ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Africa

Al borde del abismo

¡Mirá que hay gente loca! Pensar que acá no dejamos solos a los nenes ni en Malvín.

Claro que en Malvín es gratis y entonces el riesgo de muerte no tiene gracia. Pero si tenés que ir hasta Zimbabwe y gastar una fortuna, entonces es un privilegio ver si te matás o matás al nene. No cualquiera se da esos lujos.

¿Te atreverías a nadar en una piscina de la que cuelga una cascada de 100 metros? Por esas características, está reservada para aventureros y amantes de la adrenalina. La naturaleza se encargó de crear una de las maravillas más impresionantes, las Cataratas Victoria, que se encuentran en la frontera entre Zambia y Zimbabwe, parte del río Zambeze.

Justo ahí se encuentra la “Piscina del Diablo”, como lo conocen los lugareños, una alberca natural al filo de las Cataratas Victoria, asomando a la caída, explica fogonazos.es. Mira las imágenes que comparte infoclima.com, donde muestra lo que parece ser un invento creado por medio del  photoshop…

Pero no es así, lo que estás viendo es la famosa “Piscina del Diablo”, donde el río Zambeze arroja más de 546 millones de metros cúbicos de agua por minuto.

El enclave natural está disponible al público entre los meses de septiembre a diciembre, que es cuando el caudal del agua disminuye, y los bañistas pueden disfrutar de una experiencia única, dice el blog Tejiendo el Mundo.

Desde ese punto, tendrás una visión exclusiva de cataratas, que miden 1.7 kilómetros de ancho y 108 de alto.
Quien se atreve a sumergirse en estas aguas, está presenciando un espectáculo natural impresionante, al filo del abismo. Es por esa razón que la única forma de visitar el enclave es por medio de una agencia de viajes autorizada, que pide a cada uno de los visitantes firmar un papel que los deslinda de cualquier tipo de accidente que pueda ocurrir en el lugar.  O sea, “¡aguas!”, si te caes, no hay nadie que se haga responsable. De hecho, se considera que la peligrosidad de la piscina es doble, en primer lugar por el abismo y en segundo porque en cuestión de minutos, el caudal puede subir hasta un metro, con lo que se aumenta el riesgo de caer.
Aunque, esa experiencia ¿quién te la quita? A los que les gusta el riesgo, tienen que pagar tan sólo cinco libras esterlinas por ingresar y por ir acompañado de un guía que se encargará de mantenerte a salvo… aseguran.

Los que han vivido este momento, relatan que estar en la “Piscina del Diablo”, justo en ese punto donde la mitad del cuerpo está en el agua y la otra en el abismo, es sentir que vuelan.

Cabe destacar que las Cataratas Victoria son dos veces más grandes que las Cataratas del Niágara, similares a las Cataratas de Iguazú. Las podes visitar llegando a Victoria Falls, el pueblo más cercano al lugar, donde podrás hospedarte, explica locuraviajes.com.

Dicho sitio está diseñado especialmente para los turistas que visitan la cascada, donde la seguridad es buena, ya que la policía está pendiente de manera constante, a diferencia de otras ciudades de África, explica go2africa.com.  Asimismo, podes disfrutar de otras actividades como el recorrido en canoa por río Zambeze o de un vuelo en helicóptero por encima de las cataratas.

Con datos de El Universal de México (GDA)