX. Fue construido en 1925 por el Arquitecto Juan M. Delgado. Este emblema de la Rambla de Carrasco (A saber, Punta Gorda el límite de Carrasco era Av. Bolivia y la Rambla), paso años de abandono, reformas, para llegar hoy nuevamente al abandono

f7 (7)

Hotel Bristol / Idem Riviera 1990

El Bristol de Mar del Plata

Imagen de previsualización de YouTube

 

Hotel Miramar 1935 (Miramar 1643)

 

Ubicación  34°53’0.02″S  56° 2’25.14″W

Arq. Carlos  A. Surraco –Reportaje y semblanza de los Arq. Mariano Arana, Lorenzo Garabelli y José Luis Livni – Publicado en Revista de la SAU Aporte del Arq. Jorge Sierra “Una tarde me llamaron para ir a visitar el Hospital de Miramar, que era un Hospital Marítimo. Fui en un automóvil en que iban el doctor Martirié, director del Ministerio y don Alejandro Gallinal, que había donado los terrenos, que eran de la sucesión de la familia Heber, y algo así como $ 300.000 para construir el Hospital Marítimo. Llegamos y estaban además el Dr. Blanco Acevedo y el doctor [Emilio] San Juan. Entonces, les dije: “¿Aquí un Hospital Marítimo? Yo he visto hospitales marítimos en otras partes del mundo, en las costas de Francia, por ejemplo. Allí ponen a los enfermos en camillas al sol durante todo el día, todos los días del año. Es fundamental que no haya viento. Es una cura al aire libre, con aire yodado; necesita proximidad al océano y que no haya viento. Yo he visto curar así a enfermos de tuberculosis ganglionar y ósea, teniéndolos al sol todo el año, a orillas del mar. Pero aquí, en Carrasco, ustedes no pueden tener los enfermos al sol ni diez días por mes, porque esto es una “ventolina” bárbara, hay una humedad tremenda y el yodo no existe. Aquí me pongo al sol una semana y no me quemo; en el Chuy me pongo un solo día y me quemo”. “¡Sabe que tiene razón!”, contestaron. Y resolvieron donar o vender todo lo que estaba construido allí para el Hospital Marítimo. Fue así que lo vendieron al Municipio y éste hizo el Hotel Miramar. Como un hotel económico y confortable (hoy sede de  la escuela naval)

f8 (4)

En la década de 1930 ya se había consolidado un nuevo público lector  Mundo Uruguayo fue una revista creada desde una agencia de publicidad en 1919. Expresaba una realidad más montevideana que uruguaya y desde sus páginas era posible seguir el ritmo de la ciudad, sus lugares cautivantes, los sitios de moda, la apariencia, la rutina presentada  al compás de las estaciones o de la época de fiestas. Desde otro extremo, la revista “Anales”, de circulación más restringida, reservada a la alta sociedad montevideana, proponía el tiempo libre de élite, cada vez más alejado de Montevideo. Con mucho vigor desde 1930 es posible reconocer el pasaje de una concepción de “Montevideo ciudad-balneario”  a otra que se expresaba en una nueva consigna: “Uruguay, país de turismo“.

f8b

(Anales mundanos 1930) Esta revista, pues, surge ante vuestros ojos como un ángulo de jardín en flor, a cautivar el espíritu y la mentalidad de los que saben apreciar la virtud, la inteligencia, la distinción y la belleza de las damas uruguayas, cuyas semblanzas físicas y morales embellecerán las páginas de “Anales Mundanos”. (César Álvarez Aguíar)

Acevedo Álvarez, 1934 ¡La historia se repite! 

“Convenimos que mucho gana el Uruguay con el turismo argentino en los meses de verano. Pero adviértase que, a la vez, nuestros compatriotas realizaban continuos viajes a Buenos Aires durante todo el año, principalmente en invierno, efectuando allí grandes compras. Por tanto, consideramos que, por tal concepto, en 1928 se equilibran esas entradas y salidas con la Argentina” (Acevedo Álvarez, 1934: 48)

f9 (4)

Hotel Rambla año 1935 (Rambla Rep. del Perú y Calle Luis Bollo Pocitos)

Ubicacion 34°55’0.41″S 56° 8’57.33″W

Mauricio Cravotto  (1893-1962) Ingresó a la Facultad de Matemáticas en 1912 y se recibió en 1917 con Medalla de Oro. Gran Premio de la Facultad (1918). Profesor de Composición Decorativa, Proyectos y “Trazado de Ciudades y Arquitectura Paisajística”. Principales obras: Montevideo Rowing Club (1925-1928); Fábrica. Cigarrillos Barrera Hnos. (1930); Vivienda y Clínica del Dr. Pucci (1928); Palacio Municipal (1930); Hotel Rambla (1931); Vivienda propia y estudio (1933). Distinciones: Comendador de la Orden “al Mérito” de Italia; miembro de la Sociedad Francesa de Urbanistas El .el proyecto original abarcaba toda la cuadra y tenía un cuerpo central más bajo enmarcado por dos torres idénticas de las cuales solo conocimos una (el hotel rambla) que además tenían unos cuantos niveles más de altura.

Hotel Oceanía 1937  (Punta Gorda  Mar Ártico 1227, Punta Gorda)

Ubicación  34°53’52.61″S 56° 4’56.92″W

El Hotel Oceanía era  un muy buen ejemplo de la arquitectura náutica (edificios que asemejan barcos) que fue tendencia de muchos edificios costeros uruguayos de la década de 1930. Otros podrían ser  el Yacht Club en el puerto del Buceo, el edificio El Mástil (el del Expreso Pocitos), El Hotel Planeta de Atlántida o el Hotel La Floresta en el balneario del mismo nombre. El Hotel Oceanía en Montevideo y el Hotel La Floresta, son contemporáneos y ambos levantados por Bello y Reborati.

f10  ok

Hotel Oceanía 1937/ Fecha posterior, vista playa de los Ingleses / Hoy Edif. de viviendas

Interesante para más info

http://belloyreboraticatalogo.blogspot.com.ar/2013/08/hotel-oceania-el-ultimo-y-definitivo.html

http://www.elpais.com.uy/informacion/agoniza-coloso-carrasco.html

http://belloyreboraticatalogo.blogspot.com.ar/2013/08/hotel-oceania-el-ultimo-y-definitivo.html

Punta Gorda Atlantic Hotel 1938 (Rambla Republica de México 1953)

El hotel funcionó desde 1938 a 1952 en la y aunque la estructura del edificio permanece, su elegante diseño náutico ha sido modificado, para transformarlo en un importante edificio de apartamentos. El hotel contaba con 110 habitaciones, 80 de ellas con baño privado, dos salones muy amplios y una pista de baile interna. En general todo su mobiliario estaba realizado en cedro y roble La vajilla era inglesa, alemana, española  y belga. Parte de ella había sido comprada al Gran hotel Barcelona de Colonia. Los cubiertos todos en plata y alpaca también eran  importados. Al comienzo los ambientes del hotel, estaban pintados en azul para no atraer las moscas (o para que estas no se vieran), luego se pintaron de color crema. En su mejor época el hotel atendía entre 120 y 130 pasajeros. En Carnaval y  Turismo se llegaba a180 aunque la media oscilaba entre los 80 y 100.La estadía era usualmente de 15 a 20 días y algunos todo el mes. Se pagaba entre 3 y 5 pesos por día con desayuno almuerzo y cena. Al principio la corriente turística era mayoritariamente argentina, después pasó a ser uruguaya,  Malvin, Punta Gorda, y Carrasco fue la zona de descanso de la gente que vivía en Lezica, Prado y Colón (Diario vecinos)

f11 (2)

Ubicado Frente a la playa la Mulata (Info sitio  de abajo)

11 b

 

Así esta hoy

 

Ubicación  34°53’53.10″S 56° 4’9.29″W

Dos hoteles más en Malvin 

El Hotel Neptuno ojeaba la costa, desde lo alto de la barranca que aun cortan las calles Grito de Gloria e Ismael.

Hotel Brisas del  Mar, ubicado en la esquina de la Rambla y Estrázalas fue si se quiere la transformación más curiosa emprendida  por los inversores hoteleros.

¡Interesante sitio!

http://www.diariovecinos.com.uy/2016/04/07/un-paseo-por-la-memoria/

 

Cottage Hotel (Rambla Rep. de México  6059 Carrasco)

Ubicación 34°53’39.15″S 56° 3’35.60″W

Construido con el estilo europeo en la década del 1940, ubicado sobre la panorámica rambla de Carrasco, el barrio residencial de mayor atractivo de la ciudad de Montevideo. Sin duda este viejo hotel  tuvo su época de oro en los años cincuenta. A comienzos de la década de los 80 estaba muy desmejorado Hoy, salvo por el Hotel Carrasco, es el único hotel en funcionamiento de los mencionados en esta nota y a juzgar por lo que se ve, su estado es impecable (Ver Link Abajo)

f12 (2)

 

Ano 1985 / Reformado / Actual Carrasco Cottage News

 

Info Hotel

 

http://www.hotelcottage.com.uy/index.html#cottage_carrasco

 

Del autor

 

Si usted llego hasta acá es porque la nota le intereso. Tal vez la pregunta de rigor de todo montevideano sea  ¿Que nos paso? Sin dudas por lo que fuere, en materia turística venimos como el cangrejo, caminado de costado y a veces para atrás. Nuestro principal cliente turístico, hoy como ayer es el argentino, también nuestro destino desde hace décadas, en materia de turismo-emisor. Por la década del setenta, había desde el aeropuerto Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires a Carrasco 10/12 frecuencias diarias en invierno.

 

Hoy diciembre 26 (cuarenta y un años después), siete vuelos, con aviones de mucha menos capacidad de pasajeros que los de la década de los 70., sobre un total de 28 arribos de distintas procedencias (Carrasco) Para eso gastaron 150 millones de dólares en flor de aeropuerto (Carrasco) y le pusimos 50 millones más en caminería perimetral, estos últimos pagados con nuestros impuestos. Seguramente por una cuestión de escala y  costo de los que viajan  se aumentaron las tasas de embarque.

 

Una frase propia para la ocasión que define bastante las circunstancias  “No es bueno vivir de los fracasos ajenos, porque a la larga terminan siendo propios”