ir arriba
Uruguay

America del Sur

America del Norte y Central

Europa

Africa

Asia

Oceania

Destacado

Home » Destacado

A la Navidad, ¿cuándo deberíamos celebrarla?

Alessandro_Tiarini_Natividad_Uffizi

Nadie sabe realmente cuándo nació Jesucristo. En todo caso, la fecha es solo una convención, lo que importa es el espíritu de la mayor de las celebraciones cristianas.


Entonces, si no hay argumentos válidos ¿por qué encapricharse en ponerle una fecha y que los niños se enfrenten a la incongruencia de que un nada bíblico Papá Noel llegue antes que los Reyes Magos, entreverando pinos iluminados con camellos jorobados? Lo primero que deberías tener en cuenta es que en el 350 d.C., que fue cuando los cristianos comenzaron formalmente a celebrar la Navidad, las cosas no eran como ahora, ni remotamente. En aquellos tiempos los cristianos debían luchar contra creencias populares muy arraigadas que ponían al Sol en el lugar más preeminente del panteón de las divinidades. En el norte de Europa, las cosas fueron aún más complicadas.

.
No se sabe de quién fue la idea pragmática de sincretizar a rajacincha y asumir como cristiana la celebración pagana de diciembre, con lo cual se logró controlar el avance de la herejía… pero se creó una confusión complicada entre Jesús/Dios y el Sol como ente divino. La Enciclopedia Católica on Line (http://ec.aciprensa.com/wiki/Navidad) cuenta que Tertuliano (Apol., 16; cf. Ad. Nat., I, 13; Orígenes. c. Cels., VIII, 67, etc.) tuvo que afirmar que Sol no era el Dios de los cristianos, en tanto que Agustín (Tract. XXXIV, in Joan. En P. L., XXXV, 1652) denuncia la identificación herética entre Cristo y Sol. A lo largo de los siglos, esta inquietud se transformó en una anécdota histórica; ya no hay confusión con el Sol, aunque sigue mezclado el asunto de los horóscopos y aparecen nuevas e inquietantes formas de Fe donde se hacen ruegos a una Virgen María con aspecto de Venus Afrodita.
La Navidad no figuraba entre las primeras fiestas de la Iglesia. San Ireneo y Tertuliano la omiten en su lista de fiestas, teniendo en cuenta quizá la deshonrosa Natalitia imperial, afirma (Hom. VIII sobre el Lev. en Migne, P.G., XII, 495) que, en la Sagrada Escritura sólo los pecadores, nunca los santos, celebraban la fecha de su nacimiento; Arnobio (VII, 32 en P.L., V, 1264) incluso ridiculiza el “cumpleaños” de los dioses.

Imagen de previsualización de YouTube
De hecho la palabra Navidad aparece por primera vez en 1038, como Cristes Maesse, es decir, la Misa de Cristo. En latín se la denominó Dies Natalis, de donde derivan la francesa Noël, la italiana Il Natale y el alemán Wihnachtsfest, por poner pocos ejemplos, siempre según la enciclopedia citada. Eso en cuanto al nombre y en occidente, porque la fiesta ya era celebrada en Alejandría (Egipto) en el 200 d.C.

.
Los textos cristianos occidentales dicen que ciertos teólogos egipcios, “de manera muy curiosa” indican no solo el año, sino también el día del nacimiento de Cristo, colocándolo el 25 de Pachon (20 de mayo), del vigésimo octavo año del reinado de Augusto. Otros llegaron a la fecha fue el 24 ó 25 de Pharmuthi (19 ó 20 de abril)… y así sucesivamente. La Enciclopedia on Line cita a Lupi asegurando que “no existe un mes en el año en el que autoridades respetables no hayan colocado la fecha del nacimiento de Cristo”. ¡Qué lío, todo por el empeño de ponerle fecha a las cosas!

1932458_10202813433130651_212537867_n
Para poner fin a toda esta disquisición, los padres de la iglesia (la occidental) proclamaron oficialmente que Jesús nació el 25 de diciembre, fecha coincidente con la festividad de Saturnalia, que se observaba durante el solsticio de invierno, tradición que venía de las viejas creencias babilónicas.

.
Nada de eso tranquilizó a los eruditos, unos cuantos de los cuales, antes y ahora, consideran que Jesús nació en el año 4 a.C, debido a la datación de un eclipse que se supone tuvo lugar en un mes de marzo; y aquí reaparece el mes competidor de diciembre. Muy lindo, pero resulta que el susodicho eclipse más bien pudo ocurrir el 29 de diciembre del año cero, según otros eruditos, con lo cual estamos como al principio. O quizás mejor , pues si estamos hablando de Era Cristiana, desde todo punto de vista sería conveniente que comenzara en la primera madrugada del primer día del año y no cinco días antes como proponemos nosotros los occidentales, o seis días después como proponen otras creencias orientales (de las cuales heredamos los Reyes Magos del 6 de enero)… sin contar con que los calendarios astronómicos anduvieron (y andan) a las vueltas desde hace siglos debido a los avances científicos y a que los astros se niegan a quedarse quietos. Y si no lo creés, preguntale a un judío en qué año vivimos.

Natividad_pastores_il_Moretto
De paso, la Enciclopedia católica descarta toda relación con la Pascua y otras festividades judías, asegurando que solo se trata de coincidencias. Y si querés echarle las culpas a alguien, asignáselas al monje Dionisio el Exiguo, que fue el autor de la idea de que los años comenzaran a contarse a partir del nacimiento de Cristo, con lo cual la Navidad se transformaba en una fecha clave. Los errores de cálculo, la ausencia de bases sólidas para determinar el momento, algunos interludios de fanatismo y, por sobre todo, ese remanente de fracciones de día en un giro terrestre alrededor del sol que corregimos mediante los caprichosos años bisiestos, hacen de todo este asunto un galimatías con el correr de los siglos.

.
Como dijimos al principio, es un enredo inútil: ¿quién a esta altura cambiaría la fecha de la Navidad si se descubriera el momento exacto en que se produjo el nacimiento? ¿Y para qué lo haríamos, ya que vivimos tan cómodos y nos sentimos espiritualmente tan confortados con que todo ocurra los 25 de diciembre, para una semana después volver al banquete con motivo del primer día del año y otros siete días más adelante, conmemorar el Día de Reyes con obsequios que hacen la fiesta del comerciante?

la_virgen_de_las_rocas_cheramy
¡¡Ooops!! Termino de acordarme que en nuestro laico país, debí referirme al Día de la Familia y al Día de los Niños, pues a José Pedro Varela y sus adláteres, les importaban muy poco los cálculos esotéricos de Dionisio el Breve, que por algo era petiso.

Guillermo Pérez Rossel

http://ec.aciprensa.com/wiki/Navidad

https://es.wikipedia.org/wiki/Jes%C3%BAs_de_Nazaret#Nacimiento_e_infancia

http://arquehistoria.com/jesus-nacio-antes-de-cristo-3859