ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

Dormidos, pero despiertos… despiertos, pero dormidos

 Antonio_de_Pereda_-_El_sueño_del_caballero_-_Google_Art_Project

Hay aves que duermen mientras vuelan, animales que ponen a dormir solo la mitad de su cerebro, gente que cae dormida como si nada y otros, muchos otros, que se toman una tortilla de somníferos, casi nunca porque los necesiten.

La vida es sueño, decía Calderón de la Barca, razón por la cual nuestro gran hurgador Alberto Moroy salió a la busca de material sobre este tema que debería tenernos desvelados. Como de costumbre, no resisto la tentación de meter baza. Resulta que sufro de apnea del sueño, maldito padecimiento que me despierta (entredespierta) 36 veces por hora cuando intento dormir. Si señor, 36 veces por hora fue lo que descubrió el estudio. Como consecuencia, de día vivo dormido y de noche vivo despierto. Extraño mi juventud cuando caía desplomado en la cama y minutos después comenzaba a soñar que volaba, que las muchachas eran mucho más veloces que yo, que el profe de física me preguntaba justo sobre la bolilla que me había rifado, que tenía dos autos y no me acordaba dónde los había dejado. En fin, esos disparates con los cuales un sicoanalítico se hace una fiesta y te revela que sos un degenerado sin remedio. Con períodos de sueño inferiores a dos minutos, no es posible la actividad onírica, todas la noches son un perdedero de tiempo. Muy diferente a ese insomnio del que nos habla Alberto.

En la portada, “El sueño del caballero”, de Antonio de Pereda, aproximadamente 1650.

p (40)

Por Alberto Moroy

“El sueño es alivio de las miserias de los que las tienen despiertas. Sea moderado tu sueño: que el que no madruga con el Sol, no goza del día” Con esta frase de Miguel de Cervantes (D.Quijote de la Mancha’, 2ªParte, Cap.LXX) comenzamos nuestro viaje por los recovecos de la mente. Desde el comienzo de los tiempos, el hombre ha soñado con poder volar, fantasía que seguramente comenzó observando la libertad en el vuelo de los pájaros; por otra parte el vuelo siempre ha sido un símbolo de libertad y expansión. Lo que nunca se imagino es que muchos de ellos, sobre todos los migratorios duermen mientras vuelan y lo más notable es que ¡¡apagan la mitad del cerebro!!

¿Duermen mientras vuelan?

Un experimento con Fregates de la isla de las Galápagos (Pacifico)  registró la actividad del EEG (electroencefalograma) de ambos hemisferios y los movimientos de la cabeza, mientras que un dispositivo GPS registraba su posición y altitud. Y vieron que durante el día, las aves se mantienen despiertas durante la búsqueda activa de alimento. Pero a medida que el sol se puso, el patrón del EEG característico del cerebro despierto cambió a otro de ondas lentas, propio del sueño, por períodos que duraban varios minutos. Este sueño de ondas lentas, sorprendentemente podría ocurrir en un hemisferio sólo o ambos a la vez. Lo que significa que el sueño “mono-hemisférico” no es necesario para mantener el control aerodinámico.

f1 (35)

Aves Fregate  que viven en zonas tropicales de los océanos Pacífico y Atlántico.

¿Solo las aves?

Los delfines

En algunos animales lo de dormir con un ojo abierto es toda una realidad Los delfines duermen con un ojo abierto. Esto se debe a que deben mantener la mitad de su cerebro “despierto” para poder respirar -y no morir mientras duerme-. Dejan, por tanto, “apagado” uno de sus hemisferios cerebrales, mientras la otra mitad controla las funciones vitales, sobre todo la mencionada: la respiración. Durante el proceso de sueño, el delfín ralentiza su metabolismo y se queda prácticamente inmóvil.

Las focas

Las focas hacen algo biológicamente asombroso: En ocasiones, duermen con la mitad de su cerebro. El lado izquierdo de éste puede dormir mientras que el derecho permanece despierto. Las focas duermen así cuando están en el agua, pero cuando están en tierra lo hacen como los humanos. ¿Cómo logran dormir de maneras tan distintas? Un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de biólogos, encabezado por especialistas de la Universidad de Toronto en Canadá y la de California en Los Ángeles (UCLA), ha permitido identificar algunas de las sustancias químicas del cerebro que permiten a las focas dormir con la mitad de su cerebro mientras están en el agua. Lapierre y sus colaboradores comprobaron que los niveles de acetilcolina, una importante sustancia del cerebro, bajan en el lado del cerebro que duerme, pero se elevan en el lado que permanece despierto.

f2 (35)

 

Delfín / Foca

 

¿Los humanos también?

La mitad del cerebro humano permanece «despierta» cuando se duerme fuera de casa Tras el dicho popular dormir con un ojo abierto, hay una explicación científica. Un equipo de investigadores en Estados Unidos ha descubierto que la primera noche que pasamos en otra cama un hemisferio del cerebro se mantiene más despierto durante el sueño. Por razones aún desconocidas, la parte vigilante siempre es la izquierda. Cuando la gente se acuesta en un lugar nuevo por primera vez, a menudo siente que no ha dormido bien. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Brown (Estados Unidos) ha descubierto por qué sucede esto. Según explica a la agencia Sinc Yuka Sasaki, investigadora de ciencia cognitiva, psicológica y lingüística de esta universidad, y autora principal del trabajo, la razón estriba en que «uno de los hemisferios del cerebro se mantiene más despierto durante el sueño para vigilar». Es lo que popularmente se conoce como dormir con un ojo abierto en situaciones nuevas o de peligro.

 

Continúa

http://www.investigacionyciencia.es/files/6622.pdf

 

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/salud/2016/04/22/mitad-cerebro-humano-permanece-despierta-duerme-fuera-casa/0003_201604G22P30991.htm

 

Una digresión 

.Muchas veces me sorprendieron los que literalmente caen en la cama y enseguida están roncando. La contraparte es que se pierden las largas conversaciones con “el otro yo” toda vez que nos cuesta dormir. En ellas creamos, ordenamos las ideas, los pensamientos conceptuales, y hasta construimos. Me incluyo porque soy de estos últimos. El practicar algunas actividades de cierto riesgo implica dormir con un ojo abierto (lo mismo que ciertos aves y mamíferos) y antes asegurase que todo está bien, tal vez eso sumado a los años (la adultez acorta el dormir y se alarga el gruñir) me convirtieron en “soñador polifásico.” Hoy viajaremos al mundo de los insomnes, esos que el menor ruido los dejan en vigilia por un buen tiempo. Para entender de que se trata, les sugiero  que antes vean este video de neurociencias,  le permitirá “digerir” mejor lo que sigue

TEDx Russell Foster: Neurociencia del sueño ¡Muy Interesante!

Imagen de previsualización de YouTube

Las funciones del sueño polifásico

Imagen de previsualización de YouTube

¿Qué es sueño polifásico?

Los seres humanos estamos acostumbrados a realizar nuestras actividades y luego dormir un buen número de horas para recuperarnos. Pero, ¿se puede cambiar este sistema para aprovechar mejor nuestra jornada? Cuentan los rumores que es posible cambiar el hábito del sueño de una forma radical. Una manera que nos permitiría aprovechar al máximo el día y obtener más tiempo. Hasta veintidós horas al día, gritan a los cuatro vientos los que defienden el método de sueño polifásico. Pero, ¿qué es esto? ¿Realmente funciona este sistema? ¿O podría resultar peligroso para la salud? La ciencia no apoya este cambio radical de comportamiento, veamos por qué.

f3 (37)

Thomas Alva Edison

Edison consideraba que dormir era una pérdida de tiempo e intentó disminuir sus horas de sueño hasta el mínimo, manejaba un ciclo de sueño polifásico… Cada ciertas horas tomaba siestas de 30 minutos para tener un total de al menos 3 horas de sueño.

Algunos  exitosos que dormían poco

http://www.modoemprendedor.com/conoce-los-habitos-de-sueno-de-algunos-de-los-personajes-mas-exitosos-del-mundo/

Lanzan la primera mascara para el sueño polifásico que permite dormir menos horas

 Imagen de previsualización de YouTube

 

¿Bebes y adultos mayores Polifásico o ritmo circadiano?

Lo cierto es que sí se puede adoptar un sistema de sueño polifásico. Nuestra fisiología tiene las herramientas necesarias para hacerlo. De hecho, existen numerosas personas que lo han hecho. Los bebés y las personas en edad avanzada tienden más a ser polifásicos que bifásicos. Las razones son muy diversas. La más común es un desorden en el ritmo circadiano. Así llamamos a nuestro sistema de “reloj interno”. Este lo controla todo: desde nuestro apetito a nuestra sensación de cansancio a lo largo del día. El ritmo circadiano se “entrena” día a día, ajustándose a nuestros hábitos.

f4 (32)

 

¿Es perjudicial para la salud?

Aunque parece que los humanos sí que poseemos las herramientas fisiológicas necesarias para adaptarnos, no todo el mundo reacciona tiene las capacidades adecuadas. Para poder adoptar un sistema de sueño polifásico tenemos que poder adaptar nuestro ciclo circadiano, lo que fisiológicamente es costoso y molesto, cuando no peligroso. Se requiere de una disciplina y un cambio de hábitos radicales. Y aún así, no siempre es posible conseguirlo Adoptar un sistema de sueño polifásico parece solo conveniente en caso de necesidad y nunca, nunca, nunca, para rascar horas al día. Y es que si queremos ser más eficientes, existen mejores sistemas

La importancia del sueño: patologías, insomnio y melatonina

 Imagen de previsualización de YouTube

¿ La luna llena  te quita el sueño?

Astrónomos de la NASA determinaron un período de seis días de turbulencia en torno a la Luna Llena, debido a que nuestro satélite en esos días pasa por la cola magnética de la Tierra Un equipo de investigadores de la Universidad de Basilea en Suiza ha observado que durante las noches de plenilunio, a los hombres les cuesta más tiempo conciliar el sueño, duermen menos y peor.

F5

 

En una prueba de  laboratorio, donde los humanos desconocían las fases lunares. los científicos monitorearon su actividad cerebral (electro-encefalograma), observaron los movimientos oculares y midieron las secreciones hormonales. Después de repetir los experimentos y comprobar varias veces las mediciones, “nos dimos cuenta de que, efectivamente, los humanos responden a los ritmos geofísicos de la luna”, afirma Christian Cajochen, principal autor de la investigación  del Hospital de la Universidad de Basilea (Suiza).

Según los resultados obtenidos, durante las noches de luna llena, la actividad cerebral relacionada con el sueño profundo se redujo en un 30%. Además, los participantes “tardaron en quedarse dormidos cinco minutos más que en otras fases lunares y el sueño terminó 20 minutos antes”. No sólo eso, también tenían la sensación de que su sueño en luna llena había sido peor, menos reparador. “Sus niveles de melatonina (una hormona que está relacionada con la regulación de los ciclos del sueño y la vigilia) eran más bajos”.

¿Tendrá que ver con esto?

¿Estás más loco cuando hay tormenta?

http://viajes.elpais.com.uy/2015/02/09/estas-mas-loco-cuando-hay-tormenta/