ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

El calvario de los gitanos

porta

Los han martirizado, esclavizado y pretendido exterminar… pero no cejan; ni se convierten ni se atemperan, aunque ni a ellos les queda claro qué cultura es la que pretenden preservar. ¿De dónde salieron, cómo surgieron en la historia?

En todo caso, aunque algunos de ellos hagan esfuerzos por hacerse odiar, nadie merece las atrocidades a que han sido sometidos. Entre todos los perseguidos, son los que sufren el racismo más desembozado y aunque casi nadie ahorra adjetivos para menospreciarlos, ningún otro pueblo ha merecido tanta atención de la poesía y la música. ¿Se les podría reprochar el inocultado desprecio que muchos gitanos  tienen hacia nosotros?

Esta vez Alberto nos trae, además de su investigación sobre los origenes y su decurso histórico, un relato en vivo de un uruguayo ilustre, Juan José de Soiza Reilly, de quien nos sorprenden las apreciaciones de feroz racismo y discriminación. Sirve para comprobar cómo se juzgaba a los gitanos en 1905; no era una postura personal de Reilly… era así como se pronunciaban casi todos, sin las cuidadas hipocresías con que el tema es tratado hoy en día.

Por Alberto Moroy                                   

Hoy transcribiremos literalmente la nota publicada en Caras y Caretas en agosto de 1905 por Juan José Sosa Reilly, relacionada  con un campamento gitano en Buenos Aires. Antes le daremos un marco histórico para saber de dónde viene este pueblo perseguido durante siglos, y que no hace tantos le costó cerca de 500 mil muertos durante el exterminio nazi, en lo que se ha llamado el “Holocausto gitano”. Antes de comenzar la lectura, les recomiendo  ver y escuchar este video, donde una cantante gitana-flamenca, sorprende al actual papa y seguramente a usted.

Canciones flamencas

Imagen de previsualización de YouTube

La nota de Caras y Caretas

Sin duda, las referencias y comentarios de la nota (que ya tiene ciento diez años), son de neto corte xenófobo visto con los ojos de hoy; no se veía así “allá y entonces”. Las miserias humanas sobre todo de los extranjeros que llegaban con “una mano atrás y otra adelante”, se mostraban sin filtro y con desprecio, sin distinción de razas ni de color de la piel. No obstante estos apátridas trashumantes eran vistos como los émulos de Satanás en todo el mundo. Tal vez esa onda esotérica,  o la lectura de las línead de la mano (“Atsinganoi”) se consideraran como una forma de oscurantismo, pero todo eso formó parte de su estrategia de supervivencia, generando temor y rechazo en las poblaciones. Su trashumancia comenzó con la condena impuesta por quienes no los querían en sus tierras, de la misma forma que hoy no quieren a los “emigrantes ilegales” en Europa.  En la Edad Media y más acá, solo disponían de un día para quedarse en los pueblos que visitaban.

Los nuevos gitanos emigrantes ilegales

Imagen de previsualización de YouTube

 

f1 ok (2)

Campo de concentración Belzec/ Ciudad de Asperg – 22 de mayo de 1940

 

Holocausto Gitano

Imagen de previsualización de YouTube

El Genocidio de Gitanos  1939–1945

https://www.ushmm.org/wlc/es/article.php?ModuleId=10006054

Observaciones

Hace bastantes años en Montevideo, ver a las gitanas adivinado la suerte o pidiendo unas monedas era un clásico. A los hombres solo los veíamos cuando recorrían las calles de los barrios, ofreciendo toda clase de cacerolas y ollas en cobre, de muy buena factura. Con el tiempo su presencia fue menguando, y en lo personal las recuerdo sobre la calle Gorlero en Punta del Este, donde muchos locales y turistas, sobre todo mujeres, se prestan a que les adivine la suerte por unos pesos, también a escuchar alguna maldición, seguramente una “puteada” en Romani  o tal vez en “jeringoza” (portuñol),  si se negaban.

Gitanos en Uruguay  18 mar. 2013 ¡Interesante testimonio!

Imagen de previsualización de YouTube

En Buenos Aires 1905

f2 ok (1)

Lo que están viendo abajo es un campamento  gitano, con más de cien individuos procedentes de Brasil, instalados en Barrancas al Sur, (Buenos Aires) partido de Avellaneda. ·”Hace ya algunos días se ha asentado una tribu de bohemios. El campamento presenta un aspecto muy pintoresco con sus tiendas hechas de arpillera denunciándose por el acre y no agradable olor que sale dé él, y por la gritería constante que allí reina. Se halla compuesto de unos cuarenta hombres y mujeres que según dicen se ocuparan de la agricultura en Mar del Plata los unos y en Mendoza los otros. Por el momento mientras aguardan la vuelta de los comisionados que enviaron a los referidos puntos, se entretiene pidiendo dinero a todo bicho viviente”  (sic)

f3 ok (1)

El campamento

f4 ok (1)

El jefe de la tribu y algunos bohemios que  componen el campamento

 

Sus orígenes

Los gitanos procederían del noroeste de India, de una amplia zona que comprendería las regiones históricas de Cachemira, Rajastán y el Punyab, que hoy comparte con Pakistán. Podrían haber abandonado la India en torno al año 1000 y haber atravesado lo que ahora  es Afganistán, Irán, Armenia y Turquía. Varios pueblos similares a los gitanos viven hoy en día en la India, aparentemente originarios del estado desértico de Rajastán, y a su vez, poblaciones gitanas reconocidas como tales por los propios gitanos, habitan todavía en Irán con el nombre de lurios.

f5 ok (2)

El ADN

El análisis de su genoma sugiere que llegaron a Europa en la alta Edad Media por los Balcanes. Se ha contado con el genoma completo, analizando más de 800.000 polimorfismos de un sólo nucleótido (SNP, una variación en la secuencia del ADN) de 152 gitanos pertenecientes a 13 grupos de romaníes de distintas partes de Europa tras salir de la India, los gitanos llegaron a Europa avanzado el año 1.400. En ese viaje inter-generacional de 600 años atravesaron Asia central, Oriente Medio y las tierras del Cáucaso sin apenas mezclarse con las poblaciones autóctonas, pero los romaníes españoles están entre los que más se mezclaron.

F6 OK (1)

Mujeres Rajasthan (Hoy)

 

Ubicación Google Earth 27°10’47.27″N 84°19’23.28″E

 

Así nacen los Zíngaros

“Atsinganoi” fue un término usado también para referirse a adivinadores ambulantes y ventrílocuos y hechiceros que visitaron al emperador Constantino IX en 1054. Un texto hagiográfico (Vida de San Jorge anacoreta) refiere cómo los «atsigani» fueron llamados por Constantino para ayudarle a limpiar los bosques de fieras. Más tarde serían descritos como hechiceros y malhechores y acusados de intentar envenenar el galgo favorito del emperador. La extensión de ese término generaría los modernos sustantivos tzigane, Zigeuner, zingari y zíngaros.

En 1322 un monje franciscano llamado Simon Simeonis describe un pueblo con características similares a los atsigani que vivía en Creta, y en 1350 Ludolphus de Sudheim menciona un pueblo similar, con un único idioma, al que llama «mandapolos», palabra que se piensa deriva del griego mantes (‘profeta’ o ‘adivinador’) Acinganorum.

La emperatriz Catalina de Courtenay-Valois (1301-1346), otorgado a los soberanos de autoridad Corfú para recibir como vasallos cierta ‘ homines vageniti ,’ procedentes de la península griega, y con el rito griego. Hacia el final del siglo XIV estas vageniti eran todos ellos sujetos a un único varón, Gianuli de Abitabulo, y formaron el núcleo de un feudo llamado el feudo de Abitabulo o feudum Acinganorum.

Hacia 1360, un feudo gitano independiente (llamado el Feudum Acinganorum) se estableció en Corfú (isla griega) y se convirtió en una “comunidad estable, y una importante y consolidada parte de la economía”.

Egipcianos-Gitanos

Dado que la región ocupada por estas comunidades eran llamada «el pequeño Egipto», los peregrinos que la atravesaban para ir a Tierra Santa extendieron por toda Europa el apelativo de «egipcianos», de donde procederían los nombres de egitanos, gitanos, gitans, egypsies y gypsies. Además de los asentamientos griegos está documentada una larga estancia en los Balcanes, en tierras de serbios, búlgaros y rumanos, en el siglo XIV.

Cuando tuvo lugar el descubrimiento de América, en 1492, los gitanos ya estaban esparcidos por toda Europa, donde a pesar de una buena acogida inicial comenzaron a ser perseguidos, marginados, expulsados, severamente castigados, esclavizados (como en Rumania, donde la esclavitud gitana no fue abolida hasta 1864) o simplemente exterminados. El desencuentro entre los no gitanos y los gitanos perduraría desde el siglo XVI hasta la actualidad. Así, en España, la pragmática de Medina del Campo de 1499 los obligó a abandonar la vida nómada. En 1500, el mismo año en que entraron en Polonia y Rusia, la Dieta de Augsburgo los expulsó de Alemania. En 1505 Jacobo IV de Escocia les concedió un salvoconducto y saltaron a Dinamarca. Llegaron a Suecia en 1512 y en 1514 a Inglaterra, de donde se los expulsaría, bajo pena de muerte, en 1563. Antes de eso, en España se los conminó en 1539 a la sedentarización bajo pena de seis años de galeras, y en 1540 los obispos de Bélgica ordenaron su expulsión bajo pena de muerte.

Cristóbal Colón, en su tercer viaje, embarcó a cuatro gitanos al nuevo mundo. Se sabe también que Inglaterra y Escocia enviaron remesas de gitanos a sus colonias americanas de Virginia, en el siglo XVII y Luisiana. La práctica de la deportación a América fue seguida ese mismo siglo por Portugal. Según este autor, los gitanos españoles solamente podían viajar a América con permiso expreso del rey. Felipe II decretó en 1570 una prohibición de entrada a los gitanos en América, y ordenó el regreso de los ya enviados. Se conoce el caso de un herrero gitano (Jorge Leal) que consiguió autorización para viajar a Cuba en 1602. Habría que esperar a la pragmática de 1783 para que los gitanos tuviesen permiso de residencia en cualquier parte del reino.

Entre finales del XVII y mediados de siglo XIX se produjo otro movimiento hacia el oeste de una numerosa población gitana, huyendo de la esclavitud o bien aprovechando su abolición en Moldavia (entre Rumania y Ucrania)  y Valaquia (Sur de Rumania) en 1860  o como consecuencia del recrudecimiento de la persecución en la Europa occidental (especialmente en Francia y Alemania). Los gitanos emigraron a América Latina en un número que sigue siendo un misterio. Según Koen Peeters, la independencia de Serbia en 1878 aceleró esa salida, y las causas que explican el nuevo éxodo masivo pueden ser varias.

F7 OK (1)

Este mapa explica la historia de los gitanos en Europa. Entre paréntesis, el tamaño de la muestra. Los grados de grises muestran la población actual. En azul, la fecha estimada de llegada a cada país

Los gitanos en Buenos aires, agosto de 1905

“Aquí una raza de misterio y enigma”. Raza que no evoluciona jamás. Hace trescientos años era la misma de hoy. Los siglos no le han podido borrar de su fisonomía, ni un solo gesto, ni extirpar de sus costumbres,  ni ningún vicio El egoísmo es su trono y su baluarte. No adora ídolos. No venera fetiches…. Raza sonámbula y esquiva, tiene orgullos de león y servilismos de perro. Desprecia con altivez lo que no le conviene. Si os acaricia con una mano es para robaros con la otra. No roba por perversión pero si por instinto.

Nadie ha podido conocer sus orígenes. Los manantiales  de esta población excéntrica dice el francés Paúl do Saint Víctor, permanecen tan desconocidos como los del Nilo, de donde ella pretende descender. Apareció por primera vez en la Valaquia (Rumania). De allí vino para inundar el mundo con sus sortilegios, sus andrajos y sus profecías. El capricho es quien dirige el vuelo de sus alas. Se desliza bajo todos los cielos y atraviesa por todos los climas, sin mirar hacia arriba; sin mirar hacia abajo.

El mundo le parece pequeño para saciar su sed de infinito. Como los suicidas, odia los horizontes. Un viento de locura y de vértigo arrastra sus miserias de oriente a occidente. Mientras otras razas se purifican en los crisoles del progreso, esta se mantiene inmutable, invariable, única. Llevada de su espíritu nómade, sucia, harapienta y errante, cual las hordas de Atila pasa á través de las civilizaciones, cantando y bailando, soñando y robando, sin humillar el penacho de su antigua barbarie…”

F8 OK (1)

Carros gitanos en América/ Así los vio Vincent_van_Gogh

F9 OK (2)

Adivinado la suerte

Continúa.

Una atmósfera densa, impregnada de fétidos olores, oprime la garganta con el nudo del asco. Así como ia pirausta nace, vive y muere en la luz, los bohemios nacen, viven y mueren en la roña. «Cada una de esas carpas, cuenta Daniel Mufioz, es un templo levantado á la mugre.  En cada una de ellas deberla figurar una imagen de San Benito Labre, el más santo de los mugrientos y el más mugriento de los santos… Los muchachos andan casi desnudos. Desgreñados, descalzos, tienen el cuerpo negro de inmundicia. Las mujeres viven lo mismo.

f10 (7)

Los niños de la tribu / La húngara más anciana rodeada de sus nietos

 

Arrastran por el fango sus vestidos, que son pingajos de cretona floreada. Adórnanse el cabello con medallas de plata. Dicen la buenaventura. Por una moneda nos presagian un porvenir de luz. Pero si no les dais nada, os auguran lo contrario. Mientras las examinan las rayas de la mano, nos hurtan la cartera…. Los hombres, siempre ociosos duermen, juegan ó cantan. A menudo se tienden boca arriba, en el suelo y permanecen así largas horas, inmóviles, con las pupilas dilatadas, observando la marcha del sol, de la luna. Viven de lo que roban”.

F11 OK

¡Caballos rejuvenecidos!

Cuando se posesionan de un caballo escuálido, se ingenian para rejuvenecerlo. Ocultan sus mataduras con betún. Le hacen comer pimienta y le dan inyecciones de aguardiente. El matungo se hincha. Se llena de bríos como un potro. Pera cuando el incauto comprador se lo lleva, ve, al poco rato, que el pingo, antes arisco, va perdiendo con el betún, toda sus gallardías… Alguien afirma, con razón, que “la poesía de la raza gitana reside en la mujer”, pues cuando es hermosa, su belleza encanta .Cuando es vieja,  su fealdad repugna… Hay en esta caravana una muchacha joven, que aunque criollita, es hija de bohemios. A pesar de la mugre su belleza se impone. La divina Danitza es también de una exquisita belleza salvaje. A través de la suciedad que las envuelve, véase jovencitas que recuerdan la “Esmeralda”  personaje ficticio de Víctor Hugo; y “la Preciosa” de Cervantes… El misterio de la Bohemia ha dicho Saint Víctor, destilan la castidad que guardan sus mujeres para con lo que no son de su raza. Don Juan ha llenado con nombres de todos los colores su Iista cosmopolita: hay en ella hasta escritos de derecha á izquierda con tinta china; pero no se halla en esa lista ni un solo nombre de gitana. En cambio dentro de su misma familia los bohemios son inmorales hasta el delito. “Sin embargo, finaliza el mismo critico, el día que esta raza desaparezca el mundo perderá no una virtud, sino una poesía” (Juan José de Soiza Reilly)

Interesante

http://www.taringa.net/posts/imagenes/15033048/Los-Gitanos-en-Europa-antes-de-la-Segunda-Guerra-Mundial.html