ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Aguara Guazú y Lobo malvinero, los primos que vinieron del Norte

 p (9)

Algunos convivieron como mascotas protectoras entre nuestros indígenas, otros deambularon amenazadores en las noches heladas de miles de años atrás.

Hoy son solo una curiosidad o una anotación histórica, pues o están extinguidos o el ser humano se empeña en terminar con ellos en lugar de intentar una armónica coexistencia. ¿Vos te imaginás la sorpresa de un ladrón que se mete en tu casa y es atacado por un Aguara Guazú? Claro que hay que contar con el ingenio de algunos ejemplares jurídicos de hoy, que te mandarían en cana por agresión indebida al pobrecito delincuente, que delinque por tu culpa.

  Por Alberto Moroy  

Lo que están viendo en la portada es una fotografía publicada hace unos días. Muestra la simbiosis y el mutuo afecto de este señor en Irlanda con un zorro (Red fox) rescatado en un accidente en la ruta, quien gracias a sus cuidados se transformo en un “perrito faldero”

Hoy conoceremos la historia de dos canidos autóctonos, uno desaparecido en 1876 en las islas Malvinas “Dusicyon australis”, lobo o zorro malvinero  y el otro que va camino a serlo el Aguara Guazú, “Chrysocyon brachyurus” (zorro grande, en guaraní), ambos hermanos de sangre hace siete millones de años en Norte América según el ADN y habitantes asiduos en América del Sur, hace 3 millones de años En el medio una gran cantidad de zorros y sub especies que están emparentados,  solo que su historia quedara para otra nota

f1 (5)

Dusicyon australis (Zorro o lobo Malvinero)/ Ídem montado con su piel

f2 (5)

Aguara guazú Chrysocyon brachyurus

En 2009 un estudio de ADN realizado por un equipo científico dirigido por Graham J. Slater, de la Universidad de California en Los Ángeles, confirmó lo que intuyeron los gauchos: que el pariente vivo más cercano al perro es en realidad el aguará guazú. El estudio confirmó que ambas especies se separaron hace alrededor de 6,7 millones de años. Los cánidos solo lograron colonizar América del Sur hace unos 3 millones de años, en el evento llamado en paleo zoogeografía el gran intercambio biótico americano, el cual ocurrió cuando los continentes de América del Norte y del Sur se conectaron gracias a la formación del istmo de Panamá. Esto quiere decir que los linajes del lobo de crin y el lobo de las islas Malvinas llegaron desde América del Norte ya distanciados.

Las tres especies extintas

Dusicyon australis (Zorro o lobo malvinero)

A fines del Pleistoceno (cerca de 10,000 años AP) se extinguieron la mayor parte de los grandes y los mega mamíferos que habitaron Sudamérica. Entre los mamíferos que sobrevivieron a esta gran extinción se encontraban dos especies de cánidos del género Dusicyon, con un aspecto semejante a un zorro robusto. Una de las especies, el zorro malvinero (Dusicyon australis), también llamado lobo de las Malvinas, zorro-lobo y warrah, el único mamífero terrestre que habitaba en esas islas. Grande y robusto, se alimentaba de los huevos de los pingüinos y las crías de lobos marinos y focas. Darwin, al recalar en Las Malvinas en 1833 durante su travesía al bordo del Beagle, se maravilló de su mansedumbre, y predijo: “Dentro de algunos años, cuando estas islas estén habitadas, sin duda a ese zorro se le podrá clasificar, como al dodo, entre los animales desaparecidos de la superficie de la Tierra”. El último warrah de las islas fue muerto a tiros en 1876, mientras que el único warrah en cautiverio había muerto en el Zoológico de Londres el año anterior.

  1. avus

La segunda especie de zorro patagónico, D. avus, también planteaba enigmas. Hace 10,000 años este zorro era abundante en toda la Argentina-Uruguay  llegando hasta el sur de Brasil. La datación con radiocarbono de los especímenes hallados ubicó su extinción hace alrededor de 3.000 años, aunque, el hallazgo de nuevos especímenes de D. avus en la Pampa y la Patagonia reveló que la extinción de esta segunda especie de zorro patagónico ocurrió mucho más recientemente de lo que se suponía. La datación indica que los últimos zorros tienen una antigüedad de aproximadamente 400 años, por lo que su extinción ocurrió luego de la llegada de los europeos a América. Su  tamaño era similar al de un pastor alemán. Una tumba de al final del segundo milenio antes de Cristo en Loma de los Muertos en General Conesa  (Rio Negro Argentina) contiene un sub-adulto D. avus, enterrado en un depósito de cadáveres humanos de una manera comparable a enterramientos adyacentes. Puede que se haya mantenido como mascota y se considera parte del grupo social humano.

Dusicyon cultridens 

La tercera era el  Dusicyon cultridens  habitaban en praderas de latitudes templadas. Su tamaño era intermedio entre las especies actuales, vivió en el centro-este de la Argentina durante la época del Plioceno medio, 2,7 Ma. Atrás. Integra el género Dusicyon. Los primeros registros de cánidos fósiles en América del Sur fueron de esta especie.

http://www.conicet.gov.ar/la-enigmatica-extincion-del-linaje-del-zorro-de-malvinas/

¿Cómo  llego a las islas  Malvinas?

En el Atlántico Sur, a los 52° de  latitud y a escasos 500 kilómetros de la costa de Sudamérica, y a 1.847 km de Montevideo encontramos el archipiélago de las islas Malvinas  Se trata de dos grandes islas que ocupan el 70% del archipiélago, una ubicada al este y denominada Soledad –  de 6.306 km2-  y la otra, llamada Gran Malvina,  se sitúa al Oeste y posee una superficie de 4.352 km.

El género Dusicyon habría divergido de un ancestro común hace 7 millones de años, y colonizado las islas Malvinas hace 16.000 años, coincidiendo con el Último Máximo Glaciar. Durante esa glaciarización, los niveles del mar descendieron cerca de 130 metros en todo el mundo, por lo que las islas Malvinas pudieron haber estado separadas del continente por sólo una estrecha franja de 20 km de ancho. Probablemente esta estrecha franja haya estado cubierta de hielo periódicamente, permitiendo que una población ancestral del warrah colonizara las islas a través de estos puentes efímeros. Luego, el aislamiento geográfico y la evolución hicieron el resto.

f3 (4)

Máximo glacial 18.000 años atrás

f4 (4)f4b (1)

Nivel del mar 130 mts. abajo / Actual.

Zorro – lobo malvinero

Imagen de previsualización de YouTube

Antecedentes

La familia biológica de los cánidos es un linaje de carnívoros que incluye perros domésticos, lobos, zorros, chacales, dingos, y muchos otros existentes y extintos mamíferos como perro Por el Oligoceno, las tres subfamilias de cánidos (Hesperocyoninae, borophaginae, y caninae) habían aparecido en los registros fósiles de América del Norte. La rama más primitiva de la era del linaje de los cánidos Hesperocyoninae, que incluía el-coyote.

Durante el Plioceno, alrededor de 4-5 Millones de años,  apareció en América del Norte. El canis lepophagus,   similar al coyote. La formación del istmo de Panamá, investigadores de 23 instituciones de distintas partes del mundo evidenciaron que Norteamérica y Sudamérica se conectaron hace 2,8 millones de años. Eso derriba aquellas hipótesis que le daban una mayor antigüedad a la unión de América de Norte y América del Sur. A partir de ese momento en que emergió el istmo de Panamá, no solo se unieron ambas Américas, sino que también quedaron separados el océano Pacífico y el océano Atlántico, lo cual fue observado por el equipo de geólogos, ecólogos, paleontólogos y geoquímicos que participaron de este estudio internacional. Hace 2,8 millones de años, se empezaron a diferenciar los microorganismos ubicados a ambos lados del istmo de Panamá, en tanto que quedó establecido un puente para los animales terrestres. De esta manera, llegaron a Sudamérica los tigres dientes de sable, los osos y los caballos, entre otras especies.

Historia evolutiva

El registro fósil indica que los géneros Canís, Urocyon y Vulpes, divergieron del primitivo y pequeño Leptocyon hace 9 o 10 millones de años. Un millón de años después los cánidos dejaron su Norteamérica natal y se extendieron por Eurasia y África, diferenciándose en múltiples especies. Mientras tanto, los cánidos vivían otra explosión de diversidad en América. Hace unos 800 000 años, la especie Canis ambrusteri se extendió por América del Norte y del Sur. Poco después se extinguió en Norteamérica, pero en Suramérica evolucionó hacia la especie Canis dirus, aunque también hay evidencia de que Canis dirus pudo evolucionar de otros cánidos sur-americanos.

f5 (4)

Recorriendo la evolución / Su tamaño

En el Pleistoceno tardío, hace 300 000 años, los lobos grises (Canis lupus) regresaron a Norteamérica desde Eurasia por el puente de tierra que comunicaba entonces el Estrecho de Bering. Hace 100 000 años los lobos  hicieron lo mismo desde Suramérica, y aparentemente no hubo competencia entre ambas especies, ya que probablemente explotaban nichos ecológicos distintos. Los lobos gigantes comenzaron a declinar hace 16 000 años, a medida que se producían los cambios climáticos de la última glaciación y el ser humano se extendía por América.

El lobo gigante o lobo terrible (Canis dirus) es una especie de cánido extinto de gran tamaño que vivió desde América del Norte hasta las Pampas del centro de la Argentina durante el Pleistoceno (2 millones a 10 mil años atrás). El yacimiento donde se han encontrado más restos de Canis dirus es el de Rancho La Brea, cerca de Los Ángeles, donde han aparecido unos 3500 esqueletos completos. Ciertas características presentes en este yacimiento invitan a pensar que los lobos terribles, al igual que muchos otros cánidos, eran animales sociables entre sí, que vivían y cazaban en manada.

A pesar de lo que invita a pensar su nombre común, el lobo gigante no era excepcionalmente grande comparado con su pariente, el lobo común o lobo gris (Canis lupus). En promedio, pesaba unos 80 kg. Sin embargo, las diferencias con este otro cánido, con el que compartió hábitat durante 90 000 años, son importantes. Canis dirus era mucho más robusto y sus patas proporcionalmente cortas. El morro era largo y las mandíbulas potentes, con dientes gruesos y fuertes capaces de triturar huesos. El nicho que ocupaba en las praderas y estepas norteamericanas de la era glacial era similar al que las hienas tenían en otros continentes. Un gran número de fósiles de herbívoros machacados por las fauces de lobos gigantes refuerzan esta idea.

En el Pleistoceno tardío, hace 300 000 años, los lobos grises (Canis lupus) regresaron a Norteamérica desde Eurasia por el puente de tierra que comunicaba entonces el Estrecho de Bering. Hace 100 000 años los lobos terribles hicieron lo mismo desde Suramérica, y aparentemente no hubo competencia entre ambas especies, ya que probablemente explotaban distintos nichos ecológicos.

f6 (4)

El lobo gigante o lobo terrible (Canis dirus)

El Aguará Guazú

Aguara Guazú (Chrysocyon brachyurus.avi

Imagen de previsualización de YouTube

El aguará guazú, Chrysocyon brachyurus (liger, 1811), es el mayor de los cánidos sudamericanos vivientes. Probablemente debido a sus hábitos solitarios, nocturnos o crepusculares, no se cuenta con registros precisos acerca de su distribución en el pasado reciente. Datos no confirmados hacen referencia a su registro en áreas muy alejadas del rango geográfico actual y bajo condiciones climático ambientales distintas de las actuales. Chrysocyon brachyurus es un cánido de hábitos principalmente nocturnos y crepusculares. Se encuentra en ambientes abiertos, incluyendo pastizales, sabanas con parches de árboles, matorrales y/o de palmares de caranday. Llega a alcanzar los 107 cm. de altura y hasta 125 cm. de longitud, a los que hay que sumar unos 45 cm. de cola. Puede llegar a pesar hasta 34 kg. de peso si está en un buen estado nutricional.