ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » America del Sur

Obelisco porteño

ixj_f7dak_l

¿El de Buenos Aires o el de Washington? No son comparables, pero ninguno tiene el entorno del porteño.

¿Qué había antes ahí?  La eterna discusión que también tuvieron los franceses con la Torre Eiffel y hasta nosotros, cuando para construir la rambla debieron suprimirse dos playas montevideanas. A la larga parece que al menos en estos casos, romper y hacer de nuevo se justifica. ¿O es que al final uno se acostumbra? En el caso de Buenos Aires, la decisión municipal fue verdaderamente audaz y costosa. ¿A quién se le ocurriría hoy proponer demolerlo como reclamaban a poco de su inauguración?

He aquí otro de los interesantes temas que aborda Alberto Moroy.

———————-

Por Alberto Moroy

En la portada dos de los diez Alpha Jet de la armada francesa sobrevolando el Obelisco porteño. Si les digo Av. Corrientes 348, segundo piso ascensor, seguro que les suena, es parte de la letra del tango “A media luz”. Dónde queda es otra cosa, les cuento que esa numeración esta a tres cuadras y media de la peatonal Florida, hacia el rio. Pero si les digo Av. Corrientes 1066, no llegaran jamás y creo recordar que no tiene chapa de referencia: es la direccion municipal del Obelisco porteño.

 

 Aviones franceses Av. 9 de Julio

Imagen de previsualización de YouTube

 Google maps, no se equivoca / La hinchada del Carbonero en el Obelisco

Ubicación 34°36’13.43″S 58°22’53.52″W

La hinchada

Los uruguayos que viajan a Buenos Aires conocen el Obelisco, no porque sea “el”  monumento sino por estar ubicado en un lugar estratégico de la ciudad, donde se lo puede ver de casi todos lados y por esa razón es usado como referencia. Hoy ademas de mostrárselo en su distintas facetas, conoceremos un poco de su historia y también  lo que tuvo que desaparecer para que su construcción fuese posible Para algunos fue un sacrilegio, no muy distinto a los ocurridos en Uruguay.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde un drone se ve así.

Fue emplazado en el sitio exacto donde flameó por primera vez en la ciudad la Bandera Nacional Argentina (la torre de la iglesia de San Nicolás, el 23 de agosto de 1812) y se inauguró formalmente el 23 de mayo de 1936 a las 3 de la tarde. Dicha iglesia fue demolida con motivo de la construcción del Obelisco. Junto con la iglesia se derribaron cerca de cien edificios para dar paso al ensanchamiento de la Avenida 9 de Julio, que en aquél entonces se llamaba Avenida Norte Sur (asi corre).

 Iglesia de San Nicolás / La torre de la misma

 La iglesia

La primitiva Iglesia fue comenzada por el capitán Domingo de Acassuso y terminada por Francisco Araujo en 1721. Estaba emplazada en la esquina de las calles hoy denominadas Corrientes y Carlos Pellegrini. Allí tuvieron su primer convento las monjas Capuchinas, que llegaron en 1749. De allí pasaron a la Iglesia de San Juan (hoy  calles Alsina y Piedras) y la Vice Parroquia de naturales que allí había, pasó entonces (1756) a la Iglesia de San Nicolás.

En las torres del antiguo Templo de San Nicolás, el 23 de Agosto de 1812 flameó por primera vez, la bandera celeste y blanca, creada por el General Belgrano, tal como consta en las leyendas conmemorativas del Obelisco. Fue en ocasión de una función de Acción de Gracias que contó con la asistencia de Juan Martín de Pueyrredón, Miguel de Azcuénaga y otros.

Construcción

 Construccion / Iluminado Navidades de 1936

 Inauguración

Los diarios de la época lo llamaron “armatoste sin sentido” y “bodrio en perspectiva”. Inaugurado en 1936, el Obelisco fue tan mal recibido que, tres años más tarde, casi lo demuelen. Pero sobrevivió y fue adoptado por los porteños como su símbolo.

El monumento fue diseñado por el arquitecto tucumano Alberto Prebisch y costó 200.000 pesos moneda nacional. La obra estuvo a cargo de la empresa alemana G.E.O.P.E.-Siemens Bauunion-Grün & Bilfinger y se hizo en tiempo récord. El Obelisco fue levantado en 31 días por 157 obreros, que usaron 680 m3 de cemento y 1.300 metros de piedra calcárea de Córdoba. Tuvieron que sortear los túneles del subte y hasta una vieja usina subterránea. Y el Obelisco tuvo su mártir: el obrero italiano José Cosentino cayó en una de las bóvedas del cimiento y murió.

Algunas curiosidades

  • El 8 de julio de 1939, un joven de 24 años trepó hasta la cima y puso una bandera argentina.
  • En 1943, equilibristas alemanes caminaron sobre un alambre entre el Obelisco y un edificio de Carlos Pellegrini.
  • En 1964, Marta Minujín lo recubrió con helado desde la base hasta los tres metros. Y en 1979 hizo un Obelisco de pan dulce.
  • En 1968, lo escalaron dos alpinistas para el programa de televisión “La campana de cristal”.
  • En 1973, fue transformado en el árbol de Navidad más alto del mundo por iniciativa de José López Rega.
  • En 1975, en la base le pusieron un anillo giratorio que decía “El silencio es salud” y “Mantenga limpia la ciudad”.
  • En 1989, los integrantes de la Organización Negra se descolgaron con arneses y sogas para representar la performance aérea “La Tirolesa Obelisco”.
  • En 1998, activistas de Greenpeace le pusieron un cartel que decía “Salven al clima”. Y el 30 de septiembre de 2008, se colgaron y desplegaron un cartel que decía: “Buenos Aires, primero en contaminación: Basura Cero ya”.
  • El 1° de diciembre de 2005, día de la lucha contra el sida, le pusieron un preservativo rosa.
  • El 16 de septiembre de 2006, lo vistieron de lápiz para conmemorar La Noche de los Lápices.
  • El 20 de septiembre de 2007, lo cubrieron con las banderas argentina y alemana, para celebrar los 150 años de relaciones amistosas entre ambos países.

Del autor

Un fin de semana del año 1975, a la madrugada, venía circulando por la Av. Corrientes, a un par de cuadras del Obelisco. De golpe y en la calle un transeúnte con los pantalones bajos, hacía sus necesidades “mayores” a la vista de todos. La sorpresa fue mayúscula, el panorama dantesco, flor de “traste” apuntándome, no podía parar de reírme, mientras,  de fondo el cartel giratorio sobre el obelisco de generosas dimensiones  que decía “mantenga  limpia la ciudad”, casi una protesta escatológica agregada al movimiento en pro de la higiene.

El obelisco por dentro

 

 Diferentes usos

 Publicidad de cerveza / Fileteado

 Campaña contra el sida

 Obelisco de noche/ Escuadra francesa en Buenos Aires

Sobre origen de los obeliscos ¡Interesante!

http://www.egiptomania.com/ciencia/obeliscos.htm