ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Kobenhavn, barco fantasma jamás encontrado

p (43)

En la ruta de los 40 bramadores, donde Vito Dumas registró  olas de 16 metros de altura, desapareció un velero escuela con 17 oficiales y 62 jovencitos guardamarinas. Todo estaba bien abordo;  pero entre el 21 y el 22 de diciembre de 1928, hace exactamente 88 años, el Kobenhavn, el más grande del mundo, se incorporó a la misteriosa lista de barcos fantasmas.

Nuestro corresponsal Alberto Moroy, un apasionado de la navegación a vela, se atreve a identificar tantos años después dónde pudo haberse hundido, descarta por improbable alguna información que circuló en los años posteriores, nos maravilla con su descripción de esa región temible donde literalmente impera el fin del mundo y nos embarca en uno de los más apasionantes misterios de la navegación a vela en latitudes relativamente próximas.

Y si el tema te interesa lo suficiente, en la nota, Moroy te indica la manera de seguir en tiempo real la dirección y fuerza de los vientos así como la actividad sísmica en la zona, digo, por si te da la locura de

Por Alberto Moroy

El Kobenhavn  era el velero escuela más grande del mundo para el año 1928, desapareció en el océano Atlántico a 900 MN (millas náuticas)  de la isla Tristán de Cunha (Archipiélago británico, a 3700 km. al este de Uruguay), según su última comunicación radial, y a 2093 MN al S.E  de Montevideo. Esta posición no referenciada en la historia, fue calculada  como probable por el autor de esta nota, mediante el cruzamiento de rumbos posibles, con la distancia declarada por el operador radial de la embarcación. Ese punto se encuentra a 1592 MN (Millas)  de la Ciudad de Buenos Aires (de donde partió) con un rumbo SE dé 128º 33”. Los 8 días transcurridos entre la partida y el último contacto radial, da una velocidad promedio de 8,9 nudos/hora, la que iría en sintonía con los datos de velocidad aportados en los registros de ese velero como normales.

f1 (37)

Derrotero y posicionamiento al momento del contacto buque noruego “William Blumer

 

Tristán de Cunha 37° 9’52.25″S 12°29’26.46″W

Posición radial  900 millas de Tristán de Cunha  47°16’58.68″S 27° 3’9.81″W

Isla Bouvet 54° 2’53.92″S  3°21’49.77″E

La partida

El velero  danés de la East Asiatic Company, soltó su amarra en la Boca del Riachuelo, entre las calles Brandzen y Pinzón, con destino al puerto de  Melbourne, Australia, a las 07.00 de la mañana del viernes 14 de diciembre de 1928. A bordo viajaban 17 oficiales y 62 guardiamarinas, estaba al mando de Hans Ferdinand Anderson . El Capitán había notificado por carta que iba a seguir por la ruta habitual, o sea, cruzar el Atlántico y luego de trasponer el Cabo de Buena Esperanza  (comienza el océano Indico), navegar por el mismo.

¡¡Así se navegaba!!

Imagen de previsualización de YouTube

Saliendo del Río de la Plata tuvo contacto visual con el vapor Pearlmoor y el día 17 de diciembre, ya en el Atlántico, intercambió mensajes telegráficos con el vapor Arizona. El 21  de diciembre hizo nuevos contactos telegráficos, esta vez con el buque Ciudad de Auckland y con el buque noruego “William Blumer”, posiblemente ubicado en las coordenadas  33.30S/34.00 W a 863 millas de la costa brasilera y a 1414 millas de la posición estimada del Kobenhavn, la que según el operador radial estaban a 900 millas de Tristán de Acuña y que “todo iba bien”. El William Blumer intentó contactar con el København más tarde esa misma noche, sin conseguirlo.

Observación

Las antenas de trasmisión (alambres de cobre), arraigados ente dos o más crucetas ubicadas a tope, o como en este caso, dos mástiles y la mesana de popa (ultimo mástil), servían para las trasmisiones radiales en la época. En el caso  de Kobenhavn  vemos (dibujo abajo) tres alambres, que permiten usar frecuencias distintas según  la distancia de las trasmisiones TSH (telegrafía sin hilos), seguramente marca Telefunken de 1.000 a 2.000 millas. Estos alambres (Dipolos) usados de antenas no son de refracción omnidireccionales (360º), sino de un ángulo bastante chico, situado lateralmente de su orientación, siendo uno de recepción más nítida que el otro,  así proa y popa son en la proyección radial, puntos ciegos. En el caso del vapor William Blumer estaba situando  a 1414 millas al NE del Kobenhavn.

f2 (38)

 

Dibujo realizado por Eliseo J. Rodríguez cuyo artículo podrán ver abajo

 

En Buenos Aires

http://www.histarmar.com.ar/Veleros/KobenhavnenBsAs.htm

f3 (40)

Cuando fué botado

f4 (35)

Cargando trigo

­­­­­­­­­­­f5 (35)

El Kobenhavn  / Mascarón de proa con obispo Absalón (1128-1201)

 

El barco

El København fue construido 1921 por los constructores navales Ramage y Ferguson, de Leith en Escocia para Østasiatiske Kompagni (la danesa Asia Oriental Company), Copenhague, como nave de entrenamiento. Tenía cinco mástiles, el más alto de 60 metros de altura. Medía 107 m de eslora (largo), 15m de manga (ancho), su tonelaje bruto era de 3900 TRB y 5200 toneladas de  capacidad de carga. (173 camiones cargados con trigo) Tenía 42 velas, y otra cifra similar de repuesto, con una superficie de  4700m2  Navegaba a 9 nudos (velocidad de servicio) podría alcanzar 16 nudos con vientos favorables. Disponía de un motor auxiliar adquirido a -Burmester y Wain- de 640 HP y con él  podría desarrollar una velocidad de seis nudos. Las velas tenían  una superficie de 5.202 metros cuadrados.

Por qué se hundió… si se hundió

Dijo el capitán Davis el 27 de septiembre de 1935  “La investigación  llegó a la conclusión que fue por una colisión con un iceberg. “El hielo en el momento de la desaparición de la Kobenhavn fue excepcionalmente grueso”.  Otros atribuyen a un posible ciclón, que de hecho son relativamente habituales en esa zona  o a un maremoto, ya que la zona es sísmicamente inestable, con gran cantidad de temblores.

La búsqueda y las conjeturas de la desaparición

Siete meses después que naufrago, se realizó una búsqueda por el buque australiano ‘Junee’ y el buque cisterna danés, ‘México ‘gran parte del dinero recaudado por los padres en duelo de los marineros desaparecidos. No hay rastro de la embarcación, nunca fue encontrado fehacientemente un rastro, se ha eliminado de Lloyds List el 20 de junio de 1929.

En 1934  el capitán de un barco finlandés declaró que encontró restos de la Kobenhavn en la costa Australia, una historia que nunca se demostró, poco probable ahora que se sabe la zona del naufragio. Los restos incluyeron una pieza de popa que lleva el nombre de “Copenhague”.

El mismo año, un buque de pesca noruego se detuvo en la isla Bouvet (el fin del Mundo), deshabitada, cubierta de nieve la mayor parte del tiempo, poblada por pingüinos y dice que  encontró un diario, supuestamente escrito por un aprendiz a bordo del Kobenhavn, indicando que la nave había sido destruida por los icebergs. La isla está a tres días de navegación de la posición estimada para el punto “a 900 millas de Tristán de Cunha”. Podemos asumir que el siniestro se produjo esa misma noche donde las comunicaciones con ese tipo de radio, tenían un mayor alcance, y alguien pudo haber escuchado  un “mayday”, por ese entonces un CQD. No así de día, donde la distancia de propagación se ve notablemente reducida.

En 2012, el naufragio de un velero grande fue encontrado en  Tristán da Cunha, cerca de donde el Kobenhaven fue visto en enero de 1929. Si bien no se ha demostrado que sea  el buque escuela danés, hay es esperar un veredicto, lo cual resulta incierto, porque ya pasaron 5 años… y nada se informó.

Del autor 

A las 07.00 del día 14 de diciembre de 1928, soltó su amarra en la Boca del Riachuelo, con destino a Australia, llevaba 1900 toneladas de lastre. (No es seguro, pero probable) El Capitán había notificado por carta que iba a seguir por la ruta habitual, o sea, cruzar el Atlántico y luego de trasponer el Cabo de Buena Esperanza y navegar por el Océano Índico; la noche del 22 de diciembre estaba “todo bien”. La distancia recorrida en 8 días fue de 1592 millas náuticas, con un rumbo probable de 128º 33 (SE). Esta posición se obtiene tomado las variables de rumbo probable, un punto fijo a 900 millas del archipiélago británico. Esto es, Tristán de Cunha, lo que da una velocidad promedio de 8,3 nudos/h Para esta época del año (diciembre)  y unos meses antes, los vientos en el Atlántico soplan por lo general  del  cuadrante oeste, lo que le permite  con ese rumbo, navegar con vientos francos.

f6 (29)

Así soplan los vientos el 22 de Diciembre del 2017 (Promedio 30/40 nudos)

 

Una vez ubicada la posición del último contacto radial podemos decir que el rumbo 128º 33 partiendo de Buenos Aires, nos lleva a pasar al través de la isla Bouvet, dejándola a estribor r a una distancia de 284 millas náuticas y distante a mil millas del último contacto radial (cuatro días de navegación) La isla es casi inexpugnable no obstante en ella se encontró un bote. También  en 1934  un buque de pesca noruego, pasando cerca de la isla detuvo y en un glaciar deshabitado cubierto de nieve, poblada por pingüinos y  lobos marinos, encontró un diario, supuestamente escrito por un aprendiz a bordo del Kobenhavn, indicando que la nave había sido destruida por los icebergs.

 

¡Los misterios de esta isla!!

Imagen de previsualización de YouTube

f7 (24)

Isla Bouvet / Bote encontrado / Vista de un iceberg dese la isla a 932 millas de la Antártida

Algunas anomalías en la isla Bouvet

Lo que descubrió el comandante Crawford fue que a la isla “le había crecido” un nuevo pedazo de tierra. Esto no es algo inusual, puesto que se trata de una isla volcánica en constante cambio. Ahora bien, lo que no era normal es que en ese nuevo islote hubiera un bote, un simple bote salvavidas. Desembarcó unos pocos minutos, los suficientes para descubrir que no había nadie, que la pequeña nave llevaba sus remos e incluso provisiones, pero nada que pudiera identificar de dónde venía. Si la foto es la que publicaron, ese bote tenia mástil por las landas (arraigos) que se ven a proa y se parece al usado por  la expedición de de Ernest Henry Shackleton 1916. Siendo el Endurance, antes Polaris, menos de la mitad de eslora que el “København”, podemos decir que el encontrado no sería de de este velero. Dicen de esta isla “Es el entorno más hostil de la Tierra y probablemente lo más cercano a una superficie extraterrestre que se pueda imaginar”.

f8 (19)

Bote de la expedición de Ernest Henry Shackleton 1916

Del autor 

Si vieron el video del comienzo en cuanto a cómo era la navegación a vela en esa época, se darán cuenta que no hay espacio para errores, ni para andar distraído. El silencio de radio pudo haber sido un rayo, que desarbolo algún mástil, perdiendo la antena que va en la parte superior y es especial  funciona como pararrayos, así se justificaría el silencio de radio, aunque una antena de fortuna no demora en instalarse. Los vientos intensos de la zona son un problema, pero esa embarcación ya había recorrido cas tres vueltas al mundo, lo que sin dudas, barco y tripulación estaban probados.

¿Un ciclón?

Esta ruta debido a sus fuertes vientos dominantes suele ser considerada de riesgo por los navegantes. Su presencia fue importante en la llamada ruta de los clíperes Es una zona de fuertes vientos  entre las latitudes 40º y 50º S de los océanos australes, cuya orientación Oeste-Este y su fuerza, se relacionan con el efecto Coriolis. Carta  que le envía Vito Dumas al Vice Comodoro del Yacht Club Argentino Antonio Aguirre, desde Cape Town, en donde le comenta que los vientos superaban los 150 Km. y las olas una altura de 16 mts. Durante su travesía con el El Lehg II desde Buenos Aires a Ciudad del Cabo en 1942.

f9 (12)

Rutas de los 40 bramadores

http://www.cibernautica.com/vitodumas/1etapa.htm

Para visualizar  los vientos en tiempo real

https://earth.nullschool.net/#current/wind/surface/level/orthographic=-39.78,-46.88,568/loc=3.545,-43.262

¿Un iceberg?

Posible pero a diferencia de una embarcación a motor, la atención puesta en la navegación a vela, es muy superior. Al menos 25 personas participaban en este barco cada turno, lo que implica  también muchos ojos para anticiparse imprevisto. En contra las maniobras a vela y más en este tipo de barco son muy lentas.

¿Maremoto?

La zona es de bastante sismicidad, podrán verlo en el link de arriba en tiempo real. Conjeturas varias, la única verdad es que el barco jamás apareció y lo más probable es que se encuentre a 4 mil metros de profundidad, que es lo que hay en la zona.

Monitor sísmico (tiempo real)

http://ds.iris.edu/seismon/eventlist/index.phtml?region=Indian_Ocean&lon=58.43&lat=-34.22

Conjeturas varias, la única verdad es que el barco jamás apareció y lo más probable es que se encuentre a 4 mil metros de profundidad, que es lo que hay en la zona del último contacto radial.